200 videos

Millan, una integrante de la comunidad de NutritionFacts.org me contó su historia recientemente. Cuando tenía 30 años le diagnosticaron diabetes tipo 2. Al haber luchado contra la obesidad durante toda su vida, había intentado casi todas las dietas de moda, pero no sorprende que siempre recuperaba el peso que había perdido. Los padres, los hermanos y la tía de Millan eran diabéticos también, así que pensó que su diagnóstico era inevitable. Pensó que no habría nada más que pudiera hacer.

Su diagnóstico inicial fue en 1970 y vivió como diabética durante dos décadas. Luego, en la década de 1990 cambió a una alimentación a base de vegetales. Ahora, sus niveles de energía son mejores que nunca, luce y se siente más joven de lo que es y por fin es capaz de mantener un peso saludable.

Millan no encontró ningún medicamento o dieta comercial, simplemente, decidió comer más sano.

Se hace referencia a la diabetes tipo 2 como la Muerte Negra del siglo XXI, en términos de su propagación exponencial en el mundo y su impacto devastador sobre la salud. Sin embargo, al contrario de la peste bubónica, sus agentes patológicos pueden ser las dietas ricas en grasa y en calorías.

Sin embargo, la diabetes tipo 2 es casi siempre prevenible, a menudo tratable y algunas veces incluso reversible, a través de cambios en la alimentación y el estilo de vida. Como otros principales asesinos, especialmente la enfermedad cardíaca y la presión arterial alta, la diabetes tipo 2 puede ser una desafortunada consecuencia de elecciones alimentarias. Sin embargo, hay esperanza, incluso si ya tienes diabetes. A través de cambios en el estilo de vida puedes ser capaz de alcanzar una remisión completa de la diabetes tipo 2, incluso si has padecido la enfermedad durante décadas.

Las personas que llevan una alimentación a base de vegetales han presentado solo una pequeña fracción de la tasa de diabetes que se ve comúnmente en personas que comen carne con regularidad. Dado a que la alimentación a base de vegetales ha ido incrementándose, aparentemente hay una pequeña disminución gradual en las tasas de diabetes. Con base en un estudio de 89000 californianos, los flexitarianos (que comían carne tal vez una vez a la semana) parecieron reducir su tasa de diabetes un 28% y quienes suspendieron todo tipo de carne, excepto el pescado, parecieron disminuir sus tasas a la mitad. ¿Qué sucede con aquellos que eliminaron todo tipo de carne, incluyendo el pescado? Parecieron eliminar el 61% de su riesgo. ¿Y aquellos que fueron más allá y dejaron los huevos y los lácteos también? Bajaron sus índices de diabetes un 78% en comparación con personas que comen carne diariamente.

Traducción: Diana Montejano. Edición: Viviana Garcia

Créditos de imagen: Jill Brown / Flickr. La imagen ha sido modificada.

Todos los videos de: Diabetes

Pin It en Pinterest