270 videos

En el estudio poblacional: “Milk Intake and Risk of Mortality and Fractures in Women and Men” (ingesta de leche y riesgo de mortalidad y fracturas en mujeres y hombres), los investigadores que observaron a más de 100000 hombres y mujeres en Suecia durante unos 20 años descubrieron tasas significativamente más altas de fracturas de huesos y de cadera, enfermedad cardiovascular, cáncer y muerte prematura en general en las mujeres que bebieron más leche. Tres vasos al día se asoció a casi el doble de riesgo de muerte temprana. Los hombres con mayor consumo de leche también registraron un mayor riesgo de muerte prematura. Sin embargo, un metaanálisis de todos estos estudios de cohorte no logró encontrar una relación significativa entre la leche y la mortalidad. Los hallazgos de un metanálisis de 2015 descubrieron que los hombres con alta ingesta de lácteos: leche, leche baja en grasa y queso, pero no fuentes no-lácteas de calcio, sí parecieron aumentar el riesgo total de cáncer de próstata.

Todos los alimentos de origen animal contienen hormonas esteroides sexuales, como el estrógeno. Estas hormonas, que se encuentran de forma natural incluso en la leche de vaca orgánica, pueden desempeñar un papel en las diversas asociaciones identificadas entre los lácteos y las condiciones relacionadas con las hormonas, incluyendo el acné, la disminución del potencial reproductivo masculino y la pubertad prematura. El contenido de hormonas en la leche puede explicar porqué las mujeres que la beben parecen tener cinco veces la tasa de partos de gemelos en comparación con las mujeres que no beben leche.

Cuando se trata de cáncer, destacados expertos han expresado preocupación de que las hormonas y otros factores de crecimiento en los lácteos podrían potencialmente estimular el crecimiento de tumores sensibles a las hormonas. La evidencia experimental también sugiere que los lácteos pueden promover adicionalmente la conversión de lesiones precancerosas o de células mutadas en cánceres invasivos in vitro.

El consumo de lácteos también puede desempeñar un rol en el aumento del riesgo de asma, enfermedad de Parkinson y presión arterial elevada, entre otros problemas de salud, como las úlceras bucales recurrentes.

Traducción: Ana Victoria Esquivel. Edición: Viviana Garcia

Créditos de imagen: Amanda Rae. La imagen ha sido modificada.

Todos los videos de: Lácteos

Pin It en Pinterest