¿Deberían las embarazadas tomar suplementos de calcio para disminuir sus niveles de plomo?

Rate Video

Los efectos de de la ingesta de sodio y calcio en los niveles de plomo en sangre en mujeres embarazadas y amamantando.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Cecilia Sassot y Adrian Bravo voluntarios activos en NutritionFacts.org.

Aunque nuestro esqueleto “ha sido predominantemente considerado un lugar de almacenamiento para aislar el plomo absorbido, los huesos no son simplemente un lugar inerte de almacenamiento. Una vez depositado en el hueso, el plomo puede movilizarse nuevamente desde el hueso” y dirigirse otra vez hacia el torrente sanguíneo si perdemos masa ósea, por ejemplo, a causa de la osteoporosis. Incluso simplemente la menopausia normal puede hacerlo, elevando los niveles de plomo al empezar nuestros huesos a perder su integridad. Pero es la movilización durante el embarazo y la lactancia de los depósitos de plomo del esqueleto materno almacenados a largo plazo la mayor preocupación. De modo que, para mantener el nivel materno de plomo lo más bajo posible durante este período crítico, necesitamos minimizar la pérdida de hueso.

¿Cómo hacemos eso? Bueno, “el consumo excesivo de sal de forma habitual puede ser un factor que promueve la pérdida de hueso”. Entonces ¿hay una relación entre la ingesta materna de sodio y los niveles de plomo en sangre durante el embarazo? No lo sabíamos, hasta este estudio. Efectivamente encontraron que una mayor ingesta de sal estaba asociada con niveles más altos de plomo, pero solo para mujeres que estaban tomando menos de 840 mg de calcio al día. Esto sugiere que “una ingesta adecuada de calcio con una baja ingesta de sodio podría jugar un papel beneficioso en la disminución de la concentración de plomo en la sangre de las mujeres embarazadas.”

Una ingesta mayor de calcio se ha asociado con menores concentraciones de plomo en sangre durante el embarazo, pero no sabes si es causa y efecto, a menos que lo pongas a prueba.

¿Qué pasaría si le dieras suplementos de calcio a mujeres? Hemos explorado previamente cómo la leche puede realmente empeorar las cosas pero, ¿qué hay de solo calcio directamente, especialmente para mujeres con una ingesta baja de calcio? Estas pobres mujeres africanas estaban tomando solo 350 mg de calcio al día, solamente 35% de los 1000 miligramos de la cantidad diaria recomendada. Vamos a intervenir y darles unos buenos 1500 miligramos de calcio al día. Eso protegerá sus huesos. ¿Cómo pudieron arreglárselas sin nosotros? Sin el suplemento de calcio, solo recibiendo 350 miligramos de calcio al día en su dieta, perdieron algo de hueso de la columna y la cadera, pero el grupo al que le dimos, en nuestra sabiduría, 1500 miligramos de calcio al día, perdió incluso más hueso. Aquellas mujeres que recibieron los suplementos de calcio tenían una densidad mineral de hueso significativamente más baja en la cadera y una mayor pérdida de hueso en la columna y las muñecas. ¡Ups!.

¿Qué pasó? Parece que hicimos polvo la adaptación natural de sus cuerpos. ¿Recuerdas? Solo estaban comiendo 350 miligramos de calcio al día; así, el cuerpo no era estúpido y estaba maximizando la absorción, minimizando la pérdida, y entonces nosotros intervenimos con las píldoras de calcio y destrozamos todo el proceso, desconectamos esas adaptaciones, dejando a sus cuerpos pensando que siempre iban a recibir esas dosis masivas. Y, cuando el estudio terminó, pasaron a tener un déficit de calcio enorme, y tuvieron que robar más de sus huesos. Los investigadores volvieron más tarde esperando ver una recuperación, y mientras las mujeres que tuvieron la suerte de haber terminado en el grupo placebo se recuperaron, aquellas a las que se les dio el calcio extra continuaron sufriendo las consecuencias.

Sin embargo, ¿qué hay de las mujeres occidentales que ya están tomando más de 1000 miligramos al día? ¿Reduciría la pérdida de hueso al darles 1200 miligramos extra al día? Sí, efectivamente pareció reducir la reabsorción de hueso alrededor de un 16% y, por consiguiente, podría constituir una intervención práctica para prevenir la pérdida ósea transitoria asociada con la maternidad, que podría liberar cualquier plomo atrapado en el hueso. Pero no lo sabes hasta que lo pones a prueba.

Este es un artículo diferente proveniente del mismo estudio. Los investigadores midieron lo que estaba sucediendo en sus niveles de plomo, y esa disminución en el préstamo de hueso condujo a una caída en la liberación de plomo, lo que podría ayudar a bajar la exposición tanto del feto como del bebé, ya que los beneficios continúan a través de la lactancia materna. Bien. Pero estas eran mujeres viviendo en la ciudad de México, que podrían haber estado expuestas a cerámica esmaltada con plomo, con niveles de plomo acercándose a 10. ¿Qué pasa con las mujeres con niveles de plomo cercanos al actual promedio en EE.UU., menor a 5? No lo sabes, hasta que lo pones a prueba.

La mitad de las mujeres amamantando fueron distribuidas al azar para tomar 500 mg extra de calcio al día. Sus niveles de plomo comenzaron siendo los mismos durante el embarazo, pero se dispararon durante la lactancia, ya que supuestamente parte del plomo fue liberado de sus huesos. Pero eso fue en el grupo normal, el que no tomaba suplementos. En el grupo que recibió el suplemento de calcio de 500 mg al día no hubo un pico de plomo en sus torrentes sanguíneos, proporcionando evidencia de “que la suplementación de calcio durante la lactancia puede ser efectiva a la hora de limitar la movilización de plomo de los depósitos del hueso, reduciendo así el riesgo de transferencia de plomo al lactante a través de la leche materna”.

En cualquier caso, amamantar sigue siendo lo mejor. Suplementando o no, los riesgos son superados por los beneficios de la lactancia, pero la suplementación de calcio podría ayudar a reducir aún más cualquier riesgo. Por supuesto, es mejor no acumular plomo en los huesos en primer lugar. Como un famoso artículo de medicina ocupacional lo expuso hace medio siglo, sí, hay todo tipo de métodos de intervención dietética, pero solo hay una única forma de prevenir el envenenamiento por plomo: no envenenarse en primer lugar; cualquier otra cosa simplemente desvía la atención de tratar la causa subyacente.

Para otros metales pesados tóxicos, como el mercurio, eso significaría aconsejar a las mujeres evitar el consumo de peces que comen otros peces durante el embarazo y la lactancia para disminuir los niveles de mercurio en la leche materna. De hecho, tal vez incluso antes del embarazo, en mujeres durante el periodo de edad reproductiva. Así no acumulas mercurio en tu cuerpo en primer lugar. Para el plomo, eso significa no vivir al lado de una planta de fundición y evitar fumar.

Ahora bien, hay otra forma de desintoxicar tu cuerpo de plomo para proteger a algunos de tus futuros hijos, pero no es ideal. ¿Recuerdas aquel estudio sobre la menopausia, donde las mujeres posmenopáusicas tenían niveles más altos de plomo en la sangre que las mujeres premenopáusicas? Bueno, incluso más altos eran los de las mujeres postmenopáusicas que nunca tuvieron hijos. “El aumento posmenopáusico en los niveles de plomo fue menor en las mujeres con embarazos previos”, supuestamente porque ya se habían desintoxicado de algo del plomo al dárselo a sus hijos.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Crédito de la imagen: clarkmaxwell vía flickr. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Cecilia Sassot y Adrian Bravo voluntarios activos en NutritionFacts.org.

Aunque nuestro esqueleto “ha sido predominantemente considerado un lugar de almacenamiento para aislar el plomo absorbido, los huesos no son simplemente un lugar inerte de almacenamiento. Una vez depositado en el hueso, el plomo puede movilizarse nuevamente desde el hueso” y dirigirse otra vez hacia el torrente sanguíneo si perdemos masa ósea, por ejemplo, a causa de la osteoporosis. Incluso simplemente la menopausia normal puede hacerlo, elevando los niveles de plomo al empezar nuestros huesos a perder su integridad. Pero es la movilización durante el embarazo y la lactancia de los depósitos de plomo del esqueleto materno almacenados a largo plazo la mayor preocupación. De modo que, para mantener el nivel materno de plomo lo más bajo posible durante este período crítico, necesitamos minimizar la pérdida de hueso.

¿Cómo hacemos eso? Bueno, “el consumo excesivo de sal de forma habitual puede ser un factor que promueve la pérdida de hueso”. Entonces ¿hay una relación entre la ingesta materna de sodio y los niveles de plomo en sangre durante el embarazo? No lo sabíamos, hasta este estudio. Efectivamente encontraron que una mayor ingesta de sal estaba asociada con niveles más altos de plomo, pero solo para mujeres que estaban tomando menos de 840 mg de calcio al día. Esto sugiere que “una ingesta adecuada de calcio con una baja ingesta de sodio podría jugar un papel beneficioso en la disminución de la concentración de plomo en la sangre de las mujeres embarazadas.”

Una ingesta mayor de calcio se ha asociado con menores concentraciones de plomo en sangre durante el embarazo, pero no sabes si es causa y efecto, a menos que lo pongas a prueba.

¿Qué pasaría si le dieras suplementos de calcio a mujeres? Hemos explorado previamente cómo la leche puede realmente empeorar las cosas pero, ¿qué hay de solo calcio directamente, especialmente para mujeres con una ingesta baja de calcio? Estas pobres mujeres africanas estaban tomando solo 350 mg de calcio al día, solamente 35% de los 1000 miligramos de la cantidad diaria recomendada. Vamos a intervenir y darles unos buenos 1500 miligramos de calcio al día. Eso protegerá sus huesos. ¿Cómo pudieron arreglárselas sin nosotros? Sin el suplemento de calcio, solo recibiendo 350 miligramos de calcio al día en su dieta, perdieron algo de hueso de la columna y la cadera, pero el grupo al que le dimos, en nuestra sabiduría, 1500 miligramos de calcio al día, perdió incluso más hueso. Aquellas mujeres que recibieron los suplementos de calcio tenían una densidad mineral de hueso significativamente más baja en la cadera y una mayor pérdida de hueso en la columna y las muñecas. ¡Ups!.

¿Qué pasó? Parece que hicimos polvo la adaptación natural de sus cuerpos. ¿Recuerdas? Solo estaban comiendo 350 miligramos de calcio al día; así, el cuerpo no era estúpido y estaba maximizando la absorción, minimizando la pérdida, y entonces nosotros intervenimos con las píldoras de calcio y destrozamos todo el proceso, desconectamos esas adaptaciones, dejando a sus cuerpos pensando que siempre iban a recibir esas dosis masivas. Y, cuando el estudio terminó, pasaron a tener un déficit de calcio enorme, y tuvieron que robar más de sus huesos. Los investigadores volvieron más tarde esperando ver una recuperación, y mientras las mujeres que tuvieron la suerte de haber terminado en el grupo placebo se recuperaron, aquellas a las que se les dio el calcio extra continuaron sufriendo las consecuencias.

Sin embargo, ¿qué hay de las mujeres occidentales que ya están tomando más de 1000 miligramos al día? ¿Reduciría la pérdida de hueso al darles 1200 miligramos extra al día? Sí, efectivamente pareció reducir la reabsorción de hueso alrededor de un 16% y, por consiguiente, podría constituir una intervención práctica para prevenir la pérdida ósea transitoria asociada con la maternidad, que podría liberar cualquier plomo atrapado en el hueso. Pero no lo sabes hasta que lo pones a prueba.

Este es un artículo diferente proveniente del mismo estudio. Los investigadores midieron lo que estaba sucediendo en sus niveles de plomo, y esa disminución en el préstamo de hueso condujo a una caída en la liberación de plomo, lo que podría ayudar a bajar la exposición tanto del feto como del bebé, ya que los beneficios continúan a través de la lactancia materna. Bien. Pero estas eran mujeres viviendo en la ciudad de México, que podrían haber estado expuestas a cerámica esmaltada con plomo, con niveles de plomo acercándose a 10. ¿Qué pasa con las mujeres con niveles de plomo cercanos al actual promedio en EE.UU., menor a 5? No lo sabes, hasta que lo pones a prueba.

La mitad de las mujeres amamantando fueron distribuidas al azar para tomar 500 mg extra de calcio al día. Sus niveles de plomo comenzaron siendo los mismos durante el embarazo, pero se dispararon durante la lactancia, ya que supuestamente parte del plomo fue liberado de sus huesos. Pero eso fue en el grupo normal, el que no tomaba suplementos. En el grupo que recibió el suplemento de calcio de 500 mg al día no hubo un pico de plomo en sus torrentes sanguíneos, proporcionando evidencia de “que la suplementación de calcio durante la lactancia puede ser efectiva a la hora de limitar la movilización de plomo de los depósitos del hueso, reduciendo así el riesgo de transferencia de plomo al lactante a través de la leche materna”.

En cualquier caso, amamantar sigue siendo lo mejor. Suplementando o no, los riesgos son superados por los beneficios de la lactancia, pero la suplementación de calcio podría ayudar a reducir aún más cualquier riesgo. Por supuesto, es mejor no acumular plomo en los huesos en primer lugar. Como un famoso artículo de medicina ocupacional lo expuso hace medio siglo, sí, hay todo tipo de métodos de intervención dietética, pero solo hay una única forma de prevenir el envenenamiento por plomo: no envenenarse en primer lugar; cualquier otra cosa simplemente desvía la atención de tratar la causa subyacente.

Para otros metales pesados tóxicos, como el mercurio, eso significaría aconsejar a las mujeres evitar el consumo de peces que comen otros peces durante el embarazo y la lactancia para disminuir los niveles de mercurio en la leche materna. De hecho, tal vez incluso antes del embarazo, en mujeres durante el periodo de edad reproductiva. Así no acumulas mercurio en tu cuerpo en primer lugar. Para el plomo, eso significa no vivir al lado de una planta de fundición y evitar fumar.

Ahora bien, hay otra forma de desintoxicar tu cuerpo de plomo para proteger a algunos de tus futuros hijos, pero no es ideal. ¿Recuerdas aquel estudio sobre la menopausia, donde las mujeres posmenopáusicas tenían niveles más altos de plomo en la sangre que las mujeres premenopáusicas? Bueno, incluso más altos eran los de las mujeres postmenopáusicas que nunca tuvieron hijos. “El aumento posmenopáusico en los niveles de plomo fue menor en las mujeres con embarazos previos”, supuestamente porque ya se habían desintoxicado de algo del plomo al dárselo a sus hijos.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Crédito de la imagen: clarkmaxwell vía flickr. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video

Nota del Doctor

En caso de que te hayas perdido el último video, El aumento de los niveles de plomo en la sangre durante el embarazo y la menopausia ofrece algo de contexto.

El video sobre la leche empeorando las cosas que menciono es Cómo reducir los niveles de plomo con la alimentación: ¿desayuno, granos integrales, leche o tofu?

Nota: las fuentes de calcio provenientes de alimentos integrales podrían ser preferibles, como comento en mi video ¿Son seguros los suplementos de calcio?

Más sobre la desintoxicación en el embarazo en:

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This