El café de filtro de papel y el colesterol

Image Credit: Pixabay. This image has been modified.

La traducción de este texto viene de la mano de nuestra voluntaria Victoria Rodríguez.

Nuevos estudios indican que incluso el café de filtro de papel puede subir el colesterol “malo” (LDL).

En mi video de hace más de diez años titulado ¿Es el café malo para ti?, explicaba que el “componente del café que aumenta el colesterol no atraviesa el filtro de papel”. Como explico en mi reciente video ¿Afecta el café al colesterol?, si las personas beben café de prensa francesa, que se filtra sin papel, el colesterol comienza a aumentar al cabo de solo dos semanas, como se puede ver abajo y en el minuto 0:22 de mi video. Sin embargo, si comienzan a beber café de filtro de papel, el colesterol baja a los valores iniciales. La misma cantidad de café, pero preparado de manera diferente.

Desde ese entonces se identificó el motivo de este aumento del colesterol con el café en grano: son las sustancias grasas que hay en el aceite de los propios granos. Una razón por la que nos llevó tanto tiempo darnos cuenta es que este tipo de café no subía el colesterol en las ratas, los hámsteres ni los monos, pero sí lo subía en los seres humanos, como puedes ver abajo y en el minuto 0:45 de mi video.

No obstante, parece que las sustancias grasas quedan en el filtro de papel. “Esto explica por qué el café filtrado no afecta el colesterol, mientras que el café hervido de estilo escandinavo, de prensa o cafetera francesa o el café turco sí lo afectan”. Como puedes ver abajo y en el minuto 1:07 de mi video, el expreso, que tiene 20 veces más cafestol (la sustancia que sube el colesterol) que el café de filtro de papel, también eleva el colesterol, aunque el café de prensa francesa, el café turco y el café hervido son progresivamente peores. El café instantáneo y el percolado producen niveles de colesterol bastante bajos aunque se preparen sin filtro de papel, pero esos niveles no son tan bajos como con el café de filtro. No obstante, cabe señalar que, si haces café de filtro con uno de esos filtros de malla de metal que muchas cafeteras tienen y no le agregas un filtro de papel, los efectos serían tan perjudiciales como con el café de prensa francesa.

En los estudios en general “parecía que siempre se hallaba que este componente graso quedaba en el filtro de papel. Sin embargo, “según una pequeña cantidad de estudios, el café filtrado también puede aumentar los niveles de colesterol, por lo que comenzaron a surgir dudas en lo que parecía un tema resuelto”. Entonces, sí, “aunque los efectos de aumento del colesterol que causa el consumo de café filtrado quizás no sean tan potentes como con el café hervido, es importante no descartar la posibilidad de que el café filtrado también pueda tener un pequeño pero importante efecto en el aumento del colesterol”.

Yo ya conocía un estudio en el que se había determinado que beber tres tazas de café filtrado al día elevaba el colesterol total, pero que el aumento del colesterol “malo” (LDL) no era estadísticamente significativo, como puedes ver abajo y en el minuto 2:10 de mi video. Los investigadores obtuvieron los mismos resultados en otro estudio, en el que hallaron que los participantes que habían dejado de consumir café filtrado redujeron el colesterol total. Esto indicaba que quizás los filtros de papel para café solo eliminaban el cafestol hasta cierto punto. ¿Se habían medido alguna vez los niveles de los compuestos que elevan el colesterol y que se encuentran en los filtros de papel?

Los investigadores analizaron eso mismo y hallaron que la mayor parte del cafestol, responsable de elevar el colesterol, queda retenido en los granos de café en lugar de quedar en el filtro en sí. En otras palabras, la “función principal” del filtro de papel no es necesariamente bloquear el paso del compuesto, sino bloquear el paso de cualquier partícula fina que transporta el compuesto. Esto es similar a cuando se hace café de prensa francesa. Cuando se baja el émbolo que tiene la malla metálica fina, se observa un poco de residuo en el fondo de la taza, que son esas partículas diminutas que atraviesan la malla y pueden transportar parte del riesgo. Aun así, hay una pequeña cantidad de cafestol que pasa por el filtro. Como puedes ver abajo y en el minuto 3:07 de mi video, se puede eliminar más del 90 % del cafestol al beber café de filtro de papel en lugar de café de prensa francesa o de cafetera con filtro de malla metálica. Si usas un café con un alto contenido de cafestol, podrás eliminar alrededor del 95 % con el filtro de papel, pero ¿podría quedar el suficiente cafestol como para aumentar el colesterol LDL de todos modos? No se sabe hasta que se lo pone a prueba.

Como puedes ver abajo y en el minuto 3:38 de mi video, los participantes de un estudio comenzaron bebiendo un café con un alto contenido de cafestol y, después de un mes de beber dos tazas al día, su colesterol LDL aumentó en gran medida, a pesar de que el café se había preparado con filtro de papel. Por lo tanto, si tienes colesterol alto a pesar de llevar una alimentación saludable, es posible que debas intentar eliminar el café y volver a hacerte análisis. Otra alternativa es intentar cambiar a un café con bajo contenido de cafestol. Hay todo tipo de variables que pueden afectar los niveles de cafestol, como el grado de tostado o el tamaño de la molienda. Podríamos suponer que un tamaño más pequeño de molienda permitiría una mayor extracción. Dado que tostar el café también parece eliminar una parte del cafestol, un café tostado más oscuro debería tener un menor contenido, pero no se observó mucha diferencia entre uno tostado suave y uno intermedio en cuanto al aumento del colesterol después de consumir esos tipos de café. Ambos aumentaron el colesterol malo.

En los capítulos de mi libro Comer para no morir sobre las enfermedades del hígado, la depresión y la enfermedad de Parkinson, analizo los beneficios del café para el hígado, la mente y el cerebro. Las personas que consumen café viven más tiempo y tienen índices de cáncer más bajos en general, pero el café puede empeorar la enfermedad por reflujo gastroesofágico, la disminución de la masa ósea, el glaucoma y la incontinencia urinaria. En conclusión, no recomiendo beber café, pero principalmente porque cada taza de café que bebes es una oportunidad que pierdes de beber algo más saludable, como una taza de té verde, que no tiene efectos adversos en el colesterol.

Key Takeaways

  • El café puede elevar el colesterol según cómo se lo prepara.
  • El cafestol, la sustancia grasa del aceite de los granos de café, es el componente que aumenta el colesterol y, aparentemente, queda en el filtro de papel, motivo por el cual el café de filtro no afecta el colesterol. El expreso y el café de prensa francesa, el café turco y el café hervido sí aumentan el colesterol y son progresivamente peores.
  • Aunque se los prepara sin filtro de papel, el café instantáneo y el percolado producen niveles de colesterol bastante bajos, pero esos niveles no son tan bajos como con el café de filtro. Se supone que el café preparado con los filtros de malla metálica que se usan con frecuencia produce los mismos efectos perjudiciales que el café de prensa francesa, a menos que se le agregue un filtro de papel.
  • En general, parecía que en los estudios se había determinado que el papel filtra el cafestol, pero luego comenzaron a surgir dudas. Los investigadores hallaron que la mayor parte del cafestol queda retenido en los granos de café en lugar de quedar en el filtro en sí. Por lo tanto, el filtro de papel no necesariamente bloquea el componente que eleva el colesterol, sino las partículas finas que lo transportan.
  • Si, en lugar de café de cafetera o de prensa francesa con un filtro de malla metálica, bebes café de filtro de papel (o agregas un filtro de papel), se puede eliminar más del 90 % del cafestol.
  • Consumir un café con bajo contenido de cafestol también puede ser beneficioso, dado que se demostró que el café con alto contenido de cafestol aumenta en gran medida el colesterol LDL, incluso si se lo prepara con un filtro de papel.
  • El grado de tostado, el tamaño de la molienda y otras variables pueden afectar los niveles de cafestol. El tostado parece eliminar una parte del cafestol, por lo que un café tostado muy oscuro debería contener una menor cantidad. Tanto el café tostado suave como el intermedio aumentan el colesterol malo.
  • En mi libro Comer para no morir, analizo los beneficios del café para el hígado, la mente y el cerebro. No obstante, esta bebida puede empeorar la enfermedad por reflujo gastroesofágico, la disminución de la masa ósea, el glaucoma y la incontinencia urinaria. No recomiendo beber café principalmente porque cada taza de café que bebes es una oportunidad que pierdes de beber algo más saludable, como una taza de té verde, que no tiene efectos adversos en el colesterol.

Pin It en Pinterest

Share This