Los pimientos y el párkinson: ¿los beneficios de fumar sin los riesgos?

Los pimientos y el párkinson: ¿los beneficios de fumar sin los riesgos?
5 (100%) 2 votes

¿Puede el contenido de nicotina en las verduras solanáceas (tomates, patatas, berenjenas y pimientos) proteger contra el párkinson?

Comenta
Comparte

La enfermedad de Parkinson es un trastorno del movimiento que afecta al 1% de nuestra población de avanzada edad y es la 14ª causa de muerte en los Estados Unidos. Realmente no sabemos qué la causa, pero sabemos que las personas que fuman parecen tener la mitad del riesgo. Por supuesto, “fumar es muy perjudicial para la salud; cualquier beneficio derivado de una reducción en el riesgo de párkinson se ve superado sin duda si se compara con el incremento en el riesgo de cáncer y enfermedad coronaria”, además de enfermedad pulmonar, pero esto no debe detenernos a la hora de “evaluar los componentes del tabaco para buscar esos efectos neuroprotectores”, y puede que la nicotina se ajuste al perfil. Si la nicotina es el agente responsable de los efectos neuroprotectores, ¿hay alguna manera de obtener el beneficio sin los riesgos? Bueno, ¿de dónde viene la nicotina? De la planta del tabaco. ¿Alguna otra planta tiene nicotina? El tabaco es una solanácea; el tabaco, los tomates, las patatas, las berenjenas y los pimientos están todos en la misma familia. ¿Y adivina qué? Todas contienen nicotina.

Por eso que no podemos saber si alguien es fumador al buscar la presencia nicotina en sus trozos de uñas del pie, porque los no fumadores tienen algo de nicotina en sus uñas también. Está en nuestra dieta diaria, ¿pero en qué cantidad? La cantidad media en nuestra dieta es cientos de veces menor que lo que obtenemos con un solo cigarrillo; así que, aunque hemos sabido desde hace 15 años que hay nicotina en el ketchup, se consideró un dato insignificante. Después se descubrió que incluso una o dos inhalaciones de un cigarrillo podían saturar la mitad de los receptores de nicotina de nuestro cerebro, así que no se necesita mucha. También se descubrió que incluso la exposición al humo de segunda mano puede reducir el riesgo de párkinson, y poca nicotina hay en eso. De hecho, solo estarías expuesto a unos 3 microgramos de nicotina al trabajar en un restaurante para fumadores, pero esa es la misma cantidad que podrías obtener al comer la comida de un restaurante para no fumadores. Por lo tanto, la ingesta de nicotina que podemos obtener al simplemente comer algunas verduras puede ser importante. De modo que los investigadores decidieron ponerlo a prueba.

Descubrieron una reducción en el riesgo de párkinson tras el consumo de solanáceas en comparación con otras verduras, pero cada solanácea tiene una cantidad diferente de nicotina. No encontraron ninguna en la berenjena, solo un poco en las patatas, alguna en los tomates, pero la mayoría fue en los pimientos. Al tener esto en cuenta, todo quedó más claro. Cuantos más pimientos se come, más protección se obtiene; y como era de esperar, los efectos de comer alimentos con nicotina eran sobre todo evidentes en los no fumadores, ya que la nicotina del humo podría borrar cualquier efecto dietético.

Esto podría explicar por qué existe una relación protectora entre el párkinson y el consumo de tomates, patatas y una dieta mediterránea rica en tomates y pimientos. ¿Pueden las solanáceas ayudar también en el tratamiento del párkinson? Bueno, los resultados de los ensayos con chicles y parches de nicotina han sido irregulares. Por lo tanto, tal vez la nicotina solo ayude a prevenirlo; o tal vez no es la nicotina en absoluto, sino otros fitoquímicos en la familia de la planta del tabaco y de los pimientos. Concluyen diciendo que sus hallazgos tendrán que ser reproducidos para ayudar a establecer la causa y el efecto antes de considerar las intervenciones dietéticas para la prevención del párkinson; pero cuando la intervención dietética de trata de comer alimentos sanos y deliciosos como pimientos rellenos con salsa de tomate, no veo por qué tenemos que esperar.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ver el video más arriba. La traducción y edición de este contenido fue contribuida por Ana Victoria Esquivel y Adrián Bravo López. Revisado por Ángela Graña Varela.

Por favo,r considera ser voluntario para ayudar en nuestro sitio web.

Imágenes gracias a InspiredImages a través de Pixabay.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno del movimiento que afecta al 1% de nuestra población de avanzada edad y es la 14ª causa de muerte en los Estados Unidos. Realmente no sabemos qué la causa, pero sabemos que las personas que fuman parecen tener la mitad del riesgo. Por supuesto, “fumar es muy perjudicial para la salud; cualquier beneficio derivado de una reducción en el riesgo de párkinson se ve superado sin duda si se compara con el incremento en el riesgo de cáncer y enfermedad coronaria”, además de enfermedad pulmonar, pero esto no debe detenernos a la hora de “evaluar los componentes del tabaco para buscar esos efectos neuroprotectores”, y puede que la nicotina se ajuste al perfil. Si la nicotina es el agente responsable de los efectos neuroprotectores, ¿hay alguna manera de obtener el beneficio sin los riesgos? Bueno, ¿de dónde viene la nicotina? De la planta del tabaco. ¿Alguna otra planta tiene nicotina? El tabaco es una solanácea; el tabaco, los tomates, las patatas, las berenjenas y los pimientos están todos en la misma familia. ¿Y adivina qué? Todas contienen nicotina.

Por eso que no podemos saber si alguien es fumador al buscar la presencia nicotina en sus trozos de uñas del pie, porque los no fumadores tienen algo de nicotina en sus uñas también. Está en nuestra dieta diaria, ¿pero en qué cantidad? La cantidad media en nuestra dieta es cientos de veces menor que lo que obtenemos con un solo cigarrillo; así que, aunque hemos sabido desde hace 15 años que hay nicotina en el ketchup, se consideró un dato insignificante. Después se descubrió que incluso una o dos inhalaciones de un cigarrillo podían saturar la mitad de los receptores de nicotina de nuestro cerebro, así que no se necesita mucha. También se descubrió que incluso la exposición al humo de segunda mano puede reducir el riesgo de párkinson, y poca nicotina hay en eso. De hecho, solo estarías expuesto a unos 3 microgramos de nicotina al trabajar en un restaurante para fumadores, pero esa es la misma cantidad que podrías obtener al comer la comida de un restaurante para no fumadores. Por lo tanto, la ingesta de nicotina que podemos obtener al simplemente comer algunas verduras puede ser importante. De modo que los investigadores decidieron ponerlo a prueba.

Descubrieron una reducción en el riesgo de párkinson tras el consumo de solanáceas en comparación con otras verduras, pero cada solanácea tiene una cantidad diferente de nicotina. No encontraron ninguna en la berenjena, solo un poco en las patatas, alguna en los tomates, pero la mayoría fue en los pimientos. Al tener esto en cuenta, todo quedó más claro. Cuantos más pimientos se come, más protección se obtiene; y como era de esperar, los efectos de comer alimentos con nicotina eran sobre todo evidentes en los no fumadores, ya que la nicotina del humo podría borrar cualquier efecto dietético.

Esto podría explicar por qué existe una relación protectora entre el párkinson y el consumo de tomates, patatas y una dieta mediterránea rica en tomates y pimientos. ¿Pueden las solanáceas ayudar también en el tratamiento del párkinson? Bueno, los resultados de los ensayos con chicles y parches de nicotina han sido irregulares. Por lo tanto, tal vez la nicotina solo ayude a prevenirlo; o tal vez no es la nicotina en absoluto, sino otros fitoquímicos en la familia de la planta del tabaco y de los pimientos. Concluyen diciendo que sus hallazgos tendrán que ser reproducidos para ayudar a establecer la causa y el efecto antes de considerar las intervenciones dietéticas para la prevención del párkinson; pero cuando la intervención dietética de trata de comer alimentos sanos y deliciosos como pimientos rellenos con salsa de tomate, no veo por qué tenemos que esperar.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ver el video más arriba. La traducción y edición de este contenido fue contribuida por Ana Victoria Esquivel y Adrián Bravo López. Revisado por Ángela Graña Varela.

Por favo,r considera ser voluntario para ayudar en nuestro sitio web.

Imágenes gracias a InspiredImages a través de Pixabay.

Pin It en Pinterest

Share This