Dónde comprar té bajo en plomo

Image Credit: Nathan Dumlao / Unsplash. Esta imagen ha sido modificada.

China utiliza la mitad del carbón del mundo, además de producir una gran cantidad de metales pesados como mercurio y plomo que acaban en la atmósfera y afectan al desarrollo infantil. ¿Qué pasa si no vives en China ni comes nada que se produzca allí? Todavía podrías estar expuesto el mercurio que llega a los océanos y al pescado y otros productos marinos. ¿Y si bebes algo de China? Piensa en el té. China es uno de los mayores exportadores de té, y su rápida industrialización ha saltado las alarmas sobre la contaminación por plomo, una toxina que puede afectar a prácticamente todos los órganos de nuestro cuerpo. Cuanto más plomo haya en la tierra, más plomo acabará en las hojas de té; y cuanto más cerca de una autopista se cultive, más altos serán los niveles también. Esto sugiere que la gasolina sin plomo, que no fue prohibida en China hasta el 2000, todavía podría estar afectando en la contaminación del té de esa zona. 

Igual que los peces más grandes y mayores acumulan más mercurio, los tipos de té que se cultivan durante más tiempo también acumulan más plomo. Las hojas jóvenes parecen tener entre 2 a 6 veces menos plomo que las más viejas, por lo que las hojas usadas para hacer té blanco y verde tienen bastante menos plomo que las que se usan para hacer té negro y oolong. Además, el plomo en el té negro y oolong parece que se libera más fácilmente en el agua al preparar el té. Esto significa que el riesgo para la salud por plomo podría ser 100 veces menor en el té verde que en el té negro y oolong. 

Debido a que ciertos fungicidas podrían tener impuridades de metales pesados, podríamos suponer que los tés ecológicos estarán menos contaminados. Sin embargo, un estudio hecho con los 30 tés más comunes en América del Norte mostró que no hay diferencia entre los ecológicos y los convencionales, aun sabiendo que los ecológicos tendrían mucha menos contaminación de pesticidas. Con respecto al plomo, lo más importante parece ser el país de origen de la hoja del té. 

Entonces, ¿cuánto té es seguro beber? Basándome en los límites de seguridad más estrictos del mundo, como los parámetros Prop 65 de California, y en el mayor estudio sobre la contaminación por plomo en el té, pude sacar mis recomendaciones que explico en el video Contaminación por plomo en el té.

Si no estás embarazada y solo bebes té verde, no importa de dónde venga. Podrías beber todo el que quieras, mientras solo bebas el té y no te comas las hojas. Sin embargo, dado el nivel usual de plomo en el té negro chino, más de tres tazas al día te pondrían por encima del límite diario de plomo. ¿Y si te comes las hojas, como con el té matcha? En ese caso, 2 o 3 cucharadas es el límite. La excepción es el té japonés, que tiene tan poco plomo que podrías comer 15 cucharadas al día sin problemas, pero no recomiendo más de 8 ya que podrías superar el límite de cafeína diaria en adultos.

¿Qué hay de los niños? Para un niño de 10 años y 30kg, el plomo no es un problema con el té verde. Sin embargo, el límite de cafeína está en 3 miligramos por kilo, por lo que no debería tomar más de 1 litro al día. También por la cafeína, recomiendo no usar más de 2 cucharadas de té verde japonés en el smoothie de un niño. Y para el plomo, mejor no más de 1 cucharada de hojas de té verde chino. Con respecto al té negro, los niños no deberían beber más de un vaso al día y nunca deberían comer las hojas.

Las mujeres embarazadas deberían poder beber un vaso de té verde al día sin importar de donde venga. El límite para té verde japonés sería 1 litro, y no recomiendo el té negro durante el embarazo, ni tampoco la ingestión de ningún tipo de hojas de té, a menos que estés segura de que proviene de un lugar muy bajo en plomo.


Siempre he sido fan de los tés e infusiones, pero la información que os presento aquí me ha hecho cambiar mis costumbres. Si le echas un vistazo a mi receta de smoothie en Un desayuno mejor, por ejemplo, verás que recomiendo echar las hojas del té, y tampoco escondo que soy un gran fan del matcha. Todavía me gusta hacer ambas cosas, pero tengo más cuidado al comprar el té. En cuanto me enteré de esto, lo anuncié en las redes sociales para que todo el mundo lo supiera. Por esto, si sigues mis recomendación (de las que hablo de forma extensa en mi libro Comer para no morir), asegúrate también de ver mis redes sociales, ya que ahí puedo actualizaros con cualquier información minutos después de que llegue a mí, si es necesario.

Tengo toda una serie sobre los tés e infusiones. Aquí tienes los videos disponibles en español:

¿En qué otras cosas podrías encontrar metales pesados?

Un saludo,

Michael Greger

PD: si todavía no lo has hecho, puedes suscribirte a mis videos gratuitamente aquí, y ver mis charlas de repaso anuales: 
 
Comenta


Pin It en Pinterest

Share This