Micromuerte: ¿cuál es el riesgo de la anestesia?

4.3/5 - (12 votes)

Una micromuerte es la unidad de riesgo asociada a una probabilidad de muerte de uno entre un millón.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Rosario Ribeiro voluntaria activa en NutritionFacts.org.

Cientos de millones de operaciones se realizan cada año, y el riesgo de muerte es en general de alrededor del 0,5%, a lo que los pacientes pueden decir cosas como: “Tengo las mismas probabilidades de morir así que cruzando la calle”, dejando en claro que en realidad no entienden la diferencia en cuanto a la magnitud del riesgo. Una manera de entenderlo es explicarlo por analogía. Por ejemplo, estar anestesiado implica una probabilidad de 1 en 100.000 de que no te despiertes. ¿Cuánto es eso? Es casi el mismo riesgo que el que tiene un paracaidista experto. Aunque esto todavía puede ser difícil de asimilar. Es difícil pensar en términos de números tan pequeños. Imagina debatir la medida de una alfombra de 0.0027 km por 0.0037 km. ¿Qué tan grande es eso? Necesitamos unidades más tangibles. Utilicemos la micromuerte como unidad para comparar y explicar el riesgo a los pacientes.

La micromuerte es una unidad que equivale a una probabilidad en un millón de morir. Uno en un millón es como lanzar una moneda y sacar una cara o cruz 20 veces seguidas, o más o menos lo mismo que sacar una escalera real en póquer. Pero lo realmente útil es utilizarla para comparar los diferentes riesgos, usando la misma unidad de medida. Por ejemplo, manejar a 160 km/h equivale a una probabilidad en un millón de morir - eso es una micromuerte. Hacer buceo implica 5 micromuertes por zambullida; por lo que cada zambullida es tan riesgosa como manejar 805 km. Entonces ahora tenemos una manera directa de comparar el riesgo de los procedimientos quirúrgicos con actividades cotidianas.

Dar a luz es tan riesgoso como manejar desde Nueva York a Los Ángeles ida y vuelta, pero tener una cesárea es doblemente riesgoso. Incluso algo tan simple como una reparación de hernia tiene el mismo riesgo de muerte que hacer paracaidismo 200 veces. Ahora, a veces no tienes opción, pero la muerte por extirpación de venas varicosas o circuncisión podría evitarse sin problemas. Me sorprendió descubrir que hacer equitación es 4 veces más peligroso que escalar, pero tratarse con quimioterapia y radiación para cáncer de cabeza y cuello es más peligroso que escalar por 500 años, manejar 8.046.720 km, o hacer paracaidismo 5000 veces, etc.

Una de las principales causas de muerte que no trate en mi libro “How not to die” es la muerte accidental. Tenemos alrededor de 1 posibilidad en un millón de morir por accidente cada día de nuestras vidas, y casi la mitad de ese riesgo implica morir en un accidente, según estadísticas estadounidenses. Además, hay muchas otras maneras. Me sorprendí al enterarme que los estadounidenses tienen 1 probabilidad en 200.000 de morir cada año a causa de un agente externo que entra al organismo por un orificio diferente a la boca.

Entre las cosas que tendríamos que evitar se incluye trepar el Monte Everest, que es 30 veces más peligroso que dedicarse a la minería de carbón o salto base. Utilizar trenes o aviones tiene el mismo riesgo sobre las mismas distancias, mientras que andar en motocicleta es 50 veces más peligroso que andar en automóvil, aunque andar en bicicleta es peligroso también, casi 10 veces tan peligroso como conducir ni bien aprendes.

Aquí hay un buen ejemplo de cómo podemos usar las comparaciones de micromuertes para poner las cosas en perspectiva. Ciertos tipos de implantes mamarios pueden causar un tipo de cáncer anómalo: un linfoma asociado a implantes mamarios. Puedes imaginar lo aterrador que es esto para las millones de mujeres que tienen implantes, pero analicemos los riesgos comparándolos con los que tienen otras actividades. El riesgo que tienes de morir por este tipo de cáncer es menor al que tienes al esquiar en un solo día. Ahora sería mejor morir rápido en la pista de esquí, que todo el sufrimiento que implica el cáncer, y el riesgo de que tu familia quede en bancarrota, pero al menos esto puede poner el riesgo de morir por cáncer en contexto.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Rosario Ribeiro voluntaria activa en NutritionFacts.org.

Cientos de millones de operaciones se realizan cada año, y el riesgo de muerte es en general de alrededor del 0,5%, a lo que los pacientes pueden decir cosas como: “Tengo las mismas probabilidades de morir así que cruzando la calle”, dejando en claro que en realidad no entienden la diferencia en cuanto a la magnitud del riesgo. Una manera de entenderlo es explicarlo por analogía. Por ejemplo, estar anestesiado implica una probabilidad de 1 en 100.000 de que no te despiertes. ¿Cuánto es eso? Es casi el mismo riesgo que el que tiene un paracaidista experto. Aunque esto todavía puede ser difícil de asimilar. Es difícil pensar en términos de números tan pequeños. Imagina debatir la medida de una alfombra de 0.0027 km por 0.0037 km. ¿Qué tan grande es eso? Necesitamos unidades más tangibles. Utilicemos la micromuerte como unidad para comparar y explicar el riesgo a los pacientes.

La micromuerte es una unidad que equivale a una probabilidad en un millón de morir. Uno en un millón es como lanzar una moneda y sacar una cara o cruz 20 veces seguidas, o más o menos lo mismo que sacar una escalera real en póquer. Pero lo realmente útil es utilizarla para comparar los diferentes riesgos, usando la misma unidad de medida. Por ejemplo, manejar a 160 km/h equivale a una probabilidad en un millón de morir - eso es una micromuerte. Hacer buceo implica 5 micromuertes por zambullida; por lo que cada zambullida es tan riesgosa como manejar 805 km. Entonces ahora tenemos una manera directa de comparar el riesgo de los procedimientos quirúrgicos con actividades cotidianas.

Dar a luz es tan riesgoso como manejar desde Nueva York a Los Ángeles ida y vuelta, pero tener una cesárea es doblemente riesgoso. Incluso algo tan simple como una reparación de hernia tiene el mismo riesgo de muerte que hacer paracaidismo 200 veces. Ahora, a veces no tienes opción, pero la muerte por extirpación de venas varicosas o circuncisión podría evitarse sin problemas. Me sorprendió descubrir que hacer equitación es 4 veces más peligroso que escalar, pero tratarse con quimioterapia y radiación para cáncer de cabeza y cuello es más peligroso que escalar por 500 años, manejar 8.046.720 km, o hacer paracaidismo 5000 veces, etc.

Una de las principales causas de muerte que no trate en mi libro “How not to die” es la muerte accidental. Tenemos alrededor de 1 posibilidad en un millón de morir por accidente cada día de nuestras vidas, y casi la mitad de ese riesgo implica morir en un accidente, según estadísticas estadounidenses. Además, hay muchas otras maneras. Me sorprendí al enterarme que los estadounidenses tienen 1 probabilidad en 200.000 de morir cada año a causa de un agente externo que entra al organismo por un orificio diferente a la boca.

Entre las cosas que tendríamos que evitar se incluye trepar el Monte Everest, que es 30 veces más peligroso que dedicarse a la minería de carbón o salto base. Utilizar trenes o aviones tiene el mismo riesgo sobre las mismas distancias, mientras que andar en motocicleta es 50 veces más peligroso que andar en automóvil, aunque andar en bicicleta es peligroso también, casi 10 veces tan peligroso como conducir ni bien aprendes.

Aquí hay un buen ejemplo de cómo podemos usar las comparaciones de micromuertes para poner las cosas en perspectiva. Ciertos tipos de implantes mamarios pueden causar un tipo de cáncer anómalo: un linfoma asociado a implantes mamarios. Puedes imaginar lo aterrador que es esto para las millones de mujeres que tienen implantes, pero analicemos los riesgos comparándolos con los que tienen otras actividades. El riesgo que tienes de morir por este tipo de cáncer es menor al que tienes al esquiar en un solo día. Ahora sería mejor morir rápido en la pista de esquí, que todo el sufrimiento que implica el cáncer, y el riesgo de que tu familia quede en bancarrota, pero al menos esto puede poner el riesgo de morir por cáncer en contexto.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Gráficos de Avo Media

Nota del Doctor

¿Qué tan peligrosas son las intervenciones médicas en general? Sorpresivamente, nosotros los médicos somos una de las principales causas de muerte. Ve Cómo reaccionaron los médicos al ser nombrados una de las principales causas de muerte.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Pin It en Pinterest

Share This