El cáncer de mama y el virus de la leucemia bovina en la carne y los lácteos.

4.3/5 - (3 votes)

La exposición al virus de la leucemia bovina por el consumo de carne o lácteos (o por una transfusión de sangre de alguien que los consume) es un factor de riesgo de cáncer.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Rosario Ribeiro voluntaria activa en NutritionFacts.org.

En 2015, investigadores en California encontraron el virus de la leucemia bovina (BLV) en el ADN de tumores de cáncer de mama extraídos de mastectomías en mayor proporción de lo que se encontró en el tejido mamario sano extraído de cirugías de reducción mamaria. Se calculó que casi el 37 por ciento de los casos de cáncer de mama pueden atribuirse a la exposición del virus de la leucemia bovina, probablemente debido al consumo de leche o carne proveniente de animales infectados.

Como respuesta, la industria de lácteos y carne pareció estar más preocupada por la confianza de los clientes que por el cáncer. Científicamente, la prioridad de investigación se centró en: ¿Podrían replicarse los resultados de California? Y la respuesta resultó ser un “sí”. Se replicaron en mujeres en Irán, y en Brasil. En Australia, la relación fue incluso mayor. Lo mismo pasó en Texas. Se descubrió que las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama tenían muchas más probabilidades de tener el ADN del VLB en su tejido mamario, que aquellas que no tenían cáncer. Y se calculó que el riesgo atribuible era de 51.82 por ciento, lo que indicó que este virus presente en la carne y los lácteos podía ser la causa de al menos la mitad de los casos de cáncer de mama de las mujeres estudiadas en Texas.

En total, seis de los ocho estudios realizados hasta la fecha encontraron el virus en el tejido de mama humano, lo que demuestra que el VLB afecta a los humanos, y las mamas pueden ser objeto de infección. Cuatro de los cinco estudios que compararon la tasa de infección del tejido de mama cancerígeno y sano confirmaron que era cuatro veces más probable encontrar el virus en los tumores. ¿Cómo comparar esto con otros factores de riesgo para el cáncer de mama? Si te sometes a terapia de reemplazo hormonal por cinco años, la probabilidad de tener cáncer de mama será 30 por ciento mayor. Si tomas anticonceptivos durante varios años, el riesgo se puede incrementar hasta un 40 por ciento. Si al ser mayor eres obeso, el riesgo puede ser de hasta un 60 por ciento. Tener un pariente de primer grado con cáncer de mama puede duplicar las probabilidades. Pero tener el virus de la leucemia bovina puede cuadruplicar el riesgo, aumentando las probabilidades cientos por ciento. El único factor de riesgo más fuerte que la infección de VLB es tener la mutación del gen BCRA, como tiene Angelina Jolie, o una alta dosis de radiación ionizante, como estar en el lugar incorrecto en el momento inadecuado.

Más allá de esta confirmación, un estudio aseguró que los pacientes mayores tenían mayor probabilidad de tener el virus de la leucemia bovina. Esto tiene sentido si el VLB se contrae al consumir lácteos y carne. Mientras más grandes somos, más comidas hemos consumido, y mayor es la probabilidad de contraer el virus con el paso del tiempo. Los investigadores descubrieron que el virus aparece primero, presente en el tejido mamario entre tres y diez años antes de que se diagnostique el cáncer. “Esto contradice la idea de una invasión viral de células que ya son malignas”, anulando la teoría de que el cáncer atrae al virus posteriormente. ¿Podría esto explicar la evidencia que afirma que el tejido cancerígeno mamario puede producir una infección? Nuevamente, la respuesta es “no”. El virus aparece primero. Este informe no brinda una prueba absoluta de que el VLB es una causa de cáncer de mama, pero basándonos en la mejor evidencia disponible, la infección de VLB si parece ser un factor de riesgo para el cáncer de mama. 

El último descubrimiento es que ahora también se lo puede encontrar en la sangre humana. Esto tiene varias potenciales ramificaciones. Por ejemplo, los bancos de sangre no lo tienen en cuenta, por lo que es posible que lo contraigas al consumir carne o lácteos, o al recibir una transfusión de una persona que haya consumido carne o lácteos. Esto también puede implicar que el VLB puede causar leucemia. Esto se comprobó en chimpancés. A dos chimpancés bebés se los alimentó con leche de vaca infectada con VLB, y ambos murieron de leucemia. Ni siquiera sabíamos que los chimpancés podían tener leucemia. Esto confirma la posibilidad de transmisión o contracción de leucemia a través del consumo de leche de vacas infectadas con VLB, o por propagación a través de la sangre que podría llevar el virus a otros órganos. El virus solo desarrolla leucemia en el ganado, pero esto puede deberse a que al ganado se lo convierte en hamburguesa de muy pequeño, y quizás los tumores no llegan a desarrollarse en otros órganos.

¿Qué tan preocupados debemos estar por el virus de la leucemia bovina? Todavía no está claro si esto es una buena o mala noticia. Si los próximos estudios comprueban que el VLB causa cáncer de mama en humanos, esto tendrá una repercusión significativa en las industrias de lácteos y ganado. Pero eso significa que habrá algo que podamos hacer para resolverlo. Capaz debería tratarse de erradicar la infección del ganado ahora, en vez de esperar el resultado final. Veintiún naciones han erradicado el VLB de su ganado lechero. En cambio, en Estados Unidos, la prevalencia del VLB sigue aumentando. Si las industrias no van a tratar de eliminar la enfermedad, al menos podrían eliminar algunas de las prácticas que hacen que se propague el virus entre los animales. 

El VLB se propaga en la sangre a través de agujas contaminadas, descornadores, pinzas para tatuajes, caravanas, cuchillos para pezuñas, pinzas para la nariz, y otros instrumentos de la industria agrícola. Teniendo en cuenta la información disponible sobre el VLB en el cáncer de mama, sería prudente fomentar la eliminación completa del VLB en el ganado, en especial en la industria de lácteos. Se espera que esto pueda ayudar a reducir el sufrimiento del cáncer de mama.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Rosario Ribeiro voluntaria activa en NutritionFacts.org.

En 2015, investigadores en California encontraron el virus de la leucemia bovina (BLV) en el ADN de tumores de cáncer de mama extraídos de mastectomías en mayor proporción de lo que se encontró en el tejido mamario sano extraído de cirugías de reducción mamaria. Se calculó que casi el 37 por ciento de los casos de cáncer de mama pueden atribuirse a la exposición del virus de la leucemia bovina, probablemente debido al consumo de leche o carne proveniente de animales infectados.

Como respuesta, la industria de lácteos y carne pareció estar más preocupada por la confianza de los clientes que por el cáncer. Científicamente, la prioridad de investigación se centró en: ¿Podrían replicarse los resultados de California? Y la respuesta resultó ser un “sí”. Se replicaron en mujeres en Irán, y en Brasil. En Australia, la relación fue incluso mayor. Lo mismo pasó en Texas. Se descubrió que las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama tenían muchas más probabilidades de tener el ADN del VLB en su tejido mamario, que aquellas que no tenían cáncer. Y se calculó que el riesgo atribuible era de 51.82 por ciento, lo que indicó que este virus presente en la carne y los lácteos podía ser la causa de al menos la mitad de los casos de cáncer de mama de las mujeres estudiadas en Texas.

En total, seis de los ocho estudios realizados hasta la fecha encontraron el virus en el tejido de mama humano, lo que demuestra que el VLB afecta a los humanos, y las mamas pueden ser objeto de infección. Cuatro de los cinco estudios que compararon la tasa de infección del tejido de mama cancerígeno y sano confirmaron que era cuatro veces más probable encontrar el virus en los tumores. ¿Cómo comparar esto con otros factores de riesgo para el cáncer de mama? Si te sometes a terapia de reemplazo hormonal por cinco años, la probabilidad de tener cáncer de mama será 30 por ciento mayor. Si tomas anticonceptivos durante varios años, el riesgo se puede incrementar hasta un 40 por ciento. Si al ser mayor eres obeso, el riesgo puede ser de hasta un 60 por ciento. Tener un pariente de primer grado con cáncer de mama puede duplicar las probabilidades. Pero tener el virus de la leucemia bovina puede cuadruplicar el riesgo, aumentando las probabilidades cientos por ciento. El único factor de riesgo más fuerte que la infección de VLB es tener la mutación del gen BCRA, como tiene Angelina Jolie, o una alta dosis de radiación ionizante, como estar en el lugar incorrecto en el momento inadecuado.

Más allá de esta confirmación, un estudio aseguró que los pacientes mayores tenían mayor probabilidad de tener el virus de la leucemia bovina. Esto tiene sentido si el VLB se contrae al consumir lácteos y carne. Mientras más grandes somos, más comidas hemos consumido, y mayor es la probabilidad de contraer el virus con el paso del tiempo. Los investigadores descubrieron que el virus aparece primero, presente en el tejido mamario entre tres y diez años antes de que se diagnostique el cáncer. “Esto contradice la idea de una invasión viral de células que ya son malignas”, anulando la teoría de que el cáncer atrae al virus posteriormente. ¿Podría esto explicar la evidencia que afirma que el tejido cancerígeno mamario puede producir una infección? Nuevamente, la respuesta es “no”. El virus aparece primero. Este informe no brinda una prueba absoluta de que el VLB es una causa de cáncer de mama, pero basándonos en la mejor evidencia disponible, la infección de VLB si parece ser un factor de riesgo para el cáncer de mama. 

El último descubrimiento es que ahora también se lo puede encontrar en la sangre humana. Esto tiene varias potenciales ramificaciones. Por ejemplo, los bancos de sangre no lo tienen en cuenta, por lo que es posible que lo contraigas al consumir carne o lácteos, o al recibir una transfusión de una persona que haya consumido carne o lácteos. Esto también puede implicar que el VLB puede causar leucemia. Esto se comprobó en chimpancés. A dos chimpancés bebés se los alimentó con leche de vaca infectada con VLB, y ambos murieron de leucemia. Ni siquiera sabíamos que los chimpancés podían tener leucemia. Esto confirma la posibilidad de transmisión o contracción de leucemia a través del consumo de leche de vacas infectadas con VLB, o por propagación a través de la sangre que podría llevar el virus a otros órganos. El virus solo desarrolla leucemia en el ganado, pero esto puede deberse a que al ganado se lo convierte en hamburguesa de muy pequeño, y quizás los tumores no llegan a desarrollarse en otros órganos.

¿Qué tan preocupados debemos estar por el virus de la leucemia bovina? Todavía no está claro si esto es una buena o mala noticia. Si los próximos estudios comprueban que el VLB causa cáncer de mama en humanos, esto tendrá una repercusión significativa en las industrias de lácteos y ganado. Pero eso significa que habrá algo que podamos hacer para resolverlo. Capaz debería tratarse de erradicar la infección del ganado ahora, en vez de esperar el resultado final. Veintiún naciones han erradicado el VLB de su ganado lechero. En cambio, en Estados Unidos, la prevalencia del VLB sigue aumentando. Si las industrias no van a tratar de eliminar la enfermedad, al menos podrían eliminar algunas de las prácticas que hacen que se propague el virus entre los animales. 

El VLB se propaga en la sangre a través de agujas contaminadas, descornadores, pinzas para tatuajes, caravanas, cuchillos para pezuñas, pinzas para la nariz, y otros instrumentos de la industria agrícola. Teniendo en cuenta la información disponible sobre el VLB en el cáncer de mama, sería prudente fomentar la eliminación completa del VLB en el ganado, en especial en la industria de lácteos. Se espera que esto pueda ayudar a reducir el sufrimiento del cáncer de mama.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Gráficos de Avo Media

Nota del Doctor

Si te perdiste el video anterior ve El virus de la leucemia bovina como causa del cáncer de mama.

Evitar el riesgo de infecciones como la del VLB es otra ventaja de hacer carnes vegetales. Ve mi video La salubridad de la carne cultivada para la salud humana.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Pin It en Pinterest

Share This