¿Hay algún beneficio en el alcohol que supere los riesgos?

¿Hay algún beneficio en el alcohol que supere los riesgos?
3.8 (76%) 5 votes

¿Qué pasaría si, de manera eficaz y aleatoria, sometieras a personas, desde el nacimiento, a beber más o menos alcohol? ¿Contraerían más o menos enfermedades del corazón?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Guadalupe Gutierrez y Nuria Leon voluntarios activos en NutritionFacts.org.

Cuando eliminas de los estudios sobre alcohol y mortalidad el error sistemático de considerar a los ex bebedores abstemios de toda la vida, el consumo moderado de alcohol, como un vaso de vino al día, no parece tener un efecto protector después de todo. "La conclusión inmediata de esta nueva investigación es que los médicos deben mostrarse sumamente escépticos acerca de los supuestos beneficios del consumo de alcohol para la salud, y no deberían aconsejar a sus pacientes beber para mejorar su esperanza de vida. Esto es especialmente importante, ya que, cada vez, se tienen más en cuenta los riesgos de cáncer que supone incluso el consumo moderado de alcohol". Dado el riesgo de cáncer, si solo hay daños y no beneficios, entonces la ingesta ideal de alcohol diaria debería ser cero, convirtiéndose así en una bebida perjudicial para la salud.

El problema fue, que muchos de estos estudios de población, clasificaron a los que dejaron de beber por problemas de salud, como no bebedores. Este es el problema de la causalidad inversa: en lugar de abstenerse por ocasionar problemas de salud, la mala salud puede llevar a la abstención. Es como cuando los estudios muestran que quienes se sientan a ver la televisión tienen más problemas de salud: ¿es que ver mucho la televisión conduce a la enfermedad? o ¿es que la enfermedad conduce a ver mucho la televisión? Esa es una de las razones por las que si miras la jerarquía de evidencias, donde (cuánto más alto, más sólidas) los ensayos de intervención, como los ensayos controlados aleatorios, tienden a ofrecer pruebas de mejor calidad que los estudios de observación de poblaciones, los cuales pueden acarrear consigo confusión y causalidad inversa. Por ejemplo, aquellos que beben de forma muy moderada pueden ser más propensos a tomar su copa de vino con una ensalada que con una hamburguesa con queso, y es por eso que el vino parece otorgar un efecto protector. Pero, a veces, es difícil hacer ensayos controlados aleatorios, como por ejemplo, tú no puedes pedirle a la gente que fume un paquete de cigarrillos diario durante unas cuantas décadas. Por eso, a veces tienes que basar tus decisiones en estudios observacionales. Pero ahora tenemos una nueva herramienta: la aleatorización mendeliana.

En los casos en los que los ensayos controlados aleatorios no sean factibles o prácticos, esta nueva herramienta puede aportar datos fiables sobre la relación causa-efecto entre las fuentes de la enfermedad y sus riesgos.

Es como la historia del HDL: el alcohol eleva los niveles "buenos" de colesterol HDL. Pero, desafortunadamente, parece que el colesterol “bueno” no es tan bueno en reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, según algunos estudios de aleatorización mendeliana, donde los individuos sometidos, de forma aleatoria, a altos niveles de HDL genéticamente desde el nacimiento, no parecen estar protegidos. ¿Hay alguna manera de estudiar a quienes, desde el nacimiento, fueron asignados aleatoriamente a no beber tanto? Sorprendentemente, sí.

El alcohol se depura en el hígado y se transforma en dióxido de carbono y agua mediante dos enzimas. Pero, durante el proceso, se produce un metabolito tóxico llamado acetaldehído, que puede causar náusea y una sensación desagradable de sofoco. Por tanto, a las personas que nacen con una variante lenta o súper rápida de esta enzima, se les puede acumular el acetaldehído, haciendo del consumo de alcohol una experiencia relativamente desagradable de por vida. Por eso, hay personas que nacen menos propensas a beber. Entonces, ¿tienen un mayor riesgo de contraer una enfermedad cardíaca, como sugerían los estudios de observación originales? No, tienen un menor riesgo de enfermedad cardíaca. "Esto sugiere que reducir el consumo de alcohol beneficia la salud cardiovascular de, incluso, aquellos que beben poco o moderadamente".

De modo que, esto solo conlleva a una mayor duda sobre esa asociación de protección entre el consumo “moderado” de alcohol y la enfermedad cardíaca, la cual ya estaba plagada de confusión y prejuicios.  Ahora, los pilares científicos en los que se sostenía, parecen cada vez más inestables, lo que lleva a algunos a sugerir que la torre, que se inclinaba por los supuestos beneficios del consumo “moderado” de alcohol, finalmente, se ha derrumbado. Dados los daños atribuidos al consumo de alcohol, no es sorprendente que los informes que indican beneficios levanten entusiasmo entre los consumidores, los medios y, por supuesto, la industria del alcohol, pero estos beneficios aparentes se están evaporando ahora.

¿Qué conclusiones debemos sacar de esta nueva evidencia? En primer lugar, en la salud como en otros campos, si algo parece demasiado bueno para ser verdad (como el caso de la mantequilla, que está de vuelta) debe tratarse con gran cautela. En segundo lugar, los profesionales de la salud deben desalentar el consumo de alcohol. En tercer lugar, los consejos sobre salud deben proceder de las autoridades sanitarias, no de la industria del alcohol, la cual debería eliminar cualquier alusión engañosa a los supuestos beneficios para la salud, que cada vez más parecen un regocijo de portavoces que buena ciencia, como las alegaciones tan artificiales como dispares entre los científicos acerca del cambio climático, promovidas por la industria del petróleo.

Como droga tóxica, adictiva y cancerígena, el alcohol no es una buena opción terapéutica, incluso aunque pudiera ayudar. Existen mejores formas de prevenir ataques cardíacos, como la dieta y el ejercicio (y los medicamentos si fuera necesario). A diferencia del alcohol, se ha demostrado la efectividad de las intervenciones en el estilo de vida y, como beneficio adicional, estas intervenciones no plantean posibles abusos. Existe un motivo por el cual no hay Manzanhólicos Anónimos.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Crédito de la imagen: Maya83 vía flickr. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Guadalupe Gutierrez y Nuria Leon voluntarios activos en NutritionFacts.org.

Cuando eliminas de los estudios sobre alcohol y mortalidad el error sistemático de considerar a los ex bebedores abstemios de toda la vida, el consumo moderado de alcohol, como un vaso de vino al día, no parece tener un efecto protector después de todo. "La conclusión inmediata de esta nueva investigación es que los médicos deben mostrarse sumamente escépticos acerca de los supuestos beneficios del consumo de alcohol para la salud, y no deberían aconsejar a sus pacientes beber para mejorar su esperanza de vida. Esto es especialmente importante, ya que, cada vez, se tienen más en cuenta los riesgos de cáncer que supone incluso el consumo moderado de alcohol". Dado el riesgo de cáncer, si solo hay daños y no beneficios, entonces la ingesta ideal de alcohol diaria debería ser cero, convirtiéndose así en una bebida perjudicial para la salud.

El problema fue, que muchos de estos estudios de población, clasificaron a los que dejaron de beber por problemas de salud, como no bebedores. Este es el problema de la causalidad inversa: en lugar de abstenerse por ocasionar problemas de salud, la mala salud puede llevar a la abstención. Es como cuando los estudios muestran que quienes se sientan a ver la televisión tienen más problemas de salud: ¿es que ver mucho la televisión conduce a la enfermedad? o ¿es que la enfermedad conduce a ver mucho la televisión? Esa es una de las razones por las que si miras la jerarquía de evidencias, donde (cuánto más alto, más sólidas) los ensayos de intervención, como los ensayos controlados aleatorios, tienden a ofrecer pruebas de mejor calidad que los estudios de observación de poblaciones, los cuales pueden acarrear consigo confusión y causalidad inversa. Por ejemplo, aquellos que beben de forma muy moderada pueden ser más propensos a tomar su copa de vino con una ensalada que con una hamburguesa con queso, y es por eso que el vino parece otorgar un efecto protector. Pero, a veces, es difícil hacer ensayos controlados aleatorios, como por ejemplo, tú no puedes pedirle a la gente que fume un paquete de cigarrillos diario durante unas cuantas décadas. Por eso, a veces tienes que basar tus decisiones en estudios observacionales. Pero ahora tenemos una nueva herramienta: la aleatorización mendeliana.

En los casos en los que los ensayos controlados aleatorios no sean factibles o prácticos, esta nueva herramienta puede aportar datos fiables sobre la relación causa-efecto entre las fuentes de la enfermedad y sus riesgos.

Es como la historia del HDL: el alcohol eleva los niveles "buenos" de colesterol HDL. Pero, desafortunadamente, parece que el colesterol “bueno” no es tan bueno en reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, según algunos estudios de aleatorización mendeliana, donde los individuos sometidos, de forma aleatoria, a altos niveles de HDL genéticamente desde el nacimiento, no parecen estar protegidos. ¿Hay alguna manera de estudiar a quienes, desde el nacimiento, fueron asignados aleatoriamente a no beber tanto? Sorprendentemente, sí.

El alcohol se depura en el hígado y se transforma en dióxido de carbono y agua mediante dos enzimas. Pero, durante el proceso, se produce un metabolito tóxico llamado acetaldehído, que puede causar náusea y una sensación desagradable de sofoco. Por tanto, a las personas que nacen con una variante lenta o súper rápida de esta enzima, se les puede acumular el acetaldehído, haciendo del consumo de alcohol una experiencia relativamente desagradable de por vida. Por eso, hay personas que nacen menos propensas a beber. Entonces, ¿tienen un mayor riesgo de contraer una enfermedad cardíaca, como sugerían los estudios de observación originales? No, tienen un menor riesgo de enfermedad cardíaca. "Esto sugiere que reducir el consumo de alcohol beneficia la salud cardiovascular de, incluso, aquellos que beben poco o moderadamente".

De modo que, esto solo conlleva a una mayor duda sobre esa asociación de protección entre el consumo “moderado” de alcohol y la enfermedad cardíaca, la cual ya estaba plagada de confusión y prejuicios.  Ahora, los pilares científicos en los que se sostenía, parecen cada vez más inestables, lo que lleva a algunos a sugerir que la torre, que se inclinaba por los supuestos beneficios del consumo “moderado” de alcohol, finalmente, se ha derrumbado. Dados los daños atribuidos al consumo de alcohol, no es sorprendente que los informes que indican beneficios levanten entusiasmo entre los consumidores, los medios y, por supuesto, la industria del alcohol, pero estos beneficios aparentes se están evaporando ahora.

¿Qué conclusiones debemos sacar de esta nueva evidencia? En primer lugar, en la salud como en otros campos, si algo parece demasiado bueno para ser verdad (como el caso de la mantequilla, que está de vuelta) debe tratarse con gran cautela. En segundo lugar, los profesionales de la salud deben desalentar el consumo de alcohol. En tercer lugar, los consejos sobre salud deben proceder de las autoridades sanitarias, no de la industria del alcohol, la cual debería eliminar cualquier alusión engañosa a los supuestos beneficios para la salud, que cada vez más parecen un regocijo de portavoces que buena ciencia, como las alegaciones tan artificiales como dispares entre los científicos acerca del cambio climático, promovidas por la industria del petróleo.

Como droga tóxica, adictiva y cancerígena, el alcohol no es una buena opción terapéutica, incluso aunque pudiera ayudar. Existen mejores formas de prevenir ataques cardíacos, como la dieta y el ejercicio (y los medicamentos si fuera necesario). A diferencia del alcohol, se ha demostrado la efectividad de las intervenciones en el estilo de vida y, como beneficio adicional, estas intervenciones no plantean posibles abusos. Existe un motivo por el cual no hay Manzanhólicos Anónimos.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Crédito de la imagen: Maya83 vía flickr. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video.

Nota del Doctor

Para obtener más información sobre el genial mundo nerd de la aleatorización mendeliana (no solo fantástico porque lleve por nombre Gregor :) da un vistazo a mi video El aceite de coco y el aumento del colesterol “bueno” HDL.

Si te has perdido los videos anteriores de esta serie de cuatro partes, aquí tienes:

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This