7 videos

En el Estudio de la Carga Mundial de las Enfermedades, el análisis más grande en la historia sobre los factores de riesgo de muerte y enfermedades, se calculó que no comer suficientes frutos secos y semillas fue la tercer causa de muerte y discapacidad en el mundo. Mató a más personas que el consumo de carne procesada. Se cree que la ingesta insuficiente de frutos secos y semillas genera la muerte de millones de personas por año, 15 veces más que las personas que mueren por sobredosis de heroína, cocaína y todas las demás drogas ilícitas combinadas.
En estudios más importantes quedó demostrado que las personas que comen frutos secos (por ejemplo, almendras) sufren menos muertes por cáncer, enfermedad cardíaca y enfermedad respiratoria, y que viven más tiempo. De hecho, podemos vivir dos años más si comemos frutos secos con frecuencia… Un puñado (o alrededor de un cuarto de taza) cinco o más veces a la semana.
En PREDIMED, uno de los ensayos de intervención alimentaria más grandes que se han realizado, se siguió a más de 7,000 mujeres y hombres con riesgo cardiovascular alto, randomizados en distintos grupos de alimentación. Un grupo recibió media libra gratis de frutos secos todas las semanas durante cuatro años consecutivos. Comparado con los demás grupos, el que recibió los frutos secos pareció reducir a la mitad el riesgo de ataque cerebral. Sin importar el grupo al que se asignaron los participantes, quienes comieron más frutos secos por día tuvieron un riesgo significativamente menor de morir de forma prematura en general. Además, en el Estudio de Harvard de la Salud de Enfermeras se descubrió que comer solo dos puñados de frutos secos por semana podría extender la vida de una mujer tanto como ir a correr durante cuatro horas por día.
En mi Docena Diaria, recomiendo una porción diaria de ¼ taza de frutos secos o semillas o 2 cucharadas de mantequilla de frutos secos o de semillas.
Mi forma favorita de usar los anacardos es como grasa saludable para preparar salsas consistentes (como la salsa Alfredo de anacardos), o bien, para licuar y calentar bases cremosas y espesas para sopa.

Créditos de la imagen: Heather Hammond / Flickr. La imagen fue modificada.

Todos los videos de: Anacardos

Pin It en Pinterest