La dosis óptima de vinagre

La dosis óptima de vinagre
5 (100%) 3 votes

¿Cuánto vinagre deberíamos tomar con nuestra comida para mejorar la saciedad y reducir los aumentos bruscos en los niveles de azúcar, insulina y triglicéridos en la sangre?

Comenta
Comparte

El consumo de vinagre con una comida reduce el pico de azúcar, de insulina y de triglicéridos en la sangre. Parece que funciona especialmente bien personas resistentes a la insulina o quienes están en camino de desarrollar diabetes de tipo 2. No es extraño que el consumo de vinagre con las comidas se utilizara como medicina popular para el tratamiento de la diabetes antes de que se inventaran medicamentos para ello. Muchas culturas lo han aprovechado, mezclando vinagre con alimentos con alto índice glucémico como el arroz blanco: en Japón, por ejemplo, para hacer sushi; o en el Mediterráneo, al mojar el pan en vinagre balsámico; y en Europa, al comer una variedad de panes de masa fermentada, que causan menos picos de azúcar e insulina en la sangre. Se puede hacer lo mismo con las patatas blancas hervidas, al echarles vinagre y dejar que enfríen para hacer ensalada de patatas.

Añadirle vinagre al pan blanco no sólo reduce las respuestas de azúcar e insulina en la sangre, sino que también aumenta la saciedad, la sensación de estar lleno después de una comida. Si te comes tres rebanadas de pan blanco, puedes sentirte un poco lleno; pero en menos de dos horas, no solo vuelves a tener la misma sensación de hambre que antes, sino que la sensación es mayor y te sientes menos satisfecho que al principio. Si comes la misma cantidad de pan con un poco de vinagre, te sientes el doble de lleno, y dos horas después, todavía te sientes casi tan satisfecho como si te acabaras de comer el pan solo. Este aumento y prolongación de la saciedad requirió casi dos cucharadas de vinagre, y eso es un montón de vinagre. ¿Cuál es el mínimo? Resulta que incluso pequeñas cantidades de vinagre (dos cucharaditas con una comida) pueden reducir significativamente el aumento de azúcar en sangre que produce una comida de carbohidratos refinados (un bagel y un jugo en este caso). Así que podrías simplemente acompañarlo con un poco de ensalada o  en un té con limón; son solo dos cucharaditas. También podrías reemplazar el bagel y el jugo por avena con frutos rojos.

¿Qué pasaría si consumieras vinagre todos los días durante meses? Unos investigadores de la Arizona State University aleatorizaron a personas prediabéticas a beber una botella diaria de una bebida de vinagre de manzana, la mitad de la botella en el almuerzo y la otra mitad durante la cena; el otro grupo debía tomar una píldora de vinagre de sidra de manzana, considerada como un placebo de control, ya que mientras que la botella contenía dos cucharadas de vinagre, dos píldoras equivaldrían a tomar solo un tercio de cucharadita al día. Así que, de manera efectiva, estaban comparando unas 40 cucharadas de vinagre en una semana a 2 cucharadas en doce semanas. Lo que pasó fue que con la bebida de vinagre, el azúcar en sangre en ayunas se redujo en una semana. ¿Cómo de significativa es una disminución de 16 unidades? Un simple cambio en la dieta (una cucharada de vinagre dos veces al día) funcionó mejor que los medicamentos más destacados, como el clorhidrato de metformina y Avandia. “El efecto del vinagre resulta especialmente interesante teniendo en cuenta el costo, la accesibilidad y la toxicidad se los medicamentos”. Por lo tanto, el vinagre es más seguro, más barato y más eficaz. No es de extrañar que se haya estado utilizando con fines medicinales desde la antigüedad. Curiosamente, incluso la pequeña cantidad de vinagre en forma de píldora pareció ayudar un poco; es asombroso. Además, no, esta vez el estudio no fue financiado por la industria del vinagre.

¿Qué hay del uso del vinagre a largo plaza en lo que realmente cuenta: en los diabéticos? Se asignó a personas diabéticas de forma aleatoria a uno de los siguientes tres grupos: 1) Dos cucharas de vinagre dos veces al día con el almuerzo y la cena; 2) Dos pepinillos al escabeche al día, que contenían el equivalente a la mitad de una cucharada de vinagre cada uno; o 3) una píldora de vinagre aún más pequeña dos veces al día, equivalente a sólo 1/16 de cucharadita de vinagre cada una. No me sorprendió que la píldora no funcionara, pero los pepinillos tampoco surtieron efecto. ¿Tal vez una cucharada de vinagre al día no es suficiente para personas diabéticas? En cualquier caso, las dos cucharadas de vinagre sí funcionaron, lo que es realmente impresionante porque los pacientes diabéticos estaban en su mayoría bien controlados con medicación, y aun así se registró un beneficio adicional con el vinagre.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ver el video más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido fue contribuida por Leslie Salas y Adrián Bravo López. Revisado por Ángela Graña Varela.

Por favor, considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a Andreas Levers vía Flickr

El consumo de vinagre con una comida reduce el pico de azúcar, de insulina y de triglicéridos en la sangre. Parece que funciona especialmente bien personas resistentes a la insulina o quienes están en camino de desarrollar diabetes de tipo 2. No es extraño que el consumo de vinagre con las comidas se utilizara como medicina popular para el tratamiento de la diabetes antes de que se inventaran medicamentos para ello. Muchas culturas lo han aprovechado, mezclando vinagre con alimentos con alto índice glucémico como el arroz blanco: en Japón, por ejemplo, para hacer sushi; o en el Mediterráneo, al mojar el pan en vinagre balsámico; y en Europa, al comer una variedad de panes de masa fermentada, que causan menos picos de azúcar e insulina en la sangre. Se puede hacer lo mismo con las patatas blancas hervidas, al echarles vinagre y dejar que enfríen para hacer ensalada de patatas.

Añadirle vinagre al pan blanco no sólo reduce las respuestas de azúcar e insulina en la sangre, sino que también aumenta la saciedad, la sensación de estar lleno después de una comida. Si te comes tres rebanadas de pan blanco, puedes sentirte un poco lleno; pero en menos de dos horas, no solo vuelves a tener la misma sensación de hambre que antes, sino que la sensación es mayor y te sientes menos satisfecho que al principio. Si comes la misma cantidad de pan con un poco de vinagre, te sientes el doble de lleno, y dos horas después, todavía te sientes casi tan satisfecho como si te acabaras de comer el pan solo. Este aumento y prolongación de la saciedad requirió casi dos cucharadas de vinagre, y eso es un montón de vinagre. ¿Cuál es el mínimo? Resulta que incluso pequeñas cantidades de vinagre (dos cucharaditas con una comida) pueden reducir significativamente el aumento de azúcar en sangre que produce una comida de carbohidratos refinados (un bagel y un jugo en este caso). Así que podrías simplemente acompañarlo con un poco de ensalada o  en un té con limón; son solo dos cucharaditas. También podrías reemplazar el bagel y el jugo por avena con frutos rojos.

¿Qué pasaría si consumieras vinagre todos los días durante meses? Unos investigadores de la Arizona State University aleatorizaron a personas prediabéticas a beber una botella diaria de una bebida de vinagre de manzana, la mitad de la botella en el almuerzo y la otra mitad durante la cena; el otro grupo debía tomar una píldora de vinagre de sidra de manzana, considerada como un placebo de control, ya que mientras que la botella contenía dos cucharadas de vinagre, dos píldoras equivaldrían a tomar solo un tercio de cucharadita al día. Así que, de manera efectiva, estaban comparando unas 40 cucharadas de vinagre en una semana a 2 cucharadas en doce semanas. Lo que pasó fue que con la bebida de vinagre, el azúcar en sangre en ayunas se redujo en una semana. ¿Cómo de significativa es una disminución de 16 unidades? Un simple cambio en la dieta (una cucharada de vinagre dos veces al día) funcionó mejor que los medicamentos más destacados, como el clorhidrato de metformina y Avandia. “El efecto del vinagre resulta especialmente interesante teniendo en cuenta el costo, la accesibilidad y la toxicidad se los medicamentos”. Por lo tanto, el vinagre es más seguro, más barato y más eficaz. No es de extrañar que se haya estado utilizando con fines medicinales desde la antigüedad. Curiosamente, incluso la pequeña cantidad de vinagre en forma de píldora pareció ayudar un poco; es asombroso. Además, no, esta vez el estudio no fue financiado por la industria del vinagre.

¿Qué hay del uso del vinagre a largo plaza en lo que realmente cuenta: en los diabéticos? Se asignó a personas diabéticas de forma aleatoria a uno de los siguientes tres grupos: 1) Dos cucharas de vinagre dos veces al día con el almuerzo y la cena; 2) Dos pepinillos al escabeche al día, que contenían el equivalente a la mitad de una cucharada de vinagre cada uno; o 3) una píldora de vinagre aún más pequeña dos veces al día, equivalente a sólo 1/16 de cucharadita de vinagre cada una. No me sorprendió que la píldora no funcionara, pero los pepinillos tampoco surtieron efecto. ¿Tal vez una cucharada de vinagre al día no es suficiente para personas diabéticas? En cualquier caso, las dos cucharadas de vinagre sí funcionaron, lo que es realmente impresionante porque los pacientes diabéticos estaban en su mayoría bien controlados con medicación, y aun así se registró un beneficio adicional con el vinagre.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ver el video más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido fue contribuida por Leslie Salas y Adrián Bravo López. Revisado por Ángela Graña Varela.

Por favor, considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a Andreas Levers vía Flickr

Nota del Doctor

No dudes en ver mis otros videos sobre el vinagre:

Los efectos del vinagre parecen ser demasiado buenos para ser ciertos. Tiene que haber alguna desventaja, ¿no? Hablo de esto en Los mecanismos del vinagre y sus efectos secundarios.

Hay otros alimentos que también ayudan a controlar los niveles de azúcar en sangre:

Lo mejor, sin duda, es una dieta llena de alimentos sanos:

Si no lo has hecho todavía, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo clic aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This