¿Ayudan contra el cáncer los enjuagues con aceite?

Rate Video

¿Qué evidencia existe para sugerir que los enjuagues con aceite pueden tratar efectivamente enfermedades graves como parálisis, meningitis, cáncer y sida?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Guadalupe Gutiérrez y Leslie Salas voluntarios activos en NutritionFacts.org.

He hecho videos sobre cómo el aceite de coco es seguro para poner en tu cabello, o en tu piel, pero ciertamente no recomiendo comerlo. Puede que ni siquiera quieras estar en la misma cocina cuando se está cocinando con aceite de coco. No sé de dónde sacan las personas la idea de que es seguro cocinar con él. Tiene uno de los puntos de humeo más bajos y puede liberar una variedad de compuestos tóxicos a las temperaturas que se usan típicamente para freír alimentos. De hecho, puede liberarlos incluso debajo del punto de humeo; entonces, si de verdad quieres estar presente, deberías asegurarte de que haya una buena ventilación.

Tampoco se deberías inyectarlo en tus partes privadas. Incluso si te paras debajo de un cocotero no estás completamente exento de riesgos. Pero, ¿qué pasa si te enjuagas la boca con aceite de coco? Los enjuagues con aceite (“oil pulling”) son, evidentemente, un remedio tradicional que consiste en tomar una bocanada de aceite, que se retiene en la boca y se agita hacia adelante y hacia atrás entre los dientes para obtener supuestos beneficios de salud oral y sistémica. Se pone una cucharada de aceite en la boca y se agita por unos 20 minutos. Si eso es demasiado, se puede empezar con 5 o 10 minutos. Luego, se escupe, se enjuaga la boca con agua y se cepillan los dientes.

Puedo imaginarme cómo algo así podría ayudar a remover la placa dental o algo parecido y tener beneficios para la salud oral. Pero, ¿qué es esto de los efectos sistémicos? Esta práctica no solo es supuestamente inofensiva, sino que trata de manera efectiva las más variadas enfermedades, ayudando a evitar el uso de ciertos medicamentos o la necesidad de algunas cirugías. Estaba emocionado de ver esta cita, hasta que me di cuenta de que la cita era del sitio oilpulling.com, un libro electrónico donde evidentemente puedes encontrar cosas como "aceite para los enjuagues con aceite”, “los enjuagues con aceite y el tratamiento de enfermedades” y “la ciencia detrás de los enjuagues con aceite” y mucho más.

La moraleja de la historia es: siempre revisa tus fuentes.

Hay una fuente citada por los defensores de los enjuagues con aceite que parece legítima, publicada en el British Dental Journal, pero es solo una carta de un tipo que dice que la literatura médica ha reportado que los enjuagues con aceite pueden tratar eficazmente cosas como parálisis, meningitis y enfermedades crónicas como, oh, cáncer, sida, etc. Pero, no da ni una sola referencia. Entonces, esta literatura de la que habla es presumiblemente algo más como literatura de los cuentos de hadas. La conclusión es que simplemente no hay pruebas científicas. Muy bien, pero ¿y las afirmaciones con respecto a la salud oral?

Si nos fijamos en la lista, los supuestos "benificios" (creo que los enjuagues con aceite pueden tener un impacto adverso en el corrector ortográfico) van desde el tratamiento de coágulos de sangre hasta detener el crecimiento de tumores malignos y si observas esas citas que pretenden respaldar declaraciones tan descabelladas no te sorprenderá en este punto ver que no tienen absolutamente nada que ver con coágulos de sangre, cáncer o cualquiera de esas otras enfermedades, sino que son referencias a estudios realizados sobre salud dental. De acuerdo, no hay que ignorar lo bueno por lo malo; veamos lo que dicen.

Los estudios comenzaron así: se agrega aceite al régimen regular de higiene bucal de un grupo de personas y se monitorea la forma en que la gingivitis mejora semana tras semana, a medida que la cantidad de placa disminuye. La conclusión: los enjuagues con aceite tienen beneficios dentales. Esto ocurrió cuando se usó aceite de girasol; lo mismo con el aceite de coco. La gingivitis y la inflamación de las encías comenzaron a mejorar en una semana, a medida que la placa dental disminuía. Se ve bastante bien, ¿verdad? Entonces, la conclusión es misma: es posible que los enjuagues con aceite sean adición efectiva a los hábitos de higiene oral personal.

Muy bien, pero, ¿cuál es el error que tienen estos estudios? Correcto, no tienen un grupo control. Y, ¿por qué siempre insisto sobre la necesidad de grupos control? ¿No actuó cada participante como su propio control? Sabemos dónde estaban al inicio y luego mira eso: semana tras semana, bam, bam, bam, bam menos de la mitad de la placa, la mitad de la gingivitis. ¿Qué? ¿Se supone que debemos imaginarnos que todo es sólo una gran coincidencia y que todos empezaron a mejorar porque sí después de que comenzaron a usar el aceite de coco? ¡Por favor!

Déjame contarte sobre el efecto Hawthorne. "Con frecuencia, los pacientes mejoran simplemente por los efectos de ser incluidos en un estudio clínico". ¿Por qué? Porque los pacientes pueden mejorar su higiene oral como resultado de la atención especial o los exámenes frecuentes que reciben. Ese es el efecto Hawthorne y el porqué es tan importante hacer pruebas controladas.

Piénsalo. ¿No te cepillas muy bien los dientes la mañana de tu cita con el dentista? Bueno, imagina saber que vas a volver al dentista para un examen semana tras semana para ver cómo va tu placa y tu gingivitis. ¿No crees que te cepillarías un poco más y usarías hilo dental unas cuantas veces más ese mes? Sólo eso podría darte este tipo de resultados. Por lo tanto, la única manera de saber si los enjuagues con aceite tuvieron algo que ver es tener un grupo control en donde los participantes que no haga los enjuagues con aceite y estén conscientes de que también tendrán revisiones semanales. Sin embargo, no se habían hecho estudios controlados… hasta ahora, lo cual cubriremos en el siguiente video.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Iconos creados por Vladimir Belochkin, Alessandro Suraci, Daniel Polshin, Hopkins y M. Turan Ercan del The Noun Project.

Créditos de la imagen: Andreas Levers. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Guadalupe Gutiérrez y Leslie Salas voluntarios activos en NutritionFacts.org.

He hecho videos sobre cómo el aceite de coco es seguro para poner en tu cabello, o en tu piel, pero ciertamente no recomiendo comerlo. Puede que ni siquiera quieras estar en la misma cocina cuando se está cocinando con aceite de coco. No sé de dónde sacan las personas la idea de que es seguro cocinar con él. Tiene uno de los puntos de humeo más bajos y puede liberar una variedad de compuestos tóxicos a las temperaturas que se usan típicamente para freír alimentos. De hecho, puede liberarlos incluso debajo del punto de humeo; entonces, si de verdad quieres estar presente, deberías asegurarte de que haya una buena ventilación.

Tampoco se deberías inyectarlo en tus partes privadas. Incluso si te paras debajo de un cocotero no estás completamente exento de riesgos. Pero, ¿qué pasa si te enjuagas la boca con aceite de coco? Los enjuagues con aceite (“oil pulling”) son, evidentemente, un remedio tradicional que consiste en tomar una bocanada de aceite, que se retiene en la boca y se agita hacia adelante y hacia atrás entre los dientes para obtener supuestos beneficios de salud oral y sistémica. Se pone una cucharada de aceite en la boca y se agita por unos 20 minutos. Si eso es demasiado, se puede empezar con 5 o 10 minutos. Luego, se escupe, se enjuaga la boca con agua y se cepillan los dientes.

Puedo imaginarme cómo algo así podría ayudar a remover la placa dental o algo parecido y tener beneficios para la salud oral. Pero, ¿qué es esto de los efectos sistémicos? Esta práctica no solo es supuestamente inofensiva, sino que trata de manera efectiva las más variadas enfermedades, ayudando a evitar el uso de ciertos medicamentos o la necesidad de algunas cirugías. Estaba emocionado de ver esta cita, hasta que me di cuenta de que la cita era del sitio oilpulling.com, un libro electrónico donde evidentemente puedes encontrar cosas como "aceite para los enjuagues con aceite”, “los enjuagues con aceite y el tratamiento de enfermedades” y “la ciencia detrás de los enjuagues con aceite” y mucho más.

La moraleja de la historia es: siempre revisa tus fuentes.

Hay una fuente citada por los defensores de los enjuagues con aceite que parece legítima, publicada en el British Dental Journal, pero es solo una carta de un tipo que dice que la literatura médica ha reportado que los enjuagues con aceite pueden tratar eficazmente cosas como parálisis, meningitis y enfermedades crónicas como, oh, cáncer, sida, etc. Pero, no da ni una sola referencia. Entonces, esta literatura de la que habla es presumiblemente algo más como literatura de los cuentos de hadas. La conclusión es que simplemente no hay pruebas científicas. Muy bien, pero ¿y las afirmaciones con respecto a la salud oral?

Si nos fijamos en la lista, los supuestos "benificios" (creo que los enjuagues con aceite pueden tener un impacto adverso en el corrector ortográfico) van desde el tratamiento de coágulos de sangre hasta detener el crecimiento de tumores malignos y si observas esas citas que pretenden respaldar declaraciones tan descabelladas no te sorprenderá en este punto ver que no tienen absolutamente nada que ver con coágulos de sangre, cáncer o cualquiera de esas otras enfermedades, sino que son referencias a estudios realizados sobre salud dental. De acuerdo, no hay que ignorar lo bueno por lo malo; veamos lo que dicen.

Los estudios comenzaron así: se agrega aceite al régimen regular de higiene bucal de un grupo de personas y se monitorea la forma en que la gingivitis mejora semana tras semana, a medida que la cantidad de placa disminuye. La conclusión: los enjuagues con aceite tienen beneficios dentales. Esto ocurrió cuando se usó aceite de girasol; lo mismo con el aceite de coco. La gingivitis y la inflamación de las encías comenzaron a mejorar en una semana, a medida que la placa dental disminuía. Se ve bastante bien, ¿verdad? Entonces, la conclusión es misma: es posible que los enjuagues con aceite sean adición efectiva a los hábitos de higiene oral personal.

Muy bien, pero, ¿cuál es el error que tienen estos estudios? Correcto, no tienen un grupo control. Y, ¿por qué siempre insisto sobre la necesidad de grupos control? ¿No actuó cada participante como su propio control? Sabemos dónde estaban al inicio y luego mira eso: semana tras semana, bam, bam, bam, bam menos de la mitad de la placa, la mitad de la gingivitis. ¿Qué? ¿Se supone que debemos imaginarnos que todo es sólo una gran coincidencia y que todos empezaron a mejorar porque sí después de que comenzaron a usar el aceite de coco? ¡Por favor!

Déjame contarte sobre el efecto Hawthorne. "Con frecuencia, los pacientes mejoran simplemente por los efectos de ser incluidos en un estudio clínico". ¿Por qué? Porque los pacientes pueden mejorar su higiene oral como resultado de la atención especial o los exámenes frecuentes que reciben. Ese es el efecto Hawthorne y el porqué es tan importante hacer pruebas controladas.

Piénsalo. ¿No te cepillas muy bien los dientes la mañana de tu cita con el dentista? Bueno, imagina saber que vas a volver al dentista para un examen semana tras semana para ver cómo va tu placa y tu gingivitis. ¿No crees que te cepillarías un poco más y usarías hilo dental unas cuantas veces más ese mes? Sólo eso podría darte este tipo de resultados. Por lo tanto, la única manera de saber si los enjuagues con aceite tuvieron algo que ver es tener un grupo control en donde los participantes que no haga los enjuagues con aceite y estén conscientes de que también tendrán revisiones semanales. Sin embargo, no se habían hecho estudios controlados… hasta ahora, lo cual cubriremos en el siguiente video.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Iconos creados por Vladimir Belochkin, Alessandro Suraci, Daniel Polshin, Hopkins y M. Turan Ercan del The Noun Project.

Créditos de la imagen: Andreas Levers. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video.

Nota del Doctor

Ésta es la primera de una serie de 4 partes sobre los enjuagues con aceite. Estén atentos a:

Mucha gente me preguntaba acerca de los enjuagues con aceite, así que decidí profundizar en el tema. ¿Qué otros temas de salud, relacionados o no con nutrición, te gustaría que abordara?

¿Por qué recomiendo no pasarse el aceite de coco? Ve:

¿Qué puede hacer uno cuando se trata de cáncer? Echa un vistazo a mi video No morir de cáncer.

Reglamento de comentarios

El propósito de la sección de comentarios en cada publicación de video y blog es permitir que todos los miembros compartan sus historias, preguntas y comentarios con otros en un ambiente acogedor, atractivo y respetuoso. Se permiten comentarios fuera del tema, con la esperanza de que los usuarios más experimentados puedan redirigirlos a videos más relevantes que puedan responder a sus preguntas. Un debate científico vigoroso es bienvenido, siempre y cuando los participantes puedan discrepar respetuosamente. No se permite la publicidad de productos o servicios.

Para hacer que NutritionFacts.org sea un lugar en donde la gente se sienta cómoda al publicar sin sentirse atacada, no toleramos los ataques ad hominem o comentarios racistas, misóginos, homofóbicos, vulgares o inapropiados. Así que, por favor, para el beneficio de todos, ayúdanos a fomentar una comunidad de respeto mutuo. La aplicación de estas reglas se hace, en la medida de nuestras capacidades, caso por caso.

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This