La historia de NutritionFacts.org

La historia de NutritionFacts.org
4.75 (95%) 12 votes

El Dr. Greger comparte la historia de su abuela, quien lo inspiró a estudiar medicina.

Comenta
Comparte

Bienvenidos a NutritionFacts.org, que empezó con mi abuela. Yo era solo un niño cuando mi abuela fue diagnosticada con una enfermedad terminal de corazón, y la enviaron a casa a morir. Le habían hecho ya tantas cirugías de bypass, y estaba tan cicatrizada por dentro, que no había nada más que los cirujanos pudieran hacer. Confinada a una silla de ruedas, con un dolor de pecho demoledor, su vida había llegado a su fin a los 65 años. 

Entonces, oyó hablar de una persona, Nathan Pritikin, uno de los pioneros en la medicina del estilo de vida. Lo que sucedió después está registrado en la biografía de Pritikin. Mi abuela era una de esas “personas a las puertas de la muerte”. Frances Greger, mi abuela, llegó en una silla de ruedas. “La señora Greger padecía enfermedad del corazón, angina de pecho, y claudicación; su condición era tan mala que ya no podía caminar sin sufrir un enorme dolor en su pecho y piernas. Sin embargo, en tres semanas, no solo no necesitaba la silla de ruedas… sino que caminaba dieciséis kilómetros al día”.

Esta es una foto de mi abuela en la boda de su nieto, 15 años después de que los médicos la abandonaran para morir. Le dieron su sentencia de muerte médica a los 65 años pero, gracias a una dieta sana, fue capaz de disfrutar de otros 31 años en esta tierra, hasta los 96 años de edad; con sus 6 nietos, yo incluido.  

Por eso me dediqué a la medicina. 

Cuando el Dr. Dean Ornish publicó su ensayo sobre la salud cardiaca y el estilo de vida años más tarde, y demostró con algo llamado angiografía cuantitativa que la enfermedad de corazón podía ser revertida en la mayoría de los pacientes, sin medicamentos, sin cirugía (únicamente con una dieta a base de plantas y otros comportamientos de estilo de vida sanos) asumí que esto iba a cambiar las reglas del juego. Quiero decir, mi familia lo había visto con sus propios ojos, pero aquí estaba claro y por escrito, publicado en una de las revistas médicas de mayor prestigio.

Pero no sucedió nada, y esto me dio que pensar. Porque, a ver, si efectivamente la cura para nuestra mayor causa de muerte podía perderse en el abismo e ignorarse por completo, ¿qué más podría haber en la literatura médica que pudiera ayudar a mis pacientes, pero que simplemente no tenía un presupuesto corporativo dándole promoción? Hice la misión de mi vida descubrirlo.

Para aquellos que no estáis familiarizados con mi trabajo, cada año leo cada publicación de cada una de las revistas de nutrición en mi idioma en todo el mundo, para que gente ocupada como tú no tenga que hacerlo. Seguidamente recopilo todos los descubrimientos más interesantes, más innovadores, y más prácticos para crear a diario nuevos videos y artículos para mi sitio web sin ánimo de lucro, NutritionFacts.org. Todo en la pagina web es gratuito. No hay publicidad, ni patrocinio corporativo. Es estrictamente no-comercial; no vendo nada. Lo hago únicamente como un servicio público, por amor, como un homenaje a mi abuela. 

Espero que pueda hacer por tu familia lo que Pritikin hizo por la mía. 

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Aitor Arsuaga y Adrián Bravo López. Editado por Ángela Graña Varela

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Videografía cortesía de Grant Peacock

Bienvenidos a NutritionFacts.org, que empezó con mi abuela. Yo era solo un niño cuando mi abuela fue diagnosticada con una enfermedad terminal de corazón, y la enviaron a casa a morir. Le habían hecho ya tantas cirugías de bypass, y estaba tan cicatrizada por dentro, que no había nada más que los cirujanos pudieran hacer. Confinada a una silla de ruedas, con un dolor de pecho demoledor, su vida había llegado a su fin a los 65 años. 

Entonces, oyó hablar de una persona, Nathan Pritikin, uno de los pioneros en la medicina del estilo de vida. Lo que sucedió después está registrado en la biografía de Pritikin. Mi abuela era una de esas “personas a las puertas de la muerte”. Frances Greger, mi abuela, llegó en una silla de ruedas. “La señora Greger padecía enfermedad del corazón, angina de pecho, y claudicación; su condición era tan mala que ya no podía caminar sin sufrir un enorme dolor en su pecho y piernas. Sin embargo, en tres semanas, no solo no necesitaba la silla de ruedas… sino que caminaba dieciséis kilómetros al día”.

Esta es una foto de mi abuela en la boda de su nieto, 15 años después de que los médicos la abandonaran para morir. Le dieron su sentencia de muerte médica a los 65 años pero, gracias a una dieta sana, fue capaz de disfrutar de otros 31 años en esta tierra, hasta los 96 años de edad; con sus 6 nietos, yo incluido.  

Por eso me dediqué a la medicina. 

Cuando el Dr. Dean Ornish publicó su ensayo sobre la salud cardiaca y el estilo de vida años más tarde, y demostró con algo llamado angiografía cuantitativa que la enfermedad de corazón podía ser revertida en la mayoría de los pacientes, sin medicamentos, sin cirugía (únicamente con una dieta a base de plantas y otros comportamientos de estilo de vida sanos) asumí que esto iba a cambiar las reglas del juego. Quiero decir, mi familia lo había visto con sus propios ojos, pero aquí estaba claro y por escrito, publicado en una de las revistas médicas de mayor prestigio.

Pero no sucedió nada, y esto me dio que pensar. Porque, a ver, si efectivamente la cura para nuestra mayor causa de muerte podía perderse en el abismo e ignorarse por completo, ¿qué más podría haber en la literatura médica que pudiera ayudar a mis pacientes, pero que simplemente no tenía un presupuesto corporativo dándole promoción? Hice la misión de mi vida descubrirlo.

Para aquellos que no estáis familiarizados con mi trabajo, cada año leo cada publicación de cada una de las revistas de nutrición en mi idioma en todo el mundo, para que gente ocupada como tú no tenga que hacerlo. Seguidamente recopilo todos los descubrimientos más interesantes, más innovadores, y más prácticos para crear a diario nuevos videos y artículos para mi sitio web sin ánimo de lucro, NutritionFacts.org. Todo en la pagina web es gratuito. No hay publicidad, ni patrocinio corporativo. Es estrictamente no-comercial; no vendo nada. Lo hago únicamente como un servicio público, por amor, como un homenaje a mi abuela. 

Espero que pueda hacer por tu familia lo que Pritikin hizo por la mía. 

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Aitor Arsuaga y Adrián Bravo López. Editado por Ángela Graña Varela

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Videografía cortesía de Grant Peacock

Nota del Doctor

Esta es la primera vez que hago un video como este, el cual surgió a partir de los comentarios  de los usuarios en la encuesta de hace unas semanas. Muchos me pidieron que creara videos más básicos, introductorios, que pudieran compartir con quienes recién llegan al sitio web y al concepto de que nuestra elección de alimentos puede ejercer un tremendo poder sobre el destino de nuestra salud y longevidad.

 

Así que, con la colaboración voluntaria del camarógrafo Grant Peacock, creé diez videos introductorios de resumen, tanto para orientar a los nuevos usuarios como para que los usuarios habituales los utilicen para invitar gente a la página web. Sigue atento a:

Lo que haremos es alternar estos videos más amplios de resumen y el contenido periódicamente programado, para no aburrir a quienes solo ansían la ciencia más reciente.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis vídeos de forma gratuita haciendo clic aquí.

Pin It en Pinterest

Share This