Huevos y colesterol: afirmaciones evidentemente falsas y engañosas

Huevos y colesterol: afirmaciones evidentemente falsas y engañosas
5 (100%) 2 votes

Las afirmaciones de la industria del huevo acerca de la seguridad de los huevos fueron halladas evidentemente falsas, incorrectas y engañosas por la Corte de Apelaciones de EE. UU.

Comenta
Comparte

Por décadas “con base en las preocupaciones de la Asociación Americana del Corazón y de grupos de consumidores, la Comisión Federal de Comercio llevó a cabo con éxito acciones legales -ratificadas por la Corte Suprema- para obligar a la industria del huevo a (cesar y) desistir de la publicidad falsa y engañosa que decía que los huevos no tenían efectos nocivos para la salud.”

Los ataques contra el colesterol de los huevos resultaron en graves pérdidas económicas por una reducción en el consumo de huevos, por lo que la industria del huevo creó una “Comisión Nacional de Nutrición del Huevo” para combatir la publicidad anti-colesterol anti-huevo con anuncios como este, exclamando que “no hay evidencia científica alguna de que comer huevos incremente, de alguna forma, el riesgo de ataque cardiaco”, lo que la Corte de Apelaciones de EE. UU. encontró evidentemente falso y engañoso.

Incluso la industria del tabaco no era tan descarada, y en cambio sólo trataba de introducir el elemento de la duda, argumentando que la relación entre el tabaquismo y la salud seguía siendo una pregunta abierta. Los anuncios de huevos hicieron 7 afirmaciones, cada una de las cuales, en verdad, se determinó que era pura m*****.

La Corte determinó que los anuncios de la industria del huevo eran, y son, falsos, incorrectos y engañosos. De hecho, para los estudiosos del derecho lo que la industria del tabaco trató de hacer fue lo mismo que lo que la Comisión Nacional de Nutrición del Huevo del Consejo Estadounidense del Huevo trató de hacer. Al igual que los anuncios de huevos, la industria del tabaco hizo más que sólo apoyar un lado de una genuina controversia, pero sólo negó la existencia de evidencia científica.

Durante los últimos 36 años, el Consejo Estadounidense del Huevo ha gastado cientos de millones de dólares para convencer a la gente de que los huevos no van a matarlos; y está funcionando. “En combinación con la Ciencia Nutricional agresiva y los esfuerzos de Relaciones Públicas, las investigaciones muestran que la publicidad ha sido efectiva en disminuir las preocupaciones de los consumidores sobre los huevos y el colesterol y/o la salud cardiaca.” Esto es de sus documentos internos de estrategia, que pude conseguir.

Actualmente están apuntando a las madres. Su enfoque es “rodear a las madres donde quiera que estén.” Ellos pagan para que se incluyan productos de huevo en programas de televisión. Incluir huevos en el show ‘The Biggest Loser’, por ejemplo, podría costar un millón de dólares. Pero, conseguir que algún programa para niños incluya huevos puede costar sólo medio millón. El Consejo Estadounidense del Huevo mantiene un registro de quién es y no es “amigo-del-huevo”. Ellos pagan 1,500 dólares a científicos para sentarse y responder preguntas como, “¿Qué estudios pueden ayudar a desvincular los huevos de la enfermedad cardiovascular?”

Desde el principio, su archienemigo fue la Asociación Americana del Corazón, con la que lidiaron una importante batalla sobre el colesterol. En los documentos recuperados a través de la Ley de Libertad de Información, vemos incluso al Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA) castigar repetidamente a la industria del huevo por tergiversar la posición de la Asociación Americana del Corazón.

En un borrador de una carta a los editores de una revista, la industria del huevo trató de decir que la “Asociación Americana del Corazón cambió sus recomendaciones y aprobó un huevo al día en 2000, y eventualmente, eliminó sus restricciones sobre el número de huevos en 2002” a lo que la jefe de los programas de investigación y promoción avícola del USDA tuvo que explicar: “El ‘cambio’ en el 2000 no fue un cambio en absoluto. Nada en las directrices o recomendaciones se cambió.”

Lo que pasó fue que, en respuesta a una pregunta formulada por alguien en la audiencia, los representantes de la Asociación del Corazón reconocieron que a pesar de que los huevos son la fuente más concentrada de colesterol en la dieta, ya que un huevo individual tiene menos de 300 mg de colesterol, técnicamente un huevo podría estar debajo del límite diario de 300 mg. Y en el 2002, ellos sólo eliminaron la mención específica de los huevos por cuestiones de consistencia [ya que la Asociación no hizo recomendaciones específicas para ningún otro alimento]. La Asociación Americana del Corazón insiste en que no ha cambiado su posición y continúa advirtiendo a los consumidores sobre los huevos.

Esto proviene del sitio web de la Asociación, de esa época. Si un huevo tiene 213 y el límite (de consumo de colesterol) para las personas con niveles normales de colesterol es 300, puedes comer en un huevo, si reduces todos los demás productos de origen animal. Podrías comer un huevo en el desayuno, y luego si agregas un poco de café, y un poco de pechuga de pavo sin piel, etc., podrías terminar con 510, casi el doble del límite recomendado. Así que si vas a comer un huevo necesitas sustituir parte de la carne por vegetales, beber tu café negro, y vigilar los huevos escondidos en los productos horneados. Y el límite para la gente con colesterol alto es de 200 mg al día, lo cual no permitiría ni siquiera un huevo al día.

Así es como la Directora Principal de Educación Nutricional del Consejo Estadounidense del Huevo describió las recomendaciones de la Asociación Americana del Corazón: “Tal vez estoy siendo demasiado sensible, pero esto se lee como: ‘Si insistes en comer esos huevos mortalmente altos en colesterol, tu castigo será comer verduras y no puedes comer ni siquiera el delicioso bistec y el café cremoso que amas. Realmente no vale la pena comer huevos. Ah, y si crees que podrás disfrutar de algunos deliciosos productos horneados, olvídalo, ¡los mortales huevos están allí también!’ “.

Para ver las gráficas, tablas, figuras, imágenes y citas a las que el Dr. Greger hace referencia, mira el video más arriba. Esta es sólo una aproximación del audio realizada por Ariel Levitsky. Este contenido fue traducido por Laura Duarte y editado por Hermes Fernández.

Para ayudar en el sitio web por favor envía un correo a volunteer@nutritionfacts.org.

Por décadas “con base en las preocupaciones de la Asociación Americana del Corazón y de grupos de consumidores, la Comisión Federal de Comercio llevó a cabo con éxito acciones legales -ratificadas por la Corte Suprema- para obligar a la industria del huevo a (cesar y) desistir de la publicidad falsa y engañosa que decía que los huevos no tenían efectos nocivos para la salud.”

Los ataques contra el colesterol de los huevos resultaron en graves pérdidas económicas por una reducción en el consumo de huevos, por lo que la industria del huevo creó una “Comisión Nacional de Nutrición del Huevo” para combatir la publicidad anti-colesterol anti-huevo con anuncios como este, exclamando que “no hay evidencia científica alguna de que comer huevos incremente, de alguna forma, el riesgo de ataque cardiaco”, lo que la Corte de Apelaciones de EE. UU. encontró evidentemente falso y engañoso.

Incluso la industria del tabaco no era tan descarada, y en cambio sólo trataba de introducir el elemento de la duda, argumentando que la relación entre el tabaquismo y la salud seguía siendo una pregunta abierta. Los anuncios de huevos hicieron 7 afirmaciones, cada una de las cuales, en verdad, se determinó que era pura m*****.

La Corte determinó que los anuncios de la industria del huevo eran, y son, falsos, incorrectos y engañosos. De hecho, para los estudiosos del derecho lo que la industria del tabaco trató de hacer fue lo mismo que lo que la Comisión Nacional de Nutrición del Huevo del Consejo Estadounidense del Huevo trató de hacer. Al igual que los anuncios de huevos, la industria del tabaco hizo más que sólo apoyar un lado de una genuina controversia, pero sólo negó la existencia de evidencia científica.

Durante los últimos 36 años, el Consejo Estadounidense del Huevo ha gastado cientos de millones de dólares para convencer a la gente de que los huevos no van a matarlos; y está funcionando. “En combinación con la Ciencia Nutricional agresiva y los esfuerzos de Relaciones Públicas, las investigaciones muestran que la publicidad ha sido efectiva en disminuir las preocupaciones de los consumidores sobre los huevos y el colesterol y/o la salud cardiaca.” Esto es de sus documentos internos de estrategia, que pude conseguir.

Actualmente están apuntando a las madres. Su enfoque es “rodear a las madres donde quiera que estén.” Ellos pagan para que se incluyan productos de huevo en programas de televisión. Incluir huevos en el show ‘The Biggest Loser’, por ejemplo, podría costar un millón de dólares. Pero, conseguir que algún programa para niños incluya huevos puede costar sólo medio millón. El Consejo Estadounidense del Huevo mantiene un registro de quién es y no es “amigo-del-huevo”. Ellos pagan 1,500 dólares a científicos para sentarse y responder preguntas como, “¿Qué estudios pueden ayudar a desvincular los huevos de la enfermedad cardiovascular?”

Desde el principio, su archienemigo fue la Asociación Americana del Corazón, con la que lidiaron una importante batalla sobre el colesterol. En los documentos recuperados a través de la Ley de Libertad de Información, vemos incluso al Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA) castigar repetidamente a la industria del huevo por tergiversar la posición de la Asociación Americana del Corazón.

En un borrador de una carta a los editores de una revista, la industria del huevo trató de decir que la “Asociación Americana del Corazón cambió sus recomendaciones y aprobó un huevo al día en 2000, y eventualmente, eliminó sus restricciones sobre el número de huevos en 2002” a lo que la jefe de los programas de investigación y promoción avícola del USDA tuvo que explicar: “El ‘cambio’ en el 2000 no fue un cambio en absoluto. Nada en las directrices o recomendaciones se cambió.”

Lo que pasó fue que, en respuesta a una pregunta formulada por alguien en la audiencia, los representantes de la Asociación del Corazón reconocieron que a pesar de que los huevos son la fuente más concentrada de colesterol en la dieta, ya que un huevo individual tiene menos de 300 mg de colesterol, técnicamente un huevo podría estar debajo del límite diario de 300 mg. Y en el 2002, ellos sólo eliminaron la mención específica de los huevos por cuestiones de consistencia [ya que la Asociación no hizo recomendaciones específicas para ningún otro alimento]. La Asociación Americana del Corazón insiste en que no ha cambiado su posición y continúa advirtiendo a los consumidores sobre los huevos.

Esto proviene del sitio web de la Asociación, de esa época. Si un huevo tiene 213 y el límite (de consumo de colesterol) para las personas con niveles normales de colesterol es 300, puedes comer en un huevo, si reduces todos los demás productos de origen animal. Podrías comer un huevo en el desayuno, y luego si agregas un poco de café, y un poco de pechuga de pavo sin piel, etc., podrías terminar con 510, casi el doble del límite recomendado. Así que si vas a comer un huevo necesitas sustituir parte de la carne por vegetales, beber tu café negro, y vigilar los huevos escondidos en los productos horneados. Y el límite para la gente con colesterol alto es de 200 mg al día, lo cual no permitiría ni siquiera un huevo al día.

Así es como la Directora Principal de Educación Nutricional del Consejo Estadounidense del Huevo describió las recomendaciones de la Asociación Americana del Corazón: “Tal vez estoy siendo demasiado sensible, pero esto se lee como: ‘Si insistes en comer esos huevos mortalmente altos en colesterol, tu castigo será comer verduras y no puedes comer ni siquiera el delicioso bistec y el café cremoso que amas. Realmente no vale la pena comer huevos. Ah, y si crees que podrás disfrutar de algunos deliciosos productos horneados, olvídalo, ¡los mortales huevos están allí también!’ “.

Para ver las gráficas, tablas, figuras, imágenes y citas a las que el Dr. Greger hace referencia, mira el video más arriba. Esta es sólo una aproximación del audio realizada por Ariel Levitsky. Este contenido fue traducido por Laura Duarte y editado por Hermes Fernández.

Para ayudar en el sitio web por favor envía un correo a volunteer@nutritionfacts.org.

Imágenes gracias a Robert Carreno y rebeccasimpsondesign@gmail.com

 

Nota del Doctor

Compartí algunos de mis otros hallazgos de la Ley de Libertad de Información en mi último video acerca de los huevos, Huevos y Cigarrillos en la Arterioesclerosis.

También he explorado la presencia de químicos cancerígenos en los huevos (¿Aminas heterocíclicas en huevos, queso y creatina?), virus cancerígenos (Retrovirus Cancerígeno encontrado en Huevos) contaminantes industriales (Fuentes alimenticias de productos químicos perfluorados y Fuentes alimentarias de contaminantes químicos de PCB)  la epidemia anual de Salmonela transmitida por los huevos (Recordatorio Total), el ácido araquidónico (Pollo, Huevos e Inflamación), afirmaciones engañosas acerca de nutrientes para la vista (Punto Ciego de la Industria del Huevo), y, por supuesto, el colesterol (Colesterol del Huevo en la Dieta y Qué deben comer las mujeres para vivir por más tiempo)Sin embargo, para mi sorpresa, los huevos no son la fuente más concentrada de colesterol de la dieta. Mira Evitar el Colesterol no tiene mucha ciencia.

Para más contexto mira mi artículo asociado en mi blog: La Industria del Huevo sorprendidos levantando falsos.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos, es gratis, haciendo clic aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This