Prevenir el cáncer de piel desde dentro

Prevenir el cáncer de piel desde dentro
5 (100%) 1 vote

Consumir alimentos ricos en antioxidantes puede reforzar la protección de la piel y reducir el enrojecimiento por quemaduras de sol en un 40%, mientras que el consumo de alcohol puede reducir dramáticamente el nivel de antioxidantes en la piel durante los primeros ocho minutos después de su ingesta.

Comenta
Comparte

Más de un millón de nuevos casos de cáncer de piel son diagnosticados cada año, afectando a uno de cada tres estadounidenses en sus vidas. El principal factor de riesgo es la exposición a los rayos UV del sol, pero el consumo de alcohol también puede desempeñar un rol. Sin embargo, la mayoría de los cánceres asociados al consumo de alcohol tienen lugar en el tracto digestivo: cáncer de boca, de garganta, de estómago, de hígado y de colon, tejidos con los cuales el alcohol tiene un contacto más directo. ¿Por qué cáncer de piel?    

Un estudio de 300000 estadounidenses descubrió que beber en exceso estaba asociado a tasas más altas de quemaduras por el sol. Puede ser que beber en exceso y emborracharse sean indicadores de una predisposición subyacente a ignorar los riesgos para la salud y a desmayarse en la playa, pero tal vez sea porque los productos de la descomposición del alcohol en el cuerpo generan cantidades tan exorbitantes de radicales libres que estos consumen los antioxidantes que protegen nuestra piel del sol. Las plantas producen su propia protección incorporada contra el daño oxidativo del sol y nosotros podemos expropiar estos protectores incorporados al consumirlos para que funcionen como protectores celulares en nuestro cuerpo. Se podría decir que las frutas y verduras proveen la mejor polifarmacia, la mejor farmacia contra el desarrollo del cáncer.

La ingesta de vegetales incrementa el potencial antioxidante de nuestro torrente sanguíneo, el cual, posteriormente, se puede depositar en nuestros tejidos y protegernos contra los efectos dañinos de los rayos solares, pero solo se puso a prueba recientemente.

Si eliges a 20 mujeres y quemas sus glúteos con una lámpara UV antes y después de que la mitad de ellas coma tres cucharadas de pasta de tomate diariamente por tres meses (la mitad lo hizo y la otra mitad no) hay un daño al ADN significativamente menor en los glúteos de las que comieron los tomates. Así que, tres meses antes de la temporada de playa o, incluso, solo diez semanas, si consumimos muchos alimentos ricos en antioxidantes, como salsa de tomate, podríamos reducir el enrojecimiento de una quemadura por el sol en un 40%. Es como tener un bloqueador solar incorporado en tu piel. Ahora, esto no equivale a la protección de un bloqueador solar de amplio espectro, pero la mayor parte de la exposición a los rayos UV durante la vida ocurre cuando la piel no está protegida. Por lo tanto, el uso de factores alimentarios, con propiedades de protección solar, puede tener un considerable efecto beneficioso.   

Pero funciona de ambas maneras. El consumo de alcohol reduce la protección en nuestra piel. Si haces que la gente consuma tres tragos de vodka, en ocho minutos, no diez semanas, ocho minutos, el nivel de antioxidantes carotenoides en la piel cae dramáticamente. Puede actuar así de rápido. Si, por el contrario, bebes la misma cantidad de vodka con jugo de naranja, todavía hay una caída de los antioxidantes de la piel en comparación con el valor inicial, pero beber un cóctel destornillador no es tan malo como tomar el vodka puro. Sin embargo, ¿es suficiente la diferencia para marcar una diferencia afuera, bajo el sol?

Después de los tragos, expusieron a un grupo de voluntarios a una lámpara UV, para ver cuánto tiempo les tomaba quemarse. El lapso de tiempo para empezar a enrojecerse fue significativamente menor después de la ingesta de alcohol en comparación con los experimentos en los que no se consumió alcohol o se consumió mezclado con jugo de naranja. Es como una media hora extra afuera, bajo el sol, basándose solo en lo que pones en tu boca antes de salir a la playa.

Y, las naranjas son bastante débiles. No tan malas como los bananos, pero los frutos rojos son superiores.

Los investigadores concluyeron que la gente debería estar consciente de que el consumo de alcohol, en combinación con la exposición al sol o a una cámara de bronceado, aumenta el riesgo de quemaduras y, por lo tanto, su riesgo de desarrollar envejecimiento prematuro de la piel e incluso cáncer de piel. Si el consumo de alcohol es inevitable, como cuando alguien te está obligando, o algo así, entonces deberías asegurarte de tener bloqueador solar, o al menos, beber un daiquiri de fresa, o algo parecido, que reduzca el daño oxidativo.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Omar Acosta y Viviana Garcia.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a craig vía Flickr.

Más de un millón de nuevos casos de cáncer de piel son diagnosticados cada año, afectando a uno de cada tres estadounidenses en sus vidas. El principal factor de riesgo es la exposición a los rayos UV del sol, pero el consumo de alcohol también puede desempeñar un rol. Sin embargo, la mayoría de los cánceres asociados al consumo de alcohol tienen lugar en el tracto digestivo: cáncer de boca, de garganta, de estómago, de hígado y de colon, tejidos con los cuales el alcohol tiene un contacto más directo. ¿Por qué cáncer de piel?    

Un estudio de 300000 estadounidenses descubrió que beber en exceso estaba asociado a tasas más altas de quemaduras por el sol. Puede ser que beber en exceso y emborracharse sean indicadores de una predisposición subyacente a ignorar los riesgos para la salud y a desmayarse en la playa, pero tal vez sea porque los productos de la descomposición del alcohol en el cuerpo generan cantidades tan exorbitantes de radicales libres que estos consumen los antioxidantes que protegen nuestra piel del sol. Las plantas producen su propia protección incorporada contra el daño oxidativo del sol y nosotros podemos expropiar estos protectores incorporados al consumirlos para que funcionen como protectores celulares en nuestro cuerpo. Se podría decir que las frutas y verduras proveen la mejor polifarmacia, la mejor farmacia contra el desarrollo del cáncer.

La ingesta de vegetales incrementa el potencial antioxidante de nuestro torrente sanguíneo, el cual, posteriormente, se puede depositar en nuestros tejidos y protegernos contra los efectos dañinos de los rayos solares, pero solo se puso a prueba recientemente.

Si eliges a 20 mujeres y quemas sus glúteos con una lámpara UV antes y después de que la mitad de ellas coma tres cucharadas de pasta de tomate diariamente por tres meses (la mitad lo hizo y la otra mitad no) hay un daño al ADN significativamente menor en los glúteos de las que comieron los tomates. Así que, tres meses antes de la temporada de playa o, incluso, solo diez semanas, si consumimos muchos alimentos ricos en antioxidantes, como salsa de tomate, podríamos reducir el enrojecimiento de una quemadura por el sol en un 40%. Es como tener un bloqueador solar incorporado en tu piel. Ahora, esto no equivale a la protección de un bloqueador solar de amplio espectro, pero la mayor parte de la exposición a los rayos UV durante la vida ocurre cuando la piel no está protegida. Por lo tanto, el uso de factores alimentarios, con propiedades de protección solar, puede tener un considerable efecto beneficioso.   

Pero funciona de ambas maneras. El consumo de alcohol reduce la protección en nuestra piel. Si haces que la gente consuma tres tragos de vodka, en ocho minutos, no diez semanas, ocho minutos, el nivel de antioxidantes carotenoides en la piel cae dramáticamente. Puede actuar así de rápido. Si, por el contrario, bebes la misma cantidad de vodka con jugo de naranja, todavía hay una caída de los antioxidantes de la piel en comparación con el valor inicial, pero beber un cóctel destornillador no es tan malo como tomar el vodka puro. Sin embargo, ¿es suficiente la diferencia para marcar una diferencia afuera, bajo el sol?

Después de los tragos, expusieron a un grupo de voluntarios a una lámpara UV, para ver cuánto tiempo les tomaba quemarse. El lapso de tiempo para empezar a enrojecerse fue significativamente menor después de la ingesta de alcohol en comparación con los experimentos en los que no se consumió alcohol o se consumió mezclado con jugo de naranja. Es como una media hora extra afuera, bajo el sol, basándose solo en lo que pones en tu boca antes de salir a la playa.

Y, las naranjas son bastante débiles. No tan malas como los bananos, pero los frutos rojos son superiores.

Los investigadores concluyeron que la gente debería estar consciente de que el consumo de alcohol, en combinación con la exposición al sol o a una cámara de bronceado, aumenta el riesgo de quemaduras y, por lo tanto, su riesgo de desarrollar envejecimiento prematuro de la piel e incluso cáncer de piel. Si el consumo de alcohol es inevitable, como cuando alguien te está obligando, o algo así, entonces deberías asegurarte de tener bloqueador solar, o al menos, beber un daiquiri de fresa, o algo parecido, que reduzca el daño oxidativo.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Omar Acosta y Viviana Garcia.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a craig vía Flickr.

Nota del Doctor

¿No es una locura? La dinámica de los antioxidantes en el cuerpo cambia minuto a minuto, por lo tanto, asegúrate de recargarte:

¿Qué más pueden hacer los tomates? Ve: Inhibir la activación plaquetaria con semillas de tomate.

Otros vídeos acerca de la salud de la piel:

El alcohol no solo aumenta el riesgo de cáncer de piel. Ve: Cáncer de mama y alcohol: ¿cuánto es seguro? Pero igual que el jugo de naranja en un cóctel destornillador, los componentes de la piel de la uva pueden ayudar a moderar los efectos adversos. Ve: Riesgo de cáncer de mama: vino tino vs. vino blanco.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis vídeos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This