Los peligros de la música heavy metal

Los peligros de la música heavy metal
4 (80%) 2 votes

El riesgo de sacudir la cabeza violentamente es remoto pero es muy real. ¿Hay alguna manera de controlarlo?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Marina Campi voluntaria activa en NutritionFacts.org.

Si buscas metal pesado en la base de datos de la Biblioteca Nacional de Medicina, encontrarás, por ejemplo, mucho sobre la contaminación por metales pesados en el pescado, por lo que es difícil imaginar al pescado como parte de una dieta saludable, y quizás ayude a explicar que la incidencia de enfermedades autoinmunes como la artritis juvenil se haya quintuplicado.

Pero al buscar los peligros del metal pesado también aparecen entradas como esta, sobre los “riesgos de la música heavy metal“. Aquí hablan de lesiones traumáticas por golpes, pero es más probable que te lastimes en un concierto de rock alternativo. Deberías preocuparte por Goo Goo Dolls, no por Nine Inch Nails.

Claro, la pérdida auditiva inducida por la música es un problema grave, pero puede deberse a cualquier música alta. Es interesante que las recomendaciones clínicas incluyan la “regla 80-90”: no más del 80 por ciento del volumen máximo en los dispositivos de escucha personales durante no más de 90 minutos al día. Pero eso no es lo que muestra la ciencia; “No exceda el 60 por ciento del volumen máximo” está más cerca de la evidencia, pero creen que los adolescentes simplemente lo ignorarían, por lo que dieron un consejo más “aceptable”.

Supuse que vería muchas tonterías de pánico satánico de los años 80, cuando los padres afligidos por el suicidio comenzaron a demandar a los músicos de heavy metal. ¿Qué tipo de evidencia presentaron los padres? Ha habido poca investigación académica hasta este estudio que intentó correlacionar el número de suscripciones a revistas de heavy metal en todo el estado con las tasas de suicidio juvenil. Seguro piensan que es una broma.

La cosa se volvió muy loca cuando los investigadores llamaron a instituciones psiquiátricas fingiendo ser padres preocupados porque su hijo escuchaba música heavy metal, a pesar de dejar en claro que su hijo no presentaba ningún síntoma de enfermedad mental, ni consumo de drogas o alcohol, y le iba bien en la escuela. Diez de las doce clínicas creían que el hijo necesitaba hospitalización psiquiátrica. ¡Imagínense lo que eso le haría a un niño! Si regresas unas décadas más tarde, los metaleros eran significativamente más felices en su juventud y parecen estar mejor adaptados psicológicamente que sus compañeros.

Algunos estudios fueron simplemente extraños. ¿Los pacientes con Parkinson caminan mejor escuchando “Yellow Submarine” o “Master of Puppets”?

Otros estudios fueron obvios. Los músicos de heavy metal tienen una frecuencia cardíaca más alta que los que interpretan “música cristiana”. No es gran sorpresa.

Algunos estudios fueron tiernos: Influencia de la música en la seguridad del paciente durante la cirugía: pacientes veterinarios. Gatitos esterilizados con pequeños auriculares en la cabeza. Resulta que “Adagio for Strings” es más relajante que AC / DC.

Una revisión sobre musicoterapia para pacientes humanos advirtió sobre la elección de música de los pacientes, ya que la “música caótica”, como el hip-hop y el metal, no curan las células humanas, incluso citando tres estudios, aunque dos de ellos no dicen nada, y el tercero es un boletín de enfermería que simplemente cita la opinión de alguien.

Pero investigué un poco y resultó que a las células cancerosas del estómago les gusta el metal. Si pones “Cannibal Corpse” contra Beethoven, 12 horas de death metal aumentaron su crecimiento en una placa de Petri (eso es tan metal). Pero, ¿quién se pone los auriculares en el estómago? ¿O en su pecho?

En un estudio, Mozart eliminó un tipo de célula de cáncer de mama y no otro; en otro estudio, solo la Quinta Sinfonía de Beethoven parecía funcionar, y Mozart fracasó cuando las placas de Petri fueron rodeadas por altavoces en una pequeña plataforma. ¿Por qué se publican estas cosas?

De todos modos, el verdadero peligro del heavy metal es el headbanging. “El headbanging es una forma de danza contemporánea que consiste en movimientos bruscos de flexión-extensión de la cabeza”, más común en el género heavy metal. Se desconoce el número de aficionados ávidos, pero algunos fanáticos podrían estar en peligro si lo hacen en exceso. Aunque generalmente se considera inofensivo, las complicaciones de salud atribuidas a esta práctica incluyen desgarro de la arteria carótida, ruptura del pulmón, latigazo cervical, fractura de cuello o, en este caso, un hematoma subdural. Este tipo dijo que hizo headbanging en un concierto de Motörhead, y la aceleración enérgica hacia adelante y hacia atrás podría haber roto sus venas puente y haberle hecho sangrar en el cráneo.

Las venas de puente comunican el cerebro con el recubrimiento interior del cráneo, y si las venas se rompen, la sangre puede acumularse debajo del cráneo y comprimir el cerebro. Esta ruptura de vena puente se ha demostrado con cadáveres (nuevamente, un estudio muy metalero). Se ha comparado con una especie de síndrome del bebé sacudido en adultos. 

Los investigadores concluyen que su caso sirve como evidencia en apoyo de la reputación rockera de Motörhead, pero la conclusión real es que de una actividad aparentemente inofensiva puede surgir una complicación muy peligrosa. Y algunas hemorragias cerebrales pueden ser graves. Hmm, ¿por qué le dolía la cabeza después de hacer headbanging en una fiesta? Aquí está la tomografía computarizada. Todo esto es sangre, aplastando su cerebro. Es asombroso que haya sobrevivido, aunque este no lo hizo.

Mira, puedes desgarrar más que solo venas. Hay dos conjuntos de arterias que hacen un túnel hacia el cráneo: las arterias carótidas en la parte delantera y las arterias vertebrales en la parte posterior, y puede desgarrar ambos conjuntos. Un joven de 15 años hizo headbanging, se rasgó la arteria carótida, lo que le provocó un derrame cerebral masivo; quedó medio paralizado, incapaz de hablar y murió en coma a la semana.

¿Qué pasa con las arterias vertebrales en la espalda? Están incrustadas en el cráneo, susceptibles a las fuerzas de corte de los extremos del movimiento del cuello, y eso es exactamente lo que pareció suceder: un baterista de heavy metal se rompió la pared de la arteria. Ahora, obviamente, todo esto es realmente infrecuente, afecta a menos de uno en mil. ¿Cómo pueden los metaleros para reducir su riesgo? Para evitar lesiones por el headbanging, se debe limitar el rango de movimiento de la cabeza y el cuello; la música más lenta debería reemplazar al metal (buena suerte con eso); la frecuencia del headbanging podría ser solo cada dos tiempos (en realidad no es mala idea); o se debe usar equipo de protección personal (¿Un cuello ortopédico?).

Se han realizado pocas investigaciones formales sobre lesiones en el fenómeno mundial del headbanging; por eso los investigadores construyeron un modelo teórico de headbanging con suficientes términos físicos para hacer feliz a cualquier nerd: desplazamiento angular, movimiento sinusoidal en el plano sagital, amplitud de la curva de desplazamiento. Participantes del estudio: metaleros. Pero necesitas un grupo de control: música tranquila.

Curvas de lesiones en la cabeza y curvas de lesiones en el cuello, basadas en el ritmo del movimiento de la cabeza y el barrido angular. Con un headbanging promedio, tratamos de mantener el rango de movimiento por debajo de los 75 grados, así que algo como esto. Por lo tanto, para minimizar el riesgo de lesiones en la cabeza y el cuello, los metaleros deben disminuir el rango de movimiento de la cabeza y el cuello. Ah, está ese “equipo de protección personal” de nuevo. “Desafortunadamente, es difícil, si no imposible, cambiar los hábitos de los aficionados al heavy metal“. Tal vez lo que necesitamos son cuellos ortopédicos con metales incrustados.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción Glass Entertainment

Gráficos Avo Media

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Marina Campi voluntaria activa en NutritionFacts.org.

Si buscas metal pesado en la base de datos de la Biblioteca Nacional de Medicina, encontrarás, por ejemplo, mucho sobre la contaminación por metales pesados en el pescado, por lo que es difícil imaginar al pescado como parte de una dieta saludable, y quizás ayude a explicar que la incidencia de enfermedades autoinmunes como la artritis juvenil se haya quintuplicado.

Pero al buscar los peligros del metal pesado también aparecen entradas como esta, sobre los “riesgos de la música heavy metal“. Aquí hablan de lesiones traumáticas por golpes, pero es más probable que te lastimes en un concierto de rock alternativo. Deberías preocuparte por Goo Goo Dolls, no por Nine Inch Nails.

Claro, la pérdida auditiva inducida por la música es un problema grave, pero puede deberse a cualquier música alta. Es interesante que las recomendaciones clínicas incluyan la “regla 80-90”: no más del 80 por ciento del volumen máximo en los dispositivos de escucha personales durante no más de 90 minutos al día. Pero eso no es lo que muestra la ciencia; “No exceda el 60 por ciento del volumen máximo” está más cerca de la evidencia, pero creen que los adolescentes simplemente lo ignorarían, por lo que dieron un consejo más “aceptable”.

Supuse que vería muchas tonterías de pánico satánico de los años 80, cuando los padres afligidos por el suicidio comenzaron a demandar a los músicos de heavy metal. ¿Qué tipo de evidencia presentaron los padres? Ha habido poca investigación académica hasta este estudio que intentó correlacionar el número de suscripciones a revistas de heavy metal en todo el estado con las tasas de suicidio juvenil. Seguro piensan que es una broma.

La cosa se volvió muy loca cuando los investigadores llamaron a instituciones psiquiátricas fingiendo ser padres preocupados porque su hijo escuchaba música heavy metal, a pesar de dejar en claro que su hijo no presentaba ningún síntoma de enfermedad mental, ni consumo de drogas o alcohol, y le iba bien en la escuela. Diez de las doce clínicas creían que el hijo necesitaba hospitalización psiquiátrica. ¡Imagínense lo que eso le haría a un niño! Si regresas unas décadas más tarde, los metaleros eran significativamente más felices en su juventud y parecen estar mejor adaptados psicológicamente que sus compañeros.

Algunos estudios fueron simplemente extraños. ¿Los pacientes con Parkinson caminan mejor escuchando “Yellow Submarine” o “Master of Puppets”?

Otros estudios fueron obvios. Los músicos de heavy metal tienen una frecuencia cardíaca más alta que los que interpretan “música cristiana”. No es gran sorpresa.

Algunos estudios fueron tiernos: Influencia de la música en la seguridad del paciente durante la cirugía: pacientes veterinarios. Gatitos esterilizados con pequeños auriculares en la cabeza. Resulta que “Adagio for Strings” es más relajante que AC / DC.

Una revisión sobre musicoterapia para pacientes humanos advirtió sobre la elección de música de los pacientes, ya que la “música caótica”, como el hip-hop y el metal, no curan las células humanas, incluso citando tres estudios, aunque dos de ellos no dicen nada, y el tercero es un boletín de enfermería que simplemente cita la opinión de alguien.

Pero investigué un poco y resultó que a las células cancerosas del estómago les gusta el metal. Si pones “Cannibal Corpse” contra Beethoven, 12 horas de death metal aumentaron su crecimiento en una placa de Petri (eso es tan metal). Pero, ¿quién se pone los auriculares en el estómago? ¿O en su pecho?

En un estudio, Mozart eliminó un tipo de célula de cáncer de mama y no otro; en otro estudio, solo la Quinta Sinfonía de Beethoven parecía funcionar, y Mozart fracasó cuando las placas de Petri fueron rodeadas por altavoces en una pequeña plataforma. ¿Por qué se publican estas cosas?

De todos modos, el verdadero peligro del heavy metal es el headbanging. “El headbanging es una forma de danza contemporánea que consiste en movimientos bruscos de flexión-extensión de la cabeza”, más común en el género heavy metal. Se desconoce el número de aficionados ávidos, pero algunos fanáticos podrían estar en peligro si lo hacen en exceso. Aunque generalmente se considera inofensivo, las complicaciones de salud atribuidas a esta práctica incluyen desgarro de la arteria carótida, ruptura del pulmón, latigazo cervical, fractura de cuello o, en este caso, un hematoma subdural. Este tipo dijo que hizo headbanging en un concierto de Motörhead, y la aceleración enérgica hacia adelante y hacia atrás podría haber roto sus venas puente y haberle hecho sangrar en el cráneo.

Las venas de puente comunican el cerebro con el recubrimiento interior del cráneo, y si las venas se rompen, la sangre puede acumularse debajo del cráneo y comprimir el cerebro. Esta ruptura de vena puente se ha demostrado con cadáveres (nuevamente, un estudio muy metalero). Se ha comparado con una especie de síndrome del bebé sacudido en adultos. 

Los investigadores concluyen que su caso sirve como evidencia en apoyo de la reputación rockera de Motörhead, pero la conclusión real es que de una actividad aparentemente inofensiva puede surgir una complicación muy peligrosa. Y algunas hemorragias cerebrales pueden ser graves. Hmm, ¿por qué le dolía la cabeza después de hacer headbanging en una fiesta? Aquí está la tomografía computarizada. Todo esto es sangre, aplastando su cerebro. Es asombroso que haya sobrevivido, aunque este no lo hizo.

Mira, puedes desgarrar más que solo venas. Hay dos conjuntos de arterias que hacen un túnel hacia el cráneo: las arterias carótidas en la parte delantera y las arterias vertebrales en la parte posterior, y puede desgarrar ambos conjuntos. Un joven de 15 años hizo headbanging, se rasgó la arteria carótida, lo que le provocó un derrame cerebral masivo; quedó medio paralizado, incapaz de hablar y murió en coma a la semana.

¿Qué pasa con las arterias vertebrales en la espalda? Están incrustadas en el cráneo, susceptibles a las fuerzas de corte de los extremos del movimiento del cuello, y eso es exactamente lo que pareció suceder: un baterista de heavy metal se rompió la pared de la arteria. Ahora, obviamente, todo esto es realmente infrecuente, afecta a menos de uno en mil. ¿Cómo pueden los metaleros para reducir su riesgo? Para evitar lesiones por el headbanging, se debe limitar el rango de movimiento de la cabeza y el cuello; la música más lenta debería reemplazar al metal (buena suerte con eso); la frecuencia del headbanging podría ser solo cada dos tiempos (en realidad no es mala idea); o se debe usar equipo de protección personal (¿Un cuello ortopédico?).

Se han realizado pocas investigaciones formales sobre lesiones en el fenómeno mundial del headbanging; por eso los investigadores construyeron un modelo teórico de headbanging con suficientes términos físicos para hacer feliz a cualquier nerd: desplazamiento angular, movimiento sinusoidal en el plano sagital, amplitud de la curva de desplazamiento. Participantes del estudio: metaleros. Pero necesitas un grupo de control: música tranquila.

Curvas de lesiones en la cabeza y curvas de lesiones en el cuello, basadas en el ritmo del movimiento de la cabeza y el barrido angular. Con un headbanging promedio, tratamos de mantener el rango de movimiento por debajo de los 75 grados, así que algo como esto. Por lo tanto, para minimizar el riesgo de lesiones en la cabeza y el cuello, los metaleros deben disminuir el rango de movimiento de la cabeza y el cuello. Ah, está ese “equipo de protección personal” de nuevo. “Desafortunadamente, es difícil, si no imposible, cambiar los hábitos de los aficionados al heavy metal“. Tal vez lo que necesitamos son cuellos ortopédicos con metales incrustados.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción Glass Entertainment

Gráficos Avo Media

Nota del Doctor

¿Qué pasa con el potencial curativo de la música? Puedes ver La música como medicina y Música para la ansiedad: Mozart vs. metal.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Pin It en Pinterest

Share This