Flashback Friday: Niveles óptimos de colesterol

Flashback Friday: Niveles óptimos de colesterol
4 (80%) 3 votes

¿Por qué no recomiendan las autoridades la reducción de los niveles de colesterol a unos verdaderamente seguros?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Laura Duarte y Macarena Troscé voluntarios activos en NutritionFacts.org.

Sin importar dónde vivimos, la edad que tenemos ni nuestro aspecto, los investigadores de la salud descubrieron que el 90% de los ataques cardíacos que ocurren por primera vez pueden atribuirse a 9 factores de riesgo modificables. Los 9 factores que amenazan nuestras vidas incluyen: fumar, exceso de colesterol malo, hipertensión, diabetes, obesidad abdominal, estrés, consumo diario insuficiente de frutas y verduras, y falta de ejercicio diario.

Pero el Dr. William Clifford Roberts, director ejecutivo del Instituto Cardiovascular Baylor y editor en jefe desde hace mucho tiempo de la revista American Journal of Cardiology, está convencido de que la ateroesclerosis tiene una única causa: específicamente, el colesterol; y que los otros supuestos factores de riesgo de ateroesclerosis solo contribuyen, como mucho. En otras palabras, podríamos ser diabéticos, sedentarios estar estresados, tener sobrepeso y fumar, pero si nuestro colesterol fuera lo suficientemente bajo, podría pasar que simplemente no hubiera suficiente colesterol en nuestro torrente sanguíneo como para infiltrarse en nuestras paredes arteriales y desencadenar la enfermedad. Por tanto, el único requisito absoluto para un evento ateroesclerótico mortal o no mortal, como un ataque cardíaco, es un nivel elevado de colesterol.

No se había advertido hasta hace poco que el nivel promedio de colesterol en sangre en Estados Unidos, el que se consideraba “normal”, es en realidad anormal, y que acelera la obstrucción de nuestras arterias y pone a una gran parte de la población normal en riesgo de sufrir la principal causa de muerte de nuestro país. Esta es una de las razones por las que la controversia del colesterol duró tanto tiempo: la negativa a aceptar la idea de que una gran parte de la población tiene, en realidad, un nivel elevado y no saludable de colesterol. Los niveles “normales” de colesterol pueden ser niveles terminales.

El nivel óptimo de colesterol, el nivel óptimo de “colesterol malo” (LBD), es de 50 a 70. Los datos acumulados, procedentes de múltiples líneas de evidencia, demuestran de manera consistente que, fisiológicamente, ese sería un nivel normal de LBD. Ese parece ser el umbral por encima del cual se desarrollan la ateroesclerosis y los ataques cardíacos.

Ese es el nivel que tenemos al nacer, el que tienen los demás primates y el que se observa en las poblaciones libres de la epidemia de enfermedades cardiacas. Pero también podemos observar todos los grandes ensayos controlados aleatorizados para disminuir el colesterol. Esta es la gráfica de la progresión de la ateroesclerosis comparada con el colesterol LBD: más colesterol, más ateroesclerosis. Pero, si se traza una línea a través de los puntos, se puede estimar que el nivel de LBD en el que hay cero progresión es de alrededor de 70. Se puede hacer lo mismo con los estudios de prevención de ataques cardíacos. Cero eventos de enfermedades coronarias pueden lograrse alrededor del nivel 55. Y quienes ya han tenido un ataque cardíaco y quieran prevenir el segundo, puede que necesiten disminuir todavía más sus niveles de LBD.

La aterosclerosis es endémica en nuestra población, en parte, porque la persona promedio tiene el nivel de colesterol LBD en torno a 130, casi el doble del nivel fisiológico normal. La razón por la que el gobierno federal no recomienda a todos intentar siquiera estar por debajo de 100 es que, a pesar del menor riesgo que acompaña a los niveles de colesterol más óptimos, la intensidad de la intervención clínica requerida para alcanzar dichos niveles para toda la población sobrecargaría financieramente el sistema de salud. El uso de fármacos aumentaría enormemente. Pero se está asumiendo que los fármacos son la única forma de alcanzar un LBD así de bajo. Sin embargo, quienes llevan dietas realmente basadas en plantas pueden alcanzar el colesterol óptimo sin siquiera intentarlo. Logran estar naturalmente por debajo de 70.

La razón que dio el gobierno federal para no recomendar lo que la ciencia demuestra que es mejor fue que esto podría frustrar al público, que tendría dificultades para mantener niveles más bajos. Pero, tal vez, la mayor frustración del público podría deberse a que no le hayan informado acerca de una dieta óptima para la salud.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imagen de ToM y itsokstay_calm vía Flickr.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Laura Duarte y Macarena Troscé voluntarios activos en NutritionFacts.org.

Sin importar dónde vivimos, la edad que tenemos ni nuestro aspecto, los investigadores de la salud descubrieron que el 90% de los ataques cardíacos que ocurren por primera vez pueden atribuirse a 9 factores de riesgo modificables. Los 9 factores que amenazan nuestras vidas incluyen: fumar, exceso de colesterol malo, hipertensión, diabetes, obesidad abdominal, estrés, consumo diario insuficiente de frutas y verduras, y falta de ejercicio diario.

Pero el Dr. William Clifford Roberts, director ejecutivo del Instituto Cardiovascular Baylor y editor en jefe desde hace mucho tiempo de la revista American Journal of Cardiology, está convencido de que la ateroesclerosis tiene una única causa: específicamente, el colesterol; y que los otros supuestos factores de riesgo de ateroesclerosis solo contribuyen, como mucho. En otras palabras, podríamos ser diabéticos, sedentarios estar estresados, tener sobrepeso y fumar, pero si nuestro colesterol fuera lo suficientemente bajo, podría pasar que simplemente no hubiera suficiente colesterol en nuestro torrente sanguíneo como para infiltrarse en nuestras paredes arteriales y desencadenar la enfermedad. Por tanto, el único requisito absoluto para un evento ateroesclerótico mortal o no mortal, como un ataque cardíaco, es un nivel elevado de colesterol.

No se había advertido hasta hace poco que el nivel promedio de colesterol en sangre en Estados Unidos, el que se consideraba “normal”, es en realidad anormal, y que acelera la obstrucción de nuestras arterias y pone a una gran parte de la población normal en riesgo de sufrir la principal causa de muerte de nuestro país. Esta es una de las razones por las que la controversia del colesterol duró tanto tiempo: la negativa a aceptar la idea de que una gran parte de la población tiene, en realidad, un nivel elevado y no saludable de colesterol. Los niveles “normales” de colesterol pueden ser niveles terminales.

El nivel óptimo de colesterol, el nivel óptimo de “colesterol malo” (LBD), es de 50 a 70. Los datos acumulados, procedentes de múltiples líneas de evidencia, demuestran de manera consistente que, fisiológicamente, ese sería un nivel normal de LBD. Ese parece ser el umbral por encima del cual se desarrollan la ateroesclerosis y los ataques cardíacos.

Ese es el nivel que tenemos al nacer, el que tienen los demás primates y el que se observa en las poblaciones libres de la epidemia de enfermedades cardiacas. Pero también podemos observar todos los grandes ensayos controlados aleatorizados para disminuir el colesterol. Esta es la gráfica de la progresión de la ateroesclerosis comparada con el colesterol LBD: más colesterol, más ateroesclerosis. Pero, si se traza una línea a través de los puntos, se puede estimar que el nivel de LBD en el que hay cero progresión es de alrededor de 70. Se puede hacer lo mismo con los estudios de prevención de ataques cardíacos. Cero eventos de enfermedades coronarias pueden lograrse alrededor del nivel 55. Y quienes ya han tenido un ataque cardíaco y quieran prevenir el segundo, puede que necesiten disminuir todavía más sus niveles de LBD.

La aterosclerosis es endémica en nuestra población, en parte, porque la persona promedio tiene el nivel de colesterol LBD en torno a 130, casi el doble del nivel fisiológico normal. La razón por la que el gobierno federal no recomienda a todos intentar siquiera estar por debajo de 100 es que, a pesar del menor riesgo que acompaña a los niveles de colesterol más óptimos, la intensidad de la intervención clínica requerida para alcanzar dichos niveles para toda la población sobrecargaría financieramente el sistema de salud. El uso de fármacos aumentaría enormemente. Pero se está asumiendo que los fármacos son la única forma de alcanzar un LBD así de bajo. Sin embargo, quienes llevan dietas realmente basadas en plantas pueden alcanzar el colesterol óptimo sin siquiera intentarlo. Logran estar naturalmente por debajo de 70.

La razón que dio el gobierno federal para no recomendar lo que la ciencia demuestra que es mejor fue que esto podría frustrar al público, que tendría dificultades para mantener niveles más bajos. Pero, tal vez, la mayor frustración del público podría deberse a que no le hayan informado acerca de una dieta óptima para la salud.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imagen de ToM y itsokstay_calm vía Flickr.

Nota del Doctor

Es imperativo que todos comprendan el concepto de población enferma de la Dra. Rose, que presenté en Cuando el riesgo bajo significa alto riesgo.

¿Qué hay del colesterol LDL largo y esponjoso contra el pequeño y denso? puedes verlo en ¿Importa el tamaño del colesterol?.

Puedes ver más sobre el estudio del corazón de Framingham en Frutos rojos para la prevención de las enfermedades cardíacas.

Aquí tienes algunos videos recientes sobre el colesterol:

Y por supuesto, este video siempre es recomendable y una buena referencia: Cómo no morir de enfermedad cardiaca.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This