Un tratamiento natural para la congestión mamaria

Image Credit: Unsplash. This image has been modified.

La traducción de este texto viene de la mano de nuestra voluntaria Carmen Otero.

Se pone a prueba el repollo en un ensayo controlado aleatorio.

Mi video Beneficios de las hojas de col para aliviar la congestión mamaria comienza con una foto publicada en el British Medical Journal de una mujer con una hoja de col pegada a la rodilla para combatir la osteoartritis. En respuesta a esa imagen, los médicos escribieron al editor, afirmando que las hojas de col pueden ayudar a aliviar la inflamación de cualquier parte del cuerpo. “Puede que incluso descubras que hay un montón de repollo en el frigorífico de la unidad de maternidad de tu ciudad”. ¿Por qué? El repollo no sólo es “más barato que cualquiera de las bolsas de gel que puedes comprar”, sino que además, las rodillas no son las únicas “formas anatómicas” a las que “las hojas se ajustan bien”.

La congestión mamaria cuando los senos se llenan demasiado de leche durante la lactancia y se vuelven duros, apretados y dolorosos puede afectar negativamente tanto a la madre como al bebé. Entonces, ¿por qué no ponerles hojas de col? En un diario de lactancia una consultora sugiere usar “hojas de col dentro del sostén o a modo compresa cubierta por una toalla fría”, porque al parecer funciona de maravilla. Y una vez baje el hinchazón, una lactancia frecuente debería ayudar a que los senos no se vuelvan a llenar demasiado.

¿De dónde sacó ella esta idea? Bueno, cuando su hijo tuvo un accidente de coche, se envolvió la pierna con repollo… y el resto es historia. El único efecto adverso fue la queja de su hijo por parecer “un vegetal”.

Basado en la información que recopiló, concluyó que “las compresas frescas de repollo verde tienen propiedades antiinflamatorias, anti edema [anti hinchazón] y anti infecciosas”, pero en realidad no lo sabrás hasta que lo pongas a prueba. . Sí, pero ¿quién va a hacer un estudio aleatorio controlado de las hojas de col? Pues científicos. ¿Las hojas de col previenen la congestión mamaria? Vamos a averiguarlo.

Los investigadores asignaron al azar quienes de las 120 mujeres se aplicarían las hojas de col en sus senos. Aunque el grupo del repollo era más propenso a informar sobre menos congestión mamaria, no fue algo estadísticamente significativo. Sin embargo, uno de los problemas que más preocupa es el destete prematuro y el grupo del repollo pareció poder extender el tiempo de lactancia materna exclusiva. Por lo tanto, los investigadores dijeron que “no pueden descartar la posibilidad de que las hojas de col tuvieran un efecto directo sobre la congestión mamaria, y que esto podría haber contribuido al mayor éxito de la lactancia en el grupo experimental. Sin embargo, consideramos que es más probable que el efecto positivo haya sido mediado por mecanismos psicológicos”. En otras palabras, estaban hablando del efecto placebo. Sin embargo eliminaron a algunas mujeres de las que realmente creían en “la eficacia de las hojas de col”, ya que algunas se negaron a unirse al estudio por miedo a terminar en el grupo de control que no las usan.

En el minuto 2:42 de mi video y también más abajo puedes ver los resultados de un estudio similar que se hizo recientemente y se descubrió que si bien agregar hojas de col al cuidado temprano de los senos no redujo significativamente el dolor, sí parecía reducir significativamente la dureza de los senos. Como no es algo que duela, algunas mujeres querrían intentarlo, pero es mejor obtener respuestas más concretas. Por ejemplo, ¿qué tal un ensayo de tratamiento en lugar de sólo de prevención? Los investigadores “sugieren que las mujeres podrían ser seleccionadas aleatoriamente para recibir hojas de col calientes o frías”, y para controlar el efecto placebo, se podría usar col placebo, como hojas de lechuga iceberg. De hecho, dado que ambos senos son afectados, “las mujeres también podrían usarlo para experimentar, utilizando diferentes tratamientos en cada seno para la descongestión” como una hoja de col en un seno y otra hoja en el otro.

¿Y si comparamos hojas de col frías vs bolsas de gel frías? Sólo el frío “disminuye el flujo sanguíneo y por lo tanto podría disminuir la congestión”. Por otro lado, “las hojas de col pueden contener una sustancia química que la piel de la madre podría absorber y que reduce el edema y aumenta el flujo de leche”. No lo sabrás hasta que lo pongas a prueba.

“34 mujeres lactantes con congestión mamaria usaron hojas de col frías en un seno y bolsas de gel frío en el otro durante 8 horas”. Se establecieron sus niveles de dolor antes y después del tratamiento. ¿El resultado? No hubo diferencia. Ambos tratamientos parecieron funcionar igual de bien, con 2 tercios reportando alivio en cuestión de horas aunque, curiosamente, la mayoría de las madres prefirieron las hojas de col.

“El efecto similar de ambos tratamientos puede deberse a que en ambos se aplicó frío, aunque los efectos del frío en las hojas de col habrían sido pasajeros”. Entonces, después de todo ¿tal vez haya algo especial en las hojas de col? Lo que necesitamos es una comparación entre el repollo frío y el repollo a temperatura ambiente, y obtuvimos exactamente eso. En otro estudio, un seno recibió la hoja de col fría y el otro una hoja de col a temperatura ambiente y no hubo diferencia entre las dos. Ambos parecían funcionar, lo que sugiere que no es el frío en sí el que actua, ya que aún no sabemos qué papel está jugando el efecto placebo.

Si tuvieras que diseñar un estudio con el objetivo de determinar si hay algún compuesto especial en el repollo que podría disminuir la congestión mamaria, ¿cómo lo harías? Podrías probar con lechuga iceberg, pero si las mujeres han oído hablar del efecto del repollo, es posible que tengan un sesgo de expectativa a favor del repollo. Bueno, ¿qué tal usar un extracto de hoja de col? Puedes hacer un experimento doble ciego en el que pidas a las mujeres que se unten o una crema que contenga extracto de hoja de col o una crema de placebo, y que no sepan qué tratamiento están recibiendo. Los investigadores incluso agregaron agua de rosas a ambas cremas “para camuflar cualquier olor residual de repollo en la crema experimental”. ¿El resultado? No hubo ninguna diferencia. Ahora bien, “la disminución de las molestias que producía la crema no era tan efectiva como la que producían las hojas de col reales en los estudios anteriores”. Que las hojas enteras sean mucho mejores se “podría explicar ya que el extracto no debe contener el químico potencialmente activo en las hojas de col”, o tal vez el químico se descompuso o no estaba lo suficientemente concentrado. O quizás simplemente hubo un poderoso efecto placebo al no tratarse de hojas de col. La conclusión es que, “aunque no se ha identificado ninguna sustancia farmacológica activa en las hojas de col en la literatura médica, su forma, el precio y la amplia disponibilidad y supuesto efecto calmante lo convierten en un tratamiento de lo más buscado”.

¡Y pensabas que el repollo simplemente era para la ensalada de col!

¿Funciona para la artritis de rodilla? No te pierdas Beneficios de las hojas de col para la osteoartritis de rodilla.

¿Qué más hace la col? No te pierdas el video Los beneficios de la col rizada y el repollo para el colesterol.

Key Takeaways

  • La congestión mamaria cuando los senos se llenan demasiado de leche durante la lactancia y se vuelven duros, apretados y dolorosos puede afectar negativamente tanto a la madre como al bebé.
  • Mujeres aleatorizadas para usar hojas de col en sus senos sufrieron menos congestión, pero no fue algo estadísticamente significativo. Sin embargo, el grupo del repollo pareció poder extender el tiempo de lactancia materna exclusiva, así que los investigadores concluyeron que las hojas podrían haber tenido un efecto directo, lo cual podría haber ayudado con la lactancia, pero quizá fue por el efecto placebo.
  • Un estudio similar descubrió que las hojas de col no redujeron significativamente el dolor, pero sí la dureza de los senos.
  • Al comparar el uso de hojas de col y compresas frías, las mujeres lactantes no experimentaron ninguna diferencia para la congestión mamaria; es decir, ambas opciones funcionan igual de bien, aunque la mayoría preferían las hojas de col.
  • Al comparar hojas de col frías y a temperatura ambiente, se concluyó que no había diferencia, así que no era el frío lo que ayudaba.
  • Los investigadores diseñaron un experimento doble ciego en el que les pidieron a mujeres que se untasen o una crema con extracto de hoja de col o una crema de placebo, sin saber qué tratamiento estaban recibiendo. No hubo ninguna diferencia, pero es posible que el extracto no contenga los químicos activos de las hojas enteras, que se destruyeran o que no estuvieran tan concentrados.
  • La conclusión es que, aunque no se ha identificado ninguna sustancia farmacológica activa en las hojas de col, su forma tan conveniente, el precio y la amplia disponibilidad y supuesto efecto calmante lo convierten en un tratamiento de lo más buscado.

Pin It en Pinterest

Share This