De la mesa a estar capacitado: combatir enfermedades discapacitantes con los alimentos

De la mesa a estar capacitado: combatir enfermedades discapacitantes con los alimentos
4.43 (88.57%) 7 votes

El Dr. Greger ha examinado minuciosamente la literatura académica mundial sobre nutrición clínica y creó esta nueva presentación basándose en lo más reciente en investigación de vanguardia acerca del rol que la alimentación puede desempeñar en prevenir, detener e incluso revertir algunas de nuestras principales causas de muerte y discapacidad.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este vídeo. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba.

En mi análisis de 2012, exploré el rol que una alimentación sana puede desempeñar en prevenir, tratar y revertir nuestras enfermedades más mortales. En 2013 traté sobre nuestras condiciones más comunes. Este año me gustaría abordar algunas de nuestras principales causas de discapacidad. Queremos vivir una vida prolongada y sana, no prolongada y miserable.
 
La enfermedad cardiaca no es solo nuestra principal causa de muerte, sino nuestra principal causa de muerte y discapacidad.
 
El Dr. Dean Ornish demostró con su programa de alimentación a base de vegetales y estilo de vida que pacientes con insuficiencia cardiaca tuvieron una reducción del 91% en ataques de angina de pecho (dolor intenso en el pecho que algunas personas con enfermedad cardiaca avanzada pueden contraer). Por el contrario, los pacientes del grupo de control, a quienes, por el contrario, se les dijo que atendieran el consejo de sus médicos, tuvieron un aumento de ataques de un 186%.
 
Esta marcada reducción del dolor en el pecho se mantuvo cinco años más tarde, una reducción del dolor a largo plazo comparable con la de una cirugía de baipás, pero sin el bisturí o la sierra que se utiliza para cortar nuestro pecho a la mitad. Tenedores contra cuchillos. Sopa contra sierras.
  
Pero esto fue en la década de 1990, cuando el Dr. Ornish estaba examinando a solo unas decenas de pacientes cada vez. ¿Qué sucede si a 1000 pacientes se les asigna una alimentación a base de alimentos vegetales no procesados? Al cabo de tres meses, casi tres cuartas partes de los pacientes con angina de pecho se curaron, el 74% se curó sin un solo bisturí o efecto colateral.
Ahora, el Dr. Ornish no solo les dio alimentación a base de vegetales, también les aconsejó ejercicio moderado como caminar. Entonces, ¿cómo sabemos qué rol desempeñó la alimentación? 
 
Bien, si se regresa a la primera publicación de Ornish, les asignó a los pacientes con insuficiencia cardiaca una alimentación casi vegana sin añadir ejercicio físico, solo alimentación y manejo del estrés y obtuvo una reducción del 91% en los ataques en menos de un mes. Y el Dr. Esselstyn pudo mejorar la angina de pecho con alimentación a base de vegetales como la única intervención en el estilo de vida, por eso sabemos que la alimentación es el ingrediente activo.
 
Pero, ¿sabes?, no fueron los primeros. Hay series de casos que se remontan a la década de 1970. Lo hemos sabido durante décadas. ”Angina and the Vegan Diet” (angina de pecho y alimentación vegana), como el Sr. F. W. aquí. Él tuvo un dolor en el pecho tan agudo que tenía que parar cada nueve o diez pasos. Comenzó una alimentación vegana, ni siquiera vegana baja en grasas, y meses después escaló montañas, sin dolor.
 
Ahora bien, esto puede deberse a que las arterias de los vegetarianos se dilatan cuatro veces mejor que las de los omnívoros. Asígnale a la gente una alimentación a base de vegetales durante un año y sus arterias obstruidas, literalmente, se limpian y tienen 20% menos placa en sus arterias al final del año que al inicio de este. Sin embargo, dales una alimentación baja en carbohidratos, rica en carnes, como Atkins, y su condición empeora: 40% a 50% más bloqueo de las arterias al final del año.
 
Estos son algunos escáneres cardiacos representativos. El amarillo y, especialmente, el rojo representan el flujo de sangre al propio músculo cardiaco a través de las arterias coronarias. Este paciente inició una alimentación a base de vegetales y sus arterias se abrieron por completo, aumentando el flujo sanguíneo. Esta persona, sin embargo, comenzó con muy buen flujo sanguíneo, pero después de un año, con una alimentación a base de carne, este se bloqueó significativamente.
  
Esto no es midiendo los factores de riesgo, sino el flujo real de sangre al músculo cardiaco, alimentación a base de vegetales versus a base de carne. No sorprende que con un reciente metaanálisis se descubrió que las dietas bajas en carbohidratos se asocian a un mayor riesgo de muerte, mortalidad por todas las causas a largo plazo, es decir, aquellos con dietas bajas en carbohidratos viven, en promedio, vidas significativamente más cortas.
 
Ahora, hay una nueva categoría de medicamentos contra la angina de pecho, pero antes de asignar millones, miles de millones de dólares recetándolos, tal vez deberíamos examinar más seriamente las estrategias alimentarias. Hasta la fecha, estas estrategias han estado marginadas por la mentalidad ”de negociantes de medicamentos” de la ortodoxa práctica médica. Es de suponer que los médicos creen que la mayoría de los pacientes no están dispuestos o son incapaces de hacer los cambios alimentarios sustanciales requeridos.
 
Ahora, aunque esto puede ser cierto sobre muchos pacientes, definitivamente no lo es sobre todos.  En todo caso, los pacientes con angina de pecho merecen que se les ofrezca la alternativa a base de vegetales antes de desviarlos a una cirugía costosa o a terapias con medicamentos que pueden tener una serie de efectos secundarios y nunca llegar realmente a la raíz del problema.
 
Ahora bien, en respuesta a este artículo, un ejecutivo de una compañía farmacéutica le escribió una carta a la revista médica: “a pesar de que la alimentación y las modificaciones del estilo de vida deberían formar parte del control de enfermedades”, dijo, “muchos pacientes pueden no ser capaces de acatar los cambios sustanciales alimentarios requeridos para lograr una alimentación vegana” (entonces, claro, todo el mundo debería tomar su nuevo y sofisticado medicamento llamado ranolazina, que se vende como Ranexa), tomarlo cuesta alrededor de 2000 dólares al año, pero los efectos secundarios no son horribles y el medicamento es eficaz. En conjunto, los estudios muestran que ”con la dosis más alta, el medicamento puede prolongar la duración del ejercicio en pacientes con angina de pecho hasta 33.5 segundos”.
 
No parece que quienes eligen el medicamento escalarán montañas muy pronto.
La alimentación a base de vegetales no solo es más segura y económica sino que puede funcionar mejor.
 
He hablado sobre la EPOC como principal asesino. Pero ¿qué sucede con el dolor de espalda como la ciática?
 
Ahora, el dolor lumbar se convirtió en uno de los mayores problemas para los sistemas de salud pública en el mundo occidental apenas en la segunda mitad del siglo XX. El dolor lumbar crónico afecta a aproximadamente una de cada cinco personas, incapacitando a 30 millones de estadounidenses. Es una epidemia. ¿Es simplemente que la gente está levantando cosas más pesadas? No. Los factores mecánicos, tales como levantar y cargar, probablemente no desempeñan un rol importante en la enfermedad. Bien, entonces, ¿cuál es su causa?
 
He tratado sobre este tema anteriormente. La ateroesclerosis puede obstruir las arterias que alimentan a la columna vertebral y esta restricción del flujo sanguíneo puede causar problemas de espalda. Esto se puede ver en la angiografía, la cual muestra arterias espinales normales a la izquierda y obstruidas a la derecha. O en autopsias, donde se puede ver cómo las aperturas de las arterias espinales pueden quedar estrechamente cerradas por estas placas a la derecha llenas de colesterol.
 
Es autopsia, porque el dolor de espalda puede avanzar y predecir la enfermedad cardiaca fatal, igual que las obstrucciones en las arterias del pene, la disfunción eréctil puede preceder los ataques cardiacos, porque es la misma enfermedad: arterias inflamadas, deterioradas y obstruidas en todo nuestro cuerpo.
 
Ahora tenemos la imagen de IRM la cual puede mostrar el estrechamiento de las arterias espinales en personas que sufren de dolor de espalda y degeneración de los discos, todo relacionado con el colesterol alto. Las personas con estrechamiento de las arterias son aproximadamente 8.5 veces más propensas a sufrir de dolor crónico de espalda en la región lumbar. Esto tiene sentido. Los discos en nuestra región lumbar son el tejido avascular más grande del cuerpo, lo cual significa que no tienen vasos sanguíneos. De manera que la nutrición tiende a dispersarse un poco desde los bordes, así que son particularmente vulnerables a la carencia de nutrientes. Con el uso de IRM se pueden medir los efectos de este deficiente flujo sanguíneo al dispersarse y se puede ver cómo esto se convierte en eso. Hacia la edad de 49 años, el 97% de los discos de quienes consumen la dieta estadounidense estándar muestran degradación en por lo menos grado dos. Al comienzo de nuestra adolescencia, antes de los 11 años, nuestros discos comienzan a degenerarse… Como ya mencioné, casi todos los niños que consumen la dieta estadounidense estándar a los diez años ya tienen principios de ateroesclerosis.
 
Y, por desgracia, el dolor lumbar es ahora común entre niños y adolescentes y está empeorando. Igual que los niños que contraen la diabetes de la edad adulta, los adolescentes empiezan su vida con una enfermedad crónica. Es por eso que nunca es demasiado temprano para empezar a comer sanamente. Para ponerte de nuevo a circular, es necesario darle circulación a tu espalda.
 
Omitiendo algunos puntos para ahorrar tiempo, sufrir una apoplejía puede provocar una grave discapacidad. Afortunadamente, una alta ingesta de fibra en la alimentación, es decir, alimentos no procesados, puede ayudar también a prevenir las apoplejías. Esta creencia de que la ingesta de fibra alimentaria se asocia de manera protectora a algunas enfermedades crónicas se postuló hace 40 años y desde entonces se ha impulsado y mantenido vigente enormemente por un gran cúmulo de ciencia. Por lo tanto, hoy en día, creemos que el consumo de una gran cantidad de fibra y de alimentos de origen vegetal no procesados ayuda a prevenir la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares como la apoplejía.
 
La apoplejía es la segunda causa principal de muerte en todo el mundo, una causa principal de discapacidad, de manera que prevenir las apoplejías, en primer lugar, la llamada prevención primaria, debe ser una prioridad clave de la salud pública. Con base en todos los mejores estudios hasta la fecha, diferentes apoplejías para personas diferentes, evidentemente depende de cuánta fibra han estado comiendo. Particularmente el aumento de fibra en solo siete gramos al día puede reducir el riesgo de apoplejías en un 7%. Y siete gramos es fácil, como una pequeña porción de pasta integral con salsa de tomate y una manzana. ¡Fácil!
 
Pero si realmente no quieres una apoplejía, todos debemos tratar de obtener 25 gramos diarios de fibra soluble, la cual se encuentra en las legumbres, la avena, los frutos secos y los frutos rojos y 47 gramos al día de fibra insoluble, la cual se encuentra principalmente en granos enteros. Uno tendría que tener una alimentación extraordinariamente sana para obtener 72 gramos al día: enormes cantidades de vegetales. Sin embargo, estos valores límite podrían ser considerados la ingesta diaria mínima recomendada de fibra para prevenir la apoplejía. Ahora, admiten que estos valores mínimos son más altos que lo que común y arbitrariamente se propone como “adecuado”, pero ¿acaso queremos condescendencia en cuanto a lo que dicen las autoridades que es práctico o solo queremos que nos digan lo que dice la ciencia, como hicieron aquí, para nosotros mismos decidir?
 
Alguien financiado por Kellogg’s escribió para quejarse de que en la práctica este tipo de ingesta de fibra es inalcanzable. Más bien, el mensaje debería ser: “cuanta más, mejor”, sabes, comer un plato de cereal o algo así.
  
El verdadero Dr. Kellogg, quien en realidad fue uno de nuestros médicos más famosos, reconocido por ser uno de los primeros en dar la alarma acerca de fumar, puede haber sido el primer médico estadounidense en haber reconocido el campo de la nutrición como una ciencia, estaría hoy revolcándose en su tumba si supiera en lo que se ha convertido su empresa.
  
La diabetes, nuestra séptima causa principal de la pérdida de vidas es también nuestra octava causa principal de la pérdida de la salud. Hasta un 50% de los diabéticos desarrollan, con el tiempo, neuropatía, daño a los nervios. Puede ser muy doloroso y el dolor, con frecuencia, es resistente a los tratamientos convencionales. De hecho, supuestamente, no existe un tratamiento eficaz para la neuropatía diabética. Nosotros los médicos nos quedamos con los esteroides, opiáceos y antidepresivos, cualquier cosa para tratar de manejar el sufrimiento.
 
Pero hace 20 años, se publicó un extraordinario estudio sobre la regresión o reversión de la neuropatía diabética con una alimentación a base de vegetales. A 21 diabéticos, que sufrían de neuropatía moderada o de la más dolorosa se les asignó una alimentación a base de vegetales no procesados por hasta diez años. Años y años de sufrimiento y luego alivio total del dolor en 17 de los 21 pacientes en cuestión de días. El entumecimiento también mejoró y los efectos secundarios fueron todos muy buenos. Perdieron 4.5 kilos, el azúcar en la sangre mejoró y los requerimientos de insulina se redujeron a la mitad. Y en cinco de los pacientes no solo se curó la neuropatía diabética dolorosa, aparentemente, también su diabetes. Azúcar en la sangre normal, sin medicamentos. Diabéticos que sufrieron por un período de hasta 20 años y luego sin nada de medicamentos en cuestión de semanas.
 
Su alta concentración de triglicéridos y colesterol también mejoró y también su presión arterial alta. De hecho, desapareció en la mitad de los hipertensos, en tres semanas una caída general del 80% en la necesidad de medicamentos para la presión arterial alta.
 
Ahora nos damos cuenta de que la alimentación a base de vegetales puede revertir y curar la diabetes tipo 2 y la hipertensión arterial, pero esto fue algo nuevo. Años de doloroso sufrimiento y luego alivio total del dolor en un 80% en cuestión de días.
  
Ahora bien, este fue un programa con internos, es decir, en realidad a los pacientes se les daban comidas. ¿Sabes lo que ocurrió cuando los enviaron a casa y como si tuvieran que volver al mundo real? Pues bien, les hicieron un seguimiento a 17 personas durante años y en todos, con excepción de uno, el alivio de la neuropatía dolorosa continuó o mejoró aún más. ¿Cómo conseguirían ese tipo de observancia con una alimentación estrictamente a base de vegetales? ¡Porque funciona!
  
Es una de las condiciones más dolorosas y frustrantes para tratar de toda la medicina y tres cuartos se curaron en un par de días con un tratamiento natural, no tóxico, de hecho, beneficioso: una alimentación compuesta de alimentos vegetales no procesados. Debería haber sido noticia titular de primera página.
  
¿Cómo pudo revertirse el daño neurológico tan repentinamente? Bueno, no parece ser por la mejoría en los niveles de azúcar porque tomó aproximadamente diez días para controlar la diabetes con la alimentación, mientras que el dolor había desaparecido en tan solo cuatro. Hay varios mecanismos por los cuales una alimentación totalmente vegetariana puede aliviar el problema de la neuropatía diabética, así como la misma diabetes. Ahora, la suposición más interesante es que pensaron que podrían ser las grasas trans que se encuentran de forma natural en la carne y los lácteos lo que podría estar causando una respuesta inflamatoria.
Descubrieron que un porcentaje significativo de la grasa subcutánea de quienes comen carne, o incluso solo lácteos y huevos, era grasas trans. Las grasas trans estaban atrapadas dentro de sus cuerpos, debajo de la piel, mientras que a quienes habían tenido una alimentación estrictamente a base de alimentos vegetales no procesados, no se les detectaron grasas trans en sus cuerpos. 
 
Los investigadores introdujeron agujas en los glúteos de personas con diferente alimentación y nueve meses o más con una alimentación estricta a base de vegetales pareció eliminar toda la grasa trans de sus cuerpos o al menos de sus glúteos. Pero no tomó nueve meses para que su dolor mejorara sino como nueve días, ¿verdad? Así que es más probable que la sorprendente reversión se debió a una mejoría en el flujo sanguíneo. Las biopsias de nervios tomadas de diabéticos con neuropatía progresiva severa han demostrado que tienen enfermedad arterial dentro del nervio. Hay vasos sanguíneos dentro de los nervios que pueden obstruirse también, privando a los nervios de oxígeno, supuestamente haciéndolos gritar de dolor.
  
Sin embargo, en cuestión de meses, las mejorías en la “reología” sanguínea, es decir, la facilidad con la cual fluye la sangre, con una alimentación a base de vegetales pueden desempeñar un rol importante en revertir la neuropatía diabética.
La alimentación a base de vegetales también puede reducir el nivel de IGF-1 en los globos oculares de los diabéticos y disminuir también el riesgo de retinopatía, pérdida de la visión en los diabéticos. Pero ¿qué sucede con el tratamiento de la retinopatía?
 
Kempner en Duke utilizó una alimentación a base de vegetales compuesta principalmente por arroz y fruta para documentar por primera vez la reversión de la neuropatía diabética en un cuarto de sus pacientes, algo que nunca se pensó que sería posible. Por ejemplo, una mujer diabética de 60 años de edad, ya ciega de un ojo, solo puede ver los contornos de objetos de gran tamaño con el otro ojo, prácticamente ciega. Cinco años más tarde con la alimentación, en lugar de empeorar mejoró. Entonces pudo distinguir caras, ver señales, empezar a leer letras grandes en los periódicos, además de suspender toda la insulina, niveles de azúcar normales y la disminución de 100 puntos en su colesterol. La manera más efectiva de evitar complicaciones por la diabetes es eliminar la diabetes en primer lugar. Y esto es a menudo factible para aquellos diabéticos tipo 2 que pueden comprometerse al ejercicio diario continuo y a una alimentación lo suficientemente sana. La diabetes tipo 2 se puede revertir, curar y eliminar con alimentación, igual que algunas de sus complicaciones. Desde que se publicó el informe sobre la reversión de la neuropatía, hace 20 años, ha sido replicado por otros investigadores.
 
¿Por qué no aprendimos esto en la facultad de medicina? El descuido hacia este importante trabajo por parte de la comunidad médica en general es poco menos que inadmisible. La enfermedad de Alzheimer es quizás la que mejor refleja la diferencia entre la esperanza de vida y la conservación de la salud. ¿A quién le importa si vive hasta los 100 años, si en los últimos años no se reconoce a sí mismo en el espejo?
 
En 1901, el esposo de Augusta la llevó a un manicomio. La describieron como una mujer delirante, olvidadiza, desorientada, que trágicamente ya no podía llevar a cabo sus tareas domésticas. La vio un doctor llamado Alzheimer y así se convertiría en el caso que hizo su nombre tan reconocido.
 
En la autopsia, él describió las placas y ovillos que caracterizarían la enfermedad. Pero por la emoción de descubrir una nueva condición, se pudo pasar por alto una pista clave. Describió cambios escleróticos arteriales, el endurecimiento de las arterias, en su cerebro.
 
Y normalmente pensamos que la obstrucción de las arterias tiene lugar en el corazón, ¿verdad? Pero como vimos con la columna vertebral y los nervios, la ateroesclerosis involucra prácticamente a todo el organismo humano, nuestro árbol vascular completo de arriba a abajo, incluyendo el cerebro. Uno de los ejemplos más conmovedores de la naturaleza sistémica de las arterias obstruidas es la relación entre la enfermedad arterial coronaria, la enfermedad degenerativa del cerebro y el alzhéimer, la demencia.
 
Así como se puede prevenir significativamente un ataque cardiaco o una apoplejía, se podría pensar en el alzhéimer como un “ataque a la mente”. Un ataque a la mente, como se necesita prevenir los ataques cardiacos y apoplejías mediante el control de factores de riesgo vascular como la hipertensión arterial y el colesterol, controlar la hipoperfusión sanguínea crónica, la falta de flujo sanguíneo adecuado al cerebro en los años que anteceden a la aparición del alzhéimer.
 
Ahora tenemos un conjunto sustancial de evidencia que asocia estrechamente a la enfermedad vascular arteriosclerótica con el alzhéimer. Los estudios de autopsias, por ejemplo, han demostrado que los individuos con alzhéimer, muestran más estrechamiento arterioesclerótico de las arterias en sus cerebros. Así es como se deberían ver nuestras arterias cerebrales: abiertas, limpias, permitiendo el flujo de sangre. Es así como la ateroesclerosis se ve en las arterias cerebrales. Bloqueadas con grasa y colesterol, cerrando la arteria, restringiendo el flujo sanguíneo en nuestro cerebro.
 
¿Qué tipo de arterias deseas en tu cerebro?
 
Esta reducción en el flujo sanguíneo puede privar de oxígeno al cerebro, causando estos diminutos derrames cerebrales silenciosos, atrofia cerebral, contracción. Los efectos acumulativos parecen desempeñar un rol fundamental en el desarrollo de alzhéimer.
Pero ¿qué sucede con el rol de los metales en el alzhéimer? Pues bien, los metales parecen simplemente agravar los efectos perjudiciales del consumo elevado de grasa saturada y colesterol.
 
¿Qué sucede con el llamado gen del alzhéimer, ApoE4? La alimentación anula a los genes. La mayor frecuencia del gen del alzhéimer en el mundo se encuentra en Nigeria, pero también tienen algunas de las tasas más bajas de alzhéimer. Para entender porqué, hay que entender el papel del ApoE. ¿Qué hace este gen?
 
El gen de alzhéimer produce el portador de colesterol principal en el cerebro, pero si tu colesterol es lo suficientemente bajo, debido a que tu alimentación es lo suficientemente baja en grasa animal, si centras tu alimentación en granos y verduras, los cambios en el colesterol pueden conducir a cambios en la expresión génica.
 
El hecho de que nos tocaran algunas cartas genéticas malas, no significa que no podamos reordenar la baraja con la alimentación.
 
Según las últimas directrices para la prevención del alzhéimer, las dos cosas más importantes que podemos hacer es disminuir nuestro consumo de carne, lácteos y comida chatarra y reemplazarlos con verduras, legumbres, frutas y granos enteros. Esa es la mejor ciencia que tenemos sobre la prevención de la enfermedad de Alzheimer.
 
Espera, ¿los granos protegen el cerebro?
 
Este año obtuve la distinción de participar en un panel con el Dr. Perlmutter, autor del libro Grain Brain (Cerebro de pan), quien vendió un montón de libros que afirman que los carbohidratos están destruyendo nuestro cerebro, pero ¿qué muestra la ciencia? Toma a Japón, por ejemplo, en donde la prevalencia de la demencia se ha disparado en las últimas décadas. Y el culpable de este aumento del alzhéimer: el aumento de los productos de origen animal. Las dietas tradicionales se inclinaron hacia los productos de origen vegetal como los granos, alejándose de los productos de origen animal, pero desde 1960, la alimentación en Japón ha cambiado de una más tradicional a base de arroz a otra en la cual prevalece la carne. Así que menos granos dan como resultado más alzhéimer.
 
El factor alimentario más estrechamente asociado al alzhéimer fue el consumo de grasa de origen animal. De modo que el vínculo entre la alimentación y la demencia se puede caracterizar menos como cerebro de grano y más como cabeza de carne.
Un análisis similar en China llegó a la misma conclusión. Tomando como base estos hallazgos, las tasas de alzhéimer y demencia seguirán aumentando a no ser que se cambien los patrones alimentarios a aquellos con menor dependencia de productos de origen animal. Esto es compatible con los datos que muestran que quienes consumen comida vegetariana tienen de dos a tres veces menos probabilidades de desarrollar demencia. Y cuanto más se come sin carne, el riesgo también disminuye.
 
De hecho, ¿dónde están las tasas más bajas de alzhéimer del mundo? En las zonas rurales de India. Puede no ser coincidencia que el país con las tasas más bajas de alzhéimer tenga también una de las tasas más bajas de consumo de carne. Alrededor del 40% tiene una alimentación sin carne y sin huevo con alto contenido de granos, legumbres y carbohidratos. Los estudios poblacionales han descubierto un rol protector, fuertemente protector, de los granos en relación con la enfermedad de Alzheimer, al incluir granos que contienen gluten, no solo arroz. La ciencia demuestra exactamente lo contrario de lo que se podría leer en la prensa popular. En otras palabras, no excluyas los granos de tu alimentación. Pasa los granos para salvar el cerebro. El vínculo entre la obstrucción arterial y el alzhéimer es una buena noticia porque la ateroesclerosis se puede prevenir y tratar, así que tal vez el alzhéimer se puede también prevenir y tratar.
 
Bien, pongámoslo a prueba. Si les haces un seguimiento a personas que apenas comienzan a perder sus facultades mentales, el nivel cognitivo de aquellos con menor obstrucción de las arterias cerebrales permanece bastante estable con el paso de los años. Pero los que tienen más acumulación de colesterol empeoran y los que tienen la mayor obstrucción se deterioran más rápidamente. Y lo mismo con la capacidad de llevar a cabo actividades de la vida diaria como vestirse por sí mismos. Y la enfermedad arterial duplicó la progresión del Alzhéimer. En resumen, un suministro ineficaz de sangre al cerebro puede tener muy graves consecuencias sobre la función cerebral.
 
Pero ¿el tratamiento de factores de riesgo vascular, como la presión arterial alta y el colesterol alto, hacen la diferencia? No lo sabíamos hasta ahora. De 300 pacientes con alzhéimer, al tratar a aquellos con sus factores de riesgo vascular mostraron considerablemente menos deterioro, una progresión desacelerada de su enfermedad.
A menudo se dice que: “el objetivo de la medicina es darles esperanza a los pacientes y cuando no hay esperanza, ofrecerles comprensión”. Así, por primera vez en la historia de este trastorno, tenemos la oportunidad de brindarles esperanza a los pacientes con Alzheimer.
 
Permítanme concluir con el cáncer, una de las principales causas de muerte y discapacidad. ¿Cuántos años de vida se pierden con los cánceres que podrían prevenirse? Cada año se pierden más de cinco millones de años en esperanza de vida en los Estados Unidos debido a solo estos tres tipos de cáncer discapacitantes: cáncer de pulmón, cáncer colorrectal y cáncer de mama. Por lo tanto, la identificación y el mejoramiento de las estrategias para la prevención del cáncer sigue siendo una prioridad, especialmente porque no más del 2% de todo el cáncer humano se les atribuye a factores puramente genéticos. Así que un 2% puede estar en nuestros genes, pero el resto puede deberse a factores externos, en particular, nuestra alimentación. Sabes, nuestra piel mide aproximadamente 1.85 metros cuadrados. Nuestros pulmones, si realmente los aplanaras, medirían aproximadamente 92 metros cuadrados de superficie. Pero nuestros intestinos, 914 metros y si incluyes todos los pequeños pliegues, 279 metros cuadrados. Así que lo que comemos es nuestra principal interfaz con el mundo exterior, sí, con nuestro entorno.
 
El estudio más completo que se ha recopilado, un resumen de la evidencia sobre la alimentación y el cáncer, recomienda el consumo de alimentos de origen vegetal para ayudar a prevenir el cáncer. Esto significa centrar nuestra alimentación en alimentos vegetales sin procesar. No solo los granos enteros y legumbres todos los días, sino en cada comida.
 
Y cuando se trató de alimentos que aumentan el riesgo de cáncer, fueron igualmente francos a diferencia de algunos otros cambios alimentarios que casi son cobardes y solo les aconsejan a las personas “moderar” su ingesta de alimentos perjudiciales, como: “come menos dulces”. Las directrices sobre el cáncer no se andan con rodeos cuando se trata de ”lo peor de lo peor”. Por ejemplo, no solo reduce al mínimo la ingesta de refrescos. Evítalos. No solo reduce el tocino, los perros calientes, el jamón y las carnes frías. Evita las carnes procesadas, punto. Porque los datos no muestran ningún nivel de consumo que se pueda mostrar con seguridad que no esté asociado al riesgo. Incluso cantidades pequeñas pueden presentar riesgo.
 
La carne procesada no se puede considerar solamente como un potente carcinógeno de múltiples órganos, también puede aumentar el riesgo de enfermedad cardiaca y diabetes. La carne roja era mala, pero la carne procesada era peor, incluyendo la carne blanca como rodajas de pollo o de pavo. Así que con más enfermedad cardiaca, cáncer y diabetes, no sorprende que el consumo de carne procesada esté asociado a un mayor riesgo de muerte, incluso en pequeñas cantidades.
 
En Europa, se calcula que la reducción del consumo de carne procesada a menos de la mitad del equivalente de un perro caliente por día evitaría más de un 3% de todas las muertes.
 
Este fue el segundo mayor estudio prospectivo sobre la alimentación y el cáncer jamás realizado, un estudio de 400000 personas. Bien, el más grande de todos, de 600000, se llevó a cabo aquí en los EE. UU., el estudio AARP. Descubrieron que la fracción prevenible era aún mayor, lo cual sugiere que el 20% de las muertes por enfermedad cardiaca entre mujeres, por ejemplo, se podría evitar si los mayores consumidores redujeran a menos de como un cuarto de tajada de tocino al día, ¿verdad? Eso es un montón de muerte.
 
Entonces, ¿qué piensa la industria cárnica sobre todo esto? En la revista, Meat Science, la industria reconoció que las directrices de prevención del cáncer ahora instan a las personas a evitar la carne procesada, una declaración que representa “un peligro claro e inminente” para la industria cárnica. Dicen que la carne procesada es una ”necesidad social”. ¿Cómo puede alguien vivir sin mortadela? El desafío para la industria cárnica es encontrar una manera de mantener el consumo de estos productos, mientras que de alguna manera no dañen la salud pública.
 
Bien, han considerado durante décadas la eliminación de los nitritos debido a los efectos tóxicos conocidos desde hace tiempo. La industria los añade a la carne para conservar el color rosa. Hay disponibles, evidentemente, otros aditivos colorantes. Sin embargo, va a ser difícil que la industria cambie. Hay que equilibrar todo ese cáncer con los efectos positivos de estas sustancias como los conservantes y los sabores apetecibles e ingredientes que generan un aspecto de color rojo. Nadie quiere huevos verdes con jamón.
 
Es como reducir la sal en los productos cárnicos. A ellos les gustaría, pero una de las mayores barreras para la sustitución de la sal en la industria cárnica es el costo, porque la sal es uno de los ingredientes alimentarios más económicos disponibles. Ahora bien, hay una serie de potenciadores del sabor que se le pueden inyectar a la carne para ayudar a compensar la reducción de la sal, pero algunos de los compuestos dejan un sabor amargo, así que también pueden inyectar un químico patentado bloqueador del sabor amargo que puede prevenir el estímulo nervioso del gusto al mismo tiempo, el primero podría convertirse en una línea de productos que se elaboran debido a la convergencia entre tecnología de los alimentos y biotecnología.
 
O podrían siempre comenzar a agregarle a la carne materiales no cárnicos. Se podría añadir fibra o almidón resistente de legumbres los cuales tienen efectos protectores contra el cáncer. Después de todo, en los Estados Unidos el consumo de fibra alimentaria es demasiado bajo. Esto es como la ciencia de la carne dice: oh, bajo consumo de fibra, lo cual indica que los productos cárnicos fortificados con fibra podrían tener beneficios sobre la salud, olvidando indicar que, por supuesto, sus productos son una de las razones por las cuales los Estados Unidos son tan deficientes en fibra en primer lugar.
 
La industria está totalmente a favor de causar menos cáncer, pero, evidentemente, dicha optimización tiene que obtener un producto más sano sin afectar los aspectos hedónicos. Es importante darse cuenta de que la calidad nutricional y tecnológica en la industria cárnica están inversamente relacionadas. Una mejoría en una conduce a un deterioro de la otra, así que se debe equilibrar, ¿verdad?
 
Ellos saben que el consumo de grasa de cerdo no es lo mejor, siendo la enfermedad cardiaca nuestro asesino # 1. Sin embargo, esas desventajas tienen un marcado contraste con la calidad tecnológica de la manteca de cerdo, lo cual hace que las grasas saturadas sean indispensables en la fabricación de productos cárnicos, de otra manera, no se logra la misma consistencia de manteca de cerdo. Ves, la grasa del cerdo no se endurece lo suficiente y, como resultado, se observa una mancha de grasa en la superficie del cuchillo al cortarla en pedazos o en rodajas, Así que, mira, tienes que poner en orden tus prioridades, ¿verdad?
 
A pesar de que no se puede negar la evidencia sobre la relación entre el cáncer colorrectal (¡por fin!) y la ingesta de carnes procesadas, la industria cárnica sugiere una mayor investigación. Por ejemplo, compara los riesgos de comer carne con otras prácticas riesgosas: el alcohol, la inactividad, la obesidad y fumar. En comparación con el cáncer de pulmón y fumar, tal vez la carne no se vería tan mal.
 
Pero no te preocupes. Los consumidores probablemente ni siquiera se enterarán de las últimas directrices de prevención del cáncer. Los consumidores hoy en día están sobrecargados de información. Así, la industria puede esperar a que la difusión de información actualizada sobre la carne y el cáncer se ahogue en esta nube de información. E incluso si los consumidores lo ven, la industria no piensa que les importe mucho. Para muchos consumidores en el mundo occidental, el rol de la salubridad, aunque importante, no está cerca de disfrutar de la satisfacción de moldear sus decisiones finales con respecto a los productos cárnicos. Por lo tanto, es cuestionable si las recomendaciones modificadas, basadas en los efectos cancerígenos del consumo de carne, producirán cambios sustanciales en el comportamiento del consumidor.
 
Sabes, los médicos y los profesionales de la nutrición fomentan esta actitud condescendiente de que a la gente simplemente no le importa lo suficiente su propia salud para cambiar. Este artículo, extraído de una de las principales revistas de nutrición, se burló de la idea de que la gente cambiaría a una “alimentación prudente”, al reducir su ingesta de proteína y grasa animal, sin importar cuánto se previniera el cáncer. ¿Posibilidades de reducir el consumo para evitar el cáncer de colon? Prácticamente nulas. Considera la enfermedad cardiaca. Sabemos que podemos prevenir y tratar la enfermedad cardiaca con el mismo tipo de alimentación, pero el público no lo hace. “La alimentación”, dicen, “perdería demasiado de su sabor”.
 
En otras palabras, el gran sabor apetitoso del jamón sobrepasa en gran medida otras consideraciones, aunque la salud y el bienestar son factores cada vez más importantes en las decisiones de consumidor. Este artículo de 1998 de la industria temía que a menos que el consumo de carne se volviera compatible con comer saludable y sanamente, podría ser relegada a un rol de menor importancia en la alimentación durante la próxima década. Su predicción no dio del todo resultado. Aquí está el consumo de carne por persona durante los últimos 30 años. Aumenta y aumenta. Ahora, en 1998 fue cuando se publicó el artículo de Meat Science, con la preocupación sobre la próxima década del consumo de carne, el cual continuó aumentando aún más, pero luego tuvo una especie de nivelación antes de caer por un precipicio: el consumo de carne por persona bajó alrededor de un 10%. Millones de estadounidenses están reduciendo su consumo de carne.
 
Así que no me digas que las personas no están dispuestas a cambiar su alimentación. Sin embargo, seguimos recibiendo directrices alimentarias débiles porque las autoridades se preguntan a sí mismas: cuales cambios en la alimentación podrían ser aceptables para el público, en lugar de solo decirnos lo que dice la ciencia y dejarnos tomar nuestras propias decisiones en cuanto a si, ya sabes, la grasa de cerdo derritiéndose en los cuchillos debe primar sobre la salud de nuestras familias.
 
Lo que comemos no solo influye en el riesgo de cáncer de colon. ¿Por qué las mujeres con estreñimiento parecen presentar un mayor riesgo de cáncer de mama, mientras que las mujeres que tienen tres o más evacuaciones al día, las llamo súper defecadoras, suena como una canción de ABBA, ¿no es así?, parecen reducir su riesgo de cáncer de mama a la mitad? Esto podría deberse a que el estreñimiento representa un mayor tiempo de contacto entre tus desechos y la pared intestinal, lo cual puede aumentar la formación y la absorción de mutágenos fecales, estos compuestos que pueden causar mutaciones del ADN y cáncer, en la circulación y luego en las mamas.
 
Sabemos que las mamas absorben activamente químicos del torrente sanguíneo, por lo que los investigadores están preocupados porque las sustancias que se originan en el colon podrían entrar en el torrente sanguíneo y llegar a las mamas, específicamente los ácidos biliares, que se forman como una manera de deshacerse del exceso de colesterol. Nuestro hígado vierte ácidos biliares en el intestino para su eliminación, suponiendo que nuestro intestino estará lleno de fibra para atraparlos y eliminarlos del cuerpo, pero si no hemos estado comiendo alimentos enteros todo el día, pueden llegar a ser reabsorbidos por el cuerpo y luego acumularse en la mama.
  
Los ácidos biliares cancerígenos se encuentran concentrados en la mama hasta 100 veces el nivel que se encuentra en el torrente sanguíneo, solo lo concentran, lo sacan del sistema. Al marcar en forma radiactiva los ácidos biliares, se demostró que los ácidos biliares del intestino se introducen rápidamente en la mama, donde pueden tener un efecto promotor del cáncer similar al estrógeno en las células tumorales de mama.
 
Esto podría explicar porqué vemos niveles de ácidos biliares 50% más altos en la sangre de las víctimas de cáncer de mama recién diagnosticadas. Entonces, ¿cómo podemos facilitar la eliminación de ácidos biliares de nuestro cuerpo?
Bien, podemos acelerar el llamado tiempo de tránsito oro-anal, la velocidad con la cual el alimento pasa de la boca al inodoro, porque el tránsito intestinal lento puede conducir a una mayor absorción de los ácidos biliares. Pero podemos acelerar las cosas por medio del consumo de gran cantidad de fibra. Una alimentación rica en vegetales aumenta en gran medida la excreción de ácidos biliares.
 
La fibra puede capturar y eliminar elementos tóxicos como el plomo y el mercurio, así como colesterol y ácidos biliares. Pero los vegetales pueden incluso unirse a los ácidos biliares independientemente de la fibra. La alimentación vegana tenía considerablemente más ácidos biliares, capturó de manera significativa más ácido biliar que la ovolactovegetariana o no vegetariana, incluso con la misma ingesta de fibra, lo cual podría explicar porqué parece ser que las personas que consumen comida vegetariana pueden excretar menos heces fecales mutagénicas, causantes de mutación, en primer lugar.
 
Ahora, notarás que el tipo de alimentación que se utiliza para ayudar a reducir el riesgo de cáncer es el mismo que se utiliza para ayudar a reducir el riesgo de alzhéimer, la diabetes, las complicaciones por la diabetes, la presión arterial alta, la apoplejía, el dolor de espalda y la enfermedad cardiaca, ¿verdad? Una alimentación centrada en alimentos vegetales no procesados, el tipo de alimentación ingerida por poblaciones que se encuentran en gran parte libres de nuestras enfermedades más mortales y más discapacitantes.
 
Era tan raro encontrar enfermedad cardiaca entre los que consumían esta alimentación a base de vegetales que se publicaron estudios como este: ”A Case of Coronary Heart Disease in an African” (caso de cardiopatía coronaria en un africano). Después de 26 años de práctica médica finalmente registraron su primer caso de enfermedad coronaria en una población de 15 millones, un juez, que había empezado a consumir una dieta parcialmente occidentalizada.
Ahora, algunos pensaron que era la preponderancia de alimentos vegetales lo que estaba protegiendo a estas poblaciones, otros pensaron que era la exclusión de alimentos de origen animal.
 
Pero de cualquier manera, no se pudo demostrar que fue la alimentación hasta que lo pusieron a prueba. Pritikin, Ornish, Esselstyn y otros eligieron personas con enfermedad cardiaca y les asignaron una clase de alimentación a base de vegetales consumida por poblaciones que no tenían, no sufrían de enfermedad coronaria, esperando detener el proceso de la enfermedad, evitando que progresara más.
  
Por el contrario, sucedió algo milagroso. Su enfermedad comenzó a revertirse, a mejorar. Tan pronto como dejaron de consumir una alimentación que obstruía sus arterias, sus cuerpos fueron capaces de comenzar a disolver un poco de esa placa, incluso en algunos casos de enfermedad vascular triple severa, se abrieron las arterias sin medicamentos, sin cirugía, lo cual sugiere que sus cuerpos quisieron sanar todo el tiempo, pero nunca se les dio la oportunidad.
 
Este es el nuevo estudio de Esselstyn, publicado hace cuatro días. Este aumento de flujo sanguíneo al músculo cardiaco a la izquierda ocurrió en solo tres semanas de comer sanamente.
 
Permítanme compartir el secreto mejor guardado de la medicina. El secreto mejor guardado de la medicina es que bajo las condiciones adecuadas el cuerpo puede curarse a sí mismo.
  
Ya sabes, si te das un golpe bastante fuerte en la espinilla en una mesa de centro, el área se enrojece, se calienta, se hincha y duele, pero sanará de forma natural si solo esperas y dejas que tu cuerpo haga su trabajo. Pero si continúas golpeando tu pobre espinilla contra esa mesa de centro en el mismo lugar una y otra vez, tres veces al día: desayuno, almuerzo y cena, nunca se curará.
 
Irás a tu médico y dirás algo como: “oh, me duele la espinilla”. Y el médico diría algo así como: “no hay problema”, sacaría rápidamente su recetario y te escribiría una receta para analgésicos. Te sigues golpeando la espinilla tres veces al día y aún duele como un diablo, pero ah, se siente mucho mejor tomando los analgésicos. Gracias a Dios por la medicina moderna.
 
Es como cuando la gente toma nitroglicerina para el dolor en el pecho: un tremendo alivio, pero no hace nada para tratar la causa subyacente de la enfermedad.
 
Nuestro cuerpo quiere volver a estar sano, si se lo permitimos. Pero si continuamos lesionándolo tres veces al día, es posible que nunca nos sanemos.
  
Es como fumar. Una de las cosas más increíbles que aprendí en la escuela de medicina fue que en un período de diez años de dejar de fumar, tu riesgo de cáncer de pulmón se aproxima al de alguien que nunca fumó en su vida. ¿No es asombroso? Tus pulmones pueden deshacerse de todo el alquitrán y, finalmente, es casi como si nunca hubieses empezado a fumar en absoluto.
 
Nuestro cuerpo quiere estar sano. Y cada mañana de nuestra vida de fumadores inicia el proceso de curación, hasta que ¡bam! nuestro primer cigarrillo, lesionando de nuevo nuestros pulmones con cada bocanada, como podemos volver a lesionar las arterias con cada bocado, cuando todo lo que tuvimos que hacer todo el tiempo, la cura milagrosa, es simplemente dejar de lesionarnos a nosotros mismos, apartarnos y dejar que el proceso natural de curación de nuestros cuerpos nos devuelva la salud.
 
Solo hay una alimentación que se ha probado que puede revertir la enfermedad cardiaca en la mayoría de los pacientes: una alimentación a base de vegetales. Cada vez que alguien trate de venderte alguna nueva dieta, pregunta primero: hazme un favor, una simple pregunta: “¿está demostrado que tu dieta revierte la enfermedad cardiaca?” (sabes, ¿la razón # 1 más probable de que tú y todos los que amas morirán?), “¿revierte la enfermedad coronaria?” Si no es así, ¿por qué siquiera considerarla?
 
Y si eso es todo lo que una alimentación a base de vegetales podría hacer, revertir nuestro asesino # 1, bien, entonces, ¿no debería ser la alimentación normal hasta que se demuestre lo contrario? Y el hecho de que también puede ser eficaz en prevenir, tratar y revertir otras causas de muerte, como la diabetes y la presión arterial alta, abogaría inmensamente por la alimentación a base de vegetales. Entonces, ¿por qué no hay más médicos recetándola?
  
El tiempo disponible para ver a un paciente es una razón que los médicos usualmente utilizan, pero si se averigua un poco más en detalle,
sí, se quejan de no tener suficiente tiempo para dar a sus pacientes el asesoramiento alimentario, pero la razón número uno es su percepción de que los pacientes temen ser privados de toda la basura que están comiendo. ¿Se imaginan a un médico diciendo: “sí, me gustaría decirles a mis pacientes que dejen de fumar, pero sé lo mucho que les gusta hacerlo”.
  
El Dr. Neal Barnard escribió un editorial irrefutable en el American Medical Association’s Journal of Ethics (manual de ética de la asociación médica estadounidense). Cuando dejó de fumar en los años 1980, la tasa de mortalidad por cáncer de pulmón era la máxima en los EE. UU., pero ha disminuido desde entonces con la reducción de las tasas de tabaquismo. Ya no eran los médicos quienes les decían a los pacientes que ”les dieran a sus gargantas unas vacaciones al fumar un cigarrillo fresco”.
 
Los médicos se dieron cuenta de que eran más eficaces al aconsejarles a los pacientes que dejaran de fumar cuando ya no tenían manchas de tabaco en sus propios dedos. En otras palabras, los médicos pasaron de ser espectadores, o incluso habilitadores, a dirigir la campaña en contra del tabaquismo. Y hoy, dice: ”la alimentación a base de vegetales es el equivalente nutricional de dejar de fumar”.
 
Esto no es vegetarianismo. Los vegetarianos suelen consumir todo tipo de basura. De hecho, los veganos también ¿verdad? Este nuevo paradigma es exclusivamente la nutrición a base de vegetales, alimentos de origen vegetal no procesados. ¿Por qué exclusivamente? Bien, como se informó en el Estudio de China de Cornell-Oxford, no parece existir un umbral más allá del cual no se acumulan más beneficios con el aumento de las proporciones de los alimentos vegetales en la alimentación. Parece ser que, mientras más alimentos de origen vegetal y menos alimentos de origen animal, mejor. Fueron necesarias cinco décadas desde los estudios iniciales que vinculan al tabaco y al cáncer para establecer políticas eficaces de salud pública, con un enorme costo para la salud humana. ¿Hay que esperar otros 50 años para responder a las epidemias de enfermedades alimentarias?
 
Ellos tienen dinero de su lado. Las industrias químicas, del tabaco y de alimentos se dan el lujo de compartir tácticas similares con las compañías farmacéuticas porque tienen los recursos para hacerlo. Por el contrario, las actividades potentes y económicas que promueven la salud (como comer sanamente) son demasiado económicas, no se pueden patentar, no son rentables.
 
Y arrojan ese dinero por todo lado.
 
La American Dietetic Association (ADA) (asociación estadounidense de la dietética), por ejemplo, promueve una serie de fichas de información nutricional. ¿Quién las escribe? Fuentes de la industria le pagan a la ADA 20000 dólares por cada ficha informativa y participan explícitamente en la redacción de los documentos. Así que puedes aprender sobre los huevos por la industria del huevo, los beneficios de la goma de mascar por el Wrigley Science Institute (instituto de ciencias de Wrigley). No sabía que Wrigley’s tenía un instituto de ciencias.
En 2008, la ADA anunció que Coca-Cola Company se había convertido oficialmente en socio para darles importante acceso a personas claves con influencia y a quienes toman decisiones y comparten los resultados de las investigaciones de Coca-Cola Company. Por ejemplo: ¿sabías que no hay efectos nocivos de las diferentes bebidas de Coca-Cola en testículos de ratas? ¿Acaso era siquiera una preocupación? Me parece que protestas demasiado.
 
Cuando le llamaron la atención a la American Academy of Family Physicians (academia estadounidense de médicos de cabecera) sobre su orgullosa nueva relación empresarial con Coca-Cola para apoyar la educación del paciente sobre la alimentación sana, un vicepresidente ejecutivo de la academia intentó apaciguar la protesta al explicar que la alianza no carecía de precedentes. Tenían relaciones con Pepsi y McDonald’s desde hacía algún tiempo, lo cual evoca tipos de relaciones similares en el pasado.
 
Esto no pareció aplacar a los críticos, así que el ejecutivo les aseguró que la ADA ha hecho una declaración política de que: “no hay alimentos buenos o malos”, una posición que la industria alimentaria ha explotado desde entonces.
 
Se sabe que en los primeros años, se le oía a la industria del tabaco un tema similar: fumar propiamente dicho no era malo, solo lo era fumar ”excesivamente”.  ¿Suena familiar? Todo con moderación.
 
¿Es a esto a lo que se han reducido los médicos de cabecera y los dietistas, para justificar alianzas financieras deshonestas, negar que haya alimentos no sanos?
 
Afortunadamente hay un sector empresarial que en realidad se beneficia de las personas sanas: la industria de seguros.
 
El año pasado Kaiser Permanente publicó en su diario oficial ”Nutritional Update for Physicians” (actualización nutricional para los médicos), la mayor organización de atención médica administrada en el país, que abarca alrededor de nueve millones de personas, cerca de 15000 médicos, a quienes se les dijo que una alimentación sana puede lograrse mejor con una alimentación a base de vegetales, definida como un régimen que fomenta alimentos de origen vegetal no procesados y desaconseja las carnes, los lácteos y huevos, así como toda la chatarra refinada y procesada.
 
Y con demasiada frecuencia los médicos ignoran los posibles beneficios de una buena nutrición y rápidamente recetan medicamentos, en lugar de darles a sus pacientes la oportunidad de corregir su enfermedad a través de una alimentación sana y una vida activa. Por lo tanto, los médicos deben considerar la recomendación de una alimentación a base de vegetales a todos sus pacientes, especialmente aquellos con presión arterial alta, diabetes, enfermedad cardiovascular y obesidad.
 
La desventaja principal es que puede funcionar demasiado bien. Si la gente está tomando medicamentos para la presión arterial o el azúcar en la sangre, en realidad podría bajar demasiado, por lo cual los médicos pueden tener que ajustar los medicamentos o eliminarlos por completo.
 
Los efectos secundarios, irónicamente, pueden ser no tener que tomar medicamentos.
 
A pesar de un sólido cúmulo de evidencia a favor de la alimentación a base de vegetales, muchos médicos no hacen hincapié en la importancia de la alimentación a base de vegetales como tratamiento de primera línea para las enfermedades crónicas. Es como un eufemismo. Ahora, esto podría ser debido a la falta de conciencia de los médicos o la falta de material de educación para el paciente. Así que Kaiser ha querido cambiar eso.
 
¿Quieres perder peso, sentirte mejor? ¿Mejorar, estabilizar o incluso revertir la enfermedad crónica? ¿Suspender algunos de tus medicamentos? ”Si tu respuesta es sí a cualquiera de estas preguntas, entonces un plan de alimentación a base de vegetales puede ser adecuado para ti”. Los efectos secundarios pueden incluir reducir el colesterol, la presión arterial y el azúcar en la sangre, reversión o prevención de nuestra causa # 1 de muerte, una vida más prolongada, un peso más saludable, menor riesgo de cáncer, diabetes, incluso retardar la progresión del cáncer, mejorar las condiciones inflamatorias como la artritis reumatoide. Ofrecen consejos para empezar, ideas para planear las comidas y, me siento honrado de decir, buen gusto en páginas web.
 
Este informe termina con un refrán conocido: ”se necesita más investigación”. En este caso, sin embargo, se necesita más investigación para encontrar maneras de hacer que la alimentación a base de vegetales sea el nuevo estándar.
 
Gracias.
 

Tengo mis dos últimas presentaciones anuales en DVD. Todos los ingresos son para obras benéficas y todo mi trabajo está disponible gratuitamente en NutritionFacts.org.

Gracias de nuevo.

Para ver las transcripciones individuales, ve los videos diarios en los cuales se trata cada tema. Explora todos los temas en: https://nutritionfacts.org/topics/.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Viviana Garcia.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Grabado en vivo en la Universidad de Pittsburgh el 5 de julio de 2014 gracias a NAVS y a Aaron Wissner. Imágenes gracias a Monica Trzaska.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este vídeo. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba.

En mi análisis de 2012, exploré el rol que una alimentación sana puede desempeñar en prevenir, tratar y revertir nuestras enfermedades más mortales. En 2013 traté sobre nuestras condiciones más comunes. Este año me gustaría abordar algunas de nuestras principales causas de discapacidad. Queremos vivir una vida prolongada y sana, no prolongada y miserable.
 
La enfermedad cardiaca no es solo nuestra principal causa de muerte, sino nuestra principal causa de muerte y discapacidad.
 
El Dr. Dean Ornish demostró con su programa de alimentación a base de vegetales y estilo de vida que pacientes con insuficiencia cardiaca tuvieron una reducción del 91% en ataques de angina de pecho (dolor intenso en el pecho que algunas personas con enfermedad cardiaca avanzada pueden contraer). Por el contrario, los pacientes del grupo de control, a quienes, por el contrario, se les dijo que atendieran el consejo de sus médicos, tuvieron un aumento de ataques de un 186%.
 
Esta marcada reducción del dolor en el pecho se mantuvo cinco años más tarde, una reducción del dolor a largo plazo comparable con la de una cirugía de baipás, pero sin el bisturí o la sierra que se utiliza para cortar nuestro pecho a la mitad. Tenedores contra cuchillos. Sopa contra sierras.
  
Pero esto fue en la década de 1990, cuando el Dr. Ornish estaba examinando a solo unas decenas de pacientes cada vez. ¿Qué sucede si a 1000 pacientes se les asigna una alimentación a base de alimentos vegetales no procesados? Al cabo de tres meses, casi tres cuartas partes de los pacientes con angina de pecho se curaron, el 74% se curó sin un solo bisturí o efecto colateral.
Ahora, el Dr. Ornish no solo les dio alimentación a base de vegetales, también les aconsejó ejercicio moderado como caminar. Entonces, ¿cómo sabemos qué rol desempeñó la alimentación? 
 
Bien, si se regresa a la primera publicación de Ornish, les asignó a los pacientes con insuficiencia cardiaca una alimentación casi vegana sin añadir ejercicio físico, solo alimentación y manejo del estrés y obtuvo una reducción del 91% en los ataques en menos de un mes. Y el Dr. Esselstyn pudo mejorar la angina de pecho con alimentación a base de vegetales como la única intervención en el estilo de vida, por eso sabemos que la alimentación es el ingrediente activo.
 
Pero, ¿sabes?, no fueron los primeros. Hay series de casos que se remontan a la década de 1970. Lo hemos sabido durante décadas. ”Angina and the Vegan Diet” (angina de pecho y alimentación vegana), como el Sr. F. W. aquí. Él tuvo un dolor en el pecho tan agudo que tenía que parar cada nueve o diez pasos. Comenzó una alimentación vegana, ni siquiera vegana baja en grasas, y meses después escaló montañas, sin dolor.
 
Ahora bien, esto puede deberse a que las arterias de los vegetarianos se dilatan cuatro veces mejor que las de los omnívoros. Asígnale a la gente una alimentación a base de vegetales durante un año y sus arterias obstruidas, literalmente, se limpian y tienen 20% menos placa en sus arterias al final del año que al inicio de este. Sin embargo, dales una alimentación baja en carbohidratos, rica en carnes, como Atkins, y su condición empeora: 40% a 50% más bloqueo de las arterias al final del año.
 
Estos son algunos escáneres cardiacos representativos. El amarillo y, especialmente, el rojo representan el flujo de sangre al propio músculo cardiaco a través de las arterias coronarias. Este paciente inició una alimentación a base de vegetales y sus arterias se abrieron por completo, aumentando el flujo sanguíneo. Esta persona, sin embargo, comenzó con muy buen flujo sanguíneo, pero después de un año, con una alimentación a base de carne, este se bloqueó significativamente.
  
Esto no es midiendo los factores de riesgo, sino el flujo real de sangre al músculo cardiaco, alimentación a base de vegetales versus a base de carne. No sorprende que con un reciente metaanálisis se descubrió que las dietas bajas en carbohidratos se asocian a un mayor riesgo de muerte, mortalidad por todas las causas a largo plazo, es decir, aquellos con dietas bajas en carbohidratos viven, en promedio, vidas significativamente más cortas.
 
Ahora, hay una nueva categoría de medicamentos contra la angina de pecho, pero antes de asignar millones, miles de millones de dólares recetándolos, tal vez deberíamos examinar más seriamente las estrategias alimentarias. Hasta la fecha, estas estrategias han estado marginadas por la mentalidad ”de negociantes de medicamentos” de la ortodoxa práctica médica. Es de suponer que los médicos creen que la mayoría de los pacientes no están dispuestos o son incapaces de hacer los cambios alimentarios sustanciales requeridos.
 
Ahora, aunque esto puede ser cierto sobre muchos pacientes, definitivamente no lo es sobre todos.  En todo caso, los pacientes con angina de pecho merecen que se les ofrezca la alternativa a base de vegetales antes de desviarlos a una cirugía costosa o a terapias con medicamentos que pueden tener una serie de efectos secundarios y nunca llegar realmente a la raíz del problema.
 
Ahora bien, en respuesta a este artículo, un ejecutivo de una compañía farmacéutica le escribió una carta a la revista médica: “a pesar de que la alimentación y las modificaciones del estilo de vida deberían formar parte del control de enfermedades”, dijo, “muchos pacientes pueden no ser capaces de acatar los cambios sustanciales alimentarios requeridos para lograr una alimentación vegana” (entonces, claro, todo el mundo debería tomar su nuevo y sofisticado medicamento llamado ranolazina, que se vende como Ranexa), tomarlo cuesta alrededor de 2000 dólares al año, pero los efectos secundarios no son horribles y el medicamento es eficaz. En conjunto, los estudios muestran que ”con la dosis más alta, el medicamento puede prolongar la duración del ejercicio en pacientes con angina de pecho hasta 33.5 segundos”.
 
No parece que quienes eligen el medicamento escalarán montañas muy pronto.
La alimentación a base de vegetales no solo es más segura y económica sino que puede funcionar mejor.
 
He hablado sobre la EPOC como principal asesino. Pero ¿qué sucede con el dolor de espalda como la ciática?
 
Ahora, el dolor lumbar se convirtió en uno de los mayores problemas para los sistemas de salud pública en el mundo occidental apenas en la segunda mitad del siglo XX. El dolor lumbar crónico afecta a aproximadamente una de cada cinco personas, incapacitando a 30 millones de estadounidenses. Es una epidemia. ¿Es simplemente que la gente está levantando cosas más pesadas? No. Los factores mecánicos, tales como levantar y cargar, probablemente no desempeñan un rol importante en la enfermedad. Bien, entonces, ¿cuál es su causa?
 
He tratado sobre este tema anteriormente. La ateroesclerosis puede obstruir las arterias que alimentan a la columna vertebral y esta restricción del flujo sanguíneo puede causar problemas de espalda. Esto se puede ver en la angiografía, la cual muestra arterias espinales normales a la izquierda y obstruidas a la derecha. O en autopsias, donde se puede ver cómo las aperturas de las arterias espinales pueden quedar estrechamente cerradas por estas placas a la derecha llenas de colesterol.
 
Es autopsia, porque el dolor de espalda puede avanzar y predecir la enfermedad cardiaca fatal, igual que las obstrucciones en las arterias del pene, la disfunción eréctil puede preceder los ataques cardiacos, porque es la misma enfermedad: arterias inflamadas, deterioradas y obstruidas en todo nuestro cuerpo.
 
Ahora tenemos la imagen de IRM la cual puede mostrar el estrechamiento de las arterias espinales en personas que sufren de dolor de espalda y degeneración de los discos, todo relacionado con el colesterol alto. Las personas con estrechamiento de las arterias son aproximadamente 8.5 veces más propensas a sufrir de dolor crónico de espalda en la región lumbar. Esto tiene sentido. Los discos en nuestra región lumbar son el tejido avascular más grande del cuerpo, lo cual significa que no tienen vasos sanguíneos. De manera que la nutrición tiende a dispersarse un poco desde los bordes, así que son particularmente vulnerables a la carencia de nutrientes. Con el uso de IRM se pueden medir los efectos de este deficiente flujo sanguíneo al dispersarse y se puede ver cómo esto se convierte en eso. Hacia la edad de 49 años, el 97% de los discos de quienes consumen la dieta estadounidense estándar muestran degradación en por lo menos grado dos. Al comienzo de nuestra adolescencia, antes de los 11 años, nuestros discos comienzan a degenerarse… Como ya mencioné, casi todos los niños que consumen la dieta estadounidense estándar a los diez años ya tienen principios de ateroesclerosis.
 
Y, por desgracia, el dolor lumbar es ahora común entre niños y adolescentes y está empeorando. Igual que los niños que contraen la diabetes de la edad adulta, los adolescentes empiezan su vida con una enfermedad crónica. Es por eso que nunca es demasiado temprano para empezar a comer sanamente. Para ponerte de nuevo a circular, es necesario darle circulación a tu espalda.
 
Omitiendo algunos puntos para ahorrar tiempo, sufrir una apoplejía puede provocar una grave discapacidad. Afortunadamente, una alta ingesta de fibra en la alimentación, es decir, alimentos no procesados, puede ayudar también a prevenir las apoplejías. Esta creencia de que la ingesta de fibra alimentaria se asocia de manera protectora a algunas enfermedades crónicas se postuló hace 40 años y desde entonces se ha impulsado y mantenido vigente enormemente por un gran cúmulo de ciencia. Por lo tanto, hoy en día, creemos que el consumo de una gran cantidad de fibra y de alimentos de origen vegetal no procesados ayuda a prevenir la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares como la apoplejía.
 
La apoplejía es la segunda causa principal de muerte en todo el mundo, una causa principal de discapacidad, de manera que prevenir las apoplejías, en primer lugar, la llamada prevención primaria, debe ser una prioridad clave de la salud pública. Con base en todos los mejores estudios hasta la fecha, diferentes apoplejías para personas diferentes, evidentemente depende de cuánta fibra han estado comiendo. Particularmente el aumento de fibra en solo siete gramos al día puede reducir el riesgo de apoplejías en un 7%. Y siete gramos es fácil, como una pequeña porción de pasta integral con salsa de tomate y una manzana. ¡Fácil!
 
Pero si realmente no quieres una apoplejía, todos debemos tratar de obtener 25 gramos diarios de fibra soluble, la cual se encuentra en las legumbres, la avena, los frutos secos y los frutos rojos y 47 gramos al día de fibra insoluble, la cual se encuentra principalmente en granos enteros. Uno tendría que tener una alimentación extraordinariamente sana para obtener 72 gramos al día: enormes cantidades de vegetales. Sin embargo, estos valores límite podrían ser considerados la ingesta diaria mínima recomendada de fibra para prevenir la apoplejía. Ahora, admiten que estos valores mínimos son más altos que lo que común y arbitrariamente se propone como “adecuado”, pero ¿acaso queremos condescendencia en cuanto a lo que dicen las autoridades que es práctico o solo queremos que nos digan lo que dice la ciencia, como hicieron aquí, para nosotros mismos decidir?
 
Alguien financiado por Kellogg’s escribió para quejarse de que en la práctica este tipo de ingesta de fibra es inalcanzable. Más bien, el mensaje debería ser: “cuanta más, mejor”, sabes, comer un plato de cereal o algo así.
  
El verdadero Dr. Kellogg, quien en realidad fue uno de nuestros médicos más famosos, reconocido por ser uno de los primeros en dar la alarma acerca de fumar, puede haber sido el primer médico estadounidense en haber reconocido el campo de la nutrición como una ciencia, estaría hoy revolcándose en su tumba si supiera en lo que se ha convertido su empresa.
  
La diabetes, nuestra séptima causa principal de la pérdida de vidas es también nuestra octava causa principal de la pérdida de la salud. Hasta un 50% de los diabéticos desarrollan, con el tiempo, neuropatía, daño a los nervios. Puede ser muy doloroso y el dolor, con frecuencia, es resistente a los tratamientos convencionales. De hecho, supuestamente, no existe un tratamiento eficaz para la neuropatía diabética. Nosotros los médicos nos quedamos con los esteroides, opiáceos y antidepresivos, cualquier cosa para tratar de manejar el sufrimiento.
 
Pero hace 20 años, se publicó un extraordinario estudio sobre la regresión o reversión de la neuropatía diabética con una alimentación a base de vegetales. A 21 diabéticos, que sufrían de neuropatía moderada o de la más dolorosa se les asignó una alimentación a base de vegetales no procesados por hasta diez años. Años y años de sufrimiento y luego alivio total del dolor en 17 de los 21 pacientes en cuestión de días. El entumecimiento también mejoró y los efectos secundarios fueron todos muy buenos. Perdieron 4.5 kilos, el azúcar en la sangre mejoró y los requerimientos de insulina se redujeron a la mitad. Y en cinco de los pacientes no solo se curó la neuropatía diabética dolorosa, aparentemente, también su diabetes. Azúcar en la sangre normal, sin medicamentos. Diabéticos que sufrieron por un período de hasta 20 años y luego sin nada de medicamentos en cuestión de semanas.
 
Su alta concentración de triglicéridos y colesterol también mejoró y también su presión arterial alta. De hecho, desapareció en la mitad de los hipertensos, en tres semanas una caída general del 80% en la necesidad de medicamentos para la presión arterial alta.
 
Ahora nos damos cuenta de que la alimentación a base de vegetales puede revertir y curar la diabetes tipo 2 y la hipertensión arterial, pero esto fue algo nuevo. Años de doloroso sufrimiento y luego alivio total del dolor en un 80% en cuestión de días.
  
Ahora bien, este fue un programa con internos, es decir, en realidad a los pacientes se les daban comidas. ¿Sabes lo que ocurrió cuando los enviaron a casa y como si tuvieran que volver al mundo real? Pues bien, les hicieron un seguimiento a 17 personas durante años y en todos, con excepción de uno, el alivio de la neuropatía dolorosa continuó o mejoró aún más. ¿Cómo conseguirían ese tipo de observancia con una alimentación estrictamente a base de vegetales? ¡Porque funciona!
  
Es una de las condiciones más dolorosas y frustrantes para tratar de toda la medicina y tres cuartos se curaron en un par de días con un tratamiento natural, no tóxico, de hecho, beneficioso: una alimentación compuesta de alimentos vegetales no procesados. Debería haber sido noticia titular de primera página.
  
¿Cómo pudo revertirse el daño neurológico tan repentinamente? Bueno, no parece ser por la mejoría en los niveles de azúcar porque tomó aproximadamente diez días para controlar la diabetes con la alimentación, mientras que el dolor había desaparecido en tan solo cuatro. Hay varios mecanismos por los cuales una alimentación totalmente vegetariana puede aliviar el problema de la neuropatía diabética, así como la misma diabetes. Ahora, la suposición más interesante es que pensaron que podrían ser las grasas trans que se encuentran de forma natural en la carne y los lácteos lo que podría estar causando una respuesta inflamatoria.
Descubrieron que un porcentaje significativo de la grasa subcutánea de quienes comen carne, o incluso solo lácteos y huevos, era grasas trans. Las grasas trans estaban atrapadas dentro de sus cuerpos, debajo de la piel, mientras que a quienes habían tenido una alimentación estrictamente a base de alimentos vegetales no procesados, no se les detectaron grasas trans en sus cuerpos. 
 
Los investigadores introdujeron agujas en los glúteos de personas con diferente alimentación y nueve meses o más con una alimentación estricta a base de vegetales pareció eliminar toda la grasa trans de sus cuerpos o al menos de sus glúteos. Pero no tomó nueve meses para que su dolor mejorara sino como nueve días, ¿verdad? Así que es más probable que la sorprendente reversión se debió a una mejoría en el flujo sanguíneo. Las biopsias de nervios tomadas de diabéticos con neuropatía progresiva severa han demostrado que tienen enfermedad arterial dentro del nervio. Hay vasos sanguíneos dentro de los nervios que pueden obstruirse también, privando a los nervios de oxígeno, supuestamente haciéndolos gritar de dolor.
  
Sin embargo, en cuestión de meses, las mejorías en la “reología” sanguínea, es decir, la facilidad con la cual fluye la sangre, con una alimentación a base de vegetales pueden desempeñar un rol importante en revertir la neuropatía diabética.
La alimentación a base de vegetales también puede reducir el nivel de IGF-1 en los globos oculares de los diabéticos y disminuir también el riesgo de retinopatía, pérdida de la visión en los diabéticos. Pero ¿qué sucede con el tratamiento de la retinopatía?
 
Kempner en Duke utilizó una alimentación a base de vegetales compuesta principalmente por arroz y fruta para documentar por primera vez la reversión de la neuropatía diabética en un cuarto de sus pacientes, algo que nunca se pensó que sería posible. Por ejemplo, una mujer diabética de 60 años de edad, ya ciega de un ojo, solo puede ver los contornos de objetos de gran tamaño con el otro ojo, prácticamente ciega. Cinco años más tarde con la alimentación, en lugar de empeorar mejoró. Entonces pudo distinguir caras, ver señales, empezar a leer letras grandes en los periódicos, además de suspender toda la insulina, niveles de azúcar normales y la disminución de 100 puntos en su colesterol. La manera más efectiva de evitar complicaciones por la diabetes es eliminar la diabetes en primer lugar. Y esto es a menudo factible para aquellos diabéticos tipo 2 que pueden comprometerse al ejercicio diario continuo y a una alimentación lo suficientemente sana. La diabetes tipo 2 se puede revertir, curar y eliminar con alimentación, igual que algunas de sus complicaciones. Desde que se publicó el informe sobre la reversión de la neuropatía, hace 20 años, ha sido replicado por otros investigadores.
 
¿Por qué no aprendimos esto en la facultad de medicina? El descuido hacia este importante trabajo por parte de la comunidad médica en general es poco menos que inadmisible. La enfermedad de Alzheimer es quizás la que mejor refleja la diferencia entre la esperanza de vida y la conservación de la salud. ¿A quién le importa si vive hasta los 100 años, si en los últimos años no se reconoce a sí mismo en el espejo?
 
En 1901, el esposo de Augusta la llevó a un manicomio. La describieron como una mujer delirante, olvidadiza, desorientada, que trágicamente ya no podía llevar a cabo sus tareas domésticas. La vio un doctor llamado Alzheimer y así se convertiría en el caso que hizo su nombre tan reconocido.
 
En la autopsia, él describió las placas y ovillos que caracterizarían la enfermedad. Pero por la emoción de descubrir una nueva condición, se pudo pasar por alto una pista clave. Describió cambios escleróticos arteriales, el endurecimiento de las arterias, en su cerebro.
 
Y normalmente pensamos que la obstrucción de las arterias tiene lugar en el corazón, ¿verdad? Pero como vimos con la columna vertebral y los nervios, la ateroesclerosis involucra prácticamente a todo el organismo humano, nuestro árbol vascular completo de arriba a abajo, incluyendo el cerebro. Uno de los ejemplos más conmovedores de la naturaleza sistémica de las arterias obstruidas es la relación entre la enfermedad arterial coronaria, la enfermedad degenerativa del cerebro y el alzhéimer, la demencia.
 
Así como se puede prevenir significativamente un ataque cardiaco o una apoplejía, se podría pensar en el alzhéimer como un “ataque a la mente”. Un ataque a la mente, como se necesita prevenir los ataques cardiacos y apoplejías mediante el control de factores de riesgo vascular como la hipertensión arterial y el colesterol, controlar la hipoperfusión sanguínea crónica, la falta de flujo sanguíneo adecuado al cerebro en los años que anteceden a la aparición del alzhéimer.
 
Ahora tenemos un conjunto sustancial de evidencia que asocia estrechamente a la enfermedad vascular arteriosclerótica con el alzhéimer. Los estudios de autopsias, por ejemplo, han demostrado que los individuos con alzhéimer, muestran más estrechamiento arterioesclerótico de las arterias en sus cerebros. Así es como se deberían ver nuestras arterias cerebrales: abiertas, limpias, permitiendo el flujo de sangre. Es así como la ateroesclerosis se ve en las arterias cerebrales. Bloqueadas con grasa y colesterol, cerrando la arteria, restringiendo el flujo sanguíneo en nuestro cerebro.
 
¿Qué tipo de arterias deseas en tu cerebro?
 
Esta reducción en el flujo sanguíneo puede privar de oxígeno al cerebro, causando estos diminutos derrames cerebrales silenciosos, atrofia cerebral, contracción. Los efectos acumulativos parecen desempeñar un rol fundamental en el desarrollo de alzhéimer.
Pero ¿qué sucede con el rol de los metales en el alzhéimer? Pues bien, los metales parecen simplemente agravar los efectos perjudiciales del consumo elevado de grasa saturada y colesterol.
 
¿Qué sucede con el llamado gen del alzhéimer, ApoE4? La alimentación anula a los genes. La mayor frecuencia del gen del alzhéimer en el mundo se encuentra en Nigeria, pero también tienen algunas de las tasas más bajas de alzhéimer. Para entender porqué, hay que entender el papel del ApoE. ¿Qué hace este gen?
 
El gen de alzhéimer produce el portador de colesterol principal en el cerebro, pero si tu colesterol es lo suficientemente bajo, debido a que tu alimentación es lo suficientemente baja en grasa animal, si centras tu alimentación en granos y verduras, los cambios en el colesterol pueden conducir a cambios en la expresión génica.
 
El hecho de que nos tocaran algunas cartas genéticas malas, no significa que no podamos reordenar la baraja con la alimentación.
 
Según las últimas directrices para la prevención del alzhéimer, las dos cosas más importantes que podemos hacer es disminuir nuestro consumo de carne, lácteos y comida chatarra y reemplazarlos con verduras, legumbres, frutas y granos enteros. Esa es la mejor ciencia que tenemos sobre la prevención de la enfermedad de Alzheimer.
 
Espera, ¿los granos protegen el cerebro?
 
Este año obtuve la distinción de participar en un panel con el Dr. Perlmutter, autor del libro Grain Brain (Cerebro de pan), quien vendió un montón de libros que afirman que los carbohidratos están destruyendo nuestro cerebro, pero ¿qué muestra la ciencia? Toma a Japón, por ejemplo, en donde la prevalencia de la demencia se ha disparado en las últimas décadas. Y el culpable de este aumento del alzhéimer: el aumento de los productos de origen animal. Las dietas tradicionales se inclinaron hacia los productos de origen vegetal como los granos, alejándose de los productos de origen animal, pero desde 1960, la alimentación en Japón ha cambiado de una más tradicional a base de arroz a otra en la cual prevalece la carne. Así que menos granos dan como resultado más alzhéimer.
 
El factor alimentario más estrechamente asociado al alzhéimer fue el consumo de grasa de origen animal. De modo que el vínculo entre la alimentación y la demencia se puede caracterizar menos como cerebro de grano y más como cabeza de carne.
Un análisis similar en China llegó a la misma conclusión. Tomando como base estos hallazgos, las tasas de alzhéimer y demencia seguirán aumentando a no ser que se cambien los patrones alimentarios a aquellos con menor dependencia de productos de origen animal. Esto es compatible con los datos que muestran que quienes consumen comida vegetariana tienen de dos a tres veces menos probabilidades de desarrollar demencia. Y cuanto más se come sin carne, el riesgo también disminuye.
 
De hecho, ¿dónde están las tasas más bajas de alzhéimer del mundo? En las zonas rurales de India. Puede no ser coincidencia que el país con las tasas más bajas de alzhéimer tenga también una de las tasas más bajas de consumo de carne. Alrededor del 40% tiene una alimentación sin carne y sin huevo con alto contenido de granos, legumbres y carbohidratos. Los estudios poblacionales han descubierto un rol protector, fuertemente protector, de los granos en relación con la enfermedad de Alzheimer, al incluir granos que contienen gluten, no solo arroz. La ciencia demuestra exactamente lo contrario de lo que se podría leer en la prensa popular. En otras palabras, no excluyas los granos de tu alimentación. Pasa los granos para salvar el cerebro. El vínculo entre la obstrucción arterial y el alzhéimer es una buena noticia porque la ateroesclerosis se puede prevenir y tratar, así que tal vez el alzhéimer se puede también prevenir y tratar.
 
Bien, pongámoslo a prueba. Si les haces un seguimiento a personas que apenas comienzan a perder sus facultades mentales, el nivel cognitivo de aquellos con menor obstrucción de las arterias cerebrales permanece bastante estable con el paso de los años. Pero los que tienen más acumulación de colesterol empeoran y los que tienen la mayor obstrucción se deterioran más rápidamente. Y lo mismo con la capacidad de llevar a cabo actividades de la vida diaria como vestirse por sí mismos. Y la enfermedad arterial duplicó la progresión del Alzhéimer. En resumen, un suministro ineficaz de sangre al cerebro puede tener muy graves consecuencias sobre la función cerebral.
 
Pero ¿el tratamiento de factores de riesgo vascular, como la presión arterial alta y el colesterol alto, hacen la diferencia? No lo sabíamos hasta ahora. De 300 pacientes con alzhéimer, al tratar a aquellos con sus factores de riesgo vascular mostraron considerablemente menos deterioro, una progresión desacelerada de su enfermedad.
A menudo se dice que: “el objetivo de la medicina es darles esperanza a los pacientes y cuando no hay esperanza, ofrecerles comprensión”. Así, por primera vez en la historia de este trastorno, tenemos la oportunidad de brindarles esperanza a los pacientes con Alzheimer.
 
Permítanme concluir con el cáncer, una de las principales causas de muerte y discapacidad. ¿Cuántos años de vida se pierden con los cánceres que podrían prevenirse? Cada año se pierden más de cinco millones de años en esperanza de vida en los Estados Unidos debido a solo estos tres tipos de cáncer discapacitantes: cáncer de pulmón, cáncer colorrectal y cáncer de mama. Por lo tanto, la identificación y el mejoramiento de las estrategias para la prevención del cáncer sigue siendo una prioridad, especialmente porque no más del 2% de todo el cáncer humano se les atribuye a factores puramente genéticos. Así que un 2% puede estar en nuestros genes, pero el resto puede deberse a factores externos, en particular, nuestra alimentación. Sabes, nuestra piel mide aproximadamente 1.85 metros cuadrados. Nuestros pulmones, si realmente los aplanaras, medirían aproximadamente 92 metros cuadrados de superficie. Pero nuestros intestinos, 914 metros y si incluyes todos los pequeños pliegues, 279 metros cuadrados. Así que lo que comemos es nuestra principal interfaz con el mundo exterior, sí, con nuestro entorno.
 
El estudio más completo que se ha recopilado, un resumen de la evidencia sobre la alimentación y el cáncer, recomienda el consumo de alimentos de origen vegetal para ayudar a prevenir el cáncer. Esto significa centrar nuestra alimentación en alimentos vegetales sin procesar. No solo los granos enteros y legumbres todos los días, sino en cada comida.
 
Y cuando se trató de alimentos que aumentan el riesgo de cáncer, fueron igualmente francos a diferencia de algunos otros cambios alimentarios que casi son cobardes y solo les aconsejan a las personas “moderar” su ingesta de alimentos perjudiciales, como: “come menos dulces”. Las directrices sobre el cáncer no se andan con rodeos cuando se trata de ”lo peor de lo peor”. Por ejemplo, no solo reduce al mínimo la ingesta de refrescos. Evítalos. No solo reduce el tocino, los perros calientes, el jamón y las carnes frías. Evita las carnes procesadas, punto. Porque los datos no muestran ningún nivel de consumo que se pueda mostrar con seguridad que no esté asociado al riesgo. Incluso cantidades pequeñas pueden presentar riesgo.
 
La carne procesada no se puede considerar solamente como un potente carcinógeno de múltiples órganos, también puede aumentar el riesgo de enfermedad cardiaca y diabetes. La carne roja era mala, pero la carne procesada era peor, incluyendo la carne blanca como rodajas de pollo o de pavo. Así que con más enfermedad cardiaca, cáncer y diabetes, no sorprende que el consumo de carne procesada esté asociado a un mayor riesgo de muerte, incluso en pequeñas cantidades.
 
En Europa, se calcula que la reducción del consumo de carne procesada a menos de la mitad del equivalente de un perro caliente por día evitaría más de un 3% de todas las muertes.
 
Este fue el segundo mayor estudio prospectivo sobre la alimentación y el cáncer jamás realizado, un estudio de 400000 personas. Bien, el más grande de todos, de 600000, se llevó a cabo aquí en los EE. UU., el estudio AARP. Descubrieron que la fracción prevenible era aún mayor, lo cual sugiere que el 20% de las muertes por enfermedad cardiaca entre mujeres, por ejemplo, se podría evitar si los mayores consumidores redujeran a menos de como un cuarto de tajada de tocino al día, ¿verdad? Eso es un montón de muerte.
 
Entonces, ¿qué piensa la industria cárnica sobre todo esto? En la revista, Meat Science, la industria reconoció que las directrices de prevención del cáncer ahora instan a las personas a evitar la carne procesada, una declaración que representa “un peligro claro e inminente” para la industria cárnica. Dicen que la carne procesada es una ”necesidad social”. ¿Cómo puede alguien vivir sin mortadela? El desafío para la industria cárnica es encontrar una manera de mantener el consumo de estos productos, mientras que de alguna manera no dañen la salud pública.
 
Bien, han considerado durante décadas la eliminación de los nitritos debido a los efectos tóxicos conocidos desde hace tiempo. La industria los añade a la carne para conservar el color rosa. Hay disponibles, evidentemente, otros aditivos colorantes. Sin embargo, va a ser difícil que la industria cambie. Hay que equilibrar todo ese cáncer con los efectos positivos de estas sustancias como los conservantes y los sabores apetecibles e ingredientes que generan un aspecto de color rojo. Nadie quiere huevos verdes con jamón.
 
Es como reducir la sal en los productos cárnicos. A ellos les gustaría, pero una de las mayores barreras para la sustitución de la sal en la industria cárnica es el costo, porque la sal es uno de los ingredientes alimentarios más económicos disponibles. Ahora bien, hay una serie de potenciadores del sabor que se le pueden inyectar a la carne para ayudar a compensar la reducción de la sal, pero algunos de los compuestos dejan un sabor amargo, así que también pueden inyectar un químico patentado bloqueador del sabor amargo que puede prevenir el estímulo nervioso del gusto al mismo tiempo, el primero podría convertirse en una línea de productos que se elaboran debido a la convergencia entre tecnología de los alimentos y biotecnología.
 
O podrían siempre comenzar a agregarle a la carne materiales no cárnicos. Se podría añadir fibra o almidón resistente de legumbres los cuales tienen efectos protectores contra el cáncer. Después de todo, en los Estados Unidos el consumo de fibra alimentaria es demasiado bajo. Esto es como la ciencia de la carne dice: oh, bajo consumo de fibra, lo cual indica que los productos cárnicos fortificados con fibra podrían tener beneficios sobre la salud, olvidando indicar que, por supuesto, sus productos son una de las razones por las cuales los Estados Unidos son tan deficientes en fibra en primer lugar.
 
La industria está totalmente a favor de causar menos cáncer, pero, evidentemente, dicha optimización tiene que obtener un producto más sano sin afectar los aspectos hedónicos. Es importante darse cuenta de que la calidad nutricional y tecnológica en la industria cárnica están inversamente relacionadas. Una mejoría en una conduce a un deterioro de la otra, así que se debe equilibrar, ¿verdad?
 
Ellos saben que el consumo de grasa de cerdo no es lo mejor, siendo la enfermedad cardiaca nuestro asesino # 1. Sin embargo, esas desventajas tienen un marcado contraste con la calidad tecnológica de la manteca de cerdo, lo cual hace que las grasas saturadas sean indispensables en la fabricación de productos cárnicos, de otra manera, no se logra la misma consistencia de manteca de cerdo. Ves, la grasa del cerdo no se endurece lo suficiente y, como resultado, se observa una mancha de grasa en la superficie del cuchillo al cortarla en pedazos o en rodajas, Así que, mira, tienes que poner en orden tus prioridades, ¿verdad?
 
A pesar de que no se puede negar la evidencia sobre la relación entre el cáncer colorrectal (¡por fin!) y la ingesta de carnes procesadas, la industria cárnica sugiere una mayor investigación. Por ejemplo, compara los riesgos de comer carne con otras prácticas riesgosas: el alcohol, la inactividad, la obesidad y fumar. En comparación con el cáncer de pulmón y fumar, tal vez la carne no se vería tan mal.
 
Pero no te preocupes. Los consumidores probablemente ni siquiera se enterarán de las últimas directrices de prevención del cáncer. Los consumidores hoy en día están sobrecargados de información. Así, la industria puede esperar a que la difusión de información actualizada sobre la carne y el cáncer se ahogue en esta nube de información. E incluso si los consumidores lo ven, la industria no piensa que les importe mucho. Para muchos consumidores en el mundo occidental, el rol de la salubridad, aunque importante, no está cerca de disfrutar de la satisfacción de moldear sus decisiones finales con respecto a los productos cárnicos. Por lo tanto, es cuestionable si las recomendaciones modificadas, basadas en los efectos cancerígenos del consumo de carne, producirán cambios sustanciales en el comportamiento del consumidor.
 
Sabes, los médicos y los profesionales de la nutrición fomentan esta actitud condescendiente de que a la gente simplemente no le importa lo suficiente su propia salud para cambiar. Este artículo, extraído de una de las principales revistas de nutrición, se burló de la idea de que la gente cambiaría a una “alimentación prudente”, al reducir su ingesta de proteína y grasa animal, sin importar cuánto se previniera el cáncer. ¿Posibilidades de reducir el consumo para evitar el cáncer de colon? Prácticamente nulas. Considera la enfermedad cardiaca. Sabemos que podemos prevenir y tratar la enfermedad cardiaca con el mismo tipo de alimentación, pero el público no lo hace. “La alimentación”, dicen, “perdería demasiado de su sabor”.
 
En otras palabras, el gran sabor apetitoso del jamón sobrepasa en gran medida otras consideraciones, aunque la salud y el bienestar son factores cada vez más importantes en las decisiones de consumidor. Este artículo de 1998 de la industria temía que a menos que el consumo de carne se volviera compatible con comer saludable y sanamente, podría ser relegada a un rol de menor importancia en la alimentación durante la próxima década. Su predicción no dio del todo resultado. Aquí está el consumo de carne por persona durante los últimos 30 años. Aumenta y aumenta. Ahora, en 1998 fue cuando se publicó el artículo de Meat Science, con la preocupación sobre la próxima década del consumo de carne, el cual continuó aumentando aún más, pero luego tuvo una especie de nivelación antes de caer por un precipicio: el consumo de carne por persona bajó alrededor de un 10%. Millones de estadounidenses están reduciendo su consumo de carne.
 
Así que no me digas que las personas no están dispuestas a cambiar su alimentación. Sin embargo, seguimos recibiendo directrices alimentarias débiles porque las autoridades se preguntan a sí mismas: cuales cambios en la alimentación podrían ser aceptables para el público, en lugar de solo decirnos lo que dice la ciencia y dejarnos tomar nuestras propias decisiones en cuanto a si, ya sabes, la grasa de cerdo derritiéndose en los cuchillos debe primar sobre la salud de nuestras familias.
 
Lo que comemos no solo influye en el riesgo de cáncer de colon. ¿Por qué las mujeres con estreñimiento parecen presentar un mayor riesgo de cáncer de mama, mientras que las mujeres que tienen tres o más evacuaciones al día, las llamo súper defecadoras, suena como una canción de ABBA, ¿no es así?, parecen reducir su riesgo de cáncer de mama a la mitad? Esto podría deberse a que el estreñimiento representa un mayor tiempo de contacto entre tus desechos y la pared intestinal, lo cual puede aumentar la formación y la absorción de mutágenos fecales, estos compuestos que pueden causar mutaciones del ADN y cáncer, en la circulación y luego en las mamas.
 
Sabemos que las mamas absorben activamente químicos del torrente sanguíneo, por lo que los investigadores están preocupados porque las sustancias que se originan en el colon podrían entrar en el torrente sanguíneo y llegar a las mamas, específicamente los ácidos biliares, que se forman como una manera de deshacerse del exceso de colesterol. Nuestro hígado vierte ácidos biliares en el intestino para su eliminación, suponiendo que nuestro intestino estará lleno de fibra para atraparlos y eliminarlos del cuerpo, pero si no hemos estado comiendo alimentos enteros todo el día, pueden llegar a ser reabsorbidos por el cuerpo y luego acumularse en la mama.
  
Los ácidos biliares cancerígenos se encuentran concentrados en la mama hasta 100 veces el nivel que se encuentra en el torrente sanguíneo, solo lo concentran, lo sacan del sistema. Al marcar en forma radiactiva los ácidos biliares, se demostró que los ácidos biliares del intestino se introducen rápidamente en la mama, donde pueden tener un efecto promotor del cáncer similar al estrógeno en las células tumorales de mama.
 
Esto podría explicar porqué vemos niveles de ácidos biliares 50% más altos en la sangre de las víctimas de cáncer de mama recién diagnosticadas. Entonces, ¿cómo podemos facilitar la eliminación de ácidos biliares de nuestro cuerpo?
Bien, podemos acelerar el llamado tiempo de tránsito oro-anal, la velocidad con la cual el alimento pasa de la boca al inodoro, porque el tránsito intestinal lento puede conducir a una mayor absorción de los ácidos biliares. Pero podemos acelerar las cosas por medio del consumo de gran cantidad de fibra. Una alimentación rica en vegetales aumenta en gran medida la excreción de ácidos biliares.
 
La fibra puede capturar y eliminar elementos tóxicos como el plomo y el mercurio, así como colesterol y ácidos biliares. Pero los vegetales pueden incluso unirse a los ácidos biliares independientemente de la fibra. La alimentación vegana tenía considerablemente más ácidos biliares, capturó de manera significativa más ácido biliar que la ovolactovegetariana o no vegetariana, incluso con la misma ingesta de fibra, lo cual podría explicar porqué parece ser que las personas que consumen comida vegetariana pueden excretar menos heces fecales mutagénicas, causantes de mutación, en primer lugar.
 
Ahora, notarás que el tipo de alimentación que se utiliza para ayudar a reducir el riesgo de cáncer es el mismo que se utiliza para ayudar a reducir el riesgo de alzhéimer, la diabetes, las complicaciones por la diabetes, la presión arterial alta, la apoplejía, el dolor de espalda y la enfermedad cardiaca, ¿verdad? Una alimentación centrada en alimentos vegetales no procesados, el tipo de alimentación ingerida por poblaciones que se encuentran en gran parte libres de nuestras enfermedades más mortales y más discapacitantes.
 
Era tan raro encontrar enfermedad cardiaca entre los que consumían esta alimentación a base de vegetales que se publicaron estudios como este: ”A Case of Coronary Heart Disease in an African” (caso de cardiopatía coronaria en un africano). Después de 26 años de práctica médica finalmente registraron su primer caso de enfermedad coronaria en una población de 15 millones, un juez, que había empezado a consumir una dieta parcialmente occidentalizada.
Ahora, algunos pensaron que era la preponderancia de alimentos vegetales lo que estaba protegiendo a estas poblaciones, otros pensaron que era la exclusión de alimentos de origen animal.
 
Pero de cualquier manera, no se pudo demostrar que fue la alimentación hasta que lo pusieron a prueba. Pritikin, Ornish, Esselstyn y otros eligieron personas con enfermedad cardiaca y les asignaron una clase de alimentación a base de vegetales consumida por poblaciones que no tenían, no sufrían de enfermedad coronaria, esperando detener el proceso de la enfermedad, evitando que progresara más.
  
Por el contrario, sucedió algo milagroso. Su enfermedad comenzó a revertirse, a mejorar. Tan pronto como dejaron de consumir una alimentación que obstruía sus arterias, sus cuerpos fueron capaces de comenzar a disolver un poco de esa placa, incluso en algunos casos de enfermedad vascular triple severa, se abrieron las arterias sin medicamentos, sin cirugía, lo cual sugiere que sus cuerpos quisieron sanar todo el tiempo, pero nunca se les dio la oportunidad.
 
Este es el nuevo estudio de Esselstyn, publicado hace cuatro días. Este aumento de flujo sanguíneo al músculo cardiaco a la izquierda ocurrió en solo tres semanas de comer sanamente.
 
Permítanme compartir el secreto mejor guardado de la medicina. El secreto mejor guardado de la medicina es que bajo las condiciones adecuadas el cuerpo puede curarse a sí mismo.
  
Ya sabes, si te das un golpe bastante fuerte en la espinilla en una mesa de centro, el área se enrojece, se calienta, se hincha y duele, pero sanará de forma natural si solo esperas y dejas que tu cuerpo haga su trabajo. Pero si continúas golpeando tu pobre espinilla contra esa mesa de centro en el mismo lugar una y otra vez, tres veces al día: desayuno, almuerzo y cena, nunca se curará.
 
Irás a tu médico y dirás algo como: “oh, me duele la espinilla”. Y el médico diría algo así como: “no hay problema”, sacaría rápidamente su recetario y te escribiría una receta para analgésicos. Te sigues golpeando la espinilla tres veces al día y aún duele como un diablo, pero ah, se siente mucho mejor tomando los analgésicos. Gracias a Dios por la medicina moderna.
 
Es como cuando la gente toma nitroglicerina para el dolor en el pecho: un tremendo alivio, pero no hace nada para tratar la causa subyacente de la enfermedad.
 
Nuestro cuerpo quiere volver a estar sano, si se lo permitimos. Pero si continuamos lesionándolo tres veces al día, es posible que nunca nos sanemos.
  
Es como fumar. Una de las cosas más increíbles que aprendí en la escuela de medicina fue que en un período de diez años de dejar de fumar, tu riesgo de cáncer de pulmón se aproxima al de alguien que nunca fumó en su vida. ¿No es asombroso? Tus pulmones pueden deshacerse de todo el alquitrán y, finalmente, es casi como si nunca hubieses empezado a fumar en absoluto.
 
Nuestro cuerpo quiere estar sano. Y cada mañana de nuestra vida de fumadores inicia el proceso de curación, hasta que ¡bam! nuestro primer cigarrillo, lesionando de nuevo nuestros pulmones con cada bocanada, como podemos volver a lesionar las arterias con cada bocado, cuando todo lo que tuvimos que hacer todo el tiempo, la cura milagrosa, es simplemente dejar de lesionarnos a nosotros mismos, apartarnos y dejar que el proceso natural de curación de nuestros cuerpos nos devuelva la salud.
 
Solo hay una alimentación que se ha probado que puede revertir la enfermedad cardiaca en la mayoría de los pacientes: una alimentación a base de vegetales. Cada vez que alguien trate de venderte alguna nueva dieta, pregunta primero: hazme un favor, una simple pregunta: “¿está demostrado que tu dieta revierte la enfermedad cardiaca?” (sabes, ¿la razón # 1 más probable de que tú y todos los que amas morirán?), “¿revierte la enfermedad coronaria?” Si no es así, ¿por qué siquiera considerarla?
 
Y si eso es todo lo que una alimentación a base de vegetales podría hacer, revertir nuestro asesino # 1, bien, entonces, ¿no debería ser la alimentación normal hasta que se demuestre lo contrario? Y el hecho de que también puede ser eficaz en prevenir, tratar y revertir otras causas de muerte, como la diabetes y la presión arterial alta, abogaría inmensamente por la alimentación a base de vegetales. Entonces, ¿por qué no hay más médicos recetándola?
  
El tiempo disponible para ver a un paciente es una razón que los médicos usualmente utilizan, pero si se averigua un poco más en detalle,
sí, se quejan de no tener suficiente tiempo para dar a sus pacientes el asesoramiento alimentario, pero la razón número uno es su percepción de que los pacientes temen ser privados de toda la basura que están comiendo. ¿Se imaginan a un médico diciendo: “sí, me gustaría decirles a mis pacientes que dejen de fumar, pero sé lo mucho que les gusta hacerlo”.
  
El Dr. Neal Barnard escribió un editorial irrefutable en el American Medical Association’s Journal of Ethics (manual de ética de la asociación médica estadounidense). Cuando dejó de fumar en los años 1980, la tasa de mortalidad por cáncer de pulmón era la máxima en los EE. UU., pero ha disminuido desde entonces con la reducción de las tasas de tabaquismo. Ya no eran los médicos quienes les decían a los pacientes que ”les dieran a sus gargantas unas vacaciones al fumar un cigarrillo fresco”.
 
Los médicos se dieron cuenta de que eran más eficaces al aconsejarles a los pacientes que dejaran de fumar cuando ya no tenían manchas de tabaco en sus propios dedos. En otras palabras, los médicos pasaron de ser espectadores, o incluso habilitadores, a dirigir la campaña en contra del tabaquismo. Y hoy, dice: ”la alimentación a base de vegetales es el equivalente nutricional de dejar de fumar”.
 
Esto no es vegetarianismo. Los vegetarianos suelen consumir todo tipo de basura. De hecho, los veganos también ¿verdad? Este nuevo paradigma es exclusivamente la nutrición a base de vegetales, alimentos de origen vegetal no procesados. ¿Por qué exclusivamente? Bien, como se informó en el Estudio de China de Cornell-Oxford, no parece existir un umbral más allá del cual no se acumulan más beneficios con el aumento de las proporciones de los alimentos vegetales en la alimentación. Parece ser que, mientras más alimentos de origen vegetal y menos alimentos de origen animal, mejor. Fueron necesarias cinco décadas desde los estudios iniciales que vinculan al tabaco y al cáncer para establecer políticas eficaces de salud pública, con un enorme costo para la salud humana. ¿Hay que esperar otros 50 años para responder a las epidemias de enfermedades alimentarias?
 
Ellos tienen dinero de su lado. Las industrias químicas, del tabaco y de alimentos se dan el lujo de compartir tácticas similares con las compañías farmacéuticas porque tienen los recursos para hacerlo. Por el contrario, las actividades potentes y económicas que promueven la salud (como comer sanamente) son demasiado económicas, no se pueden patentar, no son rentables.
 
Y arrojan ese dinero por todo lado.
 
La American Dietetic Association (ADA) (asociación estadounidense de la dietética), por ejemplo, promueve una serie de fichas de información nutricional. ¿Quién las escribe? Fuentes de la industria le pagan a la ADA 20000 dólares por cada ficha informativa y participan explícitamente en la redacción de los documentos. Así que puedes aprender sobre los huevos por la industria del huevo, los beneficios de la goma de mascar por el Wrigley Science Institute (instituto de ciencias de Wrigley). No sabía que Wrigley’s tenía un instituto de ciencias.
En 2008, la ADA anunció que Coca-Cola Company se había convertido oficialmente en socio para darles importante acceso a personas claves con influencia y a quienes toman decisiones y comparten los resultados de las investigaciones de Coca-Cola Company. Por ejemplo: ¿sabías que no hay efectos nocivos de las diferentes bebidas de Coca-Cola en testículos de ratas? ¿Acaso era siquiera una preocupación? Me parece que protestas demasiado.
 
Cuando le llamaron la atención a la American Academy of Family Physicians (academia estadounidense de médicos de cabecera) sobre su orgullosa nueva relación empresarial con Coca-Cola para apoyar la educación del paciente sobre la alimentación sana, un vicepresidente ejecutivo de la academia intentó apaciguar la protesta al explicar que la alianza no carecía de precedentes. Tenían relaciones con Pepsi y McDonald’s desde hacía algún tiempo, lo cual evoca tipos de relaciones similares en el pasado.
 
Esto no pareció aplacar a los críticos, así que el ejecutivo les aseguró que la ADA ha hecho una declaración política de que: “no hay alimentos buenos o malos”, una posición que la industria alimentaria ha explotado desde entonces.
 
Se sabe que en los primeros años, se le oía a la industria del tabaco un tema similar: fumar propiamente dicho no era malo, solo lo era fumar ”excesivamente”.  ¿Suena familiar? Todo con moderación.
 
¿Es a esto a lo que se han reducido los médicos de cabecera y los dietistas, para justificar alianzas financieras deshonestas, negar que haya alimentos no sanos?
 
Afortunadamente hay un sector empresarial que en realidad se beneficia de las personas sanas: la industria de seguros.
 
El año pasado Kaiser Permanente publicó en su diario oficial ”Nutritional Update for Physicians” (actualización nutricional para los médicos), la mayor organización de atención médica administrada en el país, que abarca alrededor de nueve millones de personas, cerca de 15000 médicos, a quienes se les dijo que una alimentación sana puede lograrse mejor con una alimentación a base de vegetales, definida como un régimen que fomenta alimentos de origen vegetal no procesados y desaconseja las carnes, los lácteos y huevos, así como toda la chatarra refinada y procesada.
 
Y con demasiada frecuencia los médicos ignoran los posibles beneficios de una buena nutrición y rápidamente recetan medicamentos, en lugar de darles a sus pacientes la oportunidad de corregir su enfermedad a través de una alimentación sana y una vida activa. Por lo tanto, los médicos deben considerar la recomendación de una alimentación a base de vegetales a todos sus pacientes, especialmente aquellos con presión arterial alta, diabetes, enfermedad cardiovascular y obesidad.
 
La desventaja principal es que puede funcionar demasiado bien. Si la gente está tomando medicamentos para la presión arterial o el azúcar en la sangre, en realidad podría bajar demasiado, por lo cual los médicos pueden tener que ajustar los medicamentos o eliminarlos por completo.
 
Los efectos secundarios, irónicamente, pueden ser no tener que tomar medicamentos.
 
A pesar de un sólido cúmulo de evidencia a favor de la alimentación a base de vegetales, muchos médicos no hacen hincapié en la importancia de la alimentación a base de vegetales como tratamiento de primera línea para las enfermedades crónicas. Es como un eufemismo. Ahora, esto podría ser debido a la falta de conciencia de los médicos o la falta de material de educación para el paciente. Así que Kaiser ha querido cambiar eso.
 
¿Quieres perder peso, sentirte mejor? ¿Mejorar, estabilizar o incluso revertir la enfermedad crónica? ¿Suspender algunos de tus medicamentos? ”Si tu respuesta es sí a cualquiera de estas preguntas, entonces un plan de alimentación a base de vegetales puede ser adecuado para ti”. Los efectos secundarios pueden incluir reducir el colesterol, la presión arterial y el azúcar en la sangre, reversión o prevención de nuestra causa # 1 de muerte, una vida más prolongada, un peso más saludable, menor riesgo de cáncer, diabetes, incluso retardar la progresión del cáncer, mejorar las condiciones inflamatorias como la artritis reumatoide. Ofrecen consejos para empezar, ideas para planear las comidas y, me siento honrado de decir, buen gusto en páginas web.
 
Este informe termina con un refrán conocido: ”se necesita más investigación”. En este caso, sin embargo, se necesita más investigación para encontrar maneras de hacer que la alimentación a base de vegetales sea el nuevo estándar.
 
Gracias.
 

Tengo mis dos últimas presentaciones anuales en DVD. Todos los ingresos son para obras benéficas y todo mi trabajo está disponible gratuitamente en NutritionFacts.org.

Gracias de nuevo.

Para ver las transcripciones individuales, ve los videos diarios en los cuales se trata cada tema. Explora todos los temas en: https://nutritionfacts.org/topics/.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Viviana Garcia.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Grabado en vivo en la Universidad de Pittsburgh el 5 de julio de 2014 gracias a NAVS y a Aaron Wissner. Imágenes gracias a Monica Trzaska.

Nota del Doctor

A continuación una aproximación al contenido del audio de este vídeo. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba.

Cada año examino minuciosamente la literatura académica mundial sobre nutrición clínica, recopilando la ciencia que considero más interesante, práctica e innovadora sobre cómo alimentarnos mejor nosotros mismos y a nuestras familias. Comienzo con aproximadamente 12000 artículos sobre nutrición humana publicados anualmente y, gracias a un grupo de voluntarios de primera, (¡y ahora empleados!), puedo reducirlos a 3000 estudios aproximadamente. Se descargan, se clasifican, se leen, se analizan y se convierten en cientos de vídeos cortos. Esto me permite publicar nuevos vídeos y artículos diariamente, durante todo el año en NutritionFacts.org. Esto, sin duda, hace que el sitio sea único. No existe ninguna otra fuente basada en la ciencia con actualizaciones diarias gratuitas sobre los últimos descubrimientos acerca de la nutrición. El problema es que la cantidad de información puede ser abrumadora.

Actualmente, tengo vídeos que tratan sobre 1814 temas de nutrición. ¿Dónde puedes siquiera empezar? Muchos han expresado su agradecimiento por la magnitud del material, pero pidieron que intente sintetizarlo en un resumen coherente de cómo usar mejor la alimentación para prevenir y tratar la enfermedad crónica. Tomé este comentario muy en serio y en 2012 creé Arrancar de raíz las principales causas de muerte, en el cual exploro el rol que la alimentación puede desempeñar en prevenir, detener e incluso revertir nuestros 15 asesinos principales. No solo llegó a convertirse en uno de Los diez vídeos más populares de 2012, sigue siendo mi vídeo más visto hasta el día de hoy, visto más de un millón de veces. (¡NutritionFacts.org tiene ya más de un millón de visitas al mes!).

En 2013 creé la continuación Más de una manzana al día para prevenir nuestras enfermedades más comunes, vídeo en el cual exploré el rol que la alimentación podría desempeñar en el tratamiento de algunas de nuestras condiciones más comunes. Lo presenté en todo el país el año pasado y terminó como el # 1 de nuestros 10 videos más populares de 2013.

Ahora, tengo el honor de traerte el tercero de la trilogía: De la mesa a estar capacitado: combatir enfermedades discapacitantes con los alimentos, en el cual exploro el rol de la alimentación en corregir algunas de nuestras principales causas de discapacidad. Para explorar más fácilmente el menú de enfermedades, se encuentra también disponible en DVD en mi página web o en Amazon. Si quieres compartir copias con otros, tengo una promoción de cinco por 40 dólares (escribe el código de descuento: 5FOR40TTA). Todos los ingresos por las ventas de todos mis libros, DVDs y presentaciones van a la organización benéfica sin ánimo de lucro 501(c)(3) la cual conserva a NutritionFacts.org gratuito para todos, para siempre. Si deseas apoyar esta iniciativa para educar a millones de personas sobre la erradicación de las enfermedades alimentarias, considera hacer una donación.

Cuando veas mi nueva presentación, asegúrate de estar suscrito a mis actualizaciones en vídeo diarias, semanales o mensuales para mantenerte al tanto de lo más reciente. Sin embargo, por ahora, ¡prepara con aire una palomitas de maíz, siéntate cómodamente y disfruta!

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This