Una dosis de 2400 unidades de vitamina D al día para la fibromialgia

La traducción de este texto viene de la mano de nuestro voluntario Guillermo Escribano.

La fibromialgia, una de las enfermedades articulares y musculares más comunes, que padecen millones de estadounidenses, se caracteriza por un dolor musculoesquelético generalizado al que a menudo acompañan otros síntomas como la fatiga. La medicina solía considerar que quienes tenían esta dolencia se la estaban imaginando, “pero hoy en día hay pruebas irrefutables” de que se trata efectivamente de un trastorno del cuerpo y no solo de la mente.

En 2003 la Mayo Clinic publicó un influyente artículo en el que se determinaba que un 93% de los pacientes con fibromialgia tenían una deficiencia de vitamina D. Los investigadores llegaron a la conclusión de que todos estos pacientes corren un alto riesgo de sufrir un grave déficit de vitamina D. Sin embargo, a los escépticos no les convenció. La investigación no se realizó con ningún grupo de control, ¿y dónde está la Mayo Clinic? En Minnesota. Quizás el 90% de todos los que viven en Minnesota sufren un déficit de vitamina D.

Cuando se realizaron estudios con grupos de control, en algunos de estos se descubrió que aquellos que sufrían este tipo de síndrome eran significativamente más propensos a tener una deficiencia de vitamina D; otros estudios no llegaron a la misma conclusión. Aun si todos los estudios hubieran obtenido los mismos resultados, esto no demostraría que el déficit de vitamina D causa fibromialgia. Tal vez sea al contrario y la fibromialgia causa déficit de vitamina D. Al fin y al cabo, la vitamina D la generamos gracias al sol, y quizás los pacientes con fibromialgia no salen tanto a la calle como los pacientes sanos del grupo de control. Para saber si la vitamina D contribuye a la enfermedad, hay que ponerlo a prueba.

En varios ensayos se constató que la mayoría de los que padecían fibromialgia y déficit de vitamina D parecían beneficiarse de los suplementos de vitamina D, y la mejora clínica era evidente hasta en el 90% de los pacientes. Sin embargo, estos ensayos tampoco se hicieron con grupos de control. Tal vez los sujetos habrían mejorado por sí mismos sin los suplementos, o tal vez fue el efecto placebo. Hay muchos ejemplos en la literatura médica de tratamientos que parecían funcionar bien en ensayos sin grupo de control, como la oxigenoterapia hiperbárica para la esclerosis múltiple, pero cuando se pusieron a prueba en ensayos clínicos aleatorizados fracasaron miserablemente.

Esto fue lo que parece que sucedió en el primer ensayo clínico aleatorizado sobre la vitamina D para tratar el síndrome de fibromialgia en 2008. Como muestro en el minuto 2:55 de mi video El mejor suplemento para la fibromialgia, los investigadores no vieron ninguna diferencia significativa en las puntuaciones de dolor, aunque el ensayo solo duró tres meses y, en ese tiempo, el tratamiento solo logró que los niveles de vitamina D en sangre subieran hasta 30. Desafortunadamente, hasta el 2014 no se había hecho ningún ensayo clínico que elevase más los niveles. Como enseño en el minuto 3:23 del video, a los pacientes de fibromialgia se les dio hasta 2400 unidades de vitamina D al día durante 20 semanas, lo que elevó sus niveles de vitamina D hasta cerca de 50. Posteriormente, una vez que dejaron la vitamina D, sus niveles volvieron a bajar e igualaron a los del grupo de placebo. Esto se reflejó en los niveles de dolor; el dolor disminuyó significativamente mientras estaban bajo el tratamiento de vitamina D y volvió a la misma intensidad una vez dejaron de suministrársela. Los investigadores concluyeron “que esta terapia económica [y sin receta] con apenas efectos secundarios podría considerarse como tratamiento para los pacientes con síndrome de fibromialgia”.


¿Qué más pueden hacer los suplementos de vitamina D?

¿Cuál es la mejor manera de conseguir vitamina D?

Un saludo,
Comenta

Michael Greger M.D., FACLM

Michael Greger, M.D. FACLM, is a physician, New York Times bestselling author, and internationally recognized professional speaker on a number of important public health issues. Dr. Greger has lectured at the Conference on World Affairs, the National Institutes of Health, and the International Bird Flu Summit, testified before Congress, appeared on The Dr. Oz Show and The Colbert Report, and was invited as an expert witness in defense of Oprah Winfrey at the infamous "meat defamation" trial.


Pin It en Pinterest

Share This