El pH de las heces y el cáncer de colon

El pH de las heces y el cáncer de colon
3.75 (75%) 4 votes

La fermentación de la fibra en el intestino puede ayudar a explicar las dramáticas diferencias en la incidencia de cáncer colorrectal alrededor del mundo.

Comenta
Comparte

Hace más de 30 años, fue presentada la idea de que un pH elevado en el colón promovía el cáncer colorrectal. Un pH alto en el colón puede promover la creación de agentes cancerígenos a partir de los ácidos biliares, un proceso que se inhibe con un pH por debajo de 6.5 aproximadamente. Esto es apoyado por datos como estos, mostrando que las personas con mayor riesgo de cáncer de colon pueden tener unas heces con mayor pH, y las personas con menor riesgo, con un pH más bajo. Hubo una notable diferencia entre los dos grupos, con la mayoría de los grupos de alto riesgo, un pH superior a 8, y la mayoría del grupo de bajo riesgo, un pH inferior a 6.

Esto puede ayudar a explicar las tasas de cáncer de colon 50 veces menores en África comparadas con Estados Unidos. Depende de lo que comamos, así dependerá qué tipo de bacterias tenemos en nuestro intestino. Si comemos mucha fibra, entonces alimentamos preferentemente a la bacterias que comen fibra, que nos dan a cambio todo tipo de sustancias que promueven la salud, como los ácidos grasos de cadena corta, que tienen propiedades anti-inflamatorias y anti-cancerígenas. Se encontraron más de estos ácidos orgánicos en las heces de los nativos africanos que en la de los afroamericanos. Más ácidos de este tipo, así que menor el pH. Mientras que las bacterias de la putrefacción, que consumen proteínas animales, son capaces de aumentar el pH de las heces mediante la producción de metabolitos alcalinos como el amoniaco.

El pH de las heces de los niños negros se comparó al de los niños blancos en África. De niños, porque se pueden recoger sus muestras de heces más fácilmente–particularmente la de los escolares negros de zonas rurales que estaban comiendo unas dietas tan altas en fibra (granos integrales, legumbres, frutos secos, verduras, frutas y verduras silvestres) que nueve de cada diez podía presentar heces al pedírselas. Llenos hasta arriba de plantas, podían darte una muestra de materia fecal en cualquier momento, tan fácil como obtener una muestra de orina. Aunque, fue difícil incluso tener acceso a los niños blancos, que se mostraron reacios a participar en tales investigaciones, incluso cuando se les facilitaron recipientes de cartón encerado con tapaderas, y todo lo que  los niños negros tuvieron fue una placa para depositar la muestra y una pieza de toallita de papel.

¿Qué encontraron? El pH fecal fue significativamente menor en aquellos que consumían la tradicional dieta rural basada en vegetales, en comparación con aquellos que consumían la dieta occidental, que estaban comiendo muchos menos alimentos vegetales integrales que los niños negros. Pero elimina alguno de esos alimentos vegetales integrales, como cambiar su maíz por pan blanco durante sólo unos pocos días, y el pH de sus heces sube. Añade más alimentos vegetales integrales, como de 5 a 7 porciones de fruta de más cada día, y el pH de sus heces disminuye aún más, se vuelve más ácido. Tiene sentido, ¿verdad? ¿Qué sucede cuando fermentas plantas–frutas/verduras/granos? Se acidifican, como el vinagre, el chucrut, la masa madre, porque las bacterias buenas–como lactobacillus–producen ácidos orgánicos, como el ácido láctico. Y quienes comen una gran cantidad de plantas tienen más de esos bichos buenos en su sistema. Así que al usar la prueba de la col lombarda, queremos pipí azul, pero caca rosa.

No sorprende, entonces, si se comparan las muestras fecales de vegetarianos o veganos con quienes tienen dietas estándar. Las dietas basadas en vegetales parece que cambian la composición de las bacterias en nuestro intestino, lo que resulta en un pH de las heces significativamente menor, y cuantas más plantas en la dieta, más disminuye el pH. Es como un bucle de retroalimentación positiva. Las bacterias que comen fibra producen ácidos para crear el pH en el cual las bacterias que comen fibra prosperan, mientras que suprimen el grupo de bichos menos beneficiosos.

¿Cuánto tiempo se tarda en volver a disminuir el pH de las heces con una dieta basada en plantas? Tan solo dos semanas. Una docena de voluntarios cuidadosamente seleccionados por su honradez, y asignados al azar para tener secuencialmente una dieta “normal”, vegetariana, o vegana–y en dos semanas, se logró una caída significativa en el pH fecal gracias a comer una dieta completamente basada en vegetales.

Pero hay diferentes dietas basadas en plantas. ¿Recuerdas estos dos grupos? El pH de las heces dramáticamente diferente, aún cuando ambos grupos eran vegetarianos. Pero el grupo de alto riesgo estaba comiendo principalmente granos refinados, muy poca fibra, mientras que el grupo de bajo riesgo estaba comiendo granos integrales y alubias, alimentos repletos de fibra para que nuestra flora amiga de la fibra pueda comer.

Así como la reducción del colesterol alto en el suero sanguíneo contribuye a evitar la enfermedad coronaria de corazón, una caída en el valor del pH fecal puede contribuir a evitar el cáncer de colon, y a través del mismo medio: comer más alimentos integrales de origen vegetal.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por  Adrián Bravo López.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a A Healthier Michigan (Una Michigan Más Sana) a través de Flickr

Hace más de 30 años, fue presentada la idea de que un pH elevado en el colón promovía el cáncer colorrectal. Un pH alto en el colón puede promover la creación de agentes cancerígenos a partir de los ácidos biliares, un proceso que se inhibe con un pH por debajo de 6.5 aproximadamente. Esto es apoyado por datos como estos, mostrando que las personas con mayor riesgo de cáncer de colon pueden tener unas heces con mayor pH, y las personas con menor riesgo, con un pH más bajo. Hubo una notable diferencia entre los dos grupos, con la mayoría de los grupos de alto riesgo, un pH superior a 8, y la mayoría del grupo de bajo riesgo, un pH inferior a 6.

Esto puede ayudar a explicar las tasas de cáncer de colon 50 veces menores en África comparadas con Estados Unidos. Depende de lo que comamos, así dependerá qué tipo de bacterias tenemos en nuestro intestino. Si comemos mucha fibra, entonces alimentamos preferentemente a la bacterias que comen fibra, que nos dan a cambio todo tipo de sustancias que promueven la salud, como los ácidos grasos de cadena corta, que tienen propiedades anti-inflamatorias y anti-cancerígenas. Se encontraron más de estos ácidos orgánicos en las heces de los nativos africanos que en la de los afroamericanos. Más ácidos de este tipo, así que menor el pH. Mientras que las bacterias de la putrefacción, que consumen proteínas animales, son capaces de aumentar el pH de las heces mediante la producción de metabolitos alcalinos como el amoniaco.

El pH de las heces de los niños negros se comparó al de los niños blancos en África. De niños, porque se pueden recoger sus muestras de heces más fácilmente–particularmente la de los escolares negros de zonas rurales que estaban comiendo unas dietas tan altas en fibra (granos integrales, legumbres, frutos secos, verduras, frutas y verduras silvestres) que nueve de cada diez podía presentar heces al pedírselas. Llenos hasta arriba de plantas, podían darte una muestra de materia fecal en cualquier momento, tan fácil como obtener una muestra de orina. Aunque, fue difícil incluso tener acceso a los niños blancos, que se mostraron reacios a participar en tales investigaciones, incluso cuando se les facilitaron recipientes de cartón encerado con tapaderas, y todo lo que  los niños negros tuvieron fue una placa para depositar la muestra y una pieza de toallita de papel.

¿Qué encontraron? El pH fecal fue significativamente menor en aquellos que consumían la tradicional dieta rural basada en vegetales, en comparación con aquellos que consumían la dieta occidental, que estaban comiendo muchos menos alimentos vegetales integrales que los niños negros. Pero elimina alguno de esos alimentos vegetales integrales, como cambiar su maíz por pan blanco durante sólo unos pocos días, y el pH de sus heces sube. Añade más alimentos vegetales integrales, como de 5 a 7 porciones de fruta de más cada día, y el pH de sus heces disminuye aún más, se vuelve más ácido. Tiene sentido, ¿verdad? ¿Qué sucede cuando fermentas plantas–frutas/verduras/granos? Se acidifican, como el vinagre, el chucrut, la masa madre, porque las bacterias buenas–como lactobacillus–producen ácidos orgánicos, como el ácido láctico. Y quienes comen una gran cantidad de plantas tienen más de esos bichos buenos en su sistema. Así que al usar la prueba de la col lombarda, queremos pipí azul, pero caca rosa.

No sorprende, entonces, si se comparan las muestras fecales de vegetarianos o veganos con quienes tienen dietas estándar. Las dietas basadas en vegetales parece que cambian la composición de las bacterias en nuestro intestino, lo que resulta en un pH de las heces significativamente menor, y cuantas más plantas en la dieta, más disminuye el pH. Es como un bucle de retroalimentación positiva. Las bacterias que comen fibra producen ácidos para crear el pH en el cual las bacterias que comen fibra prosperan, mientras que suprimen el grupo de bichos menos beneficiosos.

¿Cuánto tiempo se tarda en volver a disminuir el pH de las heces con una dieta basada en plantas? Tan solo dos semanas. Una docena de voluntarios cuidadosamente seleccionados por su honradez, y asignados al azar para tener secuencialmente una dieta “normal”, vegetariana, o vegana–y en dos semanas, se logró una caída significativa en el pH fecal gracias a comer una dieta completamente basada en vegetales.

Pero hay diferentes dietas basadas en plantas. ¿Recuerdas estos dos grupos? El pH de las heces dramáticamente diferente, aún cuando ambos grupos eran vegetarianos. Pero el grupo de alto riesgo estaba comiendo principalmente granos refinados, muy poca fibra, mientras que el grupo de bajo riesgo estaba comiendo granos integrales y alubias, alimentos repletos de fibra para que nuestra flora amiga de la fibra pueda comer.

Así como la reducción del colesterol alto en el suero sanguíneo contribuye a evitar la enfermedad coronaria de corazón, una caída en el valor del pH fecal puede contribuir a evitar el cáncer de colon, y a través del mismo medio: comer más alimentos integrales de origen vegetal.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida por Katie Schloer. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por  Adrián Bravo López.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a A Healthier Michigan (Una Michigan Más Sana) a través de Flickr

Nota del Doctor

De modo que en la prueba de la col lombarda queremos pipí azul, pero caca rosa. ¿La prueba de qué? Ver: Prueba tu dieta con orina y col lombarda.

Más sobre la prevención del cáncer de colon en:

 

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis vídeos de forma gratuita haciendo clic aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This