Flashback Friday: El mejor alimento para contrarrestar la supresión inmunológica inducida por el estrés

Flashback Friday: El mejor alimento para contrarrestar la supresión inmunológica inducida por el estrés
5 (100%) 2 votes

¿Cómo se podría mejorar la función inmunológica en la niñez y la edad adulta en periodos de estrés físico y psicológico?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Daniela Wiegrebe y Tatiana Fernández voluntarios activos en NutritionFacts.org.

Los inmunomoduladores naturales se están volviendo cada vez más populares (elementos que podrían regular naturalmente nuestro sistema inmune). “Sin embargo, esa popularidad a menudo conlleva a afirmaciones demasiado optimistas con mediocres resultados”. Tales bestias míticas han sido buscadas por siglos, el mercado actual está lleno de toda clase de suplementos que prometen productos de bajo costo, sin efectos secundarios y, aun así, que activen nuestro sistema inmune. Muchos simplemente repiten propiedades injustificadas con casi ninguna ciencia que lo respalde. Por otro lado, está el beta-glucano, que ha pasado por 10 000 estudios científicos y pruebas clínicas. Espera, ¿cómo? El beta-glucano es la fibra dentro de la levadura nutricional sobre la que hablé antes, capaz de reducir episodios de enfermedades comunes en infantes. ¿Pero qué sucede en personas adultas?

Antes que nada, ¿por qué no simplemente desarrollan una vacuna contra el resfriado común? Porque no existe un solo virus de resfriado común; hay cientos de virus diferentes implicados en las causas de los síntomas de resfriado. Así que globalmente, ese es el por qué hay tanto interés en encontrar un estimulador universal y no específico del sistema inmune.

La suplementación con beta-glucano podría aumentar los niveles de inmunoglobulina A en la saliva en solo cuatro días, con una dosis diaria de 400 mg, pero no con 100 mg. Entonces, es la cantidad que se encuentra en 2 cucharaditas de té de levadura nutricional, pero no en media. (La inmunoglobulina A es un anticuerpo que juega un papel crucial en la función inmune de nuestras membranas húmedas, como ojos, nariz y boca). Una cucharadita no tuvo mucho efecto hasta que se ejercitaron. A dos horas de hacer 50 minutos de ejercicio vigoroso en bicicleta en un ambiente cálido y húmedo, aquellos que habían ingerido beta-glucano tuvieron un aumento en la inmunoglobulina A.

Sin embargo el beta-glucano falló en aumentar la actividad antimicrobiana de los glóbulos blancos en sujetos que habían consumido una cucharadita de levadura nutricional al día. Lo que nos importa, sin embargo, son los resultados clínicos. ¿Acaso aquellos que consumieron beta-glucano tuvieron menos infecciones?

Bien, ¿qué tal un estudio aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo para ver si el beta-glucano en la levadura nutricional puede aumentar nuestro sistema inmune? Se analizó a 100 personas durante 26 semanas, 50 de ellos tomaron alrededor de una cucharada de levadura nutricional y 50 usaron placebo. Contabilizaron cuántos episodios de resfriado común tuvieron y no hubo diferencia significativa. Ahora, si solo se observa durante la primera mitad del tiempo durante la temporada de resfríos, sí pareció haber menos episodios en el grupo activo, o sea el grupo que tomó beta-glucano. Pero esto es lo que se llama análisis post-hoc, donde se pueden mirar los datos del pasado después de los hechos, lo cual está mal visto por la comunidad científica porque aumenta las probabilidades de que los hallazgos se deban al azar. Pero aquellos que se enfermaron mientras tomaban el beta-glucano sí tuvieron síntomas más suaves. Un estudio similar pero más grande tuvo resultados similares. Quizás la severidad de los resfriados fue menor, pero en el análisis principal, no hubo diferencia significativa en el número de veces que las personas contrajeron resfriados.

Lo mismo sucedió con otros estudios, no hubo diferencia significativa en el número de episodios de inflamación respiratoria sintomática. Tampoco hubo efecto significativo en resultados de infección del tracto respiratorio superior, así que en resumen, fueron resultados bastante decepcionantes.

Pero, espera un segundo. ¿Qué sucede con mi video sobre preservar la función inmune en atletas con levadura nutricional? Se encontró una disminución significativa en los síntomas de resfrío a dos y cuatro semanas luego de un maratón, en ambos grupos, con una y dos cucharaditas de beta-glucano de levadura nutricional. Sí, pero hacía poco habían corrido un maratón. ¿Recuerdan este estudio donde el efecto solo parecía emerger luego de un ejercicio extenuante? Ahí es cuando el beta-glucano parece sobresalir. Contrarrestando el daño que un esfuerzo físico extremo podría tener sobre nuestro sistema inmune.

En un atleta, eso podría solo significar algunos días de entrenamiento perdidos o algo así, pero en el caso de soldados o bomberos, mantener su salud, incluso en el contexto de alto estrés físico, podría ser crítico. Está bien, pero eso es contrarrestar los efectos del estrés físico. ¿Qué pasa con el estrés mental?

Los eventos de vida estresantes pueden dañar las defensas de nuestras membranas húmedas, tanto que el estrés psicológico ha sido señalado como causante del aumento de susceptibilidad al resfriado común, generando más y más fuertes resfríos en contraste con personas bajo menos estrés. Así que vamos a ver si podemos ayudar. En efecto, en este estudio de mujeres saludables bajo niveles moderados de aparente estrés psicológico, aquellas que tomaron una cucharadita de té por día de beta-glucano de la levadura nutricional durante 12 semanas fueron 60% menos propensas a reportar síntomas como dolor de garganta, congestión nasal o tos, lo que sugiere fuertemente que el contenido de beta-glucano en la levadura de panadería, la levadura de cerveza y la levadura levadura nutricional es capaz de contrarrestar los efectos negativos del estrés en el sistema inmune. Y además experimentaron un 41% más de vigor (que es una medida que abarca la energía física, la agudeza mental y el bienestar emocional). Así que también se sintieron mejor.

Si ponemos todos estos estudios juntos, la levadura nutricional y el beta-glucano parecen reforzar los efectos del sistema inmune, al menos en niños y en aquellos bajo estrés físico o mental.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Diseño con fotos de Andrew Gaines, skeeze, y MasimbaTinasheMadondo. Imagenes modificadas.

Gráficos de Avocado Video

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Daniela Wiegrebe y Tatiana Fernández voluntarios activos en NutritionFacts.org.

Los inmunomoduladores naturales se están volviendo cada vez más populares (elementos que podrían regular naturalmente nuestro sistema inmune). “Sin embargo, esa popularidad a menudo conlleva a afirmaciones demasiado optimistas con mediocres resultados”. Tales bestias míticas han sido buscadas por siglos, el mercado actual está lleno de toda clase de suplementos que prometen productos de bajo costo, sin efectos secundarios y, aun así, que activen nuestro sistema inmune. Muchos simplemente repiten propiedades injustificadas con casi ninguna ciencia que lo respalde. Por otro lado, está el beta-glucano, que ha pasado por 10 000 estudios científicos y pruebas clínicas. Espera, ¿cómo? El beta-glucano es la fibra dentro de la levadura nutricional sobre la que hablé antes, capaz de reducir episodios de enfermedades comunes en infantes. ¿Pero qué sucede en personas adultas?

Antes que nada, ¿por qué no simplemente desarrollan una vacuna contra el resfriado común? Porque no existe un solo virus de resfriado común; hay cientos de virus diferentes implicados en las causas de los síntomas de resfriado. Así que globalmente, ese es el por qué hay tanto interés en encontrar un estimulador universal y no específico del sistema inmune.

La suplementación con beta-glucano podría aumentar los niveles de inmunoglobulina A en la saliva en solo cuatro días, con una dosis diaria de 400 mg, pero no con 100 mg. Entonces, es la cantidad que se encuentra en 2 cucharaditas de té de levadura nutricional, pero no en media. (La inmunoglobulina A es un anticuerpo que juega un papel crucial en la función inmune de nuestras membranas húmedas, como ojos, nariz y boca). Una cucharadita no tuvo mucho efecto hasta que se ejercitaron. A dos horas de hacer 50 minutos de ejercicio vigoroso en bicicleta en un ambiente cálido y húmedo, aquellos que habían ingerido beta-glucano tuvieron un aumento en la inmunoglobulina A.

Sin embargo el beta-glucano falló en aumentar la actividad antimicrobiana de los glóbulos blancos en sujetos que habían consumido una cucharadita de levadura nutricional al día. Lo que nos importa, sin embargo, son los resultados clínicos. ¿Acaso aquellos que consumieron beta-glucano tuvieron menos infecciones?

Bien, ¿qué tal un estudio aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo para ver si el beta-glucano en la levadura nutricional puede aumentar nuestro sistema inmune? Se analizó a 100 personas durante 26 semanas, 50 de ellos tomaron alrededor de una cucharada de levadura nutricional y 50 usaron placebo. Contabilizaron cuántos episodios de resfriado común tuvieron y no hubo diferencia significativa. Ahora, si solo se observa durante la primera mitad del tiempo durante la temporada de resfríos, sí pareció haber menos episodios en el grupo activo, o sea el grupo que tomó beta-glucano. Pero esto es lo que se llama análisis post-hoc, donde se pueden mirar los datos del pasado después de los hechos, lo cual está mal visto por la comunidad científica porque aumenta las probabilidades de que los hallazgos se deban al azar. Pero aquellos que se enfermaron mientras tomaban el beta-glucano sí tuvieron síntomas más suaves. Un estudio similar pero más grande tuvo resultados similares. Quizás la severidad de los resfriados fue menor, pero en el análisis principal, no hubo diferencia significativa en el número de veces que las personas contrajeron resfriados.

Lo mismo sucedió con otros estudios, no hubo diferencia significativa en el número de episodios de inflamación respiratoria sintomática. Tampoco hubo efecto significativo en resultados de infección del tracto respiratorio superior, así que en resumen, fueron resultados bastante decepcionantes.

Pero, espera un segundo. ¿Qué sucede con mi video sobre preservar la función inmune en atletas con levadura nutricional? Se encontró una disminución significativa en los síntomas de resfrío a dos y cuatro semanas luego de un maratón, en ambos grupos, con una y dos cucharaditas de beta-glucano de levadura nutricional. Sí, pero hacía poco habían corrido un maratón. ¿Recuerdan este estudio donde el efecto solo parecía emerger luego de un ejercicio extenuante? Ahí es cuando el beta-glucano parece sobresalir. Contrarrestando el daño que un esfuerzo físico extremo podría tener sobre nuestro sistema inmune.

En un atleta, eso podría solo significar algunos días de entrenamiento perdidos o algo así, pero en el caso de soldados o bomberos, mantener su salud, incluso en el contexto de alto estrés físico, podría ser crítico. Está bien, pero eso es contrarrestar los efectos del estrés físico. ¿Qué pasa con el estrés mental?

Los eventos de vida estresantes pueden dañar las defensas de nuestras membranas húmedas, tanto que el estrés psicológico ha sido señalado como causante del aumento de susceptibilidad al resfriado común, generando más y más fuertes resfríos en contraste con personas bajo menos estrés. Así que vamos a ver si podemos ayudar. En efecto, en este estudio de mujeres saludables bajo niveles moderados de aparente estrés psicológico, aquellas que tomaron una cucharadita de té por día de beta-glucano de la levadura nutricional durante 12 semanas fueron 60% menos propensas a reportar síntomas como dolor de garganta, congestión nasal o tos, lo que sugiere fuertemente que el contenido de beta-glucano en la levadura de panadería, la levadura de cerveza y la levadura levadura nutricional es capaz de contrarrestar los efectos negativos del estrés en el sistema inmune. Y además experimentaron un 41% más de vigor (que es una medida que abarca la energía física, la agudeza mental y el bienestar emocional). Así que también se sintieron mejor.

Si ponemos todos estos estudios juntos, la levadura nutricional y el beta-glucano parecen reforzar los efectos del sistema inmune, al menos en niños y en aquellos bajo estrés físico o mental.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Diseño con fotos de Andrew Gaines, skeeze, y MasimbaTinasheMadondo. Imagenes modificadas.

Gráficos de Avocado Video

Pin It en Pinterest

Share This