Flashback Friday: Cómo reducir la producción de ácido biliar cancerígeno

Flashback Friday: Cómo reducir la producción de ácido biliar cancerígeno
5 (100%) 2 votes

El consumo de grasa animal parece aumentar el crecimiento de las bacterias intestinales que convierten nuestros ácidos biliares en carcinógenos.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Luis Hernández y Macarena Troscé voluntarios activos en NutritionFacts.org.

El riesgo de cáncer colorrectal en poblaciones occidentales podría disminuir al reducir el consumo de productos de origen animal, por sus factores “agresivos”, como la proteína animal y la grasa. Hemos explorado cómo la proteína animal puede pudrirse y producir el gas de huevo descompuesto, lo cual puede ser tóxico para el ADN. Pero ¿qué sucede con la grasa? Puede estimular la síntesis y la secreción de ácidos biliares hacia el intestino.

Eso es lo que hace la bilis, ayuda al cuerpo digerir grasas. Así que más grasa en los intestinos significa más bilis en los intestinos, lo cual no sería un problema, pero se sospecha que los ácidos biliares son cancerígenos, en especial, los ácidos biliares secundarios. Los ácidos biliares estimulan el crecimiento de las bacterias que convierten los ácidos biliares primarios que produce nuestro hígado en ácidos biliares secundarios, y se ha demostrado que los ácidos biliares secundarios son cancerígenos.

Así que esto podría ayudar a explicar por qué las dietas ricas en grasa están directamente relacionadas con el cáncer colorrectal. El consumo de grasas saturadas se asocia con niveles elevados de bilis, lo cual se tiende a ver en personas con cáncer de colon. Entonces, ambos se consideran factores que producen tumores en el desarrollo del cáncer colorrectal, y tal vez hasta el cáncer de mama, ya que estos ácidos biliares secundarios pueden ser absorbidos por el torrente sanguíneo y circular por todo el cuerpo.

Esto podría ayudar a explicar los índices bajos extraordinarios de personas que padecen cáncer de colon en la África subsahariana, ya que los nativos africanos producen solo una fracción de los ácidos biliares secundarios comparados con los afroamericanos. Bueno, si una dieta llena de grasas animales estimula el crecimiento de estas bacterias secundarias biliares productoras de sal que son tóxicas y cancerígenas, ¿qué hay de la gente que no consume grasa animal?

Hemos sabido por más de 40 años que quienes comen a base de plantas tienen menos bilis en sus heces y una capacidad reducida para crear cánceres de colon. Quienes llevan una dieta vegetariana producen solo una fracción de algunos de los ácidos secundarios de bilis implicados en el cáncer, por lo menos 70% menos. Si pones a la gente en una dieta a base de plantas, en solo una semana, la actividad enzimática bacteriana que produce estos ácidos secundarios de bilis se reduce a la mitad. Después de un mes, su presencia también se reduce a la mitad.

Uno de los efectos tóxicos más importantes de estos ácidos biliares es el crecimiento de los radicales libres. Esa es una de las formas en las que pueden dañar nuestro ADN y socavar las vías de reparación de nuestro ADN.

Comparada con esta dieta, si la gente se cambia a una dieta vegetariana por solo 12 días, se puede disminuir en 13 veces la producción de radicales libres hidroxilo. Los radicales hidroxilo son unos de los radicales libres más destructivos, y pueden incrementar el riesgo de cáncer de colon. Solo viven una billonésima de un segundo, pero en ese tiempo, pueden convertir sustancias inofensivas en el intestino en sustancias mutágenas que dañan el ADN, y se cree que los ácidos biliares son los que promueven este proceso.

Entonces, los radicales libres fecales podrían activar sustancias cancerígenas en el colon. Con una dieta estadounidense estándar, la cantidad de radicales libres producidos en las heces es notable, correspondiente a la que se produciría por una dosis mortal de rayos gamma. Así que, ¿qué se puede hacer al respecto?¿Qué medida práctica alcanzable podemos tomar para disminuir la formación de radicales libres en nuestro colon? Bueno, podríamos llevar una dieta más basadas en plantas, pero no hay mucho dinero en la coliflor y las zanahorias; así que, en lugar de eso, podríamos intentar colonizar los cólones de las personas con bacterias que producen antioxidantes diseñadas genéticamente.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes de djneight vía Flickr.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Luis Hernández y Macarena Troscé voluntarios activos en NutritionFacts.org.

El riesgo de cáncer colorrectal en poblaciones occidentales podría disminuir al reducir el consumo de productos de origen animal, por sus factores “agresivos”, como la proteína animal y la grasa. Hemos explorado cómo la proteína animal puede pudrirse y producir el gas de huevo descompuesto, lo cual puede ser tóxico para el ADN. Pero ¿qué sucede con la grasa? Puede estimular la síntesis y la secreción de ácidos biliares hacia el intestino.

Eso es lo que hace la bilis, ayuda al cuerpo digerir grasas. Así que más grasa en los intestinos significa más bilis en los intestinos, lo cual no sería un problema, pero se sospecha que los ácidos biliares son cancerígenos, en especial, los ácidos biliares secundarios. Los ácidos biliares estimulan el crecimiento de las bacterias que convierten los ácidos biliares primarios que produce nuestro hígado en ácidos biliares secundarios, y se ha demostrado que los ácidos biliares secundarios son cancerígenos.

Así que esto podría ayudar a explicar por qué las dietas ricas en grasa están directamente relacionadas con el cáncer colorrectal. El consumo de grasas saturadas se asocia con niveles elevados de bilis, lo cual se tiende a ver en personas con cáncer de colon. Entonces, ambos se consideran factores que producen tumores en el desarrollo del cáncer colorrectal, y tal vez hasta el cáncer de mama, ya que estos ácidos biliares secundarios pueden ser absorbidos por el torrente sanguíneo y circular por todo el cuerpo.

Esto podría ayudar a explicar los índices bajos extraordinarios de personas que padecen cáncer de colon en la África subsahariana, ya que los nativos africanos producen solo una fracción de los ácidos biliares secundarios comparados con los afroamericanos. Bueno, si una dieta llena de grasas animales estimula el crecimiento de estas bacterias secundarias biliares productoras de sal que son tóxicas y cancerígenas, ¿qué hay de la gente que no consume grasa animal?

Hemos sabido por más de 40 años que quienes comen a base de plantas tienen menos bilis en sus heces y una capacidad reducida para crear cánceres de colon. Quienes llevan una dieta vegetariana producen solo una fracción de algunos de los ácidos secundarios de bilis implicados en el cáncer, por lo menos 70% menos. Si pones a la gente en una dieta a base de plantas, en solo una semana, la actividad enzimática bacteriana que produce estos ácidos secundarios de bilis se reduce a la mitad. Después de un mes, su presencia también se reduce a la mitad.

Uno de los efectos tóxicos más importantes de estos ácidos biliares es el crecimiento de los radicales libres. Esa es una de las formas en las que pueden dañar nuestro ADN y socavar las vías de reparación de nuestro ADN.

Comparada con esta dieta, si la gente se cambia a una dieta vegetariana por solo 12 días, se puede disminuir en 13 veces la producción de radicales libres hidroxilo. Los radicales hidroxilo son unos de los radicales libres más destructivos, y pueden incrementar el riesgo de cáncer de colon. Solo viven una billonésima de un segundo, pero en ese tiempo, pueden convertir sustancias inofensivas en el intestino en sustancias mutágenas que dañan el ADN, y se cree que los ácidos biliares son los que promueven este proceso.

Entonces, los radicales libres fecales podrían activar sustancias cancerígenas en el colon. Con una dieta estadounidense estándar, la cantidad de radicales libres producidos en las heces es notable, correspondiente a la que se produciría por una dosis mortal de rayos gamma. Así que, ¿qué se puede hacer al respecto?¿Qué medida práctica alcanzable podemos tomar para disminuir la formación de radicales libres en nuestro colon? Bueno, podríamos llevar una dieta más basadas en plantas, pero no hay mucho dinero en la coliflor y las zanahorias; así que, en lugar de eso, podríamos intentar colonizar los cólones de las personas con bacterias que producen antioxidantes diseñadas genéticamente.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes de djneight vía Flickr.

Nota del Doctor

Para ver el papel que juega la proteína animal, por favor vean my video previo: Putrefacción de proteínas y enzimas intoxicantes

Esos ácidos biliares secundarios son de los que hablo en Cáncer de mama y estreñimiento. Esto podría ayudar a explicar porque la fibra parece ser tan protectora (Fibra contra el cáncer de mama).

Tengo más videos sobre microbioma más adelante. Aquí hay algunos para empezar: 

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This