4 videos

Muchos científicos rechazan la preocupación sobre los Organismos Modificados Genéticamente (OMG o transgénicos) como una gran teoría conspiratoria, pero la importante revista Nature opinó que aunque ahora ‘‘nadamos’’ en información sobre los cultivos transgénicos, mucho de lo que nos dicen es incorrecto—desde ambos lados del debate. Sin embargo, la mayoría de los estudios que han suscitado preocupación sobre los transgénicos se han realizado con animales de laboratorio. Como médico, estoy más interesado en información sobre la seguridad de los transgénicos en los humanos. Un estudio, por ejemplo, detectó una proteína transgénica en 93% de las muestras de sangre de mujeres embarazadas, 80% en la sangre de cordones umbilicales y 69% de mujeres no embarazadas. La proteína en cuestión es un insecticida producido por la bacteria Bt (Bacillus thuringiensis) cuyo gen se insertó en el ADN del maíz para crear el llamado maíz Bt, el cual se ha añadido al alimento para animales. ¿Cómo fue a parar en las mujeres y sus fetos? Quizás por medio de la exposición a la carne contaminada.

El cultivo transgénico número uno en el sistema de Roundup Ready de Monsanto es la soja, creada para ser resistente al herbicida Roundup (también de Monsanto) y que permite a los agricultores rociar los cultivos para eliminar la maleza sin afectar el cultivo de soja.

A pesar de todo el alboroto sobre los posibles riesgos de los cultivos transgénicos, la mayor preocupación por la salud humana debería ser los cultivos transgénicos que potencialmente pueden contener una elevada cantidad de residuos de pesticidas. Este temor surgió en 2014 cuando se encontraron altos niveles de pesticidas Roundup en frijoles de soja transgénicos (pero no en los frijoles de soja orgánicos o no-OMG).

Los activistas anti-OMG señalan estudios que demuestran que el Roundup puede interferir con el desarrollo del embrión y puede ser disruptor hormonal. Sin embargo, estos estudios fueron realizados respectivamente, con embriones de erizos de mar y células de testículos de ratón. ¿En dónde está la información sobre humanos? Los investigadores probaron el Roundup sobre tejido de placenta humana y descubrieron que, a las concentraciones rociadas en los cultivos, los pesticidas sí tienen efectos tóxicos sobre los tejidos humanos.

Para estar a salvo, ¿deberíamos evitar los frijoles de soja al ser este el cultivo transgénico de mayor prevalencia? No, el consumo de soja ha sido asociado a un menor riesgo de cáncer de mama y ha mejorado la supervivencia a dicho cáncer. Esto puede deberse a que la mayor parte de la soja transgénica en los Estados Unidos se utiliza como alimento para pollos, cerdos y ganado, mientras que la mayor parte de la soja utilizada para consumo humano es soja no-OMG. Puede ser también porque los beneficios de consumir cualquier tipo de soja superan con creces cualquier riesgo teórico. Independientemente de esto, puedes evitar incluso el riesgo hipotético eligiendo productos de soja orgánicos, los cuales por ley no utilizan transgénicos.

Traducción: Diana Montejano. Edición: Viviana Garcia

Créditos de imagen: Mike Mozart / Flickr. La imagen ha sido modificada

Pin It en Pinterest