Alcoholic drinks

Image Credit: Pixabay. Esta imagen ha sido modificada

¿Puede causar cáncer el alcohol?

La traducción de este texto viene de la mano de nuestra voluntaria Tamara Amor.

Si incluso beber un poco podría causar cáncer, ¿por qué los médicos no lo advierten?

Como menciono en mi video ¿Puede causar cáncer el alcohol?, “la posible asociación del consumo de alcohol con una mortalidad excesiva por cáncer” es un tema que se conoce desde hace más de cien años. Aunque existe “evidencia acumulada de que el consumo de alcohol está asociado con … cáncer de páncreas, próstata y melanoma”, hay certeza de que “aumenta el riesgo de cáncer de cavidad oral [boca], faringe [garganta], esófago, colorrecto, hígado, laringe y mama. “Las estimaciones actuales sugieren que el alcohol causa alrededor del 5,8% de las muertes por cáncer en estos órganos en todo el mundo.

¿Hay diferencia entre hombres y mujeres? Como se puede ver en el minuto 0:44 en mi video, el alcohol en los hombres causa cáncer de cabeza, cuello y gastrointestinal en mayor proporción, mientras que en las mujeres, cáncer de mama. De hecho, parecería ser la causa de más de 100 000 casos de cáncer de mama cada año. Sin embargo, ¿estos números son solo para aquellos que beben en grandes cantidades? No. “Todos los niveles de evidencia mostraron una relación de riesgo entre el consumo de alcohol y el riesgo de cáncer de mama, incluso en niveles bajos de consumo”.

Llevar una dieta saludable podría ayudar a modular ese riesgo. Si bien el alcohol aumenta el riesgo de cáncer de mama, “una dieta rica en fibra tiene el efecto contrario”, por lo que comer más alimentos vegetales integrales podría “reducir los efectos adversos asociados con el consumo de alcohol”. “Se ha demostrado que el alcohol aumenta los niveles de hormonas sexuales”, como el estrógeno, lo que podría aumentar el riesgo de cáncer de mama, pero se observa el efecto opuesto cuando se ingieren alimentos ricos en fibra. “La fibra puede unir el estrógeno en el colon, lo que aumenta así su excreción fecal”, es decir, ayuda a eliminarlos del cuerpo. Aun así, parecería ser que no existe ningún nivel de consumo de alcohol que sea seguro  desde el punto de vista del cáncer.

Es por eso que en la literatura médica se pueden see recomendaciones que sugieren que “el consumo de alcohol, un carcinógeno adictivo, no puede considerarse una opción de estilo de vida saludable”. “Por lo tanto, el mensaje final debe ser claro, el alcohol es tóxico, cancerígeno, teratogénico [causa defectos de nacimiento] y adictivo. Al argumentar lo contrario, los científicos pueden dar al lobby del alcohol y los anunciantes la oportunidad de manipular la evidencia científica para generar ganancias” sobre la salud pública.

Lo hacen al negar y distorsionar la evidencia, mientras intentan distraer la atención del público. La industria del alcohol Big Booze, “parece estar involucrada en la tergiversación de la evidencia sobre el riesgo de cáncer relacionado con el alcohol”, actividades que “tienen paralelos con las de la industria tabacalera”, Big Tobacco. Estas industrias de alguna manera pueden mantener una ilusión de rectitud. “Las compañías de alcohol y tabaco (como sus contrapartes de comida chatarra) buscan cada vez más presentarse… como proveedores objetivos de información de salud sobre sus productos y de fuentes apropiadas de recursos educativos para adultos y niños… La información y los mensajes de salud deberían provenir de las autoridades de salud y no de los traficantes de drogas más exitosos del siglo XXI”. 

“Las industrias de alcohol se benefician de esto y, a veces, incluso se apropian de las campañas de prevención del cáncer para promover sus productos cancerígenos. Un ejemplo de esto es la limonada rosa de la marca Mike’s (Mike’s Hard Pink Lemonade). “Join the Fight” (únete a la lucha) y “Drink Pink” (bebe rosa) están impresos en el paquete de seis, junto con el ícono de la cinta rosa del cáncer de mama. Sería más acorde que diga “¡bebe carcinógenos rosas!”. “La marca asoció la creación de su limonada rosa de edición limitada con la muerte de una de sus empleadas por cáncer de mama”. Al hacerlo, “de forma irónica, contribuye al riesgo en nombre de la prevención”. Me recuerda a la campaña “Buckets for the Cure” (Baldes por la cura) de KFC. Si no lo recuerdas, puedes verlo en el minuto 3:21 en mi video.

El riesgo de cáncer es una de las “cosas que la industria del alcohol no mencionará“, pero ¿por qué no lo advierten los médicos? Hay poca conciencia pública sobre el vínculo y la comunidad médica en su mayoría permanece en silencio. La profesión médica puede estar cada vez más al tanto de los conflictos de intereses corporativos en general, pero “¿por qué ignoramos la industria del alcohol?”.

“¿Por qué el alcohol es el secreto mejor guardado del cáncer?”. Tal vez sea porque los médicos beben y quieren permanecer en la “negación … de que el alcohol causa cáncer”.

No solo la mayoría de los médicos beben, sino que una proporción significativa admite beber mientras está de guardia. Aunque la mayoría de los médicos admiten que “tienen la obligación de decirles a sus pacientes que consumen alcohol mientras están de guardia, solo el 12% informó que lo hace”.

La industria “ha identificado el mensaje de que el alcohol causa cáncer como una amenaza. Estas poderosas entidades tienen un gran interés en mantener el status quo de relativa ignorancia, incertidumbre y negación entre la población en general y sus asesores de salud de confianza. Frente a esto, es hora de que los profesionales de la salud dejen de lado las inclinaciones que puedan derivarse de su propio consumo, y transmitan sin reservas a sus pacientes y a las comunidades a las que sirven que el alcohol causa cáncer”.

El cáncer es solo nuestra segunda mayor causa de muerte. La principal causa de muerte son las enfermedades cardíacas, entonces, ¿qué pasa con la paradoja francesa? ¿No protege el consumo moderado de enfermedades cardiovasculares? En ese caso, ¿no es beneficioso un poco de alcohol? Estas son algunas de las preguntas que me propuse abordar en esta serie de videos de cuatro partes, que también incluye los siguientes:

¿Qué hemos aprendido?

  • El consumo de alcohol se ha asociado con una mortalidad excesiva por cáncer durante más de un siglo y causa en primer lugar cánceres de cabeza, cuello y gastrointestinales en hombres y cáncer de mama en mujeres, incluso con niveles bajos de ingesta.
  • El riesgo de cáncer de mama aumenta con el consumo de alcohol, que también eleva los niveles de hormonas sexuales, como el estrógeno. Sin embargo, las dietas ricas en fibra tienen el efecto contrario, por lo que una mayor ingesta de alimentos vegetales integrales puede “aliviar los efectos adversos asociados con el consumo de alcohol”.
  • Dentro de la literatura médica, los comentarios condenan al alcohol como “tóxico, cancerígeno, teratogénico [causa defectos de nacimiento] y adictivo”. La industria del alcohol ha sido acusada de participar en “tergiversación extensa de evidencia sobre el riesgo de cáncer ”y participar en actividades que“ tienen paralelos con las de la industria tabacalera ”.
  • Big Booze incluso se ha apropiado de las causas de la prevención del cáncer en su marketing, por ejemplo, Mike’s Hard Pink Lemonade con “Join the Fight” (únete a la lucha) y “Drink Pink” (bebe rosa) impresas en el paquete de seis, junto con el ícono de la cinta rosa del cáncer de mama.
  • La comunidad médica se ha mantenido reservada sobre el vínculo entre el consumo de alcohol y el riesgo aumentado de cáncer, quizás sea en parte porque la mayoría de los médicos beben y una proporción significativa admite beber mientras está de guardia.

He hablado sobre el cáncer de mama más específicamente en los videos El cáncer de mama y el alcohol, ¿cuánto es seguro? y Riesgo de cáncer de mama: vino tinto vs. vino blanco.

Y otros videos sobre la relación entre el alcohol y el cáncer: 

Un saludo,

Comenta

Michael Greger M.D., FACLM

Michael Greger, M.D. FACLM, is a physician, New York Times bestselling author, and internationally recognized professional speaker on a number of important public health issues. Dr. Greger has lectured at the Conference on World Affairs, the National Institutes of Health, and the International Bird Flu Summit, testified before Congress, appeared on The Dr. Oz Show and The Colbert Report, and was invited as an expert witness in defense of Oprah Winfrey at the infamous "meat defamation" trial.


Pin It en Pinterest

Share This