Cómo potenciar la restauración del ADN con frutas y verduras

Image Credit: Wikimedia Commons. Esta imagen ha sido modificada.

“En vista de lo asombrosamente consistentes que son las observaciones de muchos estudios epidemiológicos [poblacionales], quedan pocas dudas de que el consumo habitual de frutas y verduras ayuda a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades degenerativas, incluidos varios tipos de cáncer”. Insatisfechos con tan solo decirle al público que coman sus frutas y verduras, los científicos quieren entender el mecanismo. Es de lo que hablo en mi video ¿Qué frutas y verduras aumentan la reparación del ADN?.

Las frutas y verduras no son solo un vehículo para los antioxidantes, sino que también cuentan con innumerables fitonutrientes que pueden aumentar nuestras enzimas de desintoxicación, modular la expresión génica e incluso reparar el ADN. “Hasta hace relativamente poco… se solía asumir que las funciones importantes, como la reparación del ADN, no se veían afectadas por la nutrición”, pero si comparas a gemelos y mellizos, resulta que solo de la mitad a tres cuartos de la reparación del ADN viene determinada por la genética. Así que podríamos ser capaces de controlar el resto. “Se estima que se producen, de media, unos 800 incidentes de daño al ADN [en nuestro cuerpo] por hora”, unos 19000 impactos cada día. Además, “ese daño al ADN puede causar mutaciones que pueden provocar cáncer si no se reparan”. Afortunadamente, “la regulación de los mecanismos de reparación [del ADN] es otro proceso biológico que se ve influenciado por lo que comemos. Esto podría constituir parte de la explicación del porqué de los efectos preventivos del cáncer presentes en tantos alimentos de origen vegetal”. 

¿Algún alimento en particular? Hay nueve frutas y verduras que se han puesto a prueba para ver cuál es la mejor en la reparación del ADN: los limones, los caquis, las fresas, las naranjas, el choy sum (que es como el bok choy, pero más delgado), el brócoli, el apio, la lechuga y las manzanas. ¿Cuáles fueron los mejores? Los limones, los caquis, las fresas, las manzanas, el brócoli, y el apio fueron capaces de ofrecer protección al ADN en dosis muy bajas. Los limones, por ejemplo, pueden reducir el daño al ADN en un tercio. ¿Fue la vitamina C? Parece que no, ya que al quitar la vitamina C del extracto de limón no se fueron los efectos protectores. Sin embargo, si cueces los limones durante 30 minutos, sí se pierde por completo. 


Si no fue la vitamina C, ¿qué podría ser? Es el tema de mi video Cáscaras de cítricos y cáncer: ¿sed de vida?.

¿Ajo crudo o cocinado? No te pierdas Inhibición de la activación plaquetaria con ajo y cebolla.

Si quieres saber más sobre la protección y la reparación del ADN:

Un saludo,

Michael Greger

PD: si todavía no lo has hecho, puedes suscribirte a mis videos gratuitamente aquí, y ver mis charlas de repaso anuales: 
 
Comenta


Pin It en Pinterest

Share This