¿Son válidas las pruebas de la hiperproliferación bacteriana intestinal?

¿Son válidas las pruebas de la hiperproliferación bacteriana intestinal?
3.33 (66.67%) 3 votes

Aunque pudiéramos diagnosticar la hiperproliferación bacteriana intestinal con mayor exactitud, los síntomas entre las personas que dan positivo y las que dan negativo son los mismos, así que, ¿tiene sentido siquiera?

Comenta
Comparte

Introducción: La SIBO es uno de los temas que más me preguntan y me alegro que ahora pueda profundizar la investigación para esta serie de dos partes. Responderé a las siguientes preguntas: ¿La SIBO es real? ¿Cuán confiables son las pruebas diagnósticas? ¿Una dieta baja en FODMAP ayuda? Y si tienes síntomas de SIBO o SII, ¿qué debes hacer al respecto? Averigüémoslo.

Los síntomas gastrointestinales, como el dolor y la distensión abdominales, representan millones de visitas al médico cada año. Una de las afecciones que se pueden considerar para una presentación tan indeterminada de síntomas es la SIBO, la hiperproliferación bacteriana intestinal, un concepto que “ganó popularidad en Internet, además de ciertos círculos clínicos y de investigación”. “La SIBO se define en términos generales como [el] crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado”, y habitualmente se trata con antibióticos. Pero “administrar antibióticos a pacientes con [tales] síntomas comunes indeterminados…tiene sus riesgos”. Estarías fomentando la resistencia a los antibióticos, podría haber efectos secundarios, y barrer las bacterias buenas provocaría una invasión de bacterias perjudiciales como la C. diff, todo para una afección que ni siquiera sería real.

Incluso las revistas de medicina alternativa admiten que la SIBO se sobrediagnostica, lo que crea confusión y miedo. Las pruebas para la SIBO tienen un uso y una dependencia excesivos. Los diagnósticos se suelen brindar con rapidez y sin la comprobación adecuada. Se podría adoctrinar a los pacientes a creer que la SIBO es crónica, que no se puede curar y requerirá un tratamiento de por vida. Esto sí que no es cierto para la mayoría y es un ejemplo del daño causado por el fervor exacerbado. “El ‘monstruo’ que ahora percibimos como la SIBO sería nada más que un fantasma”.

Tradicionalmente, se diagnosticaba con una aspiración del intestino delgado, una prueba invasiva en la que se pone un tubo largo por la garganta para tomar una muestra y contar las bacterias que hay allí. Pero este método se reemplazó casi por completo con pruebas de aliento. En general, un azúcar llamado glucosa se absorbe casi por completo en el intestino delgado, por lo que nunca llega hasta el colon. Así que, si existe fermentación bacteriana de ese azúcar, eso sugiere que tienes bacterias en el intestino delgado y puede detectar esa fermentación porque las bacterias producen gases específicos que se absorben en el torrente sanguíneo y luego se exhalan fuera de los pulmones, lo que se puede detectar con un dispositivo como el alcoholímetro.

Antes, se utilizaba un azúcar llamado lactulosa, pero las pruebas de aliento de lactulosa no detectaban de manera fiable la hiperproliferación bacteriana”, así que los investigadores optaron por la glucosa. Pero cuando finalmente se puso a prueba la glucosa, tampoco funcionó. La carga bacteriana en el intestino delgado era parecida para los que dieron positivo o negativo, por lo que tampoco fue una prueba útil. Resulta que la glucosa puede llegar al colon después de todo. Rotularon la dosis de glucosa con un marcador y descubrieron que casi la mitad de los resultados positivos de las pruebas de aliento de glucosa eran falsos positivos porque se fermentaban en el colon donde se supone que están las bacterias. Así que, “los pacientes… diagnosticados de forma incorrecta con SIBO pueden [someterse] a varios tratamientos con antibióticos…” para un problema que ni siquiera tienen.

Entonces ¿Por qué los expertos siguen recomendando pruebas de aliento? Ah, ¿te refieres a los conferencistas que cuentan con el apoyo de una empresa de pruebas de aliento, muchos de los cuales recibieron fondos de las empresas de pruebas de SIBO o de antibióticos? E incluso si pudiéramos diagnosticarla correctamente, ¿acaso importa? En aquellos con síntomas digestivos, existe un rango de positividad de la SIBO de aproximadamente 4 por ciento a 84 por ciento, en todo el mapa, y “no [habría] diferencia en… puntuaciones de síntomas entre los resultados positivos [y] los negativos”, así que dar positivo no significaría nada. ¿A quién le importa si hay gente con crecimiento bacteriano en el intestino delgado si eso necesariamente no se relaciona con los síntomas?

Los antibióticos harían que la gente con síntomas de intestino irritable diagnosticados con SIBO se sientan mejor, así que ¿eso no prueba que la causa era la SIBO? No, porque puede hacer que muchas personas que no tienen SIBO se sientan mejor. La rifaximina se usa mucho para la SIBO, pero “no… está aprobada por la FDA para tratarla… [así que el] costo sería prohibitivo.” De hecho, no existe medicamento aprobado para tratar la SIBO, así que aún si tienes un buen seguro puede que tengas que gastar hasta 50 USD al día, y normalmente se toma durante dos semanas.

Y aunque los antibióticos podrían ayudar a corto plazo, podrían empeorar las cosas a largo plazo. Aquellos que “se tratan con antibióticos son tres veces más propensos a tener más síntomas intestinales a los cuatro meses que los controles”. Entonces, ¿qué podemos hacer para tratar este tipo de síntomas? Eso es exactamente lo que voy a explicar a continuación.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción Glass Entertainment

Gráficos Avo Media

Introducción: La SIBO es uno de los temas que más me preguntan y me alegro que ahora pueda profundizar la investigación para esta serie de dos partes. Responderé a las siguientes preguntas: ¿La SIBO es real? ¿Cuán confiables son las pruebas diagnósticas? ¿Una dieta baja en FODMAP ayuda? Y si tienes síntomas de SIBO o SII, ¿qué debes hacer al respecto? Averigüémoslo.

Los síntomas gastrointestinales, como el dolor y la distensión abdominales, representan millones de visitas al médico cada año. Una de las afecciones que se pueden considerar para una presentación tan indeterminada de síntomas es la SIBO, la hiperproliferación bacteriana intestinal, un concepto que “ganó popularidad en Internet, además de ciertos círculos clínicos y de investigación”. “La SIBO se define en términos generales como [el] crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado”, y habitualmente se trata con antibióticos. Pero “administrar antibióticos a pacientes con [tales] síntomas comunes indeterminados…tiene sus riesgos”. Estarías fomentando la resistencia a los antibióticos, podría haber efectos secundarios, y barrer las bacterias buenas provocaría una invasión de bacterias perjudiciales como la C. diff, todo para una afección que ni siquiera sería real.

Incluso las revistas de medicina alternativa admiten que la SIBO se sobrediagnostica, lo que crea confusión y miedo. Las pruebas para la SIBO tienen un uso y una dependencia excesivos. Los diagnósticos se suelen brindar con rapidez y sin la comprobación adecuada. Se podría adoctrinar a los pacientes a creer que la SIBO es crónica, que no se puede curar y requerirá un tratamiento de por vida. Esto sí que no es cierto para la mayoría y es un ejemplo del daño causado por el fervor exacerbado. “El ‘monstruo’ que ahora percibimos como la SIBO sería nada más que un fantasma”.

Tradicionalmente, se diagnosticaba con una aspiración del intestino delgado, una prueba invasiva en la que se pone un tubo largo por la garganta para tomar una muestra y contar las bacterias que hay allí. Pero este método se reemplazó casi por completo con pruebas de aliento. En general, un azúcar llamado glucosa se absorbe casi por completo en el intestino delgado, por lo que nunca llega hasta el colon. Así que, si existe fermentación bacteriana de ese azúcar, eso sugiere que tienes bacterias en el intestino delgado y puede detectar esa fermentación porque las bacterias producen gases específicos que se absorben en el torrente sanguíneo y luego se exhalan fuera de los pulmones, lo que se puede detectar con un dispositivo como el alcoholímetro.

Antes, se utilizaba un azúcar llamado lactulosa, pero las pruebas de aliento de lactulosa no detectaban de manera fiable la hiperproliferación bacteriana”, así que los investigadores optaron por la glucosa. Pero cuando finalmente se puso a prueba la glucosa, tampoco funcionó. La carga bacteriana en el intestino delgado era parecida para los que dieron positivo o negativo, por lo que tampoco fue una prueba útil. Resulta que la glucosa puede llegar al colon después de todo. Rotularon la dosis de glucosa con un marcador y descubrieron que casi la mitad de los resultados positivos de las pruebas de aliento de glucosa eran falsos positivos porque se fermentaban en el colon donde se supone que están las bacterias. Así que, “los pacientes… diagnosticados de forma incorrecta con SIBO pueden [someterse] a varios tratamientos con antibióticos…” para un problema que ni siquiera tienen.

Entonces ¿Por qué los expertos siguen recomendando pruebas de aliento? Ah, ¿te refieres a los conferencistas que cuentan con el apoyo de una empresa de pruebas de aliento, muchos de los cuales recibieron fondos de las empresas de pruebas de SIBO o de antibióticos? E incluso si pudiéramos diagnosticarla correctamente, ¿acaso importa? En aquellos con síntomas digestivos, existe un rango de positividad de la SIBO de aproximadamente 4 por ciento a 84 por ciento, en todo el mapa, y “no [habría] diferencia en… puntuaciones de síntomas entre los resultados positivos [y] los negativos”, así que dar positivo no significaría nada. ¿A quién le importa si hay gente con crecimiento bacteriano en el intestino delgado si eso necesariamente no se relaciona con los síntomas?

Los antibióticos harían que la gente con síntomas de intestino irritable diagnosticados con SIBO se sientan mejor, así que ¿eso no prueba que la causa era la SIBO? No, porque puede hacer que muchas personas que no tienen SIBO se sientan mejor. La rifaximina se usa mucho para la SIBO, pero “no… está aprobada por la FDA para tratarla… [así que el] costo sería prohibitivo.” De hecho, no existe medicamento aprobado para tratar la SIBO, así que aún si tienes un buen seguro puede que tengas que gastar hasta 50 USD al día, y normalmente se toma durante dos semanas.

Y aunque los antibióticos podrían ayudar a corto plazo, podrían empeorar las cosas a largo plazo. Aquellos que “se tratan con antibióticos son tres veces más propensos a tener más síntomas intestinales a los cuatro meses que los controles”. Entonces, ¿qué podemos hacer para tratar este tipo de síntomas? Eso es exactamente lo que voy a explicar a continuación.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Video producción Glass Entertainment

Gráficos Avo Media

Nota del Doctor

Mantente atento que se viene la segunda parte: Una comparación entre la fibra y la dieta baja en FODMAP para los síntomas de la hiperproliferación bacteriana intestinal.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Pin It en Pinterest

Share This