Los huevos y la diabetes

Los huevos y la diabetes
2.57 (51.43%) 7 votes

Un solo huevo a la semana puede incrementar el riesgo de diabetes, que es la causa principal de amputaciones de extremidades inferiores, insuficiencia renal y nuevos casos de ceguera.

Comenta
Comparte

La diabetes tipo 2 se está convirtiendo en una pandemia mundial. Sabemos que el consumo de huevos está relacionado al desarrollo de otras enfermedades crónicas, ¿y qué pasa con la diabetes? Se descubrió un incremento gradual en el riesgo de padecerla a medida que las personas comen más y más huevos. Aparentemente, comer tan solo un huevo a la semana incrementa la probabilidad de diabetes en un 76%. Dos huevos a la semana parece que duplica la probabilidad y un solo huevo al día triplica la probabilidad. Tres veces más riesgo de padecer diabetes tipo 2, una de las causas principales de muerte, amputaciones, ceguera e insuficiencia renal.

Esta no es la primera vez que se informa de un vínculo entre los huevos y la diabetes. En 2009, en Harvard descubrieron que un solo huevo al día (o más) estaba asociado con un incremento en el riesgo de padecer diabetes tipo 2 en hombres y mujeres. Y este hallazgo ha sido confirmado desde entonces en otras poblaciones: Asia en 2011 y Europa en 2012. Y el “alto” consumo de huevos asociado al riesgo de padecer diabetes era menos de uno al día (aunque es necesario comenzar temprano —una vez llegas a los 70, es posible que evitar los huevos ya no ayude—).

Una vez que tenemos diabetes, los huevos pueden acelerar nuestra muerte. Comer un huevo al día o más, parece acortar la vida de cualquiera, pero puede duplicar la mortalidad por todas las causas de aquellos con diabetes. Esta no es una buena noticia para la industria productora de huevos. Una cita de una transcripción de una reunión privada que obtuve gracias a la Ley de Libertad de Información: “Dado el ritmo al que la obesidad y la incidencia de diabetes tipo II están creciendo en los Estados Unidos, cualquier asociación entre el colesterol dietético y la diabetes tipo II podría ser un obstáculo que podría eclipsar los atributos positivos de los huevos”.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida porAriel Levitsky. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Santiago Velasquez y María Fernández.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web

Gracias a Ellen Reid por sus conocimientos encontrando imágenes y a Jeff Thomas por su apoyo con Keynote.

La diabetes tipo 2 se está convirtiendo en una pandemia mundial. Sabemos que el consumo de huevos está relacionado al desarrollo de otras enfermedades crónicas, ¿y qué pasa con la diabetes? Se descubrió un incremento gradual en el riesgo de padecerla a medida que las personas comen más y más huevos. Aparentemente, comer tan solo un huevo a la semana incrementa la probabilidad de diabetes en un 76%. Dos huevos a la semana parece que duplica la probabilidad y un solo huevo al día triplica la probabilidad. Tres veces más riesgo de padecer diabetes tipo 2, una de las causas principales de muerte, amputaciones, ceguera e insuficiencia renal.

Esta no es la primera vez que se informa de un vínculo entre los huevos y la diabetes. En 2009, en Harvard descubrieron que un solo huevo al día (o más) estaba asociado con un incremento en el riesgo de padecer diabetes tipo 2 en hombres y mujeres. Y este hallazgo ha sido confirmado desde entonces en otras poblaciones: Asia en 2011 y Europa en 2012. Y el “alto” consumo de huevos asociado al riesgo de padecer diabetes era menos de uno al día (aunque es necesario comenzar temprano —una vez llegas a los 70, es posible que evitar los huevos ya no ayude—).

Una vez que tenemos diabetes, los huevos pueden acelerar nuestra muerte. Comer un huevo al día o más, parece acortar la vida de cualquiera, pero puede duplicar la mortalidad por todas las causas de aquellos con diabetes. Esta no es una buena noticia para la industria productora de huevos. Una cita de una transcripción de una reunión privada que obtuve gracias a la Ley de Libertad de Información: “Dado el ritmo al que la obesidad y la incidencia de diabetes tipo II están creciendo en los Estados Unidos, cualquier asociación entre el colesterol dietético y la diabetes tipo II podría ser un obstáculo que podría eclipsar los atributos positivos de los huevos”.

Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el vídeo más arriba. Esto es sólo una aproximación del audio contribuida porAriel Levitsky. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Santiago Velasquez y María Fernández.

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web

Gracias a Ellen Reid por sus conocimientos encontrando imágenes y a Jeff Thomas por su apoyo con Keynote.

Nota del Doctor

Puedes encontrar más información sobre lo que dice la Ley de Libertad de Información sobre la industria productora de huevos aquí:

Las semillas de lino pueden ayudar a controlar el azúcar en la sangre (Semillas de lino para diabetes), como también lo pueden hacer las grosellas (Amla contra la diabetes). Pero la mejor apuesta puede ser una dieta compuesta completamente de plantas (Cómo prevenir la diabetes y Cómo tratar la diabetes).

Trataré la diabetes gestacional (azúcar alto durante el embarazo) próximamente. Permanece atento.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis vídeos de forma gratuita haciendo click aquí.

 

Pin It en Pinterest

Share This