¿Disminuye el WiFi de las computadoras portátiles el recuento de esperma?

5/5 - (3 votes)

¿Es seguro colocar la computadora portátil en nuestro regazo? ¿Cuál es el efecto que tiene la exposición WiFi en la movilidad del esperma y el daño del ADN?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción de este contenido ha sido realizada por Carmen Otero Romero, voluntaria activa en NutritionFacts.org.

“Es imposible imaginar un hombre moderno socialmente activo que no use dispositivos móviles y/o ordenadores con Wi-Fi”. ¿Podrían ser perjudiciales para la fertilidad masculina los teléfonos móviles o el internet inalámbrico? Tal vez recuerdes que ya he hablado anteriormente de cómo los espermatozoides de los hombres que usan Wi-Fi no van sobre ruedas, pero aquello fue un estudio observacional. Realmente no sabrás si el Wi-Fi daña los espermatozoides hasta que lo pongas a prueba.

El título “El uso de computadoras portátiles conectados a Internet por Wi-Fi hace que disminuya la movilidad de los espermatozoides en humanos y que aumente la fragmentación de su ADN” lo dice todo. Ese fue “el primer estudio que evaluó el impacto directo del uso de computadoras portátiles en espermatozoides humanos”. Como puedes ver en minuto 0:43 de mi video, los datos de los niveles de fragmentación del ADN del esperma humano en muestras colocadas cerca y lejos de una computadora con una conexión Wi-Fi activa sugieren que quizás no convendría colocar un dispositivo Wi-Fi cerca de los órganos reproductores masculinos, ya que “puede disminuir la calidad del esperma”.

De hecho, la exposición a una red Wi-Fi puede disminuir la movilidad de los espermatozoides y aumentar la fragmentación del ADN de estos, pero el efecto es menor. ¿Marcará realmente la diferencia una disminución del 10% en los espermatozoides “móviles progresivos”? Los hombres fértiles liberan cientos de millones. Lo que aún no se ha hecho es un estudio que los analice el hasta el final, de cara a buscar un bebé. ¿Los hombres asignados al azar a una determinada exposición WiFi tienen más dificultades para tener hijos? En realidad es más complicado de lo que parece realizar un estudio así. No se puede evitar que los hombres usen móviles y computadoras durante un día. Sí, producimos millones de espermatozoides nuevos al día, pero tardan meses en madurar. El esperma que hoy te permite concebir empezó como una idea preconcebida hace meses. Entonces puedes imaginar por qué aún no se ha realizado un estudio así. Se tendrían que aleatorizar a los hombres para, básicamente, evitar todo tipo de comunicaciones inalámbricas, o tal vez dar con algún tipo de ropa interior estilo caja de Faraday.

Otra razón por la que alguien no querría colocar la computadora portátil en su regazo es que, el calor generado por la computadora, sea con o sin Wi-Fi, “puede recalentar los escrotos de los hombres” y menoscabar la finalidad del escroto, que es contener las gónadas masculinas de tal manera que “permita que los testículos y el epidídimo estén expuestos a una temperatura unos pocos grados por debajo de la temperatura corporal”. Todo esto se remonta a una famosa serie de experimentos realizados en 1968.

Se podría decir que fue un estudio esclarecedor, ya que “se calentó el escroto de los sujetos con una bombilla eléctrica de 150 vatios. En algunas pruebas, el calor de la bombilla se incrementó mediante el uso de un reflector, aunque solo la bombilla era tan eficaz como si se colocase un poco más cerca de la piel. Era lo más simple, pero era más probable que provocara quemaduras accidentales por contacto”. (¿Por qué parece que no puedo quitarme de la cabeza “Great Balls of Fire” de Jerry Lee Lewis?)

Ahora disponemos de buenos fluorescentes en lugar de bombillas de 150 vatios, pero los asientos de coche con calefacción siguen siendo un “factor de estrés por calor testicular”. Las saunas no son lo ideal para los hombres que intentan concebir. En el minuto 2:52 de mi video muestro una tabla de recuentos de espermatozoides antes y después de una exposición en una sauna. Dicha exposición aparentemente reduce la producción de esperma a la mitad y el recuento de espermatozoides aún era bajo tres meses después. Aparentemente se recupera por completo a los seis meses. Quizás quieras ir con bóxers, que no slips, o incluso desnudo. Sin embargo, ¿quién gana dinero si vamos como vinimos al mundo? La industria del “enfriamiento escrotal”, a pesar de que se observó en un examen que es realmente necesario desarrollar una “técnica de enfriamiento escrotal más aceptable”. ¿Por qué? ¿A qué se refieren los investigadores?

Parece que los “dispositivos que se utilizan para lograr el enfriamiento testicular” actualmente en el mercado “no son prácticos para el uso diario”. Uno era una especie de collar de goma curvo para rellenar de cubitos de hielo”, y otro era similar a una bolsa de gel para congelador, “que insertamos en la ropa interior de los participantes todas las noches”, pero no te preocupes, se descongela en tres o cuatro horas, “por lo que acaba teniendo un efecto refrescante”. ¡Por dios!

No, repito, no te pongas una bolsa de hielo en el escroto. Unos pocos guisantes y zanahorias congeladas metidos en un guante quirúrgico y colocado de forma estratégica pueden provocar congelación. (¡Quizás es la única vez que las verduras pueden ser malas!) Luego, está el schvitzer, “un vendaje suspensorio de algodón que libera líquido (agua o alcohol) para mantener el escroto húmedo” y, finalmente, un dispositivo sujeto con un cinturón que “consigue un enfriamiento escrotal” con una corriente de aire continua.

Con tantas opciones para elegir, ¿realmente necesitan los usuarios que usan computadoras portátiles protección contra la hipertermia escrotal? No se sabe… hasta que se pone a prueba. De hecho, se descubrió un aumento de hasta 2 ºC en la temperatura escrotal en los usuarios que usaban computadoras portátiles.

Un poco de calor en el escroto no parecía tan grave, hasta que leí este caso clínico: un científico de 50 años de edad, sano, escribió un informe una noche, sentado cómodamente en su silla favorita con la computadora sobre su regazo, pero se despertó al día siguiente con “ampollas en el pene y el escroto” que luego “se rompieron y se convirtieron en heridas infectadas que causaron una gran supuración”, es decir, supuraban pus.

Incluso se han reportado quemaduras de tercer grado que requerían de intervención quirúrgica con injertos de piel. En un informe un hombre bebió vodka y se desmayó mientras veía una película en su computadora portátil sobre sus muslos desnudos. La computadora le quemó la pierna. Los cirujanos pidieron una “campaña de educación pública” para “concienciar al público sobre los riesgos de usar computadoras en su sentido más literal”. Es una forma de verlo, pero ¿por qué no mejor educar al público sobre no beber vodka?

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción de este contenido ha sido realizada por Carmen Otero Romero, voluntaria activa en NutritionFacts.org.

“Es imposible imaginar un hombre moderno socialmente activo que no use dispositivos móviles y/o ordenadores con Wi-Fi”. ¿Podrían ser perjudiciales para la fertilidad masculina los teléfonos móviles o el internet inalámbrico? Tal vez recuerdes que ya he hablado anteriormente de cómo los espermatozoides de los hombres que usan Wi-Fi no van sobre ruedas, pero aquello fue un estudio observacional. Realmente no sabrás si el Wi-Fi daña los espermatozoides hasta que lo pongas a prueba.

El título “El uso de computadoras portátiles conectados a Internet por Wi-Fi hace que disminuya la movilidad de los espermatozoides en humanos y que aumente la fragmentación de su ADN” lo dice todo. Ese fue “el primer estudio que evaluó el impacto directo del uso de computadoras portátiles en espermatozoides humanos”. Como puedes ver en minuto 0:43 de mi video, los datos de los niveles de fragmentación del ADN del esperma humano en muestras colocadas cerca y lejos de una computadora con una conexión Wi-Fi activa sugieren que quizás no convendría colocar un dispositivo Wi-Fi cerca de los órganos reproductores masculinos, ya que “puede disminuir la calidad del esperma”.

De hecho, la exposición a una red Wi-Fi puede disminuir la movilidad de los espermatozoides y aumentar la fragmentación del ADN de estos, pero el efecto es menor. ¿Marcará realmente la diferencia una disminución del 10% en los espermatozoides “móviles progresivos”? Los hombres fértiles liberan cientos de millones. Lo que aún no se ha hecho es un estudio que los analice el hasta el final, de cara a buscar un bebé. ¿Los hombres asignados al azar a una determinada exposición WiFi tienen más dificultades para tener hijos? En realidad es más complicado de lo que parece realizar un estudio así. No se puede evitar que los hombres usen móviles y computadoras durante un día. Sí, producimos millones de espermatozoides nuevos al día, pero tardan meses en madurar. El esperma que hoy te permite concebir empezó como una idea preconcebida hace meses. Entonces puedes imaginar por qué aún no se ha realizado un estudio así. Se tendrían que aleatorizar a los hombres para, básicamente, evitar todo tipo de comunicaciones inalámbricas, o tal vez dar con algún tipo de ropa interior estilo caja de Faraday.

Otra razón por la que alguien no querría colocar la computadora portátil en su regazo es que, el calor generado por la computadora, sea con o sin Wi-Fi, “puede recalentar los escrotos de los hombres” y menoscabar la finalidad del escroto, que es contener las gónadas masculinas de tal manera que “permita que los testículos y el epidídimo estén expuestos a una temperatura unos pocos grados por debajo de la temperatura corporal”. Todo esto se remonta a una famosa serie de experimentos realizados en 1968.

Se podría decir que fue un estudio esclarecedor, ya que “se calentó el escroto de los sujetos con una bombilla eléctrica de 150 vatios. En algunas pruebas, el calor de la bombilla se incrementó mediante el uso de un reflector, aunque solo la bombilla era tan eficaz como si se colocase un poco más cerca de la piel. Era lo más simple, pero era más probable que provocara quemaduras accidentales por contacto”. (¿Por qué parece que no puedo quitarme de la cabeza “Great Balls of Fire” de Jerry Lee Lewis?)

Ahora disponemos de buenos fluorescentes en lugar de bombillas de 150 vatios, pero los asientos de coche con calefacción siguen siendo un “factor de estrés por calor testicular”. Las saunas no son lo ideal para los hombres que intentan concebir. En el minuto 2:52 de mi video muestro una tabla de recuentos de espermatozoides antes y después de una exposición en una sauna. Dicha exposición aparentemente reduce la producción de esperma a la mitad y el recuento de espermatozoides aún era bajo tres meses después. Aparentemente se recupera por completo a los seis meses. Quizás quieras ir con bóxers, que no slips, o incluso desnudo. Sin embargo, ¿quién gana dinero si vamos como vinimos al mundo? La industria del “enfriamiento escrotal”, a pesar de que se observó en un examen que es realmente necesario desarrollar una “técnica de enfriamiento escrotal más aceptable”. ¿Por qué? ¿A qué se refieren los investigadores?

Parece que los “dispositivos que se utilizan para lograr el enfriamiento testicular” actualmente en el mercado “no son prácticos para el uso diario”. Uno era una especie de collar de goma curvo para rellenar de cubitos de hielo”, y otro era similar a una bolsa de gel para congelador, “que insertamos en la ropa interior de los participantes todas las noches”, pero no te preocupes, se descongela en tres o cuatro horas, “por lo que acaba teniendo un efecto refrescante”. ¡Por dios!

No, repito, no te pongas una bolsa de hielo en el escroto. Unos pocos guisantes y zanahorias congeladas metidos en un guante quirúrgico y colocado de forma estratégica pueden provocar congelación. (¡Quizás es la única vez que las verduras pueden ser malas!) Luego, está el schvitzer, “un vendaje suspensorio de algodón que libera líquido (agua o alcohol) para mantener el escroto húmedo” y, finalmente, un dispositivo sujeto con un cinturón que “consigue un enfriamiento escrotal” con una corriente de aire continua.

Con tantas opciones para elegir, ¿realmente necesitan los usuarios que usan computadoras portátiles protección contra la hipertermia escrotal? No se sabe… hasta que se pone a prueba. De hecho, se descubrió un aumento de hasta 2 ºC en la temperatura escrotal en los usuarios que usaban computadoras portátiles.

Un poco de calor en el escroto no parecía tan grave, hasta que leí este caso clínico: un científico de 50 años de edad, sano, escribió un informe una noche, sentado cómodamente en su silla favorita con la computadora sobre su regazo, pero se despertó al día siguiente con “ampollas en el pene y el escroto” que luego “se rompieron y se convirtieron en heridas infectadas que causaron una gran supuración”, es decir, supuraban pus.

Incluso se han reportado quemaduras de tercer grado que requerían de intervención quirúrgica con injertos de piel. En un informe un hombre bebió vodka y se desmayó mientras veía una película en su computadora portátil sobre sus muslos desnudos. La computadora le quemó la pierna. Los cirujanos pidieron una “campaña de educación pública” para “concienciar al público sobre los riesgos de usar computadoras en su sentido más literal”. Es una forma de verlo, pero ¿por qué no mejor educar al público sobre no beber vodka?

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Gráficos de Avocado Video

Pin It en Pinterest

Share This
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]