Qué comer cuando tienes alergia estacional

Image Credit: Unsplash. This image has been modified.

La traducción de este texto viene de la mano de nuestra voluntaria Elisabel Gómez.

¿Qué se descubrió en un estudio aleatorizado, comparativo y con doble anonimato sobre la eficacia de consumir un alimento de bajo coste para mejorar los síntomas de la alergia estacional?

“Le exigimos mucho a nuestro sistema inmunitario. En primer lugar, tiene que reaccionar de manera rápida y agresiva cuando algún agente invasor entra en el organismo, pero a la vez tiene que limitar tanto la duración de esa respuesta como el daño colateral que sufre el portador”. El choque anafiláctico, que se “define como ‘una reacción alérgica grave que aparece de manera repentina y que puede ocasionar la muerte'”, como cuando alguien con alergia a los cacahuetes muere tras comerse uno, es un ejemplo de una respuesta inmunitaria hiperactiva. En el otro extremo tenemos la respuesta inmunitaria lenta, que puede hacernos más propensos a padecer infecciones.

Si sufres un traumatismo grave, por ejemplo, no es suficiente con que vayas a un centro de traumatología de primer grado. Las muertes causadas por septicemia (infección de la sangre) aún son bastante comunes, y un factor básico en el desarrollo de una septicemia es una respuesta inmunitaria lenta tras una lesión grave”, es decir, una supresión del sistema inmunitario que es consecuencia del estrés causado por ese traumatismo. Con el fin de estimular la función inmunitaria en víctimas de traumatismos, los investigadores les inyectaron betaglucano, un tipo de fibra presente en la levadura. La mayoría de los pacientes eran víctimas de accidentes de coche, pero algunos de ellos habían sufrido heridas de bala y apuñalamientos. En el grupo al que se le había inyectado el betaglucano no solo hubo menos casos de septicemia, sino que también hubo hasta 5 veces menos complicaciones y no se dio ninguna muerte. En comparación, casi uno de cada tres pacientes murió en el grupo de referencia.

Puede que recuerdes que ya hablé sobre la función del betaglucano oral en forma de levadura nutricional para estimular la función inmunitaria en adultos y niños. Pero si el betaglucano sirve para estimular el sistema inmunitario, ¿quiere eso decir que puede aumentar la inflamación y empeorar la alergia? En realidad, la levadura alimentaria podría ofrecernos lo mejor de cada casa, ya que tiene propiedades tanto antiinflamatorias como antibióticas. Por un lado, el betaglucano de la levadura activa el sistema inmunitario para prevenir infecciones y, por el otro lado, es capaz de reducir las reacciones inflamatorias. Debido a que ofrece estas dos ventajas, es decir, mejora la defensa inmunitaria a la vez que reduce la inflamación, el betaglucano suele recomendarse como alternativa a los fármacos inmunodepresores para el tratamiento de enfermedades inflamatorias, como la enfermedad inflamatoria intestinal. Sin embargo, puede resultar dañino en el caso de la enfermedad de Crohn o de la hidradenitis supurativa. Pero ¿qué ocurre con las alergias, como la alergia estacional?

Como explico en mi video El mejor alimento para la fiebre del heno (alergias estacionales), los investigadores realizaron una prueba de provocación nasal con polen y, a continuación, extrajeron la mucosidad. Los pacientes que habían tomado betaglucano tenían concentraciones más bajas de compuestos inflamatorios. Con este hallazgo como punto de partida, los investigadores declararon que el betaglucano podría ayudar a aquellas personas con alergia estacional, pero no se sabe hasta que se pone a prueba. 

Se llevó a cabo un estudio aleatorizado, comparativo y con doble anonimato donde se estudiaron los efectos “a nivel físico y psicológico de personas con alergia a la ambrosía que ellos mismos habían descrito como ‘moderada'” (una de las principales causantes de la alergia estacional es la planta de la familia de las ambrosías). En dicho estudio, que tuvo una duración de un mes, a un grupo se le administró la cantidad de levadura nutricional equivalente a una cucharadita de betaglucano al día y el otro grupo recibió un placebo. Como puedes ver en el minuto 3:02 de mi video, apenas hubo cambios en el grupo que recibió el placebo. Por el contrario, en el grupo que tomó el betaglucano hubo un descenso importante tanto de los síntomas como de la gravedad de los mismos: menos moqueo nasal, menos picor de ojos y menos problemas de sueño. No es de extrañar que también tuvieran menos ansiedad, depresión, ira, cansancio, confusión y más energía. Con tan solo el betaglucano presente en una cucharadita de levadura nutricional equivalente a unos 5 céntimos de dólar al día, los síntomas de la alergia mejoraron, así como lo hizo la salud física general y el bienestar emocional.

Este artículo forma parte de una serie de artículos sobre las ventajas y los riesgos de hacer un pequeño esfuerzo y añadir levadura nutricional a nuestra dieta.

Como he mencionado, ya he hablado sobre la función del betaglucano en forma de levadura nutricional. Échale un vistazo a estos videos: El mejor alimento para contrarrestar la supresión inmunológica inducida por el estrés y El mejor alimento para prevenir las infecciones infantiles comunes.

¿Qué hemos aprendido?

  • Nuestro sistema inmunitario debe reaccionar muy rápidamente a cualquier agente invasor, a la vez que debe limitar la duración de esa respuesta y el daño colateral que produce al portador.
  • Un factor muy importante en el desarrollo de la septicemia, una infección de la sangre que puede causar la muerte, es la supresión del sistema inmunitario, que puede estar causada por el estrés que sigue a una lesión grave o traumatismo.
  • Los investigadores consiguieron estimular la función inmunitaria en víctimas de traumatismos (accidentes de coche, heridas de bala y apuñalamientos) a través del uso de betaglucano, un tipo de fibra presente en la levadura. Esto dio como resultado un menor número de casos de septicemias, hubo cinco veces menos complicaciones y ninguna muerte, a diferencia del grupo de referencia, donde murió casi una de cada tres personas. 
  • La levadura alimentaria, como por ejemplo la levadura nutricional, tiene propiedades antiinflamatorias y antibióticas, y activa el sistema inmunitario para prevenir infecciones a la vez que reduce las reacciones inflamatorias.
  • El betaglucano no está recomendado en pacientes con enfermedad de Crohn o hidradenitis supurativa, pero las personas con alergia a las plantas de la familia de las ambrosías notaron mejoras al tomar un suplemento diario de una cucharadita de levadura nutricional, lo cual no sucedió en el grupo de referencia.

pastedGraphic.png

En los videos que se muestran a continuación hablamos de algunos posibles riesgos:

Y en estos hablamos de algunas de las posibles ventajas:

¿Qué más podemos hacer para mejorar la alergia y la inflamación en general? Visita:

Un saludo,


Pin It en Pinterest

Share This