El papel de la alimentación en la disminución del conteo de espermatozoides

Rate Video

El continuo descenso de la fertilidad masculina a nivel mundial puede estar asociado con el consumo de grasa saturada y la falta de suficientes frutas y verduras.

Comenta
Comparte

En 1992 se publicó un artículo controversial que indicó que el conteo de espermatozoides ha estado disminuyendo en todo el mundo durante los últimos 50 años. Sin embargo, esto sigue siendo un tema de debate. Es notoriamente difícil determinar un conteo de espermatozoides en la población general por razones obvias. Si solo vas y le pides una muestra a los hombres, menos de 1 de cada 3 aceptaría participar.

Sin embargo, finalmente, un estudio analizó a decenas de miles de hombres durante un período de 17 años y encontraron una disminución significativa en la concentración de espermatozoides, una caída de aproximadamente el 30%, así como un descenso en el porcentaje de espermatozoides con apariencia normal. La mayoría parecía normal en la década de los noventa, pero más recientemente se ha reducido a menos de la mitad. Esto puede representar una seria advertencia para la salud pública. La calidad del semen en realidad puede estar relacionada con la esperanza de vida. En un estudio con más de 40000 hombres que visitaron un laboratorio de esperma durante un período de 40 años, se encontró que la reducción de la mortalidad estaba asociada con el aumento en la calidad del semen, lo que sugiere que la calidad del semen puede ser, por consiguiente, un marcador biológico fundamental de la salud general masculina. Por lo tanto, los conteos de espermatozoides en descenso pueden ser la señal de alerta temprana, para nosotros y para las futuras generaciones. A pesar de que los espermatozoides defectuosos son capaces de fertilizar un óvulo, el engendrar un niño con esperma anormal puede tener graves consecuencias para la salud futura de este.

¿Qué papel puede desempeñar la alimentación? En un vídeo anterior he descrito un estudio de Harvard, el primero de este tipo, el cual sugiere que un pequeño aumento en la ingesta de grasa saturada fue asociado con un conteo de espermatozoides sustancialmente más bajo; pero no toda la grasa era mala. Un mayor consumo de omega-3 se asoció con espermatozoides que tienen una forma más favorable. Esto puede ayudar a explicar el porqué los investigadores de la UCLA pudieron mejorar la vitalidad de los espermatozoides, su movimiento y su forma dándoles a los hombres alrededor de 18 nueces al día durante 12 semanas, aunque las nueces, al ser un alimento no procesado, contienen más que solo omega-3; también otros micronutrientes importantes. En un estudio con hombres entre 22 y 80 años, los hombres mayores que tenían una alimentación con una gran cantidad de antioxidantes y micronutrientes, por ejemplo, la vitamina C, tenían esperma con una integridad genética de hombres mucho más jóvenes.
Los antioxidantes que comemos no sólo terminan en nuestro semen, sino que se concentran allí. La cantidad de vitamina C termina concentrándose casi 10 veces más en nuestros testículos que en el resto de nuestro cuerpo. ¿Por qué? Porque los espermatozoides son sumamente susceptibles al daño inducido por los radicales libres y la evidencia acumulada sugiere que este estrés oxidativo desempeña un papel importante en la infertilidad masculina, por lo que debemos consumir una gran cantidad de antioxidantes, es decir: comer muchas frutas y verduras. ¿Por qué no solo tomar píldoras de antioxidantes? Porque en forma de píldora los antioxidantes pueden tener efectos adversos inesperados. Así que más frutas y verduras y tal vez menos carne y lácteos, en los cuales se encuentra la mayor parte de la grasa saturada. Pero los datos de Harvard fueron considerados como preliminares. Se analizó a menos de 100 hombres, pero fue lo mejor que teníamos hasta ahora. Cuanto mayor sea el consumo de grasa saturada menor será el conteo de espermatozoides, resultando en una reducción de hasta el 65% en el recuento total de espermatozoides. Estos hallazgos son potencialmente de gran interés público, porque los cambios en la alimentación en las últimas décadas pueden ser parte de la explicación del reciente reporte de una alta frecuencia de recuentos subnormales de espermatozoides humanos. En cualquier caso, los resultados actuales sugieren que el realizar ajustes en la ingesta alimentaria que conlleve a comer menos grasa saturada puede ser beneficioso tanto para la salud general como para la salud reproductiva.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie SchloerLa traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Gabriela Elizondo Gonzalez y Viviana Garcia.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

En 1992 se publicó un artículo controversial que indicó que el conteo de espermatozoides ha estado disminuyendo en todo el mundo durante los últimos 50 años. Sin embargo, esto sigue siendo un tema de debate. Es notoriamente difícil determinar un conteo de espermatozoides en la población general por razones obvias. Si solo vas y le pides una muestra a los hombres, menos de 1 de cada 3 aceptaría participar.

Sin embargo, finalmente, un estudio analizó a decenas de miles de hombres durante un período de 17 años y encontraron una disminución significativa en la concentración de espermatozoides, una caída de aproximadamente el 30%, así como un descenso en el porcentaje de espermatozoides con apariencia normal. La mayoría parecía normal en la década de los noventa, pero más recientemente se ha reducido a menos de la mitad. Esto puede representar una seria advertencia para la salud pública. La calidad del semen en realidad puede estar relacionada con la esperanza de vida. En un estudio con más de 40000 hombres que visitaron un laboratorio de esperma durante un período de 40 años, se encontró que la reducción de la mortalidad estaba asociada con el aumento en la calidad del semen, lo que sugiere que la calidad del semen puede ser, por consiguiente, un marcador biológico fundamental de la salud general masculina. Por lo tanto, los conteos de espermatozoides en descenso pueden ser la señal de alerta temprana, para nosotros y para las futuras generaciones. A pesar de que los espermatozoides defectuosos son capaces de fertilizar un óvulo, el engendrar un niño con esperma anormal puede tener graves consecuencias para la salud futura de este.

¿Qué papel puede desempeñar la alimentación? En un vídeo anterior he descrito un estudio de Harvard, el primero de este tipo, el cual sugiere que un pequeño aumento en la ingesta de grasa saturada fue asociado con un conteo de espermatozoides sustancialmente más bajo; pero no toda la grasa era mala. Un mayor consumo de omega-3 se asoció con espermatozoides que tienen una forma más favorable. Esto puede ayudar a explicar el porqué los investigadores de la UCLA pudieron mejorar la vitalidad de los espermatozoides, su movimiento y su forma dándoles a los hombres alrededor de 18 nueces al día durante 12 semanas, aunque las nueces, al ser un alimento no procesado, contienen más que solo omega-3; también otros micronutrientes importantes. En un estudio con hombres entre 22 y 80 años, los hombres mayores que tenían una alimentación con una gran cantidad de antioxidantes y micronutrientes, por ejemplo, la vitamina C, tenían esperma con una integridad genética de hombres mucho más jóvenes.
Los antioxidantes que comemos no sólo terminan en nuestro semen, sino que se concentran allí. La cantidad de vitamina C termina concentrándose casi 10 veces más en nuestros testículos que en el resto de nuestro cuerpo. ¿Por qué? Porque los espermatozoides son sumamente susceptibles al daño inducido por los radicales libres y la evidencia acumulada sugiere que este estrés oxidativo desempeña un papel importante en la infertilidad masculina, por lo que debemos consumir una gran cantidad de antioxidantes, es decir: comer muchas frutas y verduras. ¿Por qué no solo tomar píldoras de antioxidantes? Porque en forma de píldora los antioxidantes pueden tener efectos adversos inesperados. Así que más frutas y verduras y tal vez menos carne y lácteos, en los cuales se encuentra la mayor parte de la grasa saturada. Pero los datos de Harvard fueron considerados como preliminares. Se analizó a menos de 100 hombres, pero fue lo mejor que teníamos hasta ahora. Cuanto mayor sea el consumo de grasa saturada menor será el conteo de espermatozoides, resultando en una reducción de hasta el 65% en el recuento total de espermatozoides. Estos hallazgos son potencialmente de gran interés público, porque los cambios en la alimentación en las últimas décadas pueden ser parte de la explicación del reciente reporte de una alta frecuencia de recuentos subnormales de espermatozoides humanos. En cualquier caso, los resultados actuales sugieren que el realizar ajustes en la ingesta alimentaria que conlleve a comer menos grasa saturada puede ser beneficioso tanto para la salud general como para la salud reproductiva.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie SchloerLa traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Gabriela Elizondo Gonzalez y Viviana Garcia.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Nota del Doctor

¿Por qué el alto consumo de grasa saturada alimentaria se asocia con una menor calidad del semen? ¿Cuál es la conexión? La hormonas sexuales esteroides en la carne, los huevos y los lácteos pueden ayudar a explicar la relación entre el consumo de grasa saturada y la disminución del conteo de espermatozoides. Ese es el tema de mi siguiente vídeo: Estrógeno de los lácteos y la fertilidad masculina.

Más sobre la infertilidad masculina en mis vídeos: Fukushima y la radioactividad en los mariscos y Fertilidad masculina y la alimentación.

La alimentación también cumple un papel importante en la disfunción sexual:

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis vídeos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This