¿Ayuda el saúco con los resfriados y la gripe?

Rate Video

¿Qué tan efectivos son la vacuna para la gripe, el saúco, la equinácea y los arándanos rojos?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Irene Belmonte voluntaria activa en NutritionFacts.org.

Los CDC recomiendan que todas las personas mayores de 6 meses se vacunen cada año contra la gripe, a menos que tengan algún tipo de contraindicación como alergia a cualquiera de los ingredientes. Aunque recomiendan vacunarse a finales de octubre, también puede ser beneficioso en diciembre o incluso más tarde. ¿Pero qué tan efectivas son las vacunas contra la gripe? Depende del año, pero normalmente reducen el riesgo de contraer la gripe entre un 40 % y un 50 %, así que podemos afirmar con cierta seguridad que, en adultos sanos, podríamos reducir el 2 % de la población que la contrae cada año a menos de un 1 %. Los resultados en personas mayores son similares, pero como tienen más probabilidades de contraerla y los síntomas son más graves, los beneficios son mucho más notables. En los niños, las vacunas contra la gripe reducen muchísimo el riesgo de contraerla. Pero todavía existe la posibilidad de contagiarse aun habiéndose vacunado, así que, ¿qué más podemos hacer?

En Estados Unidos, cada año hay millones de casos de gripe y cientos de millones de resfriados. ¿Qué pasaría si tomasen suplementos de baya del saúco? En un tubo de ensayo, los extractos de baya del saúco pueden inhibir patógenos, incluido el virus de la gripe. En una placa de Petri, pueden acelerar hasta 45 veces la velocidad de producción de moléculas que combaten la gripe a partir de las células del sistema inmunológico humano, como el factor de necrosis tumoral. Y el jugo de saúco puede ayudar a los ratones a combatir la gripe. ¿Pero funciona en los humanos?

El primer ensayo clínico se publicó en los años 90: un ensayo aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo para tratar síntomas similares a los de la gripe. En él, las probabilidades de mejora antes del quinto día en el grupo tratado fueron 20 veces mayores a las del grupo de control (p <0,001). Dos ensayos posteriores aleatorizados, doble ciego y controlados con placebo mostraron una mejora acelerada similar en los grupos de saúco.

Este es el estudio que tenía ganas de ver, por mi gira por 200 ciudades: suplementos de saúco para los síntomas del resfriado en personas que viajan a menudo. Fue un ensayo clínico aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo en 312 pasajeros de clase económica. Aunque la ingesta de baya del saúco no pareció evitar que se contagiaran, la duración y la gravedad de los síntomas en aquellos que sí se resfriaron parecían haber disminuido, ya que estuvieron enfermos durante cinco días en lugar de siete.

Los resultados de un estudio similar que utilizó la hierba equinácea mostraron una reducción de los síntomas de poca importancia. Aunque la mayoría de los ensayos individuales no encontraron mejoras estadísticamente significativas, si los juntamos todos se puede observar una reducción del 20 % en los casos de gripe. Hay a quienes les preocupa que la selección de las publicaciones y los informes esté sesgada, lo que significa que un montón de hallazgos y estudios podrían haber desaparecido y sugiere que quizá se hayan ocultado los estudios con resultados negativos. No podemos estar 100 % seguros de los resultados sobre la equinácea, pero todos los estudios sobre la baya del saúco parecieron ser positivos, lo que sugiere que la suplementación con baya del saúco proporciona una opción de tratamiento eficaz cuando no se necesita un tratamiento más serio. Sin embargo, esta conclusión parece venir de alguien con un claro conflicto de intereses, ya que las propias compañías de productos de saúco son las que financiaron los estudios.

¿Hay alguna otra baya que tenga beneficios? Un ensayo clínico aleatorizado y controlado con placebo (aunque, como era de esperar, estaba financiado por Ocean Spray) encontró que las células T gamma-delta, que son células inmunes que actúan como nuestra primera línea de defensa, de quienes tomaban jugo de arándano bajo en calorías durante 10 semanas parecían estar proliferando a una velocidad cinco veces mayor que en quienes no lo tomaban. No enfermaron menos, pero los síntomas eran más leves, aunque no lo suficiente como para evitar perder días de trabajo o que sus actividades diarias se viesen afectadas.

Bueno, por lo menos los arándanos rojos nunca han causado pancreatitis. Un hombre que tomaba un extracto de saúco no solo sufrió un episodio de pancreatitis aguda, una inflamación repentina y dolorosa del páncreas, sino que desapareció cuando dejó de tomarlo y volvió a reaparecer años después cuando intentó tomarlo de nuevo, lo que sugiere que existe una relación de causa y efecto. ¿Pero por qué tomar extractos de bayas de saúco cuando puedes comer bayas directamente? Bueno, cocinadas no están mal, pero pueden provocar vómitos si se consumen crudas.

¿Cómo? ¿Me lo dices ahora? Yo me enteré por las malas, y lo expliqué en mi entrevista de Comer para no morir para London Real cuando me preguntaron si recordaba el peor día de mi vida. Resulta que la fruta del saúco genera cianuro cuando no está madura, así que ocho personas tuvieron que ser evacuadas después de que alguien trajera jugo de saúco recién exprimido a una reunión.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción de Glass Entertainment

Gráficos Avo Media

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Irene Belmonte voluntaria activa en NutritionFacts.org.

Los CDC recomiendan que todas las personas mayores de 6 meses se vacunen cada año contra la gripe, a menos que tengan algún tipo de contraindicación como alergia a cualquiera de los ingredientes. Aunque recomiendan vacunarse a finales de octubre, también puede ser beneficioso en diciembre o incluso más tarde. ¿Pero qué tan efectivas son las vacunas contra la gripe? Depende del año, pero normalmente reducen el riesgo de contraer la gripe entre un 40 % y un 50 %, así que podemos afirmar con cierta seguridad que, en adultos sanos, podríamos reducir el 2 % de la población que la contrae cada año a menos de un 1 %. Los resultados en personas mayores son similares, pero como tienen más probabilidades de contraerla y los síntomas son más graves, los beneficios son mucho más notables. En los niños, las vacunas contra la gripe reducen muchísimo el riesgo de contraerla. Pero todavía existe la posibilidad de contagiarse aun habiéndose vacunado, así que, ¿qué más podemos hacer?

En Estados Unidos, cada año hay millones de casos de gripe y cientos de millones de resfriados. ¿Qué pasaría si tomasen suplementos de baya del saúco? En un tubo de ensayo, los extractos de baya del saúco pueden inhibir patógenos, incluido el virus de la gripe. En una placa de Petri, pueden acelerar hasta 45 veces la velocidad de producción de moléculas que combaten la gripe a partir de las células del sistema inmunológico humano, como el factor de necrosis tumoral. Y el jugo de saúco puede ayudar a los ratones a combatir la gripe. ¿Pero funciona en los humanos?

El primer ensayo clínico se publicó en los años 90: un ensayo aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo para tratar síntomas similares a los de la gripe. En él, las probabilidades de mejora antes del quinto día en el grupo tratado fueron 20 veces mayores a las del grupo de control (p <0,001). Dos ensayos posteriores aleatorizados, doble ciego y controlados con placebo mostraron una mejora acelerada similar en los grupos de saúco.

Este es el estudio que tenía ganas de ver, por mi gira por 200 ciudades: suplementos de saúco para los síntomas del resfriado en personas que viajan a menudo. Fue un ensayo clínico aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo en 312 pasajeros de clase económica. Aunque la ingesta de baya del saúco no pareció evitar que se contagiaran, la duración y la gravedad de los síntomas en aquellos que sí se resfriaron parecían haber disminuido, ya que estuvieron enfermos durante cinco días en lugar de siete.

Los resultados de un estudio similar que utilizó la hierba equinácea mostraron una reducción de los síntomas de poca importancia. Aunque la mayoría de los ensayos individuales no encontraron mejoras estadísticamente significativas, si los juntamos todos se puede observar una reducción del 20 % en los casos de gripe. Hay a quienes les preocupa que la selección de las publicaciones y los informes esté sesgada, lo que significa que un montón de hallazgos y estudios podrían haber desaparecido y sugiere que quizá se hayan ocultado los estudios con resultados negativos. No podemos estar 100 % seguros de los resultados sobre la equinácea, pero todos los estudios sobre la baya del saúco parecieron ser positivos, lo que sugiere que la suplementación con baya del saúco proporciona una opción de tratamiento eficaz cuando no se necesita un tratamiento más serio. Sin embargo, esta conclusión parece venir de alguien con un claro conflicto de intereses, ya que las propias compañías de productos de saúco son las que financiaron los estudios.

¿Hay alguna otra baya que tenga beneficios? Un ensayo clínico aleatorizado y controlado con placebo (aunque, como era de esperar, estaba financiado por Ocean Spray) encontró que las células T gamma-delta, que son células inmunes que actúan como nuestra primera línea de defensa, de quienes tomaban jugo de arándano bajo en calorías durante 10 semanas parecían estar proliferando a una velocidad cinco veces mayor que en quienes no lo tomaban. No enfermaron menos, pero los síntomas eran más leves, aunque no lo suficiente como para evitar perder días de trabajo o que sus actividades diarias se viesen afectadas.

Bueno, por lo menos los arándanos rojos nunca han causado pancreatitis. Un hombre que tomaba un extracto de saúco no solo sufrió un episodio de pancreatitis aguda, una inflamación repentina y dolorosa del páncreas, sino que desapareció cuando dejó de tomarlo y volvió a reaparecer años después cuando intentó tomarlo de nuevo, lo que sugiere que existe una relación de causa y efecto. ¿Pero por qué tomar extractos de bayas de saúco cuando puedes comer bayas directamente? Bueno, cocinadas no están mal, pero pueden provocar vómitos si se consumen crudas.

¿Cómo? ¿Me lo dices ahora? Yo me enteré por las malas, y lo expliqué en mi entrevista de Comer para no morir para London Real cuando me preguntaron si recordaba el peor día de mi vida. Resulta que la fruta del saúco genera cianuro cuando no está madura, así que ocho personas tuvieron que ser evacuadas después de que alguien trajera jugo de saúco recién exprimido a una reunión.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción de Glass Entertainment

Gráficos Avo Media

Pin It en Pinterest

Share This