¿Es buena la leche para nuestros huesos?

¿Es buena la leche para nuestros huesos?
4.75 (95%) 4 votes

La galactosa en la leche puede explicar el porqué el consumo de leche se asocia con un riesgo significativamente mayor de fracturas de cadera, cáncer y muerte prematura.

Comenta
Comparte

La leche se pregona para el desarrollo de huesos fuertes, pero una compilación de todos los mejores estudios no encontró asociación entre el consumo de leche y el riesgo de fractura de cadera, por lo que beber leche como adulto podría no ayudar a los huesos. Pero, ¿qué pasa en la adolescencia? Los investigadores de Harvard decidieron ponerlo a prueba.

Los estudios han demostrado que un mayor consumo de leche durante la infancia y la adolescencia contribuye a un punto máximo de masa ósea, por lo que se espera que ayude a evitar la osteoporosis y las fracturas óseas en la edad adulta. Pero eso no fue lo que descubrieron. El consumo de leche durante los años de la adolescencia no se asoció con un menor riesgo de fractura de cadera, y, en todo caso, el consumo de leche se asoció con un aumento marginal en el riesgo de fractura en los hombres.

Parece que el aumento extra de la densidad mineral ósea total del cuerpo que se obtiene al consumir calcio extra se pierde dentro de unos años, incluso si se mantiene la suplementación de calcio. Esto sugiere una explicación parcial del antiguo enigma de que las tasas de fracturas de cadera son más altas en las poblaciones con mayor consumo de leche. Tal vez una explicación de porqué no son más bajas, pero ¿por qué serían más altas?

Este enigma ofuscaba a un equipo de investigación sueco, perplejo porque los estudios una y otra vez habían mostrado una tendencia de mayor riesgo de fractura cuanto mayor era el consumo de leche. Bueno, hay un raro defecto de nacimiento llamado galactosemia, debido al cual los bebés nacen sin las enzimas necesarias para desintoxicarse de la galactosa que se encuentra en la leche, por lo cual resultan con altos niveles de galactosa en la sangre y esto puede causar pérdida ósea incluso siendo niños. Así que tal vez, los investigadores suecos se imaginaron, que incluso en personas normales que pueden desintoxicarse de la sustancia, beberla diariamente no sería bueno para los huesos. Y la galactosa no solo hace daño a los huesos. Es lo que los científicos usan para causar el envejecimiento prematuro en animales de laboratorio. Les dan un poco de galactosa y se puede acortar su longevidad, causar estrés oxidativo, inflamación, degeneración cerebral, con solo el equivalente de galactosa de uno o dos vasos de leche al día. Sin embargo, no somos ratas, pero dada la gran cantidad de galactosa en la leche, las recomendaciones para aumentar la ingesta de leche para prevenir fracturas podría ser una contradicción concebible. Así que decidieron examinarlo, observando la ingesta de leche y la mortalidad, así como el riesgo de fractura, para poner a prueba su teoría.

Entonces, observaron a cien mil hombres y mujeres hasta durante 20 años y ¿qué encontraron? Las mujeres que consumían leche tenían tasas más altas de mortalidad, más enfermedad cardiaca y mucho más cáncer por cada vaso de leche. Tres vasos al día se asoció con casi el doble de riesgo de muerte. Y tenían significativamente también más fracturas de cadera y hueso.

En un estudio separado los hombres también tuvieron una tasa más alta de mortalidad debida al mayor consumo de leche, pero al menos no tenían mayores tasas de fractura. Es decir, una tasa de mortalidad y fracturas dependiente de la dosis en las mujeres y una mayor tasa de mortalidad en los hombres por la ingesta de leche, pero todo lo contrario con otros lácteos como la leche agria y el yogurt, lo cual coincide con la teoría de la galactosa, ya que las bacterias pueden fermentar y eliminar así parte de la lactosa. Sin embargo, para probarlo, necesitamos un ensayo controlado aleatorio para examinar el efecto de la ingesta de leche en la mortalidad y las fracturas. Como señaló el editorial adjunto, es mejor que lo averigüemos pronto, ya que el consumo de leche está aumentando en todo el mundo.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie SchloerLa traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Andrea Hull y Viviana Garcia.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

La leche se pregona para el desarrollo de huesos fuertes, pero una compilación de todos los mejores estudios no encontró asociación entre el consumo de leche y el riesgo de fractura de cadera, por lo que beber leche como adulto podría no ayudar a los huesos. Pero, ¿qué pasa en la adolescencia? Los investigadores de Harvard decidieron ponerlo a prueba.

Los estudios han demostrado que un mayor consumo de leche durante la infancia y la adolescencia contribuye a un punto máximo de masa ósea, por lo que se espera que ayude a evitar la osteoporosis y las fracturas óseas en la edad adulta. Pero eso no fue lo que descubrieron. El consumo de leche durante los años de la adolescencia no se asoció con un menor riesgo de fractura de cadera, y, en todo caso, el consumo de leche se asoció con un aumento marginal en el riesgo de fractura en los hombres.

Parece que el aumento extra de la densidad mineral ósea total del cuerpo que se obtiene al consumir calcio extra se pierde dentro de unos años, incluso si se mantiene la suplementación de calcio. Esto sugiere una explicación parcial del antiguo enigma de que las tasas de fracturas de cadera son más altas en las poblaciones con mayor consumo de leche. Tal vez una explicación de porqué no son más bajas, pero ¿por qué serían más altas?

Este enigma ofuscaba a un equipo de investigación sueco, perplejo porque los estudios una y otra vez habían mostrado una tendencia de mayor riesgo de fractura cuanto mayor era el consumo de leche. Bueno, hay un raro defecto de nacimiento llamado galactosemia, debido al cual los bebés nacen sin las enzimas necesarias para desintoxicarse de la galactosa que se encuentra en la leche, por lo cual resultan con altos niveles de galactosa en la sangre y esto puede causar pérdida ósea incluso siendo niños. Así que tal vez, los investigadores suecos se imaginaron, que incluso en personas normales que pueden desintoxicarse de la sustancia, beberla diariamente no sería bueno para los huesos. Y la galactosa no solo hace daño a los huesos. Es lo que los científicos usan para causar el envejecimiento prematuro en animales de laboratorio. Les dan un poco de galactosa y se puede acortar su longevidad, causar estrés oxidativo, inflamación, degeneración cerebral, con solo el equivalente de galactosa de uno o dos vasos de leche al día. Sin embargo, no somos ratas, pero dada la gran cantidad de galactosa en la leche, las recomendaciones para aumentar la ingesta de leche para prevenir fracturas podría ser una contradicción concebible. Así que decidieron examinarlo, observando la ingesta de leche y la mortalidad, así como el riesgo de fractura, para poner a prueba su teoría.

Entonces, observaron a cien mil hombres y mujeres hasta durante 20 años y ¿qué encontraron? Las mujeres que consumían leche tenían tasas más altas de mortalidad, más enfermedad cardiaca y mucho más cáncer por cada vaso de leche. Tres vasos al día se asoció con casi el doble de riesgo de muerte. Y tenían significativamente también más fracturas de cadera y hueso.

En un estudio separado los hombres también tuvieron una tasa más alta de mortalidad debida al mayor consumo de leche, pero al menos no tenían mayores tasas de fractura. Es decir, una tasa de mortalidad y fracturas dependiente de la dosis en las mujeres y una mayor tasa de mortalidad en los hombres por la ingesta de leche, pero todo lo contrario con otros lácteos como la leche agria y el yogurt, lo cual coincide con la teoría de la galactosa, ya que las bacterias pueden fermentar y eliminar así parte de la lactosa. Sin embargo, para probarlo, necesitamos un ensayo controlado aleatorio para examinar el efecto de la ingesta de leche en la mortalidad y las fracturas. Como señaló el editorial adjunto, es mejor que lo averigüemos pronto, ya que el consumo de leche está aumentando en todo el mundo.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie SchloerLa traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Andrea Hull y Viviana Garcia.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a 1000 anuncios de publicidad y más... vía Flickr.

Nota del Doctor

¿Entonces, qué podemos hacer por nuestros huesos? Ejercicio soportando peso como saltar, levantar pesas y caminar con un chaleco pesado o una mochila puede ayudar, además obtener suficiente calcio (Dietas alcalinas, proteína animal y pérdida de calcio) y vitamina D (Resolver el debate de la vitamina D). También puede ser útil comer legumbres (Fitatos para la prevención de la osteoporosis) y evitar los aditivos de fosfato (Aditivos de fosfato en el líquido de la carne y las colas).

Tal vez la perspectiva sobre la galactosa puede ayudar a explicar los hallazgos sobre el cáncer de próstata (El cáncer de próstata y la leche ecológica comparada con la leche de almendra) y el párkinson (Prevenir el párkinson con la alimentación).

La galactosa es un azúcar de la leche. También hay preocupación acerca de las proteínas de la leche (ve mi serie sobre la casomorfina) y las grasas (Estudios sobre la grasa saturada: dorarle la píldora al público y Las grasas trans en la carne y los lácteos); así como las hormonas (Estrógeno en los lácteos y la fertilidad masculina, Estrógenos en carne, huevos y lácteos y ¿Por qué las mujeres veganas tienen 5 veces menos gemelos?).

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis vídeos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This