Flashback Friday: ¿Vives más si tomas vitamina D? y ¿Cuánta vitamina D deberías tomar?

Flashback Friday: ¿Vives más si tomas vitamina D? y ¿Cuánta vitamina D deberías tomar?
4 (80%) 2 votes

¿Qué muestran 56 ensayos clínicos aleatorizados con casi 100 000 personas entre 18 y 107 años sobre la vitamina D durante la vida? ¿Cuál es la dosis más segura de suplementación de vitamina D para que la mayoría de la población obtenga los niveles óptimos de 2000 UI al día?

Comenta
Comparte

En 1822, un médico polaco fue el primero en publicar que la luz solar podría curar el raquitismo, una enfermedad por deficiencia de vitamina D. Su trabajo fue ignorado por la medicina convencional durante un siglo, y no se dio a conocer hasta el siglo XX, en una época en la que había jaulas en el exterior de los edificios de viviendas para que los bebés pudieran beneficiarse del sol. ¿Nos encontramos en una situación similar ahora, y la profesión médica simplemente no está al nivel de la ciencia de vanguardia? 

Los investigadores han documentado correlaciones entre todo tipo de cosas buenas y altos niveles de vitamina D, incluso hasta el punto de ver si suplementar con vitamina D podría reducir los efectos adversos de los terremotos. Parece ayudar con todo lo demás, así que ¿por qué no? En realidad no es tan tonto como parece. Los eventos traumáticos como desastres naturales pueden tener un impacto psicológico significativo, que puede ser afectado por el estado de la vitamina D.

Cuando los investigadores pusieron a prueba los suplementos de vitamina D, no encontraron los resultados que esperaban. Esta falta de efecto puede deberse, en parte, a que los bajos niveles de vitamina D podrían ser un simple marcador para cosas como el envejecimiento, la obesidad, el tabaquismo y la inactividad. O tal vez bajos niveles de vitamina D no provocan la enfermedad, sino que la enfermedad da lugar a los bajos niveles de vitamina D, ya que la inflamación puede tener esos efectos en el cuerpo. Por lo tanto, solo porque los niveles de vitamina D y la enfermedad parezcan estar correlacionados no significa que su deficiencia sea realmente la causa.

Mientras que la mayoría de los estudios de observación pueden mostrar un vínculo, porque solo miden los niveles de vitamina D y las tasas de enfermedad, hay pocos estudios de intervención (cuando usas la sustancia activa y un placebo) que demuestren su efectividad. Una de las condiciones para las que los suplementos de vitamina D  parecen funcionar de verdad es en la prevención de muertes prematuras.

Hay cincuenta y seis ensayos clínicos aleatorizados con casi cien mil personas entre 18 y 107 años (en su mayoría mujeres) divididas durante cuatro años en dos grupos: uno con el suplemento, y otro con una pastilla de azúcar. Cuando juntas a todos los estudios, puedes ver que los que tomaron el suplemento real vivieron más tiempo, y tuvieron menos riesgo de morir de cáncer. Es importante tener en cuenta que este efecto parece limitarse a la vitamina D3, de origen vegetal y animal, y no a la vitamina D2, derivada de levaduras y hongos. ¿Qué tan importante fue el efecto? Se necesitarían ciento cincuenta personas tomando suplementos de vitamina D durante cinco años para salvar a una vida. Si estuviéramos hablando de un medicamento, habría que sopesar el coste y los posibles efectos secundarios de dársela a tanta gente; pero cuando se trata de algo tan seguro y barato como los suplementos de vitamina D, me parece una ganga. Un análisis similar puso el nivel de beneficio al 11%, con respecto a la reducción de la mortalidad total, lo cual es bastante considerable y podría ofrecer una extensión de la esperanza de vida similar a hacer ejercicio. Aunque, no, por desgracia no parece reducir las consecuencias de los terremotos.

El único posible problema es que puede dar a la gente licencia para decidir comerse una dona extra o algo así. Tenemos que comer sano igualmente, ya que cualquier beneficio para la longevidad que venga de tomar vitamina D no sería más que un pequeño complemento a un estilo de vida saludable. Aunque para aquellos de nosotros que queremos toda la ayuda que exista, la pregunta al final es, ¿cuánta vitamina D debemos tomar?

Ensayos clínicos controlados aleatorizados han encontrado que los suplementos de vitamina D prolongan la expectativa de vida. ¿Cuál es la dosis óptima? ¿Qué nivel sanguíneo se asocia con vivir más tiempo? En mi serie de videos sobre la vitamina D de nueve episodios de 2011, mencioné que la relación entre los niveles de vitamina D y la mortalidad parecía una curva en forma de U, lo cual significa que los niveles bajos de vitamina D se asociaron con una mayor mortalidad. Pero también lo eran los niveles demasiado altos, con el punto óptimo evidente de alrededor de 75 o 80 nanomoles por litro (nmol/L), basados en estudios individuales como este.

¿Por qué podrían asociarse los niveles más altos de D con un mayor riesgo? Bueno, este fue un estudio demográfico; por lo tanto, no se puede estar seguro de qué pasó primero. Tal vez la vitamina D condujo a un mayor riesgo o tal vez un mayor riesgo llevó a la vitamina D, es decir, puede ser que a los que no estaban tan bien se les prescribió vitamina D. Tal vez sea porque estos fueron estudios escandinavos, en los que tienden a tomar una gran cantidad de aceite de hígado de bacalao como suplemento de vitamina D; una cucharada de este podría exceder el límite diario máximo tolerable de ingesta de vitamina A, lo cual podría tener consecuencias negativas, incluso si no te lo inyectas en el pene.

Me sorprendió ver el aceite de hígado de bacalao en la larga lista de cosas que los hombres han intentado inyectarse porque sentían que se estaban quedando cortos, aunque pudieron quedar más cortos después de toda la cirugía reconstructiva.

De todas formas, la curva en forma de U es información antigua. Un meta-análisis actualizado ha demostrado que a medida que los niveles de vitamina D de la población aumentan, la mortalidad parece bajar, y quedar baja, lo cual es bueno, porque entonces no tenemos que examinar para ver si estamos alcanzando el nivel adecuado.

No se recomienda realizar pruebas de rutina de los niveles de vitamina D. ¿Por qué? Bueno, cuesta dinero y, en la mayoría de las personas, los niveles suben hasta donde se desee con suficiente sol o suplementos. Por lo tanto, se dieron cuenta de que es irrelevante.

Pero también porque la prueba no es muy buena; los resultados pueden ser imprecisos. ¿Qué ocurre cuando se envía una sola muestra a miles de laboratorios diferentes en todo el mundo? Tal vez se espera una pequeña variación, pero no esto. Los resultados de la misma muestra oscilaron entre menos de 20 y más de 100. Por eso, dependiendo de a cuál laboratorio tu médico envió tu muestra de sangre, los resultados podrían haberte puesto aquí, o aquí; por lo tanto, no es necesariamente muy útil.

Así que, ¿cuál es una dosis segura que nos lleve al nivel óptimo pretendido? 1000 unidades al día debe poner a la mayoría de la gente en el objetivo de 75 nmol/L (que es 30 ng/mL). Pero para ellos la mayoría de la gente significa el 50%. Para conseguir que alrededor del 85% de la población llegue hasta 75 se requerirían 2000 al día. 2000 unidades internacionales diarias desplazarían la curva de aquí hasta aquí. De esta manera, podemos poner a la persona promedio en el rango deseado, sin temor a la toxicidad. Puedes tomar demasiada vitamina D, pero no sueles ver problemas hasta que los niveles sanguíneos alcanzan alrededor de 250, los cuales se alcanzan tomando dosis diarias constantes de más de 10000.

Ten en cuenta que si tienes sobrepeso, es posible que desees tomar 3000 o si eres obeso incluso más. Si tienes más de 70 años y no obtienes suficiente luz solar, pueden necesitarse 3500 unidades para conseguir ese mismo 85% de probabilidad de sobrepasar tus niveles más allá del objetivo. Repito, no hay necesidad de examinar y reexaminar a la persona promedio, ya que unos pocos miles al día deberían aumentar los niveles de todos sin el riesgo de la toxicidad.

De acuerdo, pero entonces, ¿por qué el Instituto de Medicina determinó la cantidad diaria recomendada de 600 a 800 unidades? De hecho, las recomendaciones oficiales están por todo lado, desde unos 200 al día, hasta alcanzar 10000 al día. La próxima vez voy a intentar ir al grano en medio de la confusión.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes de Peter Rosbjerg vía flickr.

En 1822, un médico polaco fue el primero en publicar que la luz solar podría curar el raquitismo, una enfermedad por deficiencia de vitamina D. Su trabajo fue ignorado por la medicina convencional durante un siglo, y no se dio a conocer hasta el siglo XX, en una época en la que había jaulas en el exterior de los edificios de viviendas para que los bebés pudieran beneficiarse del sol. ¿Nos encontramos en una situación similar ahora, y la profesión médica simplemente no está al nivel de la ciencia de vanguardia? 

Los investigadores han documentado correlaciones entre todo tipo de cosas buenas y altos niveles de vitamina D, incluso hasta el punto de ver si suplementar con vitamina D podría reducir los efectos adversos de los terremotos. Parece ayudar con todo lo demás, así que ¿por qué no? En realidad no es tan tonto como parece. Los eventos traumáticos como desastres naturales pueden tener un impacto psicológico significativo, que puede ser afectado por el estado de la vitamina D.

Cuando los investigadores pusieron a prueba los suplementos de vitamina D, no encontraron los resultados que esperaban. Esta falta de efecto puede deberse, en parte, a que los bajos niveles de vitamina D podrían ser un simple marcador para cosas como el envejecimiento, la obesidad, el tabaquismo y la inactividad. O tal vez bajos niveles de vitamina D no provocan la enfermedad, sino que la enfermedad da lugar a los bajos niveles de vitamina D, ya que la inflamación puede tener esos efectos en el cuerpo. Por lo tanto, solo porque los niveles de vitamina D y la enfermedad parezcan estar correlacionados no significa que su deficiencia sea realmente la causa.

Mientras que la mayoría de los estudios de observación pueden mostrar un vínculo, porque solo miden los niveles de vitamina D y las tasas de enfermedad, hay pocos estudios de intervención (cuando usas la sustancia activa y un placebo) que demuestren su efectividad. Una de las condiciones para las que los suplementos de vitamina D  parecen funcionar de verdad es en la prevención de muertes prematuras.

Hay cincuenta y seis ensayos clínicos aleatorizados con casi cien mil personas entre 18 y 107 años (en su mayoría mujeres) divididas durante cuatro años en dos grupos: uno con el suplemento, y otro con una pastilla de azúcar. Cuando juntas a todos los estudios, puedes ver que los que tomaron el suplemento real vivieron más tiempo, y tuvieron menos riesgo de morir de cáncer. Es importante tener en cuenta que este efecto parece limitarse a la vitamina D3, de origen vegetal y animal, y no a la vitamina D2, derivada de levaduras y hongos. ¿Qué tan importante fue el efecto? Se necesitarían ciento cincuenta personas tomando suplementos de vitamina D durante cinco años para salvar a una vida. Si estuviéramos hablando de un medicamento, habría que sopesar el coste y los posibles efectos secundarios de dársela a tanta gente; pero cuando se trata de algo tan seguro y barato como los suplementos de vitamina D, me parece una ganga. Un análisis similar puso el nivel de beneficio al 11%, con respecto a la reducción de la mortalidad total, lo cual es bastante considerable y podría ofrecer una extensión de la esperanza de vida similar a hacer ejercicio. Aunque, no, por desgracia no parece reducir las consecuencias de los terremotos.

El único posible problema es que puede dar a la gente licencia para decidir comerse una dona extra o algo así. Tenemos que comer sano igualmente, ya que cualquier beneficio para la longevidad que venga de tomar vitamina D no sería más que un pequeño complemento a un estilo de vida saludable. Aunque para aquellos de nosotros que queremos toda la ayuda que exista, la pregunta al final es, ¿cuánta vitamina D debemos tomar?

Ensayos clínicos controlados aleatorizados han encontrado que los suplementos de vitamina D prolongan la expectativa de vida. ¿Cuál es la dosis óptima? ¿Qué nivel sanguíneo se asocia con vivir más tiempo? En mi serie de videos sobre la vitamina D de nueve episodios de 2011, mencioné que la relación entre los niveles de vitamina D y la mortalidad parecía una curva en forma de U, lo cual significa que los niveles bajos de vitamina D se asociaron con una mayor mortalidad. Pero también lo eran los niveles demasiado altos, con el punto óptimo evidente de alrededor de 75 o 80 nanomoles por litro (nmol/L), basados en estudios individuales como este.

¿Por qué podrían asociarse los niveles más altos de D con un mayor riesgo? Bueno, este fue un estudio demográfico; por lo tanto, no se puede estar seguro de qué pasó primero. Tal vez la vitamina D condujo a un mayor riesgo o tal vez un mayor riesgo llevó a la vitamina D, es decir, puede ser que a los que no estaban tan bien se les prescribió vitamina D. Tal vez sea porque estos fueron estudios escandinavos, en los que tienden a tomar una gran cantidad de aceite de hígado de bacalao como suplemento de vitamina D; una cucharada de este podría exceder el límite diario máximo tolerable de ingesta de vitamina A, lo cual podría tener consecuencias negativas, incluso si no te lo inyectas en el pene.

Me sorprendió ver el aceite de hígado de bacalao en la larga lista de cosas que los hombres han intentado inyectarse porque sentían que se estaban quedando cortos, aunque pudieron quedar más cortos después de toda la cirugía reconstructiva.

De todas formas, la curva en forma de U es información antigua. Un meta-análisis actualizado ha demostrado que a medida que los niveles de vitamina D de la población aumentan, la mortalidad parece bajar, y quedar baja, lo cual es bueno, porque entonces no tenemos que examinar para ver si estamos alcanzando el nivel adecuado.

No se recomienda realizar pruebas de rutina de los niveles de vitamina D. ¿Por qué? Bueno, cuesta dinero y, en la mayoría de las personas, los niveles suben hasta donde se desee con suficiente sol o suplementos. Por lo tanto, se dieron cuenta de que es irrelevante.

Pero también porque la prueba no es muy buena; los resultados pueden ser imprecisos. ¿Qué ocurre cuando se envía una sola muestra a miles de laboratorios diferentes en todo el mundo? Tal vez se espera una pequeña variación, pero no esto. Los resultados de la misma muestra oscilaron entre menos de 20 y más de 100. Por eso, dependiendo de a cuál laboratorio tu médico envió tu muestra de sangre, los resultados podrían haberte puesto aquí, o aquí; por lo tanto, no es necesariamente muy útil.

Así que, ¿cuál es una dosis segura que nos lleve al nivel óptimo pretendido? 1000 unidades al día debe poner a la mayoría de la gente en el objetivo de 75 nmol/L (que es 30 ng/mL). Pero para ellos la mayoría de la gente significa el 50%. Para conseguir que alrededor del 85% de la población llegue hasta 75 se requerirían 2000 al día. 2000 unidades internacionales diarias desplazarían la curva de aquí hasta aquí. De esta manera, podemos poner a la persona promedio en el rango deseado, sin temor a la toxicidad. Puedes tomar demasiada vitamina D, pero no sueles ver problemas hasta que los niveles sanguíneos alcanzan alrededor de 250, los cuales se alcanzan tomando dosis diarias constantes de más de 10000.

Ten en cuenta que si tienes sobrepeso, es posible que desees tomar 3000 o si eres obeso incluso más. Si tienes más de 70 años y no obtienes suficiente luz solar, pueden necesitarse 3500 unidades para conseguir ese mismo 85% de probabilidad de sobrepasar tus niveles más allá del objetivo. Repito, no hay necesidad de examinar y reexaminar a la persona promedio, ya que unos pocos miles al día deberían aumentar los niveles de todos sin el riesgo de la toxicidad.

De acuerdo, pero entonces, ¿por qué el Instituto de Medicina determinó la cantidad diaria recomendada de 600 a 800 unidades? De hecho, las recomendaciones oficiales están por todo lado, desde unos 200 al día, hasta alcanzar 10000 al día. La próxima vez voy a intentar ir al grano en medio de la confusión.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes de Peter Rosbjerg vía flickr.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This