La ingesta diaria recomendada de azúcares añadidos

La ingesta diaria recomendada de azúcares añadidos
3.67 (73.33%) 3 votes

Las autoridades de salud pública continúan bajando el límite tolerable de ingesta diaria de azúcar añadido.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Claudia Escorza y Catalina Walsh voluntarios activos en NutritionFacts.org.

Si nos remontamos a los objetivos nutricionales originales para los Estados Unidos en 1977, el llamado Informe McGovern, los principales científicos de nutrición no solo pedían una reducción de carne y otras fuentes de grasas saturadas y colesterol, como lácteos y huevos, sino también de azúcar. La meta era reducir la ingesta de azúcar en Estados Unidos a no más del 10% de la dieta diaria. “Las conclusiones finales acabarían con el azúcar”, informó el presidente de la Asociación del Azúcar. “El Informe McGovern tiene que ser neutralizado…”. Pero no se preocupen, tenemos a la Asociación Nacional de Ganaderos de nuestro lado, que igual que la industria del azúcar, apelaron al Comité Selecto del Senado para que retiraran el informe.

El contraataque del “Imperio de la industria azucarera” pareció funcionar. Cuando se publicaron las guías alimentarias oficiales en 1980, y de nuevo en 1985, no había un límite específico como el 10%, solo un vago “evite demasiada azúcar”, sea lo que sea que eso signifique. En 1995 se volvió aún más vago: “Elija una dieta moderada en azúcares”. En el 2000, al menos volvieron a “Limite…”, pero incluso eso fue demasiado fuerte. Por presión de los cabilderos del azúcar, regresaron a “modere su consumo de azúcares”, antes de que el comité de guías de 2005 dejara de hablar por completo del azúcar, y alentara a los estadounidenses a “elegir sabiamente sus carbohidratos”, lo que sea que eso signifique. Si tan solo hubiera algún tipo de comité de guías alimentarias que pudiera orientarnos.

La Asociación del Azúcar expresó optimismo sobre ese Comité del 2005. La Asociación Incorporada del Azúcar está “comprometida con la protección y promoción del consumo [de azúcar de mesa]”, y no permitirá el “menosprecio del azúcar”. Y no están bromeando. En 2003, la Organización Mundial de la Salud publicó el informe “Dieta, nutrición y la prevención de enfermedades crónicas” que, por primera vez desde el Informe McGovern, instaba a una reducción en la ingesta de azúcar por debajo del 10%. La Asociación del Azúcar respondió con la amenaza de que Estados Unidos retiraría todo su financiamiento a la OMS. Aquí está, en blanco y negro. La Asociación del Azúcar amenazó con presionar al Congreso para que retirara el financiamiento a la Organización Mundial de la Salud, sin importar las vacunas contra la poliomielitis y los medicamentos contra el SIDA, sencillamente no te metas con el azúcar. La amenaza se describió como un “equivalente al chantaje y peor que cualquier presión [que habían experimentado con la industria tabacalera]”.

Pero ahora, 15 años después, y 40 años después del propuesto Informe McGovern, las guías alimentarias actuales de 2015 a 2020 establecen como una recomendación clave el límite del 10%, actualmente superado por cada grupo de edad en los Estados Unidos a partir del primer año de vida. El promedio de los adolescentes es 87 gramos de azúcar al día, lo que significa que el adolescente promedio come el equivalente a 29 paquetes de azúcar al día.

La Asociación del Azúcar describe el límite de 10% como “extremadamente bajo”, es decir, solo una docena de cucharadas al día. Pero, claro, no hay ningún requerimiento dietético de azúcar añadida en absoluto, y cada caloría que obtenemos del azúcar añadida es una oportunidad desperdiciada de obtener calorías de fuentes realmente nutritivas. Hay que darle crédito a la Asociación Estadounidense del Corazón, ya que intentaron reducir la ingesta de azúcar añadida a aproximadamente el 6% de las calorías, lo que hace que una sola lata de refresco se pase del límite… un límite de azúcar añadida excedido por el 90% de los estadounidenses. 

En 2017, la Asociación Estadounidense del Corazón publicó sus pautas para niños, que recomiendan que no consuman más de 6 cucharaditas por día, lo que significa que hay casi cien cereales en el mercado de Estados Unidos en los que una sola porción excede el límite diario recomendado. Y la Asociación del Corazón recomienda que los menores de 2 años no consuman nada de azúcar añadida, los niños pequeños deben evitar el azúcar añadida por completo, una recomendación que se viola… en hasta el 80% de los niños pequeños.

Estados Unidos es uno de al menos 65 países que han implementado pautas o políticas dietéticas para frenar el consumo del azúcar. En el Reino Unido, el Comité Científico Asesor de Nutrición hizo nuevas recomendaciones para reducir los azúcares añadidos hasta al 5%, que es la dirección que también sigue la Organización Mundial de la Salud. Siempre parecen estar un paso adelante, ¿por qué? Porque su proceso de elaboración de políticas está al menos parcialmente protegido de la influencia de las industrias. A diferencia de los gobiernos, que pueden tener conflicto de intereses en el comercio y los negocios, la Organización Mundial de la Salud se ocupa exclusivamente de la salud.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Créditos de la imagen: Doris Jungo vía pixabay. La imagen ha sido modificada.

Video producción de Glass Entertainment.

Gráficos de Avocado Video.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Claudia Escorza y Catalina Walsh voluntarios activos en NutritionFacts.org.

Si nos remontamos a los objetivos nutricionales originales para los Estados Unidos en 1977, el llamado Informe McGovern, los principales científicos de nutrición no solo pedían una reducción de carne y otras fuentes de grasas saturadas y colesterol, como lácteos y huevos, sino también de azúcar. La meta era reducir la ingesta de azúcar en Estados Unidos a no más del 10% de la dieta diaria. “Las conclusiones finales acabarían con el azúcar”, informó el presidente de la Asociación del Azúcar. “El Informe McGovern tiene que ser neutralizado…”. Pero no se preocupen, tenemos a la Asociación Nacional de Ganaderos de nuestro lado, que igual que la industria del azúcar, apelaron al Comité Selecto del Senado para que retiraran el informe.

El contraataque del “Imperio de la industria azucarera” pareció funcionar. Cuando se publicaron las guías alimentarias oficiales en 1980, y de nuevo en 1985, no había un límite específico como el 10%, solo un vago “evite demasiada azúcar”, sea lo que sea que eso signifique. En 1995 se volvió aún más vago: “Elija una dieta moderada en azúcares”. En el 2000, al menos volvieron a “Limite…”, pero incluso eso fue demasiado fuerte. Por presión de los cabilderos del azúcar, regresaron a “modere su consumo de azúcares”, antes de que el comité de guías de 2005 dejara de hablar por completo del azúcar, y alentara a los estadounidenses a “elegir sabiamente sus carbohidratos”, lo que sea que eso signifique. Si tan solo hubiera algún tipo de comité de guías alimentarias que pudiera orientarnos.

La Asociación del Azúcar expresó optimismo sobre ese Comité del 2005. La Asociación Incorporada del Azúcar está “comprometida con la protección y promoción del consumo [de azúcar de mesa]”, y no permitirá el “menosprecio del azúcar”. Y no están bromeando. En 2003, la Organización Mundial de la Salud publicó el informe “Dieta, nutrición y la prevención de enfermedades crónicas” que, por primera vez desde el Informe McGovern, instaba a una reducción en la ingesta de azúcar por debajo del 10%. La Asociación del Azúcar respondió con la amenaza de que Estados Unidos retiraría todo su financiamiento a la OMS. Aquí está, en blanco y negro. La Asociación del Azúcar amenazó con presionar al Congreso para que retirara el financiamiento a la Organización Mundial de la Salud, sin importar las vacunas contra la poliomielitis y los medicamentos contra el SIDA, sencillamente no te metas con el azúcar. La amenaza se describió como un “equivalente al chantaje y peor que cualquier presión [que habían experimentado con la industria tabacalera]”.

Pero ahora, 15 años después, y 40 años después del propuesto Informe McGovern, las guías alimentarias actuales de 2015 a 2020 establecen como una recomendación clave el límite del 10%, actualmente superado por cada grupo de edad en los Estados Unidos a partir del primer año de vida. El promedio de los adolescentes es 87 gramos de azúcar al día, lo que significa que el adolescente promedio come el equivalente a 29 paquetes de azúcar al día.

La Asociación del Azúcar describe el límite de 10% como “extremadamente bajo”, es decir, solo una docena de cucharadas al día. Pero, claro, no hay ningún requerimiento dietético de azúcar añadida en absoluto, y cada caloría que obtenemos del azúcar añadida es una oportunidad desperdiciada de obtener calorías de fuentes realmente nutritivas. Hay que darle crédito a la Asociación Estadounidense del Corazón, ya que intentaron reducir la ingesta de azúcar añadida a aproximadamente el 6% de las calorías, lo que hace que una sola lata de refresco se pase del límite… un límite de azúcar añadida excedido por el 90% de los estadounidenses. 

En 2017, la Asociación Estadounidense del Corazón publicó sus pautas para niños, que recomiendan que no consuman más de 6 cucharaditas por día, lo que significa que hay casi cien cereales en el mercado de Estados Unidos en los que una sola porción excede el límite diario recomendado. Y la Asociación del Corazón recomienda que los menores de 2 años no consuman nada de azúcar añadida, los niños pequeños deben evitar el azúcar añadida por completo, una recomendación que se viola… en hasta el 80% de los niños pequeños.

Estados Unidos es uno de al menos 65 países que han implementado pautas o políticas dietéticas para frenar el consumo del azúcar. En el Reino Unido, el Comité Científico Asesor de Nutrición hizo nuevas recomendaciones para reducir los azúcares añadidos hasta al 5%, que es la dirección que también sigue la Organización Mundial de la Salud. Siempre parecen estar un paso adelante, ¿por qué? Porque su proceso de elaboración de políticas está al menos parcialmente protegido de la influencia de las industrias. A diferencia de los gobiernos, que pueden tener conflicto de intereses en el comercio y los negocios, la Organización Mundial de la Salud se ocupa exclusivamente de la salud.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Créditos de la imagen: Doris Jungo vía pixabay. La imagen ha sido modificada.

Video producción de Glass Entertainment.

Gráficos de Avocado Video.

Nota del Doctor

Recientemente hablé en una audiencia del Dietary Guidelines Committee para 2020. Ve lo más destacado y mi discurso aquí: Lo más destacado del 2020 Dietary Guidelines Committee

La industria azucarera se mantiene bastante ocupada, como se puede ver en mis videos recientes: ¿Los cereales de desayuno fortificados para niños son un alimento sano o golosinas? y La industria del azúcar intenta manipular la ciencia.

Otros de mis videos populares sobre el azúcar son:

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Pin It en Pinterest

Share This