Flashback Friday: Salvar vidas al tratar el acné con la alimentación

Flashback Friday: Salvar vidas al tratar el acné con la alimentación
5 (100%) 3 votes

Una señalización TOR hiperactiva podría explicar la relación entre el acné y el subsecuente riesgo de cáncer de próstata y mama.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Viviana García voluntaria activa en NutritionFacts.org.

“El acné es una enfermedad epidémica de la piel en los países industrializados, que alcanza cifras de predominancia de hasta un 85% en los adolescentes. Hoy en día, en los Estados Unidos, el acné persiste incluso después de la adolescencia, hasta la tercera década de vida, en casi la mitad de los hombres y de las mujeres”. Pero se le considera “una enfermedad de la civilización occidental”, lo cual significa que, en ciertos lugares, como en Okinawa, es rara o incluso inexistente.

“En este sentido, el acné más común no es algún fenómeno “fisiológico” de la pubertad, sino que podría representar un indicador de riesgo visible de una señalización anormal de nutrientes, lo cual promueve enfermedades epidémicas crónicas de la civilización”. A esto es a lo que se refieren: las proteínas de los lácteos, de la comida chatarra, de la carne y de los huevos en las dietas occidentales conspiran para incrementar la actividad de la enzima TOR, contribuyendo al acné y a la obesidad. Entonces usar la alimentación para suprimir la TOR no solo puede mejorar el acné, sino que podría prevenir el avance hacia las enfermedades crónicas más serias de la civilización que son impulsadas por la TOR. Así, la estimulación excesiva de esta enzima, inducida por la dieta estadounidense estándar, puede manifestarse primero como pubertad prematura y acné, pero más adelante podría contribuir a la obesidad, la diabetes, el cáncer y el alzhéimer.

Mucho de esto es relativamente nuevo. “Hasta hace poco, por ejemplo, solo se había aceptado una débil asociación del rol de la leche y los lácteos en la formación del acné”, pero ahora hay “evidencia sustancial que respalda los efectos de la leche y los lácteos como potenciadores del agravamiento del acné”. 

“La leche no solo es un alimento, pues también parece ser un sistema bastante sofisticado de señalización hormonal activador” de la enzima TOR, lo cual es críticamente preocupante, dado que la TOR es reconocida como una “fuerza impulsora significativa” de varias enfermedades. 

Pero, si se supone que la leche estimula la TOR de manera natural, ¿por qué es un problema? Porque estamos consumiendo leche de la especie equivocada. La leche de vaca está diseñada para los terneros, los cuales crecen aproximadamente 40 veces más rápido que los infantes humanos. La leche de vaca tiene 3 veces más leucina, el activador primario de la TOR, por lo cual podría llevar a una sobreestimulación de la TOR en humanos. Es como cuando hacen experimentos dándoles leche de burra a ratas a ver qué sucede. No tiene sentido.

Y, por supuesto, la leche es para los bebés. “El consumo continuo de cualquier tipo de leche después de la infancia, durante la adolescencia y la adultez” es algo que nunca ha sucedido de forma natural y “podría tener efectos adversos a largo plazo en la salud humana”.

“En este contexto, es un poco aterrador darse cuenta de que más del 85% de los adolescentes en países occidentales manifiesta acné”. “Esto implica que la mayoría de nuestra población vive con la señalización de TOR sobre-activada”, un factor muy importante causante de enfermedades, “lo cual probablemente puede abrir el camino al desarrollo de otras enfermedades más serias”. Por ejemplo, un historial de acné se ha asociado al cáncer de mama en mujeres y al cáncer de próstata en hombres.

Entonces, “el asesoramiento alimentario temprano de pacientes adolescentes con acné es, por lo tanto, una gran oportunidad para la dermatología, la cual no solo ayudaría a mejorar el acné, sino que podría reducir los efectos adversos de la dieta occidental a largo plazo en enfermedades más serias impulsadas por la TOR”.

Así, igual que los urólogos usan la disfunción eréctil como una oportunidad para salvar vidas, al asignarle a la gente dietas promotoras de la salud cardiovascular, los dermatólogos pueden usar el acné como una forma de salvar vidas asignando dietas que previenen el cáncer.

Entonces, ¿cómo se activa y desactiva el acné a través de la manipulación alimentaria de la TOR? Una “estrategia alimentaria exhaustiva” para tratar el acné “solo se puede llevar a cabo mediante un mayor consumo de vegetales y frutas”, dada la “evidencia preliminar de la eficacia de los inhibidores naturales de la TOR, derivados de las plantas, para el tratamiento del acné” “y mediante la reducción de los alimentos de origen animal”.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

boyloso / Adobe Stock. La imagen ha sido modificada.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Viviana García voluntaria activa en NutritionFacts.org.

“El acné es una enfermedad epidémica de la piel en los países industrializados, que alcanza cifras de predominancia de hasta un 85% en los adolescentes. Hoy en día, en los Estados Unidos, el acné persiste incluso después de la adolescencia, hasta la tercera década de vida, en casi la mitad de los hombres y de las mujeres”. Pero se le considera “una enfermedad de la civilización occidental”, lo cual significa que, en ciertos lugares, como en Okinawa, es rara o incluso inexistente.

“En este sentido, el acné más común no es algún fenómeno “fisiológico” de la pubertad, sino que podría representar un indicador de riesgo visible de una señalización anormal de nutrientes, lo cual promueve enfermedades epidémicas crónicas de la civilización”. A esto es a lo que se refieren: las proteínas de los lácteos, de la comida chatarra, de la carne y de los huevos en las dietas occidentales conspiran para incrementar la actividad de la enzima TOR, contribuyendo al acné y a la obesidad. Entonces usar la alimentación para suprimir la TOR no solo puede mejorar el acné, sino que podría prevenir el avance hacia las enfermedades crónicas más serias de la civilización que son impulsadas por la TOR. Así, la estimulación excesiva de esta enzima, inducida por la dieta estadounidense estándar, puede manifestarse primero como pubertad prematura y acné, pero más adelante podría contribuir a la obesidad, la diabetes, el cáncer y el alzhéimer.

Mucho de esto es relativamente nuevo. “Hasta hace poco, por ejemplo, solo se había aceptado una débil asociación del rol de la leche y los lácteos en la formación del acné”, pero ahora hay “evidencia sustancial que respalda los efectos de la leche y los lácteos como potenciadores del agravamiento del acné”. 

“La leche no solo es un alimento, pues también parece ser un sistema bastante sofisticado de señalización hormonal activador” de la enzima TOR, lo cual es críticamente preocupante, dado que la TOR es reconocida como una “fuerza impulsora significativa” de varias enfermedades. 

Pero, si se supone que la leche estimula la TOR de manera natural, ¿por qué es un problema? Porque estamos consumiendo leche de la especie equivocada. La leche de vaca está diseñada para los terneros, los cuales crecen aproximadamente 40 veces más rápido que los infantes humanos. La leche de vaca tiene 3 veces más leucina, el activador primario de la TOR, por lo cual podría llevar a una sobreestimulación de la TOR en humanos. Es como cuando hacen experimentos dándoles leche de burra a ratas a ver qué sucede. No tiene sentido.

Y, por supuesto, la leche es para los bebés. “El consumo continuo de cualquier tipo de leche después de la infancia, durante la adolescencia y la adultez” es algo que nunca ha sucedido de forma natural y “podría tener efectos adversos a largo plazo en la salud humana”.

“En este contexto, es un poco aterrador darse cuenta de que más del 85% de los adolescentes en países occidentales manifiesta acné”. “Esto implica que la mayoría de nuestra población vive con la señalización de TOR sobre-activada”, un factor muy importante causante de enfermedades, “lo cual probablemente puede abrir el camino al desarrollo de otras enfermedades más serias”. Por ejemplo, un historial de acné se ha asociado al cáncer de mama en mujeres y al cáncer de próstata en hombres.

Entonces, “el asesoramiento alimentario temprano de pacientes adolescentes con acné es, por lo tanto, una gran oportunidad para la dermatología, la cual no solo ayudaría a mejorar el acné, sino que podría reducir los efectos adversos de la dieta occidental a largo plazo en enfermedades más serias impulsadas por la TOR”.

Así, igual que los urólogos usan la disfunción eréctil como una oportunidad para salvar vidas, al asignarle a la gente dietas promotoras de la salud cardiovascular, los dermatólogos pueden usar el acné como una forma de salvar vidas asignando dietas que previenen el cáncer.

Entonces, ¿cómo se activa y desactiva el acné a través de la manipulación alimentaria de la TOR? Una “estrategia alimentaria exhaustiva” para tratar el acné “solo se puede llevar a cabo mediante un mayor consumo de vegetales y frutas”, dada la “evidencia preliminar de la eficacia de los inhibidores naturales de la TOR, derivados de las plantas, para el tratamiento del acné” “y mediante la reducción de los alimentos de origen animal”.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

boyloso / Adobe Stock. La imagen ha sido modificada.

Nota del Doctor

TOR es una enzima considerada una máquina de envejecimiento de la cual hablo en La restricción calórica vs. la restricción de proteína animal y Previniendo que el cáncer use TOR.

He hablado sobre el acné y los lácteos en Los efectos de la leche que provocan el acné.

Detallo cómo los urólogos están tratando de salvar la vida de los hombres en Supervivencia del más firme: disfunción eréctil y muerte.

Recientemente publiqué algunos videos sobre el acné:

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Pin It en Pinterest

Share This