Image Credit: Pixabay. Esta imagen ha sido modificada

Los enjuagues con aceite podrían empeorar la erosión dental

La traducción de este texto viene de la mano de nuestra voluntaria Elisabel Gómez.

Tras revisarse los efectos de los enjuagues bucales con aceite (oil pulling en inglés), se concluyó que, de hecho, esta antigua práctica “podría tener efectos beneficiosos para la higiene bucodental”, es decir, la salud bucal y la salud dental. Ya he hablado de algunos estudios en los que se han investigado el oil pulling y la salud dental, pero ¿qué hay de la salud bucal? Hablo de ello en mi video Los enjuagues de aceite puestos a prueba para el blanqueamiento dental y el mal aliento.

El oil pulling también se puso a prueba para comprobar si ayudaba contra el mal aliento, también conocido como halitosis. Se cree que una cuarta parte de la población mundial sufre de halitosis, por lo que los investigadores decidieron comparar los enjuagues bucales con aceite con la clorhexidina, pero ¿cómo medimos el mal aliento? Hay métodos para todos los gustos, como por ejemplo “la nariz electrónica de cromatografía de gases, la sonda de diamante o la microscopia de campo oscuro”, pero no son muy fiables y, además, son muy costosos. Por lo tanto, los investigadores se decantaron por el “método de referencia”: se pidió a los sujetos del estudio que se acercaran a la cara del examinador y le echaran el aliento.

Los investigadores también querían saber lo que pensaban los sujetos sobre su propio aliento, así que les pidieron que se lamieran la muñeca, que la olieran una vez que se había secado la saliva, y a continuación asignaran una calificación que podía ir desde cero (sin olor) hasta cinco (olor muy desagradable). Según las calificaciones de los sujetos, el olor de su aliento mejoró tras dos semanas enjuagándose la boca con aceite, pero los investigadores parecían no estar de acuerdo con que el olor hubiera mejorado. En el minuto 1:07 de mi video puedes ver estas calificaciones.

Después de tres semanas, sin embargo, hubo una mejoría significativa y comparable en el olor del aliento, tanto en el grupo que practicó los enjuagues bucales con aceite como en el que usó la clorhexidina. Me hice muchas ilusiones con este estudio, porque los investigadores utilizaron un placebo de verdad (en este caso, agua con colorante), para que tuviera el mismo color que la clorhexidina, y en los dos casos, los enjuagues tuvieron la misma duración. ¡Aleluya! Por fin vamos a poder responder a esa pregunta tan fastidiosa de si los enjuagues bucales con aceite mejoran la placa y la gingivitis por el aceite en sí, o simplemente por el hecho de enjuagarnos la boca con lo que sea durante una cantidad de tiempo determinada. De hecho, como puedes ver en el minuto 1:50 de mi video, los resultados fueron los mismos al enjuagarse con agua. Los investigadores vieron los mismos cambios, sin importar si los sujetos habían usado aceite o agua, lo cual sugiere que lo que hace que disminuya la placa es el “hecho de enjuagarse” durante un periodo de tiempo determinado. Es verdad que el aceite es cinco o seis veces más barato que la clorhexidina, y también más seguro, pero el agua sin duda es la opción más barata y segura.

Pero ¿puede el agua blanquear los dientes? Hay muchas páginas web donde se pueden leer  testimonios acerca de cómo los enjuagues con aceite blanquean los dientes, pero no hay estudios publicados al respecto en la literatura médica, por lo que la mayoría de los médicos no indagarían más. Como he dicho, la mayoría. Dos profesores de Odontología de Detroit (EE. UU.) decidieron ponerlo a prueba. “Se eligieron unas cuantas muestras de una colección de dientes que se habían extraído de personas y almacenado” (sí, suena un poco a película de terror) y los pusieron en tubos con aceite de coco, aceite de sésamo o aceite de girasol, junto con un poco de saliva de mentira. Los profesores agitaron los tubos enérgicamente todos los días, durante dos semanas. ¿El resultado? No se halló evidencia alguna de que los enjuagues con aceite tuvieran efectos blanqueantes en los dientes.

Hubo otra moda en Internet, según la cual “se podían blanquear los dientes con un remedio casero a base de mezclar fresas con bicarbonato sódico”, que, por supuesto, salió en el famoso programa de televisión Dr. Oz, y también tuvo un resultado similar al ponerlo a prueba. Lo que sí funcionó fueron las tiras blanqueadoras para dientes que puedes comprar en tu tienda habitual. También funcionó el sistema blanqueador a base de cubetas individuales que te hace a medida el dentista y que te llevas a casa, así como los tratamientos de blanqueamiento que te haces en la consulta del dentista. Pero el remedio casero de fresa y bicarbonato de sodio no funcionó. De hecho, dio los mismos resultados que el agua, que se había usado en el grupo de control. Puedes ver los resultados en el minuto 3:05 de mi video.

Y, ¿qué ocurre con la erosión dental? En mi video Dietas a base de plantas: salud dental ya dije que las personas que comen de manera saludable suelen tener encías más sanas, pero como tienden a consumir alimentos y bebidas ácidas como cítricos, tomates y tés frutales, es posible que tengan mayor riesgo de sufrir desgaste en el esmalte. Por esta razón, deberíamos enjuagarnos la boca con agua tras comer o beber algo ácido o agrio. ¿Y si nos enjuagamos la boca con aceite todas las mañanas? Nuestro cuerpo nos protege contra la erosión dental formando una “película” sobre nuestros dientes, esto es, una capa protectora compuesta principalmente por proteínas de nuestra saliva y grasa. ¿Podría ayudar el enjuague bucal con aceite a prevenir ese daño en la superficie dental, actuando en cierto modo como contrafuerte de esa capa protectora? No se sabe hasta que se pone a prueba.

Los investigadores querían examinar los dientes con un microscopio, pero claro, no es la tarea más fácil teniendo en cuenta que los dientes están en la cabeza de una persona. Así que lo que hicieron fue poner trozos de dientes de vaca en la boca de los sujetos, esperar hasta que apareciera esa capa protectora, y luego enjuagar los dientes con aceite (o no, en el caso del grupo de control), para luego sacarlos y exponerlos al ácido.

Como puedes ver en el minuto 4:43 de mi video, si expones los dientes a una sustancia ácida sin que estén en la boca, en tan solo 2 minutos, o 120 segundos, empieza a darse una desmineralización significativa. El calcio de los dientes se disuelve a consecuencia del ácido. Pero si dejas esos mismos dientes en la boca durante unos minutos antes de exponerlos al ácido, hay menos desgaste. ¿Qué ocurre si volvemos a meterlos en la boca y hacemos un poco de enjuague con aceite? ¿Hay menos desgaste aún? No, hay más. Es como si el enjuague con aceite debilitara la capa protectora. De hecho, esto es exactamente lo que vieron los investigadores al examinarlo con el microscopio, tal y como puedes ver por ti mismo en el minuto 5:20 de mi video. Los investigadores sospechan que lo que el aceite hace en realidad es debilitar esa película y, por lo tanto, “alterar sus propiedades protectoras”.

El artículo habla del tercer video de una serie de cuatro videos sobre los enjuagues con aceite. Si te perdiste los primeros dos videos puedes ver ¿Ayudan contra el cáncer los enjuagues con aceite? y Beneficios del enjuague con aceite contra la placa y la gingivitis.

El último clavo del ataúd de los enjuagues con aceite es Los riesgos del enjuague con aceite.

¿Cómo podemos proteger nuestro esmalte? Ve:

Un saludo,

Comenta

Michael Greger M.D., FACLM

Michael Greger, M.D. FACLM, is a physician, New York Times bestselling author, and internationally recognized professional speaker on a number of important public health issues. Dr. Greger has lectured at the Conference on World Affairs, the National Institutes of Health, and the International Bird Flu Summit, testified before Congress, appeared on The Dr. Oz Show and The Colbert Report, and was invited as an expert witness in defense of Oprah Winfrey at the infamous "meat defamation" trial.


Pin It en Pinterest

Share This