Could Lactose Explain the Milk & Parkinson’s Disease Link?

Image Credit: Wikimedia Commons. Esta imagen ha sido modificada.

Por qué algunos productos lácteos están más relacionados con el párkinson

El párkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más común, después del alzhéimer. En Estados Unidos, se diagnostican aproximadamente 60000 casos nuevos cada año, lo que eleva el número total de casos existentes a aproximadamente un millón, con decenas de miles de muertes cada año. La leche es el componente dietético más comúnmente implicado, como explico en mi video ¿Podría la lactosa explicar la relación entre la leche y la enfermedad de Parkinson?, y la presencia de neurotoxinas es la “única explicación posible” que se ha considerado. Se han encontrado altos niveles de residuos de plaguicidas organoclorados en la leche, además de en las zonas más afectadas del cerebro de las víctimas de párkinson, a las que se les realizaron autopsias. Dado a que estos pesticidas se han encontrado en todas partes, tal vez la industria de los lácteos debería exigir pruebas de detección de esta toxina en la leche. De hecho, hoy en día existen pruebas altamente efectivas, portátiles y de bajo costo que no producen falsos positivos o falsos negativos, y que proporcionan una rápida detección de plaguicidas altamente tóxicos en la leche. Ahora solo nos falta convencer a la industria de la leche para que haga los controles.

Otros, sin embargo, no están tan convencidos de la relación de los pesticidas con el párkinson. “A pesar de las claras asociaciones entre el consumo de leche y la incidencia de párkinson, no hay una explicación racional de por qué la leche es un factor de riesgo para desarrollar la enfermedad de Parkinson”. Si se trata de los pesticidas presentes en la leche que podrían acumularse en el cerebro, asumiríamos que todos los pesticidas se acumulan en el tejido graso. Sin embargo, la relación entre la leche descremada y el párkinson es igual de fuerte. Es por esto que los investigadores sugieren la causalidad inversa: la leche no causa párkinson, sino que el párkinson causa la leche. Se argumenta que el párkinson hace que algunas personas se depriman, y las personas deprimidas pueden tomar más leche. Así que, se sugirió que no deberíamos limitar el consumo de lácteos a las personas que padecen párkinson, especialmente porque son más susceptibles a las fracturas de cadera. Aunque ahora sabemos que la leche no parece protegernos contra las fracturas de cadera, sino que en realidad podría aumentar el riesgo, tanto de fracturas óseas como de muerte (no te pierdas ¿Es buena la leche para nuestros huesos?). Irónicamente, esto podría ofrecer una pista sobre lo que ocurre en la enfermedad de Parkinson.

Primero está el argumento de la causalidad inversa. ¿La leche conduce al párkinson, o el párkinson a la leche? Lo que necesitamos son estudios prospectivos en los que primero se mida el consumo de leche y se haga un seguimiento a los participantes. Dichos estudios encontraron un aumento significativo en el riesgo asociado con el consumo de lácteos. El riesgo aumenta un 17% por cada vaso de leche al día, y un 13% por cada media loncha de queso diario. De nuevo, la explicación más común es que proviene de los pesticidas y otras neurotoxinas presentes en los lácteos, pero esto no explica por qué hay más riesgo con ciertos productos lácteos. Hay residuos de pesticidas en todos los productos, así que, ¿porqué está más relacionado el párkinson con la leche que con el queso? Es que hay otros contaminantes neurotóxicos en la leche además de los pesticidas, como las tetrahidroisoquinolonas, también encontradas en el cerebro de las víctimas de párkinson, pero en mayor proporción en el queso que en la leche (aunque claro, se suele beber más leche que comer queso).

La relación entre los lácteos y la enfermedad de Huntington es similar. La enfermedad de Huntington es una horrible enfermedad degenerativa del cerebro que ocurre en algunas familias, cuya posibilidad de aparición temprana puede duplicarse con el consumo de lácteos. Nuevamente, puede deberse más al consumo de leche que de queso, lo que nos devuelve al estudio sobre la mortalidad y la leche.

Cada vez que escuchemos que el riesgo de enfermedad se asocia más a leche que al queso (más estrés oxidativo e inflamación) debemos pensar en la galactosa, el azúcar de la leche, en lugar de la grasa de la leche, las proteínas o los pesticidas. Quizá es por ella por lo que los consumidores de leche tienen un riesgo más alto de fracturas muerte, y también podría explicar los hallazgos sobre la  neurodegeneración. Aquellos individuos que por excepción no son capaces de detoxificar la galactosa de la leche sufren daño en los huesos y en el cerebro.


¿Qué más podemos hacer para reducir el riesgo de párkinson, además de evitar los lácteos? No te pierdas ¿Hay algo en el tabaco que protege contra el párkinson?Los pimientos y el párkinson: ¿los beneficios de fumar sin los riesgos?.

Quizá también te interese La enfermedad de Parkinson y el nivel óptimo de ácido úrico.

Para saber sobre el efecto de los alimentos en otras enfermedades neurodegenerativas que afectan a la habilidad para moverse de forma normal, no te pierdas Esclerosis Lateral Amiotrófica (enfermedad de Lou Gehrig): pescando respuestasDieta y Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA).

Un saludo,

Michael Greger

PD: si todavía no lo has hecho, puedes suscribirte a mis videos gratuitamente aquí, y ver mis charlas de repaso anuales:

Comenta

Michael Greger M.D., FACLM

Michael Greger, M.D. FACLM, is a physician, New York Times bestselling author, and internationally recognized professional speaker on a number of important public health issues. Dr. Greger has lectured at the Conference on World Affairs, the National Institutes of Health, and the International Bird Flu Summit, testified before Congress, appeared on The Dr. Oz Show and The Colbert Report, and was invited as an expert witness in defense of Oprah Winfrey at the infamous "meat defamation" trial.


Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This