¿El pasar de fumar marihuana a usar un vaporizador reduce los síntomas respiratorios?

Image Credit: Pixabay. This image has been modified.

 

El vapor de cannabis tiene menos alquitrán, pero podría contener más amoníaco. ¿Qué pasa con los síntomas respiratorios cuando los usuarios habituales de cigarros, blunts, pipas y bongs (pipas de agua) se pasan al vaporizador?

Hay muchas formas de consumir marihuana, pero la mayoría la fuma en pipa, cigarro, blunt o bong. Esto es preocupante, ya que, el humo sigue siendo humo y el uso de “dispositivos con filtros de agua, como las pipas de agua”, no ayuda en términos de exposición al alquitrán. Como analizo en mi video Fumar marihuana vs. vaporizarla, donde hay fuego, hay humo, y donde hay humo, hay irritantes inflamatorios. De hecho, “fumar cannabis con regularidad… se asocia con una inflamación importante de las vías respiratorias que es similar en frecuencia, tipo y magnitud a la observada en los pulmones de los fumadores de tabaco [cigarrillos]”, lo que podría provocar síntomas respiratorios prolongados, como tos crónica, producción excesiva de esputo, sibilancias y dificultad para respirar, así como una mayor incidencia de bronquitis y otras infecciones respiratorias.

Como mencioné, el humo sigue siendo humo, ya sea de plantas quemadas en un incendio forestal, en un cigarrillo o en un cigarro de marihuana. Hay subproductos nocivos de la combustión, como el monóxido de carbono. De hecho, obtienes cinco veces más monóxido de carbono por bocanada en el cannabis que en el tabaco, ya que los fumadores de marihuana inhalan más profundo que los fumadores de cigarrillos y retienen el humo por más tiempo. Podrías evitarlo por completo si comes cannabis en su lugar, pero la “absorción lenta y errática que produce el cannabis oral” no genera el mismo subidón inmediato. Sin embargo, inhalar vapor de cannabis podría ofrecer lo mejor de ambas posibilidades. En el minuto 1:28 de mi video y más abajo, puedes ver gráficos que indican que el vapor parece dar el mismo tipo de subidón en términos subjetivos en comparación con fumarlo, pero con una exposición menor de forma significativa al monóxido de carbono. Entonces, estamos hablando de “efectos similares a los del cannabis fumado mientras se reduce la exposición a subproductos tóxicos”, aunque no de todos.

Tanto el humo como el vapor de cannabis “contienen altas concentraciones de amoníaco” y, a veces, el vapor puede ser incluso peor. Entonces, aunque el vapor tiene menos alquitrán, podría tener más amoníaco. Esto se vio en un estudio que usó un “‘vaporizador’ comercial de drogas calentado de forma eléctrica… (el ‘Blue Meanie’)”. Como puedes ver a continuación y en el minuto 2:04 en mi video, usar un vaporizador de aire caliente, como los de la marca Volcano, da como resultado niveles de amoníaco en el torrente sanguíneo más comparables a fumarlo. Sin embargo, la única razón por la que nos preocupamos por los contaminantes es porque tratamos de reducir la inflamación. Entonces, ¿el vapor de cannabis produce menos síntomas respiratorios que el humo?

Según un estudio, que resultó ser el primero de su tipo, sí. Ahora bien, la vaporización no ayuda con los problemas de dependencia, de conducción o daño cerebral entre los grandes consumidores adolescentes, pero podría mejorar la “seguridad de las drogas de cannabis al minimizar los problemas pulmonares”. Los investigadores concluyeron que “los usuarios habituales de cigarros, blunts, pipas y pipas de agua podrían disminuir los síntomas respiratorios si cambiaran a un vaporizador”, pero este hallazgo se basó solo en una encuesta por Internet. No se sabe con seguridad hasta que… se ponga a prueba.

En un estudio financiado por un grupo a favor de la legalización, los investigadores reconocieron que “los debates sobre la política del cannabis a menudo mencionan los síntomas respiratorios como una consecuencia negativa del uso”, lo que sirve como un obstáculo en los esfuerzos a favor de la legalización. ¿Inhalar el vapor de cannabis en lugar del humo podría “minimizar las molestias respiratorias”? Los investigadores hicieron que 20 fumadores frecuentes de cannabis con síntomas respiratorios pasaran a usar un vaporizador durante un mes. ¿Los resultados? “Los 12 participantes que no desarrollaron una enfermedad respiratoria durante el ensayo mejoraron de forma significativa los síntomas respiratorios…”

Pero, espera. ¿Ocho de 20 sujetos contrajeron una enfermedad respiratoria en un solo mes? Eso es el 40%, lo que no suena bien. Además, las mejoras autoinformadas podrían haber estado teñidas de sesgo, ya que podrían pensar que tales resultados serían buenos para la causa de la legalización. Sin embargo, esto podría resultar contraproducente, ya que en literatura médica se aboga para legalizar solo las formas sin humo o al menos establecer una política para que la marihuana fumada tenga más impuestos.

Key Takeaways

  • La marihuana suele fumarse en un cuenco, una pipa o un bong; pero los aparatos con filtros de agua, como el bong o hookah, no ayudan a evitar la exposición al alquitrán.
  • El fumar marihuana de manera normal se asocia a una inflamación considerable de las vías respiratorias, similar en frecuencia, tipo y magnitud a la experimentada en los pulmones de fumadores de tabaco. Pueden aparecer síntomas respiratorios prolongados, como la tos crónica, el exceso de flema, la sibilancia o la falta de aire, además de una mayor incidencia de bronquitis y otras infecciones respiratorias.
  • El monóxido de carbono es un subproducto dañino de la combustión, y los fumadores suelen ingerir 5 veces más por calada al fumar marihuana que al fumar tabaco, porque los fumadores de marihuana inhalan más profundamente y mantienen el humo dentro más tiempo.
  • Al comer la marihuana se evita el fumar, pero los comestibles no suelen producir el mismo efecto instantáneo; al inhalar el vapor de la marihuana, podrías conseguir el mismo efecto rápido pero sin la misma exposición a monóxido de carbono. Sin embargo, el vapor tiene altas concentraciones de amoníaco.
  • Vaporizar la marihuana podría mejorar la seguridad de esta droga al minimizar los problemas de pulmón, pero no ayuda con la dependencia, el daño a la conducción y el daño cerebral en adolescentes que le dan un uso intensivo.
  • Unos investigadores hicieron un estudio financiado por un grupo que promovía la legalización de la marihuana, y descubrieron que un 40% de los fumadores habituales de marihuana con síntomas respiratorios que se pasaron al vaporizador contrajeron una enfermedad respiratoria en el primer mes.

Pin It en Pinterest

Share This