Cómo acceder gratis a artículos de investigación

Cómo acceder gratis a artículos de investigación
4.67 (93.33%) 3 votes

La “Robin Hood de la ciencia” continúa brindando más de 60 millones de artículos científicos gratis a todo el mundo en https://sci-hub.hk/.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Claudia Escorza y Leslie Salas voluntarios activos en NutritionFacts.org.

Las primeras ediciones de las primeras revistas científicas fueron publicadas en 1665. En ellas, se reportaban cosas como “Oye, parece que hay una mancha en Júpiter”, gracias a los nuevos telescopios inventados por un tal Sr. Newton, cuyo amigo Halley describió un cometa. La misma revista reportó que las naranjas y limones podían curar el escorbuto y que algo en la corteza de los sauces podría bajar la fiebre; también publicó una carta de un tipo en las colonias británicas sobre jugar con papalotes durante tormentas eléctricas; un relato de un notable músico de 8 años de nombre Amadeus; y, en este último siglo, algunos bosquejos de la estructura de una molécula llamada ADN. Una revista que aún se publica actualmente, 350 años después, ahora disponible en línea e impresa por el bajo, bajo costo de suscripción de $6,666 dólares al año.

Como podrás imaginar, el alto precio de las revistas deja a los profesionales de la salud en países en vías de desarrollo sin acceso a información relevante sobre la salud. En ese entonces, en los años ‘90s, se pensaba con optimismo que al menos para el 2004 este problema de acceso a la información con el poder de salvar vidas sería resuelto. Pero el 2004 llegó y se fue; así que se puso al 2015 en la mira. Seguramente, para entonces podríamos obtener información sobre la salud accesible para todos, pero la falta de acceso continuó siendo una gran barrera. Siendo realistas, solo los científicos en universidades grandes y bien financiadas en el mundo desarrollado pueden tener acceso a la información publicada y, si los precios aumentan cada vez más, incluso eso podría ya no ser cierto. Sabes que hay un problema cuando incluso Harvard, con fondos de 30 billones de dólares, afirma que los costos de las revistas de investigación ya son prohibitivos.

Mientras tanto, quienes publican las revistas están ganando billones cobrando a las instituciones hasta $35,000 dólares al año por revista, y cobrando a las personas por los artículos en línea. Así que si tienes un familiar que ha sido diagnosticado con alguna enfermedad y buscas en internet, puedes leer todo tipo de basura, pero si quieres ver la ciencia real, puede ser costoso encontrar información. Y probablemente tú también pagaste por esa investigación. Parte del dinero de nuestros impuestos se destina para financiar investigaciones y después no podemos tener acceso a esas investigaciones por la que pagamos.

Es como si un lindo parque fuera construido en la ciudad y viniera una compañía privada a cobrar por entrar. Así es más o menos cómo funciona la investigación científica y esta conversión de dinero para la investigación pública en ganancias privadas por publicaciones ha sido un motivo de descontento por mucho tiempo. Los editores no pagan nada por la investigación. La obtienen gratis, no le pagan nada a los investigadores. Así que nosotros pagamos por ella y después tenemos que pagar nuevamente cuando queremos leerla. Entonces, la ciencia puede terminar como un sistema de ganancias, en lugar de conocimiento.

Pero un día apareció Alexandra Elbakyan, llamada por algunos la “Robin Hood de la ciencia”. Es la historia de cómo una investigadora logró que cada artículo científico alguna vez publicado, estuviera disponible de forma gratuita para todos, en cualquier parte del mundo.

Nombrada por quizá la más prestigiosa revista científica en el mundo como una de las 10 personas más importantes de la ciencia en 2016, Alexandra empezó como una frustrada estudiante de posgrado en Kazajstán, sin acceso a los artículos científicos que necesitaba para su investigación. Una vez que encontró la forma de esquivar las cuotas de acceso, comenzó un sitio web sci-hub.io (actualización de 2018: prueba sci-hub.la) para eliminar todas las barreras obstaculizando la ciencia, al darle al mundo literatura científica, médica y nutricional de forma gratuita.

Lo que ella hizo es nada menos que admirable”, dijo un investigador. “La falta de acceso a la literatura científica es una gran injusticia y ella lo arregló de un solo golpe”.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Créditos de la imagen: Philosophical Transactions vía Wikipedia. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Claudia Escorza y Leslie Salas voluntarios activos en NutritionFacts.org.

Las primeras ediciones de las primeras revistas científicas fueron publicadas en 1665. En ellas, se reportaban cosas como “Oye, parece que hay una mancha en Júpiter”, gracias a los nuevos telescopios inventados por un tal Sr. Newton, cuyo amigo Halley describió un cometa. La misma revista reportó que las naranjas y limones podían curar el escorbuto y que algo en la corteza de los sauces podría bajar la fiebre; también publicó una carta de un tipo en las colonias británicas sobre jugar con papalotes durante tormentas eléctricas; un relato de un notable músico de 8 años de nombre Amadeus; y, en este último siglo, algunos bosquejos de la estructura de una molécula llamada ADN. Una revista que aún se publica actualmente, 350 años después, ahora disponible en línea e impresa por el bajo, bajo costo de suscripción de $6,666 dólares al año.

Como podrás imaginar, el alto precio de las revistas deja a los profesionales de la salud en países en vías de desarrollo sin acceso a información relevante sobre la salud. En ese entonces, en los años ‘90s, se pensaba con optimismo que al menos para el 2004 este problema de acceso a la información con el poder de salvar vidas sería resuelto. Pero el 2004 llegó y se fue; así que se puso al 2015 en la mira. Seguramente, para entonces podríamos obtener información sobre la salud accesible para todos, pero la falta de acceso continuó siendo una gran barrera. Siendo realistas, solo los científicos en universidades grandes y bien financiadas en el mundo desarrollado pueden tener acceso a la información publicada y, si los precios aumentan cada vez más, incluso eso podría ya no ser cierto. Sabes que hay un problema cuando incluso Harvard, con fondos de 30 billones de dólares, afirma que los costos de las revistas de investigación ya son prohibitivos.

Mientras tanto, quienes publican las revistas están ganando billones cobrando a las instituciones hasta $35,000 dólares al año por revista, y cobrando a las personas por los artículos en línea. Así que si tienes un familiar que ha sido diagnosticado con alguna enfermedad y buscas en internet, puedes leer todo tipo de basura, pero si quieres ver la ciencia real, puede ser costoso encontrar información. Y probablemente tú también pagaste por esa investigación. Parte del dinero de nuestros impuestos se destina para financiar investigaciones y después no podemos tener acceso a esas investigaciones por la que pagamos.

Es como si un lindo parque fuera construido en la ciudad y viniera una compañía privada a cobrar por entrar. Así es más o menos cómo funciona la investigación científica y esta conversión de dinero para la investigación pública en ganancias privadas por publicaciones ha sido un motivo de descontento por mucho tiempo. Los editores no pagan nada por la investigación. La obtienen gratis, no le pagan nada a los investigadores. Así que nosotros pagamos por ella y después tenemos que pagar nuevamente cuando queremos leerla. Entonces, la ciencia puede terminar como un sistema de ganancias, en lugar de conocimiento.

Pero un día apareció Alexandra Elbakyan, llamada por algunos la “Robin Hood de la ciencia”. Es la historia de cómo una investigadora logró que cada artículo científico alguna vez publicado, estuviera disponible de forma gratuita para todos, en cualquier parte del mundo.

Nombrada por quizá la más prestigiosa revista científica en el mundo como una de las 10 personas más importantes de la ciencia en 2016, Alexandra empezó como una frustrada estudiante de posgrado en Kazajstán, sin acceso a los artículos científicos que necesitaba para su investigación. Una vez que encontró la forma de esquivar las cuotas de acceso, comenzó un sitio web sci-hub.io (actualización de 2018: prueba sci-hub.la) para eliminar todas las barreras obstaculizando la ciencia, al darle al mundo literatura científica, médica y nutricional de forma gratuita.

Lo que ella hizo es nada menos que admirable”, dijo un investigador. “La falta de acceso a la literatura científica es una gran injusticia y ella lo arregló de un solo golpe”.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Créditos de la imagen: Philosophical Transactions vía Wikipedia. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video.

Nota del Doctor

El sitio web sci-hub.io había sido cerrado al momento de grabar este video, pero actualmente puede accesarse desde https://sci-hub.hk/ y cinco dominios más en caso de que cierren ese también (siempre puedes ver la lista actualizada en la Página de Wikipedia de Sci-Hub). Las ligas se brindan únicamente con propósitos educativos ¡literalmente!

Pero espera, ¿no es ilegal descargar artículos “piratas”? En mi siguiente video, Sci-Hub nos proporciona un sinfín de conocimiento, exploro esta controversia en la emocionante conclusión de esta serie de videos en dos partes.

Mi investigación sobre Sci-Hub surgió a raíz de un webinar que hice completamente sobre técnicas de investigación, el cual se convirtió en un curso en línea sobre educación médica continua, impartido por del Colegio Estadounidense de la Medicina del Estilo de Vida. Lo puedes ver en Cómo ser un profesional de la salud y del estilo de vida basado en evidencia (disponible solo en inglés). Espero hacer toda una serie de cursos pronto ¡mantente al tanto!

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This