El virus de la leucemia bovina como causa del cáncer de mama

5/5 - (2 votes)

Hasta el 37 por ciento de los casos de cáncer de mama pueden atribuirse a la exposición al virus de la leucemia bovina.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Jon Aske voluntario activo en NutritionFacts.org.

Introducción: Hasta el 37 por ciento de los casos de cáncer de mama pueden atribuirse a la exposición al virus de la leucemia bovina, sobre lo que hice una serie de videos por primera vez hace unos años. En esta nueva serie de dos partes, examino la ciencia de este fenómeno y la actualizo con datos más recientes. Para ver la serie original, consulta la nota del médico para este video.

La incidencia del cáncer de mama está aumentando sin parar en todo el mundo. En los EE. UU., esto representó un aumento del 40 por ciento en la incidencia para principios de este siglo. Actualmente, el enfoque principal está en la detección y el tratamiento tempranos. Eso es importante, pero ¿por qué no prestar más atención a la prevención primaria o, en otras palabras, proteger a las personas de la exposición a factores de riesgo de cáncer de mama para que nunca lo contraigan para empezar?

“En general, se estima que el 20 por ciento de todos los cánceres humanos tienen un origen infeccioso”. Los virus pueden desencadenar el cáncer activando los genes del cáncer o desactivando los genes supresores del cáncer, pero también pueden contribuir a la formación de tumores simplemente provocando una inflamación crónica. Actualmente, los virus que causan cáncer se consideran la principal hipótesis plausible de causa directa del cáncer de mama humano. ¿Cómo llegamos hasta aquí?

Todo comenzó hace unos 40 años cuando un profesor de virología en UC Berkeley averiguó cómo se descubrió el virus del tumor mamario de los ratones. Los científicos intercambiaron crías de bebés de ratones con una alta incidencia de cáncer de mama con crías de cepas de ratones con una baja incidencia y descubrieron que la incidencia de cáncer coincidía con la de las madres adoptivas, lo que demuestra que no era genético. “Se me ocurrió”, pensó el profesor, “que los humanos son de hecho amamantados por vacas”.

El virus de la leucemia bovina (VLB) acababa de ser identificado como un virus de la vaca causante de cáncer. En ese momento, solo una de cada 10 vacas lecheras de EE. UU. estaba infectada, pero ahora casi la mitad lo está. Al principio, 2/3 de los rebaños estaban afectados. Después vino a ser más, como el 80 por ciento que lo estaban, en base a que su leche dio positivo en la prueba del virus, y el 100 por ciento de las granjas industriales más grandes. Y ahora, más de 9 de cada 10 rebaños de EE. UU. están afectados, una continuación de la tendencia histórica de proliferación persistente de VLB dentro de los rebaños lecheros de EE. UU.

Hace tiempo que sabemos que los países con el mayor consumo de leche también tienen la mayor incidencia de cáncer de mama. Y no es solo una coincidencia entre el consumo de lácteos y la incidencia de cáncer de mama a nivel de país. Las mujeres que son intolerantes a la lactosa y consumen menos productos lácteos también parecen tener un menor riesgo de cáncer de mama. Ah, pero bueno, seguro que hay muchas cosas en la leche que podrían estar contribuyendo al riesgo de cáncer, como las grasas saturadas y la presencia de hormonas de crecimiento que promueven el cáncer, como el IGF-1.

Sí, sabemos que el virus de la leucemia bovina está presente en la carne de res y los productos lácteos comercializados. Aproximadamente la mitad de las muestras de leche y carne dan positivo para el virus. De hecho, se puede tomar muestras del virus directamente del aire en las granjas lecheras, en las superficies y en la leche misma. La mayoría de la leche está pasteurizada, pero muchos productos lácteos, como los quesos curados crudos, no lo están. ¿Y quién no ha comido una hamburguesa con color rosado en el centro en algún momento de su vida?

Sí, tenemos evidencia de que las personas están expuestas al virus. Sí, tenemos evidencia de que las personas son activamente infectadas por el virus. Pero fue solo en 2015 que supimos que las tasas de infección eran más altas en el tejido mamario canceroso. Tanto es así que hasta el 37 por ciento de los casos de cáncer de mama pueden atribuirse a la exposición al virus de la leucemia bovina. Eso me bastó para activar toda una serie de videos sobre el papel que juega el virus en el cáncer de mama y cómo las industrias cárnica y láctea respondieron a la noticia. Bien, ahora que todos volvemos a estar al día, ¿cuál es la última actualización? Eso es de lo que hablaré a continuación.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Jon Aske voluntario activo en NutritionFacts.org.

Introducción: Hasta el 37 por ciento de los casos de cáncer de mama pueden atribuirse a la exposición al virus de la leucemia bovina, sobre lo que hice una serie de videos por primera vez hace unos años. En esta nueva serie de dos partes, examino la ciencia de este fenómeno y la actualizo con datos más recientes. Para ver la serie original, consulta la nota del médico para este video.

La incidencia del cáncer de mama está aumentando sin parar en todo el mundo. En los EE. UU., esto representó un aumento del 40 por ciento en la incidencia para principios de este siglo. Actualmente, el enfoque principal está en la detección y el tratamiento tempranos. Eso es importante, pero ¿por qué no prestar más atención a la prevención primaria o, en otras palabras, proteger a las personas de la exposición a factores de riesgo de cáncer de mama para que nunca lo contraigan para empezar?

“En general, se estima que el 20 por ciento de todos los cánceres humanos tienen un origen infeccioso”. Los virus pueden desencadenar el cáncer activando los genes del cáncer o desactivando los genes supresores del cáncer, pero también pueden contribuir a la formación de tumores simplemente provocando una inflamación crónica. Actualmente, los virus que causan cáncer se consideran la principal hipótesis plausible de causa directa del cáncer de mama humano. ¿Cómo llegamos hasta aquí?

Todo comenzó hace unos 40 años cuando un profesor de virología en UC Berkeley averiguó cómo se descubrió el virus del tumor mamario de los ratones. Los científicos intercambiaron crías de bebés de ratones con una alta incidencia de cáncer de mama con crías de cepas de ratones con una baja incidencia y descubrieron que la incidencia de cáncer coincidía con la de las madres adoptivas, lo que demuestra que no era genético. “Se me ocurrió”, pensó el profesor, “que los humanos son de hecho amamantados por vacas”.

El virus de la leucemia bovina (VLB) acababa de ser identificado como un virus de la vaca causante de cáncer. En ese momento, solo una de cada 10 vacas lecheras de EE. UU. estaba infectada, pero ahora casi la mitad lo está. Al principio, 2/3 de los rebaños estaban afectados. Después vino a ser más, como el 80 por ciento que lo estaban, en base a que su leche dio positivo en la prueba del virus, y el 100 por ciento de las granjas industriales más grandes. Y ahora, más de 9 de cada 10 rebaños de EE. UU. están afectados, una continuación de la tendencia histórica de proliferación persistente de VLB dentro de los rebaños lecheros de EE. UU.

Hace tiempo que sabemos que los países con el mayor consumo de leche también tienen la mayor incidencia de cáncer de mama. Y no es solo una coincidencia entre el consumo de lácteos y la incidencia de cáncer de mama a nivel de país. Las mujeres que son intolerantes a la lactosa y consumen menos productos lácteos también parecen tener un menor riesgo de cáncer de mama. Ah, pero bueno, seguro que hay muchas cosas en la leche que podrían estar contribuyendo al riesgo de cáncer, como las grasas saturadas y la presencia de hormonas de crecimiento que promueven el cáncer, como el IGF-1.

Sí, sabemos que el virus de la leucemia bovina está presente en la carne de res y los productos lácteos comercializados. Aproximadamente la mitad de las muestras de leche y carne dan positivo para el virus. De hecho, se puede tomar muestras del virus directamente del aire en las granjas lecheras, en las superficies y en la leche misma. La mayoría de la leche está pasteurizada, pero muchos productos lácteos, como los quesos curados crudos, no lo están. ¿Y quién no ha comido una hamburguesa con color rosado en el centro en algún momento de su vida?

Sí, tenemos evidencia de que las personas están expuestas al virus. Sí, tenemos evidencia de que las personas son activamente infectadas por el virus. Pero fue solo en 2015 que supimos que las tasas de infección eran más altas en el tejido mamario canceroso. Tanto es así que hasta el 37 por ciento de los casos de cáncer de mama pueden atribuirse a la exposición al virus de la leucemia bovina. Eso me bastó para activar toda una serie de videos sobre el papel que juega el virus en el cáncer de mama y cómo las industrias cárnica y láctea respondieron a la noticia. Bien, ahora que todos volvemos a estar al día, ¿cuál es la última actualización? Eso es de lo que hablaré a continuación.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Gráficos de Avo Media

Nota del Doctor

Tal vez recuerdes que anteriormente analicé El papel de la leucemia bovina en el cáncer de mamaLa respuesta de la industria al virus de la leucemia bovina y el cáncer de mama.

El próximo video será sobre El cáncer de mama y el virus de la leucemia bovina en la carne y los lácteos.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí. Lee esta información importante sobre las traducciones aquí.

Pin It en Pinterest

Share This