Los riesgos y beneficios de la exposición prudente al sol

Rate Video

No tenemos que elegir entre el menor de dos males: cáncer de piel versus cánceres internos por deficiencia de vitamina D.

Comenta
Comparte

A comienzos del siglo XX, el raquitismo, enfermedad causada por deficiencia de vitamina D, se había extendido debido a la vida en la ciudad, con la sombra de los edificios y el hollín en el aire. La industria láctea aprovechó la oportunidad para enriquecer la leche con vitamina D y lo mismo hizo la industria de la cerveza. “¡La cerveza es buena para ti!”, decía el anuncio, “pero la cerveza con vitamina D del sol es aún mejor, así que bébela todos los días”. Ahora bien, hay opciones enriquecidas más saludables, como zumo de naranja enriquecido con vitamina D, pero para llegar a los niveles de ingesta recomendada se necesitarían de 15 a 20 tazas fortificadas de leche, cerveza y/o zumo cada día. Así que para obtener ese tipo de dosis realmente se necesita sol o suplementos.

La luz solar proporciona del 90 al 95% de la vitamina D para la mayoría de la gente. La amenaza del cáncer de piel es real, sin embargo, es en su mayoría debido a la exposición crónica y excesiva y a las quemaduras solares. No hay mucha evidencia de que una mínima y prudente exposición a la luz solar aumente considerablemente el riesgo de contraer cáncer de piel. Aunque, ¿por qué aceptar cualquier riesgo en absoluto cuando se puede obtener la vitamina D de suplementos? Pero en aras de la discusión, ¿qué pasaría si no hubiese suplementos disponibles?

¿Qué pasaría si trataras de sopesar los efectos positivos y negativos de la exposición al sol? Por un lado, hay entidades como la Academia Estadounidense de Dermatología que recomienda que nadie debe ser expuesto directamente al sol sin protección solar. Después de todo, se ha demostrado que los rayos ultravioleta (UV) del sol son cancerígenos, responsables de aproximadamente la mitad de todos los tumores malignos en personas caucásicas, culpando a la industria del bronceado de restarle importancia al riesgo.

Incluso aquellos que aceptan dinero para investigación proveniente de la industria del bronceado, reconocen que la exposición excesiva al sol puede aumentar el riesgo de contraer cáncer de piel; pero argumentan a favor de la moderación, abogando por “una exposición prudente al sol”, y acusan a la industria de las cremas de protección solar de exagerar el riesgo. Aunque es más difícil refutar los motivos de los dermatólogos, quienes argumentan, fundamentalmente, en contra de sus propios intereses económicos, ya que el cáncer de piel es su sustento.

La preocupación planteada por los defensores de los rayos UV es que “la propaganda antisol” puede hacer más daño que bien, señalando estudios como este: Un estudio sueco descubrió que los diagnosticados con cáncer de piel tendían a vivir más tiempo y tienen menos ataques cardiacos y fracturas de cadera. A los medios de comunicación les encantó, y escribieron titulares como: “¡Los que toman el sol viven más tiempo!”. Aunque sólo la exposición a rayos UV naturales se asoció con una menor mortalidad. La exposición a rayos UV artificiales, como las camas de bronceado, se asoció con un aumento de la mortalidad. Bueno, entonces esto probablemente no tenga nada que ver con la vitamina D. Entonces, ¿por qué los que corren al aire libre lo suficiente como para tener cáncer de piel viven más tiempo? Tal vez sea porque están corriendo al aire libre. Más ejercicio puede explicar por qué viven más tiempo. Y en EE.UU, una mayor exposición a rayos UV se asoció con una esperanza de vida más corta, no más larga.

Hay estudios modelo que sugieren que al menos 50,000 muertes por cáncer en Estados Unidos pueden ser atribuibles a niveles bajos de vitamina D, las cuales podrían evitarse con más exposición al sol, lo que sólo mataría a lo sumo 12,000 estadounidenses por cáncer de piel. Así que a fin de cuentas, los beneficios serían mayores que los riesgos.

Pero una vez más, ¿por qué aceptar cualquier riesgo en absoluto cuando puedes obtener toda la vitamina D que necesitas de suplementos? De hecho, ¿de dónde sacaron esas estimaciones acerca de la vitamina D y la prevención de cánceres internos? A partir de estudios de intervención que involucraban darle a la gente suplementos de vitamina D; no exponiéndola a rayos UV. Así que no hay mucha controversia después de todo. Al final, la cuestión se plantea como la necesidad de elegir entre el menor de dos males: cáncer de piel frente a cánceres internos por deficiencia de vitamina D, pero se ignora el hecho de que existe una tercera vía. Cuando estábamos evolucionando no vivíamos lo suficiente como para tener que preocuparnos por el cáncer de piel, y la vitamina D no estaba disponible en la tienda de la esquina.

Y si lo que quieres es un aspecto más atractivo, ¿qué tal comer más frutas y vegetales? Se comparó el color de la piel obtenido por comer verduras contra la exposición a rayos UV, y el brillo dorado de los fitonutrientes carotenoides ganó, y lo mismo se encontró en caras asiáticas y afroamericanas. Así que, te sugiero la sección de frutas y verduras para conseguir un bronceado saludable.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Laura Duarte y Elizabeth Romo.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a Barni1 vía Pixabay.

A comienzos del siglo XX, el raquitismo, enfermedad causada por deficiencia de vitamina D, se había extendido debido a la vida en la ciudad, con la sombra de los edificios y el hollín en el aire. La industria láctea aprovechó la oportunidad para enriquecer la leche con vitamina D y lo mismo hizo la industria de la cerveza. “¡La cerveza es buena para ti!”, decía el anuncio, “pero la cerveza con vitamina D del sol es aún mejor, así que bébela todos los días”. Ahora bien, hay opciones enriquecidas más saludables, como zumo de naranja enriquecido con vitamina D, pero para llegar a los niveles de ingesta recomendada se necesitarían de 15 a 20 tazas fortificadas de leche, cerveza y/o zumo cada día. Así que para obtener ese tipo de dosis realmente se necesita sol o suplementos.

La luz solar proporciona del 90 al 95% de la vitamina D para la mayoría de la gente. La amenaza del cáncer de piel es real, sin embargo, es en su mayoría debido a la exposición crónica y excesiva y a las quemaduras solares. No hay mucha evidencia de que una mínima y prudente exposición a la luz solar aumente considerablemente el riesgo de contraer cáncer de piel. Aunque, ¿por qué aceptar cualquier riesgo en absoluto cuando se puede obtener la vitamina D de suplementos? Pero en aras de la discusión, ¿qué pasaría si no hubiese suplementos disponibles?

¿Qué pasaría si trataras de sopesar los efectos positivos y negativos de la exposición al sol? Por un lado, hay entidades como la Academia Estadounidense de Dermatología que recomienda que nadie debe ser expuesto directamente al sol sin protección solar. Después de todo, se ha demostrado que los rayos ultravioleta (UV) del sol son cancerígenos, responsables de aproximadamente la mitad de todos los tumores malignos en personas caucásicas, culpando a la industria del bronceado de restarle importancia al riesgo.

Incluso aquellos que aceptan dinero para investigación proveniente de la industria del bronceado, reconocen que la exposición excesiva al sol puede aumentar el riesgo de contraer cáncer de piel; pero argumentan a favor de la moderación, abogando por “una exposición prudente al sol”, y acusan a la industria de las cremas de protección solar de exagerar el riesgo. Aunque es más difícil refutar los motivos de los dermatólogos, quienes argumentan, fundamentalmente, en contra de sus propios intereses económicos, ya que el cáncer de piel es su sustento.

La preocupación planteada por los defensores de los rayos UV es que “la propaganda antisol” puede hacer más daño que bien, señalando estudios como este: Un estudio sueco descubrió que los diagnosticados con cáncer de piel tendían a vivir más tiempo y tienen menos ataques cardiacos y fracturas de cadera. A los medios de comunicación les encantó, y escribieron titulares como: “¡Los que toman el sol viven más tiempo!”. Aunque sólo la exposición a rayos UV naturales se asoció con una menor mortalidad. La exposición a rayos UV artificiales, como las camas de bronceado, se asoció con un aumento de la mortalidad. Bueno, entonces esto probablemente no tenga nada que ver con la vitamina D. Entonces, ¿por qué los que corren al aire libre lo suficiente como para tener cáncer de piel viven más tiempo? Tal vez sea porque están corriendo al aire libre. Más ejercicio puede explicar por qué viven más tiempo. Y en EE.UU, una mayor exposición a rayos UV se asoció con una esperanza de vida más corta, no más larga.

Hay estudios modelo que sugieren que al menos 50,000 muertes por cáncer en Estados Unidos pueden ser atribuibles a niveles bajos de vitamina D, las cuales podrían evitarse con más exposición al sol, lo que sólo mataría a lo sumo 12,000 estadounidenses por cáncer de piel. Así que a fin de cuentas, los beneficios serían mayores que los riesgos.

Pero una vez más, ¿por qué aceptar cualquier riesgo en absoluto cuando puedes obtener toda la vitamina D que necesitas de suplementos? De hecho, ¿de dónde sacaron esas estimaciones acerca de la vitamina D y la prevención de cánceres internos? A partir de estudios de intervención que involucraban darle a la gente suplementos de vitamina D; no exponiéndola a rayos UV. Así que no hay mucha controversia después de todo. Al final, la cuestión se plantea como la necesidad de elegir entre el menor de dos males: cáncer de piel frente a cánceres internos por deficiencia de vitamina D, pero se ignora el hecho de que existe una tercera vía. Cuando estábamos evolucionando no vivíamos lo suficiente como para tener que preocuparnos por el cáncer de piel, y la vitamina D no estaba disponible en la tienda de la esquina.

Y si lo que quieres es un aspecto más atractivo, ¿qué tal comer más frutas y vegetales? Se comparó el color de la piel obtenido por comer verduras contra la exposición a rayos UV, y el brillo dorado de los fitonutrientes carotenoides ganó, y lo mismo se encontró en caras asiáticas y afroamericanas. Así que, te sugiero la sección de frutas y verduras para conseguir un bronceado saludable.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Laura Duarte y Elizabeth Romo.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a Barni1 vía Pixabay.

Nota del Doctor

Esta es la esencia de lo que los últimos 15,950 estudios sobre la vitamina D han añadido a nuestro entendimiento. A menos que algo particularmente revolucionario salga a la luz, puedes esperar la siguiente actualización en el 2021. Si te perdiste los cinco primeros videos en esta nueva serie, échales un vistazo aquí:

El atractivo físico proviene de los carotenoides que se depositan en la piel. Mira mis videos:

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis vídeos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This