Image Credit: Caroline / Unsplash. Esta imagen ha sido modificada

¿Ayudan los enjuagues con aceite a evitar la placa dental y la gingivitis?

Se pone a prueba el enjuague bucal con aceite contra el de clorhexidina para medidas de salud bucal y dental.

¿Cuáles son los posibles riesgos y beneficios de la práctica antigua del enjuague bucal con aceite, en la que el aceite se agita entre los dientes durante unos 15 minutos y luego se escupe? Existen alegaciones sobre sus beneficios descabelladas y sin fundamento tanto en internet como en la literatura médica, incluido el British Dental Journal. Si bien coincido en que el enjuague con aceite es un buen ejercicio para la lengua y los músculos de las mejillas, me parece una locura sugerir que “cura las células, los tejidos y todos los órganos de forma simultánea”. ¡Hablemos de lengua y mejillas!

Un encuestado en el British Dental Journal expresó “sorpresa” al leer que “hacer buches con aceite… puede ser eficaz para ‘tratar… la meningitis, los trastornos cardíacos y renales, los trastornos hormonales de la mujer y las enfermedades crónicas como el cáncer, el SIDA, etc. ‘ “. Si bien es posible que el enjuague con aceite pueda ayudar de alguna manera, si queremos fundamentar con medicina basada en evidencia, necesitamos algo llamado evidencia “sin distraernos con los efectos ilusorios que le atribuyen sus defensores”. Esto es relevante cuando otros encuestados compartieron su experiencia de un caso de gingivitis inflamatoria grave que empeoró después del enjuague con aceite, aunque al dejar de hacerlo su inflamación gingival disminuyó. Los investigadores supusieron que parte del aceite había quedado debajo de sus encías, lo que agravó su condición. De todas formas, quizás la gente debiera postergar el enjuague con aceite hasta que tengamos evidencia científica.

Por fortuna, como muestro en mi video “Beneficios del enjuague con aceite contra la placa y la gingivitis”, el Centro de Medicina basada en evidencia de Oxford compiló de forma reciente todos los ensayos controlados existentes. ¿Controlados? ¿Por qué es tan importante que los estudios tengan un grupo de control? Sin este grupo con el que comparar los hallazgos, puede darse el caso de que las disminuciones en la gingivitis y las placas con el enjuague con aceite se deban al hecho de que los participantes tengan chequeos recurrentes con sus dentistas, lo que implique un aumento de su cepillado y del uso de hilo dental.

En el minuto 1:52 en mi video, muestro el tipo de estudio que necesitamos. Los investigadores no observaron cambios antes y después en el grupo de control, pero hubo una disminución en las puntuaciones de placa y gingivitis en el grupo de enjuague con aceite. Ahora bien, parecería haber un efecto positivo, pero ¿qué significan los puntajes? Cuando se prueba un medicamento nuevo, no basta con demostrar que funciona mejor que nada, o mejor que una pastilla de azúcar, sino que se desea saber si el medicamento nuevo funciona mejor que el actual disponible para la misma afección. De lo contrario, ¿qué sentido tiene una nueva terapia? Esta es la razón por la que las compañías farmacéuticas a menudo se ven obligadas a utilizar los denominados controles activos, comparar su fármaco con el fármaco líder en lugar de un placebo. En el estudio mencioné, el enjuague con aceite se comparó con no hacer nada. ¿Qué pasaría si se comparara con enjuagues de clorhexidina?

La clorhexidina, un químico antiséptico utilizado en enjuagues bucales medicinales, se considera el “estándar de oro” en la lucha contra la placa, las caries y la gingivitis. ¿Qué sucedió cuando se comparó el enjuague con aceite con el de clorhexidina para reducir la cantidad de bacterias que producen caries? Como se puede ver en el minuto 3:07 en mi video, los investigadores encontraron que la clorhexidina funcionó más rápido, lo que resultó en una disminución significativa de la placa en 24 horas, mientras que el enjuague con aceite tardó una semana en comenzar a hacer efecto. Sin embargo, como se puede ver en el minuto 3:18 en mi video, parece ser que a las dos semanas, el enjuague con aceite podría ser tan eficaz como el estándar de oro. De hecho, parecería funcionar de una manera tan similar que mi escepticismo me llevó a pensar, ¿quizás sea el acto físico de agitar lo que altera la placa?

Si tan solo los investigadores hubieran incluido un tercer grupo con buches con agua corriente. ¡Lo hicieron! ¿Y que sucedió? Hacer buches con agua no tuvo ningún efecto.

Ahora bien, la realidad es que no fue justo. Mientras que el grupo de aceite se enjuagó durante 10 minutos, los otros dos grupos hicieron buches durante solo un minuto. Entonces, por lo que sabemos, enjuagar la boca con agua corriente durante 10 minutos podría ser tan bueno como con aceite.

Es más, uno podría ver estos resultados y argumentar que la clorhexidina en realidad funcionó 10 veces mejor que el aceite porque obtuvo el mismo efecto en una décima parte del tiempo. Sin embargo, la clorhexidina tiene efectos secundarios. De hecho, podrían llegar a ser muy graves, como descamaciones de las membranas mucosas muy dolorosas, así como la decoloración de los dientes o la lengua. En el minuto 4:11 en mi video muestro algunos de estos efectos (pero tengan cuidado porque no son muy bonitos de ver).

Por lo tanto, “el enjuague con aceite tiene ciertos beneficios sobre los enjuagues bucales disponibles en el mercado. No son químicos, ni alcohólicos, son de bajo costo y no manchan, pero su efectividad… no está clara”. Pero esperen, se ha demostrado que el enjuague con aceite reduce de forma significativa la cantidad de bacterias que causan caries en los dientes. Sí, pero ¿eso se traduce en menos caries, que es lo que en realidad nos importa? Eso no ha sido estudiado. Sin embargo, los investigadores compararon el enjuague con aceite con la clorhexidina para la placa y la gingivitis, y encontraron que ambos podrían ser beneficiosos en un grado similar. La gingivitis inducida por placa es un predictor razonable de la salud dental futura, lo que explica la conclusión del Centro de Medicina basada en evidencia de Oxford de que, de hecho, “el enjuague con aceite podría tener efectos beneficiosos” en la salud bucal y dental.

CONCLUSIONES

  • Se ha dicho que la antigua práctica de hacer buches con aceite comestible y luego escupirlo es un tratamiento eficaz para la meningitis, los trastornos cardíacos y renales y las enfermedades crónicas como el cáncer y el SIDA, sin ningún tipo de evidencia científica.
  • La clorhexidina, un químico antiséptico que se utiliza en los enjuagues bucales medicinales, se considera el estándar de oro en la lucha contra la placa, las caries y la gingivitis, pero tiene potenciales efectos secundarios graves, incluida la descamación de las membranas mucosas de la boca.
  • Cuando se comparó el enjuague con aceite con la clorhexidina, los investigadores encontraron que aunque la clorhexidina funcionaba más rápido que el enjuague con aceite para reducir la placa, a las dos semanas, el enjuague con aceite podría ser tan eficaz como el químico antiséptico.
  • El solo hecho de hacer buches podría ser la causa de la ruptura de la placa, sin embargo, el grupo con aceite hizo buches durante 10 minutos en comparación con un minuto para los otros dos, por lo que no podemos saber con certeza si los buches con agua corriente por 10 minutos son tan efectivos como los de aceite.
  • A diferencia de la clorhexidina, el enjuague con aceite no contiene productos químicos ni alcohol, es más económico y parece ser igual de eficaz como antiséptico contra la placa y la gingivitis.

Este artículo muestra el segundo video de una serie de 4 partes sobre los enjuagues con aceite. Si te perdiste el primer video, míralo aquí: ¿Ayudan contra el cáncer los enjuagues con aceite?

Mantente atento a lo próximo: Los enjuagues de aceite puestos a prueba para el blanqueamiento dental y el mal aliento

Nota: Yo no recomiendo los enjuagues con aceite. Explico por qué en mi próximo video final de la serie: Los riesgos del enjuague con aceite

Aquí hay otros consejos para la salud oral y dental:

Un saludo,

Comenta

Michael Greger M.D., FACLM

Michael Greger, M.D. FACLM, is a physician, New York Times bestselling author, and internationally recognized professional speaker on a number of important public health issues. Dr. Greger has lectured at the Conference on World Affairs, the National Institutes of Health, and the International Bird Flu Summit, testified before Congress, appeared on The Dr. Oz Show and The Colbert Report, and was invited as an expert witness in defense of Oprah Winfrey at the infamous "meat defamation" trial.


Pin It en Pinterest

Share This