¿Causa esquizofrenia la marihuana?

¿Causa esquizofrenia la marihuana?
5 (100%) 2 votes

La evidencia que relaciona el cannabis con las enfermedades psicóticas se considera lo suficientemente contundente como para merecer una alerta de salud pública.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Leslie Salas y Jesica Miotti voluntarios activos en NutritionFacts.org.

A pesar de que los proponentes de la legalización de la marihuana sostienen que es una sustancia natural y no dañina que mejora la calidad de vida, cada vez existe más evidencia que sugiere que podría estar implicada en un cantidad pequeña, pero significativa, de casos de iniciación o agravamiento de psicosis. “Los trastornos psicóticos son tal vez la enfermedad mental más grave. El más conocido es la esquizofrenia”. La esquizofrenia es una enfermedad “caracterizada por delirios, alucinaciones y comportamientos extraños y es una de las 10 causas principales de discapacidad en los Estados Unidos… afecta aproximadamente al 1% de la población”. ¿El uso de cannabis podría ser una de las causas?

“En los últimos 50 años, se han publicado casi 2000 estudios sobre este tema” y se han reportado efectos propsicóticos. Pero ¿qué tan robusta es esta asociación? Estudios poblacionales han “demostrado consistentemente una asociación robusta entre el uso de cannabis y el riesgo de trastornos psicóticos, que es dependiente de la dosis”. Esto es a lo que se refieren cuando dicen que es “dependiente de la dosis”: estudios que muestran que, cuanto mayor es la dosis de cannabis, mayor es el riesgo de sufrir psicosis. Sin embargo, eso no significa que el cannabis sea la causa; podría tratarse solo de una correlación o incluso de una consecuencia de la enfermedad. Sí, “la asociación entre el uso de cannabis y la psicosis está bien establecida”, pero tal vez es solo porque los pacientes con problemas de salud mental se automedican con cannabis para aliviar los síntomas.

Sin embargo, no solo los estudios transversales (en los que se observa a un grupo de personas en un momento puntual) sino también los estudios longitudinales (en los que se sigue a las personas durante un periodo) muestran que existe más que una simple asociación. Así se ve que el uso de cannabis suele preceder a la psicosis y no al revés. Ahora bien, cabe decir que “la mayoría de las personas que usan cannabis no desarrollan esquizofrenia y que muchas de las personas que sufren de esquizofrenia nunca han usado cannabis. Pero, en general, estos estudios son suficientemente robustos como para ameritar una advertencia para la salud pública”.

No obstante, hay otra posible explicación. Incluso si el uso de cannabis precede a la esquizofrenia, tal vez los genes asociados con el desarrollo de la enfermedad también nos hacen más susceptibles a empezar a consumir marihuana. La principal objeción a la asociación entre el uso de cannabis y la esquizofrenia es que, en estudios ecológicos en los que se hace una comparación entre países, las áreas en donde la enfermedad es más prevalente no parecen ser las mismas que aquellas en donde el uso de cannabis es más prevalente. En general, las tasas mundiales de esquizofrenia parecen haber permanecido estables o incluso haber disminuído desde la década de 1960, a pesar de que ha habido un aumento sustancial en el uso de cannabis desde entonces.

Si aproximadamente el 10% de los casos de esquizofrenia pueden atribuirse al uso de marihuana y su uso se ha cuadruplicado, entonces ¿por qué no ha habido también un aumento del 40% en la prevalencia de la esquizofrenia? El problema con este argumento es que, aparentemente, hay “poca evidencia confiable sobre las tendencias reales de la incidencia de esquizofrenia”; o tal vez es más bien un problema de potencia y no solo del uso de cannabis en general. El punto es que no podemos saber cuál es la realidad hasta ponerlo a prueba.

Como no podemos simplemente aleatorizar a un grupo de niños para que usen cannabis, la madre naturaleza ha diseñado un experimento para nosotros. Hay genes que aleatoriamente hacen que los niños sean más propensos a fumar marihuana. Entonces, ¿serán estos niños también más propensos a desarrollar esquizofrenia? La respuesta es sí y esta observación concuerda con todos los estudios poblacionales que sugieren que el cannabis desempeña un papel causativo en el desarrollo de la esquizofrenia. Bien, pero ¿hasta qué punto? Veamos. 

Incluso si el uso de cannabis duplicara el riesgo de sufrir esquizofrenia, eso solo implicaría pasar de una probabilidad de 7 en 1000 a 14 en 1000. Es decir, pasar de 1 en 140 a 1 en 70. Sin embargo, si hay antecedentes de esquizofrenia en la historia clínica de tu familia, las cosas serían distintas: duplicar el riesgo implicaría pasar de 1 en 10 a 1 en 5. Aun así, a una escala poblacional, se necesitaría que miles de usuarios dejaran de consumir marihuana para prevenir un solo caso de esquizofrenia. Así que, desde el punto de vista de la salud pública, la adicción es un problema mucho más común. Es 9 veces “más probable que una persona se haga adicta a la marihuana (aun cuando dicha adicción en sí es relativamente rara) a que desarrolle psicosis a lo largo de su vida”.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Crédito de la imagen: Lily Banse vía unsplash. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Leslie Salas y Jesica Miotti voluntarios activos en NutritionFacts.org.

A pesar de que los proponentes de la legalización de la marihuana sostienen que es una sustancia natural y no dañina que mejora la calidad de vida, cada vez existe más evidencia que sugiere que podría estar implicada en un cantidad pequeña, pero significativa, de casos de iniciación o agravamiento de psicosis. “Los trastornos psicóticos son tal vez la enfermedad mental más grave. El más conocido es la esquizofrenia”. La esquizofrenia es una enfermedad “caracterizada por delirios, alucinaciones y comportamientos extraños y es una de las 10 causas principales de discapacidad en los Estados Unidos… afecta aproximadamente al 1% de la población”. ¿El uso de cannabis podría ser una de las causas?

“En los últimos 50 años, se han publicado casi 2000 estudios sobre este tema” y se han reportado efectos propsicóticos. Pero ¿qué tan robusta es esta asociación? Estudios poblacionales han “demostrado consistentemente una asociación robusta entre el uso de cannabis y el riesgo de trastornos psicóticos, que es dependiente de la dosis”. Esto es a lo que se refieren cuando dicen que es “dependiente de la dosis”: estudios que muestran que, cuanto mayor es la dosis de cannabis, mayor es el riesgo de sufrir psicosis. Sin embargo, eso no significa que el cannabis sea la causa; podría tratarse solo de una correlación o incluso de una consecuencia de la enfermedad. Sí, “la asociación entre el uso de cannabis y la psicosis está bien establecida”, pero tal vez es solo porque los pacientes con problemas de salud mental se automedican con cannabis para aliviar los síntomas.

Sin embargo, no solo los estudios transversales (en los que se observa a un grupo de personas en un momento puntual) sino también los estudios longitudinales (en los que se sigue a las personas durante un periodo) muestran que existe más que una simple asociación. Así se ve que el uso de cannabis suele preceder a la psicosis y no al revés. Ahora bien, cabe decir que “la mayoría de las personas que usan cannabis no desarrollan esquizofrenia y que muchas de las personas que sufren de esquizofrenia nunca han usado cannabis. Pero, en general, estos estudios son suficientemente robustos como para ameritar una advertencia para la salud pública”.

No obstante, hay otra posible explicación. Incluso si el uso de cannabis precede a la esquizofrenia, tal vez los genes asociados con el desarrollo de la enfermedad también nos hacen más susceptibles a empezar a consumir marihuana. La principal objeción a la asociación entre el uso de cannabis y la esquizofrenia es que, en estudios ecológicos en los que se hace una comparación entre países, las áreas en donde la enfermedad es más prevalente no parecen ser las mismas que aquellas en donde el uso de cannabis es más prevalente. En general, las tasas mundiales de esquizofrenia parecen haber permanecido estables o incluso haber disminuído desde la década de 1960, a pesar de que ha habido un aumento sustancial en el uso de cannabis desde entonces.

Si aproximadamente el 10% de los casos de esquizofrenia pueden atribuirse al uso de marihuana y su uso se ha cuadruplicado, entonces ¿por qué no ha habido también un aumento del 40% en la prevalencia de la esquizofrenia? El problema con este argumento es que, aparentemente, hay “poca evidencia confiable sobre las tendencias reales de la incidencia de esquizofrenia”; o tal vez es más bien un problema de potencia y no solo del uso de cannabis en general. El punto es que no podemos saber cuál es la realidad hasta ponerlo a prueba.

Como no podemos simplemente aleatorizar a un grupo de niños para que usen cannabis, la madre naturaleza ha diseñado un experimento para nosotros. Hay genes que aleatoriamente hacen que los niños sean más propensos a fumar marihuana. Entonces, ¿serán estos niños también más propensos a desarrollar esquizofrenia? La respuesta es sí y esta observación concuerda con todos los estudios poblacionales que sugieren que el cannabis desempeña un papel causativo en el desarrollo de la esquizofrenia. Bien, pero ¿hasta qué punto? Veamos. 

Incluso si el uso de cannabis duplicara el riesgo de sufrir esquizofrenia, eso solo implicaría pasar de una probabilidad de 7 en 1000 a 14 en 1000. Es decir, pasar de 1 en 140 a 1 en 70. Sin embargo, si hay antecedentes de esquizofrenia en la historia clínica de tu familia, las cosas serían distintas: duplicar el riesgo implicaría pasar de 1 en 10 a 1 en 5. Aun así, a una escala poblacional, se necesitaría que miles de usuarios dejaran de consumir marihuana para prevenir un solo caso de esquizofrenia. Así que, desde el punto de vista de la salud pública, la adicción es un problema mucho más común. Es 9 veces “más probable que una persona se haga adicta a la marihuana (aun cuando dicha adicción en sí es relativamente rara) a que desarrolle psicosis a lo largo de su vida”.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Crédito de la imagen: Lily Banse vía unsplash. La imagen ha sido modificada.

Gráficos de Avocado Video

Pin It en Pinterest

Share This