Peróxido de benzoilo frente al aceite de árbol de té para el acné

Peróxido de benzoilo frente al aceite de árbol de té para el acné
4 (80%) 3 votes

La efectividad de un gel de aceite de árbol de té al 5% se compara con la del tratamiento líder de venta libre para combatir el acné.

Comenta
Comparte

A continuación, una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Cecilia Sassot y Leslie Salas voluntarios activos en NutritionFacts.org.

El acné sigue siendo una de las enfermedades más comunes que afligen a la humanidad. Las encuestas en línea sugieren que el aceite de árbol de té es el segundo tratamiento tópico más comúnmente usado, después del peróxido de benzoilo. Aunque la colaboración abierta distribuida puede ser un "nuevo método de investigación" para la evaluación de tratamientos para el acné, antes de dejarte llevar por la sabiduría popular, debes saber que hay cosas como esta circulando en internet: “la aplicación facial de orina como un remedio casero para el acné”.

Los defensores de la orinoterapia citan su “uso histórico” como prueba de su potencial terapéutico y afirman que es una “cura gratuita” para muchas enfermedades sistémicas, aparentemente sin tener en cuenta todos los gozosos y locos métodos que se han barrido bajo la alfombra de la historia de la medicina. Sin embargo, “reciclar lo que el cuerpo elimina intencionadamente puede parecer contradictorio para la buena salud, ¿qué pasó con el Premarin?” El mejor argumento que este autor pudo dar para usar orina en la cara fue que “las mujeres, después de todo, se toman pastillas hechas de orina de yeguas preñadas”. Su lógica me resulta bastante dudosa.

Por supuesto, también existen medicamentos para el acné. Siempre los hay. Sin embargo, con el uso de medicamentos también hay que tener en cuenta sus posibles efectos secundarios. Los antibióticos que suprimen las bacterias que causan el acné son el tratamiento estándar, pero cada vez son menos efectivos probablemente debido a la aparición de cepas resistentes. La prevalencia de cepas resistentes ha crecido rápidamente, de tal manera que ya no se recetan los antibióticos para el acné por sí solos y se recomienda hacer re-evaluaciones cada seis u ocho semanas.

Por otro lado, las bacterias que causan acné parecen ser susceptibles al aceite de árbol de té en una placa de Petri. Pero este tipo de estudios se realizaron con bacterias que flotan libremente, mientras que en las espinillas las bacterias forman una “biopelícula”, lo que las hace generalmente más difíciles de erradicar. Las bacterias forman una especie de pegamento que tapa el folículo. Entonces, los estudios en placas de Petri pueden no ser muy informativos.

Incluso si el aceite de árbol de té no matara a las bacterias, se ha demostrado que suprime la inflamación de la piel. Cuando se inflama la piel debido a un alergénico y después tratamos de calmarlo, el aceite de árbol de té dio buenos resultados comparados con una pomada de de venta libre o una crema de esteroides de potencia moderada que requiere prescripción médica. Así que, potencialmente, el aceite de árbol de té podría ayudar con el acné a través de un mecanismo antibacteriano o desde un punto de vista antiinflamatorio. Pero nunca se sabe... hasta que se pone a prueba.

Un gel de aceite de árbol de té al 20% aplicado dos veces al día produjo una notable disminución en las lesiones de acné después de uno, dos, tres meses. De alrededor de 24 granos hasta alrededor de 11. El estudio concluyó que el aceite de árbol de té podría mejorar significativamente el acné leve a moderado, pero ¿alguien puede decirme cuál es el defecto fatal de este estudio?

En efecto, no hubo grupo control. ¿Cómo sabemos si los granos no habrían sanado aún más rápido sin el él? En esta revisión sistemática de ensayos clínicos aleatorizados sobre aceite de árbol de té, el hallazgo más sorprendente fue que apenas pudieron encontrar algún ensayo clínico. Dado el uso generalizado del aceite de árbol de té, esto es decepcionante e importante de notar. Pero finalmente, aquí está un ensayo aleatorio, doble ciego, controlado con placebo de un gel de aceite de árbol de té tópico al 5% en acné leve a moderado.

Después de seis semanas, el grupo del aceite de árbol de té tuvo una disminución del 40% en el número de espinillas y puntos negros, una disminución del 40% en protuberancias de acné rojas y sensibles y una disminución del 47% en granos llenos de pus, comparado con cambios comparativamente pequeños en el grupo control. En general, en términos del recuento total de lesiones, el gel de aceite de árbol de té fue 3.5 veces más efectivo que el placebo, 3.5 veces más efectivo que esencialmente no hacer nada. Pero la mayoría de los adolescentes sí hacen algo para remediar sus problemas de acné. Entonces, ¿cómo se compara el aceite de árbol de té con el tratamiento líder en el mercado, el peróxido de benzoilo? Lo descubriremos... ¡justo ahora!

El peróxido de benzoilo es, por mucho, el tratamiento de venta libre más popular contra el acné, a pesar de sus efectos secundarios. Puede ser irritante, causando enrojecimiento, sequedad, descamación, escozor y ardor. Sin embargo, la opción que requiere prescripción (el uso a largo plazo de antibióticos tópicos u orales) no se recomienda debido al desarrollo  y la propagación de la resistencia a los antibióticos. Como resultado, la atención se ha dirigido a productos no antibióticos como el aceite de árbol de té.

El peróxido de benzoíilo causó más efectos secundarios que el aceite de árbol de té (sequedad, picazón, escozor, enrojecimiento, ardor), pero también funcionó mejor, reduciendo el número de granos inflamados en dos tercios en tres meses, comparado con solo la mitad en el grupo del aceite de árbol de té. Sin embargo, un estudio más reciente los encontró más comparables.

Juntando todos los estudios, los productos de aceite de árbol de té no solo vencieron al placebo, sino que se aproximan a regímenes más estándar como el peróxido de benzoílo o los antibióticos tópicos. Lo anterior sugiere que los productos de aceite de árbol de té pueden ser una opción apropiada para tratar el acné leve a moderado.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Créditos de la imagen: Adobe vía Adobe Stock images. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video.

A continuación, una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Cecilia Sassot y Leslie Salas voluntarios activos en NutritionFacts.org.

El acné sigue siendo una de las enfermedades más comunes que afligen a la humanidad. Las encuestas en línea sugieren que el aceite de árbol de té es el segundo tratamiento tópico más comúnmente usado, después del peróxido de benzoilo. Aunque la colaboración abierta distribuida puede ser un "nuevo método de investigación" para la evaluación de tratamientos para el acné, antes de dejarte llevar por la sabiduría popular, debes saber que hay cosas como esta circulando en internet: “la aplicación facial de orina como un remedio casero para el acné”.

Los defensores de la orinoterapia citan su “uso histórico” como prueba de su potencial terapéutico y afirman que es una “cura gratuita” para muchas enfermedades sistémicas, aparentemente sin tener en cuenta todos los gozosos y locos métodos que se han barrido bajo la alfombra de la historia de la medicina. Sin embargo, “reciclar lo que el cuerpo elimina intencionadamente puede parecer contradictorio para la buena salud, ¿qué pasó con el Premarin?” El mejor argumento que este autor pudo dar para usar orina en la cara fue que “las mujeres, después de todo, se toman pastillas hechas de orina de yeguas preñadas”. Su lógica me resulta bastante dudosa.

Por supuesto, también existen medicamentos para el acné. Siempre los hay. Sin embargo, con el uso de medicamentos también hay que tener en cuenta sus posibles efectos secundarios. Los antibióticos que suprimen las bacterias que causan el acné son el tratamiento estándar, pero cada vez son menos efectivos probablemente debido a la aparición de cepas resistentes. La prevalencia de cepas resistentes ha crecido rápidamente, de tal manera que ya no se recetan los antibióticos para el acné por sí solos y se recomienda hacer re-evaluaciones cada seis u ocho semanas.

Por otro lado, las bacterias que causan acné parecen ser susceptibles al aceite de árbol de té en una placa de Petri. Pero este tipo de estudios se realizaron con bacterias que flotan libremente, mientras que en las espinillas las bacterias forman una “biopelícula”, lo que las hace generalmente más difíciles de erradicar. Las bacterias forman una especie de pegamento que tapa el folículo. Entonces, los estudios en placas de Petri pueden no ser muy informativos.

Incluso si el aceite de árbol de té no matara a las bacterias, se ha demostrado que suprime la inflamación de la piel. Cuando se inflama la piel debido a un alergénico y después tratamos de calmarlo, el aceite de árbol de té dio buenos resultados comparados con una pomada de de venta libre o una crema de esteroides de potencia moderada que requiere prescripción médica. Así que, potencialmente, el aceite de árbol de té podría ayudar con el acné a través de un mecanismo antibacteriano o desde un punto de vista antiinflamatorio. Pero nunca se sabe... hasta que se pone a prueba.

Un gel de aceite de árbol de té al 20% aplicado dos veces al día produjo una notable disminución en las lesiones de acné después de uno, dos, tres meses. De alrededor de 24 granos hasta alrededor de 11. El estudio concluyó que el aceite de árbol de té podría mejorar significativamente el acné leve a moderado, pero ¿alguien puede decirme cuál es el defecto fatal de este estudio?

En efecto, no hubo grupo control. ¿Cómo sabemos si los granos no habrían sanado aún más rápido sin el él? En esta revisión sistemática de ensayos clínicos aleatorizados sobre aceite de árbol de té, el hallazgo más sorprendente fue que apenas pudieron encontrar algún ensayo clínico. Dado el uso generalizado del aceite de árbol de té, esto es decepcionante e importante de notar. Pero finalmente, aquí está un ensayo aleatorio, doble ciego, controlado con placebo de un gel de aceite de árbol de té tópico al 5% en acné leve a moderado.

Después de seis semanas, el grupo del aceite de árbol de té tuvo una disminución del 40% en el número de espinillas y puntos negros, una disminución del 40% en protuberancias de acné rojas y sensibles y una disminución del 47% en granos llenos de pus, comparado con cambios comparativamente pequeños en el grupo control. En general, en términos del recuento total de lesiones, el gel de aceite de árbol de té fue 3.5 veces más efectivo que el placebo, 3.5 veces más efectivo que esencialmente no hacer nada. Pero la mayoría de los adolescentes sí hacen algo para remediar sus problemas de acné. Entonces, ¿cómo se compara el aceite de árbol de té con el tratamiento líder en el mercado, el peróxido de benzoilo? Lo descubriremos... ¡justo ahora!

El peróxido de benzoilo es, por mucho, el tratamiento de venta libre más popular contra el acné, a pesar de sus efectos secundarios. Puede ser irritante, causando enrojecimiento, sequedad, descamación, escozor y ardor. Sin embargo, la opción que requiere prescripción (el uso a largo plazo de antibióticos tópicos u orales) no se recomienda debido al desarrollo  y la propagación de la resistencia a los antibióticos. Como resultado, la atención se ha dirigido a productos no antibióticos como el aceite de árbol de té.

El peróxido de benzoíilo causó más efectos secundarios que el aceite de árbol de té (sequedad, picazón, escozor, enrojecimiento, ardor), pero también funcionó mejor, reduciendo el número de granos inflamados en dos tercios en tres meses, comparado con solo la mitad en el grupo del aceite de árbol de té. Sin embargo, un estudio más reciente los encontró más comparables.

Juntando todos los estudios, los productos de aceite de árbol de té no solo vencieron al placebo, sino que se aproximan a regímenes más estándar como el peróxido de benzoílo o los antibióticos tópicos. Lo anterior sugiere que los productos de aceite de árbol de té pueden ser una opción apropiada para tratar el acné leve a moderado.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Créditos de la imagen: Adobe vía Adobe Stock images. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video.

Pin It en Pinterest

Share This