Síntomas de la ortorexia nervosa

Síntomas de la ortorexia nervosa
4.67 (93.33%) 3 votes

Cuando un “desorden” alimenticio puede salvarte la vida.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Rubén Rodríguez y Leslie Salas voluntarios activos en NutritionFacts.org.

La ortorexia nervosa es un desorden alimenticio no reconocido en el que las personas desarrollan una obsesión por consumir alimentos saludables. Mientras que los desórdenes alimenticios reconocidos, como la anorexia, tienen que ver con la cantidad de la comida, los ortoréxicos se preocupan por la calidad de la comida. “Muchos investigadores han cuestionado la validez de la ortorexia como un desorden alimenticio”, pero yo siempre trato de brindar el beneficio de la duda. Un reporte de un caso médico de ortorexia fue publicado en una revista científica de cuidado crítico sobre emergencias relacionadas con desórdenes alimenticios. Veamos de qué se trata. El artículo menciona casos bona fide de desórdenes alimenticios, como el de esta mujer con anorexia que finalmente colapsó después de años de sangrado bucofaringeo y rectal causados por autoinducirse el vómito y tomar laxantes. Este caso de verdad es una emergencia trágica ocasionada por un desorden alimenticio. Pero, ¿cuál fue el caso que presentaron como ortorexia?

Un hombre de 53 años de edad que se había sometido a una triple revascularización coronaria a los 51 años visitó a su médico para una revisión de rutina. El médico le recomendó ver a un nutriólogo ya que su índice de masa corporal era de 18.5, casi rozando el límite del peso bajo. Evidentemente, el hombre había estado alimentándose tan saludablemente que ha perdido una cantidad de peso importante. Desde que había sido diagnosticado con enfermedad coronaria y colesterol alto, solo consumía “alimentos naturales y orgánicos”. Entonces, es probable que tenga una enfermedad psiquiátrica. El reporte dice que “el paciente claramente se preocupa por la comida que consume y juzga a otros individuos basados en sus decisiones alimenticias”, cuando en realidad podría estar salvando su propia vida. A mi parecer, lo más extremo que este hombre hizo fue someterse a la triple revascularización. Imagínate sentarte en el diván de un psiquiatra y decirle: “Sí, ya sé que podría cambiar mis hábitos alimenticios, pero prefiero pagarle a alguien para que me abra el pecho con un bisturí y que tal vez me corte el esternón a la mitad, o que incremente mi riesgo de sufrir una apoplejía, en lugar de atender la causa subyacente, ¿usted qué opina doctor?”.

Y luego vemos casos de ortoréxicos que actúan como “evangélicos al compartir sus sentimientos de disgusto o decepción sobre las decisiones alimenticias ‘normales’ de los miembros de su familia, amigos e incluso sus hijos”. Es decir, ya es suficientemente malo que se preocupen con por su propia salud, pero que se preocupen por la de su familia y amigos (la de sus hijos) es demasiado. No es como si lo que comemos fuese la causa de muerte número 1 en los Estados Unidos o algo por el estilo, no es como si matara a cientos de miles de estadounidense más que los cigarrillos cada año. Ay, pero espera, sí es. Y también es la causa número 1 de discapacidad. Sin embargo, el diagnóstico parece ser que podrías tener una enfermedad mental si juzgas a tus hijos por desayunar un cereal procesado, lleno de malvaviscos de colores.

¿Qué puedes hacer si identificas estos signos de advertencia? Puedes confrontar a la persona. Ya sé que no es sencillo, pero si ves a alguien tratando de evitar consumir comida chatarra de forma obsesiva, y peor aún, si está intentando convencer a otros de que hagan lo mismo, confróntalo. “La posibilidad de ayudarlos a salvar su vida… es mucho más importante que cualquier sentimiento incómodo”. La ironía, por supuesto, es que son ellos los que están intentando salvarte a ti. Imagínate si consiguieras que el hombre con la triple revascularización coronaria dejara su obsesión alimenticia. Probablemente moriría.

Incluso el propio Steven Bratman, quien acuñó el término ortorexia, ha dicho que su intención nunca fue proponer un nuevo desorden alimenticio. Como un profesional de la salud alternativa, solo quería que sus pacientes “relajaran sus dietas estrictas” y vivieran un poco. Entonces, ¿de dónde salió la idea de que Bratman estaba acuñando el nombre para un nuevo desorden alimenticio? Si revisas su artículo original, dice que estaba tratando de… acuñar el nombre para un nuevo desorden alimenticio. Un desorden alimenticio del que se salvó así mismo. “Salvado de la condena eterna de su adicción a la comida saludable” con la ayuda de la comida chatarra.

Uno de los directores del Centro de Desórdenes Alimenticios de la Universidad de Yale no está convencido. “Nunca hemos tenido a un paciente que venga a nuestra clínica sufriendo de ortorexia y he estado trabajando en este campo por al menos 20 años”. “Sin evidencia que apoye su teoría, Bratman es simplemente otro más que busca ganar algo de dinero aprovechándose de las personas que se preocupan por su salud”. “Inventan un nuevo término, una nueva dieta, una solución a problemas que ni siquiera existen. Deberían de ser precisamente estas personas las que tengan que demostrar que lo que dicen es correcto, antes de a publicar sus recomendaciones”.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imagen de: olindana vía Adobe Stock photos. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Rubén Rodríguez y Leslie Salas voluntarios activos en NutritionFacts.org.

La ortorexia nervosa es un desorden alimenticio no reconocido en el que las personas desarrollan una obsesión por consumir alimentos saludables. Mientras que los desórdenes alimenticios reconocidos, como la anorexia, tienen que ver con la cantidad de la comida, los ortoréxicos se preocupan por la calidad de la comida. “Muchos investigadores han cuestionado la validez de la ortorexia como un desorden alimenticio”, pero yo siempre trato de brindar el beneficio de la duda. Un reporte de un caso médico de ortorexia fue publicado en una revista científica de cuidado crítico sobre emergencias relacionadas con desórdenes alimenticios. Veamos de qué se trata. El artículo menciona casos bona fide de desórdenes alimenticios, como el de esta mujer con anorexia que finalmente colapsó después de años de sangrado bucofaringeo y rectal causados por autoinducirse el vómito y tomar laxantes. Este caso de verdad es una emergencia trágica ocasionada por un desorden alimenticio. Pero, ¿cuál fue el caso que presentaron como ortorexia?

Un hombre de 53 años de edad que se había sometido a una triple revascularización coronaria a los 51 años visitó a su médico para una revisión de rutina. El médico le recomendó ver a un nutriólogo ya que su índice de masa corporal era de 18.5, casi rozando el límite del peso bajo. Evidentemente, el hombre había estado alimentándose tan saludablemente que ha perdido una cantidad de peso importante. Desde que había sido diagnosticado con enfermedad coronaria y colesterol alto, solo consumía “alimentos naturales y orgánicos”. Entonces, es probable que tenga una enfermedad psiquiátrica. El reporte dice que “el paciente claramente se preocupa por la comida que consume y juzga a otros individuos basados en sus decisiones alimenticias”, cuando en realidad podría estar salvando su propia vida. A mi parecer, lo más extremo que este hombre hizo fue someterse a la triple revascularización. Imagínate sentarte en el diván de un psiquiatra y decirle: “Sí, ya sé que podría cambiar mis hábitos alimenticios, pero prefiero pagarle a alguien para que me abra el pecho con un bisturí y que tal vez me corte el esternón a la mitad, o que incremente mi riesgo de sufrir una apoplejía, en lugar de atender la causa subyacente, ¿usted qué opina doctor?”.

Y luego vemos casos de ortoréxicos que actúan como “evangélicos al compartir sus sentimientos de disgusto o decepción sobre las decisiones alimenticias ‘normales’ de los miembros de su familia, amigos e incluso sus hijos”. Es decir, ya es suficientemente malo que se preocupen con por su propia salud, pero que se preocupen por la de su familia y amigos (la de sus hijos) es demasiado. No es como si lo que comemos fuese la causa de muerte número 1 en los Estados Unidos o algo por el estilo, no es como si matara a cientos de miles de estadounidense más que los cigarrillos cada año. Ay, pero espera, sí es. Y también es la causa número 1 de discapacidad. Sin embargo, el diagnóstico parece ser que podrías tener una enfermedad mental si juzgas a tus hijos por desayunar un cereal procesado, lleno de malvaviscos de colores.

¿Qué puedes hacer si identificas estos signos de advertencia? Puedes confrontar a la persona. Ya sé que no es sencillo, pero si ves a alguien tratando de evitar consumir comida chatarra de forma obsesiva, y peor aún, si está intentando convencer a otros de que hagan lo mismo, confróntalo. “La posibilidad de ayudarlos a salvar su vida… es mucho más importante que cualquier sentimiento incómodo”. La ironía, por supuesto, es que son ellos los que están intentando salvarte a ti. Imagínate si consiguieras que el hombre con la triple revascularización coronaria dejara su obsesión alimenticia. Probablemente moriría.

Incluso el propio Steven Bratman, quien acuñó el término ortorexia, ha dicho que su intención nunca fue proponer un nuevo desorden alimenticio. Como un profesional de la salud alternativa, solo quería que sus pacientes “relajaran sus dietas estrictas” y vivieran un poco. Entonces, ¿de dónde salió la idea de que Bratman estaba acuñando el nombre para un nuevo desorden alimenticio? Si revisas su artículo original, dice que estaba tratando de… acuñar el nombre para un nuevo desorden alimenticio. Un desorden alimenticio del que se salvó así mismo. “Salvado de la condena eterna de su adicción a la comida saludable” con la ayuda de la comida chatarra.

Uno de los directores del Centro de Desórdenes Alimenticios de la Universidad de Yale no está convencido. “Nunca hemos tenido a un paciente que venga a nuestra clínica sufriendo de ortorexia y he estado trabajando en este campo por al menos 20 años”. “Sin evidencia que apoye su teoría, Bratman es simplemente otro más que busca ganar algo de dinero aprovechándose de las personas que se preocupan por su salud”. “Inventan un nuevo término, una nueva dieta, una solución a problemas que ni siquiera existen. Deberían de ser precisamente estas personas las que tengan que demostrar que lo que dicen es correcto, antes de a publicar sus recomendaciones”.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imagen de: olindana vía Adobe Stock photos. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video

Nota del Doctor

En caso de que te lo hayas perdido, aquí tienes mi video anterior ¿Es la ortorexia un desorden alimenticio real?. Atento a mi siguiente video sobre el tema Las pruebas de ortorexia. Simplemente no podrás creer cómo hacen el diagnóstico.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This