Cómo detener el hipo

Cómo detener el hipo
5 (100%) 1 vote

¿Qué es el hipo? ¿Por qué nos da y cómo podemos lidiar con él?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

“Casi todo el mundo ha experimentado el hipo…” ¿Pero qué es exactamente? La idea de que el hipo es un simple espasmo muscular del diafragma fue aparentemente refutada hace más de 40 años y, en realidad, implica un complejo patrón orquestado de contracciones musculares. Pero, ¿por qué?

Puede todo empiece desde que estábamos en el útero. Durante la vida fetal, el hipo está universalmente presente, su incidencia alcanzan un pico en el tercer trimestre, sugiriendo que “el hipo podría representar un reflejo primitivo necesario y vital que permitiría entrenar a los músculos de la respiración en el vientre sin ahogarse en el líquido amniótico.”

En la edad adulta, casi cualquier cosa puede desencadenar el hipo. Un buen ejemplo: “Una mujer de 19 años con hipo persistente. El examen físico salió normal” excepto que había una hormiga que se arrastraba en su tímpano. La hormiga fue removida y el hipo se detuvo. Y parece que hay tantas curas como hay causas. Como dijo el famoso doctor Mayo, cuanto menos sabemos acerca de algo más tratamientos parecería que tenemos para ello. Y “tal vez no exista enfermedad con más formas de tratamiento que el hipo persistente”.

Hay medicamentos, por supuesto. Siempre hay un montón de medicamentos, desde la clorpromazina a la apomorfina, pero también hay una gran cantidad de enfoques no farmacológicos, desde “respirar dentro de una bolsa de papel” y “beber desde el otro lado de un vaso”, hasta “untarse mostaza en el abdomen”. Como te habrás dado cuenta, “muchos de estos “remedios” no se han probado, y algunos parecen haber sido inventado puramente para la diversión de los amigos del paciente”.

Éste primero, la “tracción” por fuerza de la lengua, lo que significa tirar de la lengua de alguien, fue atribuido al gran Dr. Osler, el primer jefe médico de la Universidad Johns Hopkins. Sin embargo, este método se remonta mucho más atrás y se cree “(aunque quizás no sea sorpresa) que es francés”.

Otro truco que podría funcionar es “una maniobra de Heimlich modificada, aplicando sólo presión moderada”: “tres apretones” y el hipo desaparece. En general estos tratamientos suelen ser decepcionantes. “Cientos de remedios han sido probados, pero ninguno ha resultado consistente curativo. Es claro que un médico está desesperados cuando empieza a sugerir cosas como el enfriamiento del lóbulo de la oreja. Y es aún más claro cuando llegan a sugerir el rezo.

Éste es el artículo que me llevó a sumergirme en el mundo del hipo. Estaba revisando las últimas investigaciones sobre el vinagre y me topé con esto. “Tras el fracaso de los tratamientos comunes para el hipo, al paciente se le dio un trago de vinagre” y sus hipo se detuvo después de un solo sorbo. Sabores ácidos, como el vinagre y el limón, se han utilizado para tratar el hipo desde la década de 1930, pero “los remedios no farmacológicos como el vinagre cayeron en desuso con el uso generalizado de las los fármacos”. Después de todo, ¿cuánto se puede cobrar por un trago de vinagre?

En el peor de los casos siempre queda la cirugía —el “aplastamiento del nervio frénico”, que es tan malo como suena. Pero antes de tomar ese camino, te sorprendería “la cantidad de pacientes con hipo que responden a la compresión digital de los globos oculares”. Es decir, a presionar las cuencas oculares ojos usando los pulgares, como cuando hay irritación. Eso les hará olvidarse de su hipo. Y si eso no los distrae lo suficiente, siempre pueden optar por “un masaje rectal digital”.

Un hombre de 27 años de edad se presenta en urgencias con hipo intratable. Se le aplican masajes en distintos lugares, luego la compresión digital del globo ocular, pero nada parece funcionar. Así que lo siguiente es “un masaje rectal digital con movimientos circulares lentos” —¡y funcionó! Así que antes de los fármacos, quizá se debería recurrir a los masajes. Son “fáciles de realizar” y puede ser “menos peligrosos que” presionar los pulgares de más en las cuencas oculares de otras personas (que, si tomaste clases de medicina y tuviste que memorizar los ridículos, se conoce como “la maniobra de Dagnini-Aschner” (la medicina ama a sus epónimos).

Hablando de maniobras. ¿Qué tal esto para una frase ganadora? Oye, *hick* ¿me ayudas a quitarme el hipo? En el cuarto día de hipo continuo, con la ayuda de su esposa, el hipo del paciente desapareció en el punto de clímax. “No es claro”, reportó el médico, “si el orgasmo en las mujeres conduce a una resolución similar del problema”. Dijo que tendría que investigarse más a fondo.

En 1845, se publicó en lo que se iba a convertir en el New England Journal of Medicine un informe de un caso infame e inquietante que consistió en básicamente jactarse de una agresión sexual. Una joven religiosa con hipo intratable cayó en las manos de un doctor llamado George Dexter quien primero intentó lo que la mejor medicina moderna puede ofrecer: flebotomía. Sin embargo, la mujer siguió con hipo hasta que el médico presionó su mano en sus genitales durante unos minutos. Al parecer funcionó. Y continuó esta práctica mes tras mes, con frecuencia llamado a sus colegas a fin de “mostrarles este singular fenómeno”.

¿Quién era ese tipo? “Aunque su interacción con la joven paciente no cumpliría con las normas éticas de hoy en día (¡ni hablar!), su observación médica se considera válida”.

Aunque “el masaje rectal y la estimulación sexual pueden ayudar, este tipo de recomendación debería probablamente reservarse sólo para ciertos pacientes”, concluye el artículo.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Natalia Szydlowski y Leslie Salas.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Creditos de la imagen: Illia Uriadnikov vía 123rf. La imagen ha sido modificada.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

“Casi todo el mundo ha experimentado el hipo…” ¿Pero qué es exactamente? La idea de que el hipo es un simple espasmo muscular del diafragma fue aparentemente refutada hace más de 40 años y, en realidad, implica un complejo patrón orquestado de contracciones musculares. Pero, ¿por qué?

Puede todo empiece desde que estábamos en el útero. Durante la vida fetal, el hipo está universalmente presente, su incidencia alcanzan un pico en el tercer trimestre, sugiriendo que “el hipo podría representar un reflejo primitivo necesario y vital que permitiría entrenar a los músculos de la respiración en el vientre sin ahogarse en el líquido amniótico.”

En la edad adulta, casi cualquier cosa puede desencadenar el hipo. Un buen ejemplo: “Una mujer de 19 años con hipo persistente. El examen físico salió normal” excepto que había una hormiga que se arrastraba en su tímpano. La hormiga fue removida y el hipo se detuvo. Y parece que hay tantas curas como hay causas. Como dijo el famoso doctor Mayo, cuanto menos sabemos acerca de algo más tratamientos parecería que tenemos para ello. Y “tal vez no exista enfermedad con más formas de tratamiento que el hipo persistente”.

Hay medicamentos, por supuesto. Siempre hay un montón de medicamentos, desde la clorpromazina a la apomorfina, pero también hay una gran cantidad de enfoques no farmacológicos, desde “respirar dentro de una bolsa de papel” y “beber desde el otro lado de un vaso”, hasta “untarse mostaza en el abdomen”. Como te habrás dado cuenta, “muchos de estos “remedios” no se han probado, y algunos parecen haber sido inventado puramente para la diversión de los amigos del paciente”.

Éste primero, la “tracción” por fuerza de la lengua, lo que significa tirar de la lengua de alguien, fue atribuido al gran Dr. Osler, el primer jefe médico de la Universidad Johns Hopkins. Sin embargo, este método se remonta mucho más atrás y se cree “(aunque quizás no sea sorpresa) que es francés”.

Otro truco que podría funcionar es “una maniobra de Heimlich modificada, aplicando sólo presión moderada”: “tres apretones” y el hipo desaparece. En general estos tratamientos suelen ser decepcionantes. “Cientos de remedios han sido probados, pero ninguno ha resultado consistente curativo. Es claro que un médico está desesperados cuando empieza a sugerir cosas como el enfriamiento del lóbulo de la oreja. Y es aún más claro cuando llegan a sugerir el rezo.

Éste es el artículo que me llevó a sumergirme en el mundo del hipo. Estaba revisando las últimas investigaciones sobre el vinagre y me topé con esto. “Tras el fracaso de los tratamientos comunes para el hipo, al paciente se le dio un trago de vinagre” y sus hipo se detuvo después de un solo sorbo. Sabores ácidos, como el vinagre y el limón, se han utilizado para tratar el hipo desde la década de 1930, pero “los remedios no farmacológicos como el vinagre cayeron en desuso con el uso generalizado de las los fármacos”. Después de todo, ¿cuánto se puede cobrar por un trago de vinagre?

En el peor de los casos siempre queda la cirugía —el “aplastamiento del nervio frénico”, que es tan malo como suena. Pero antes de tomar ese camino, te sorprendería “la cantidad de pacientes con hipo que responden a la compresión digital de los globos oculares”. Es decir, a presionar las cuencas oculares ojos usando los pulgares, como cuando hay irritación. Eso les hará olvidarse de su hipo. Y si eso no los distrae lo suficiente, siempre pueden optar por “un masaje rectal digital”.

Un hombre de 27 años de edad se presenta en urgencias con hipo intratable. Se le aplican masajes en distintos lugares, luego la compresión digital del globo ocular, pero nada parece funcionar. Así que lo siguiente es “un masaje rectal digital con movimientos circulares lentos” —¡y funcionó! Así que antes de los fármacos, quizá se debería recurrir a los masajes. Son “fáciles de realizar” y puede ser “menos peligrosos que” presionar los pulgares de más en las cuencas oculares de otras personas (que, si tomaste clases de medicina y tuviste que memorizar los ridículos, se conoce como “la maniobra de Dagnini-Aschner” (la medicina ama a sus epónimos).

Hablando de maniobras. ¿Qué tal esto para una frase ganadora? Oye, *hick* ¿me ayudas a quitarme el hipo? En el cuarto día de hipo continuo, con la ayuda de su esposa, el hipo del paciente desapareció en el punto de clímax. “No es claro”, reportó el médico, “si el orgasmo en las mujeres conduce a una resolución similar del problema”. Dijo que tendría que investigarse más a fondo.

En 1845, se publicó en lo que se iba a convertir en el New England Journal of Medicine un informe de un caso infame e inquietante que consistió en básicamente jactarse de una agresión sexual. Una joven religiosa con hipo intratable cayó en las manos de un doctor llamado George Dexter quien primero intentó lo que la mejor medicina moderna puede ofrecer: flebotomía. Sin embargo, la mujer siguió con hipo hasta que el médico presionó su mano en sus genitales durante unos minutos. Al parecer funcionó. Y continuó esta práctica mes tras mes, con frecuencia llamado a sus colegas a fin de “mostrarles este singular fenómeno”.

¿Quién era ese tipo? “Aunque su interacción con la joven paciente no cumpliría con las normas éticas de hoy en día (¡ni hablar!), su observación médica se considera válida”.

Aunque “el masaje rectal y la estimulación sexual pueden ayudar, este tipo de recomendación debería probablamente reservarse sólo para ciertos pacientes”, concluye el artículo.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Natalia Szydlowski y Leslie Salas.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Creditos de la imagen: Illia Uriadnikov vía 123rf. La imagen ha sido modificada.

Nota del Doctor

NO bebas vinagre directamente. Estoy hablando incluso de un sorbo pequeño. Si lo haces podrías empeorar el problema (consulte mi video Mecanismos del vinagre y sus efectos secundarios). Sin embargo, el vinagre es muy bueno para otras cosas. Échale un vistazo a mi reciente serie de videos en donde explico por qué ahora lo incluyo en la dieta diaria mi familia:

Hay otra manera de tratar el hipo —una que he usado desde que era un niño. Desde entonces, nunca he tenido más de uno o dos, porque puedo detenerlos en su inicio. Aprende mi secreto en el siguiente video, Cómo fortalecer la conexión mente-cuerpo.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis vídeos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This