182 videos

La bacteria Salmonella es una de las principales causas de hospitalizaciones relacionadas con intoxicación alimentaria y la principal causa de muerte por intoxicación alimentaria. Los síntomas más comunes pueden aparecer dentro de 12 a 72 horas después de la infección: fiebre, diarrea y calambres abdominales severos. La enfermedad, por lo general, dura de cuatro a siete días, pero entre los niños y los ancianos, puede ser lo suficientemente grave como para requerir hospitalización o preparativos funerarios.

Muchos asocian la Salmonella con los huevos, por una buena razón. En 2010, por ejemplo, se retiraron del mercado más de quinientos millones de huevos debido a brotes de Salmonella. La Salmonela puede sobrevivir a los métodos de cocción en los huevos revueltos, cocidos ligeramente y fritos con yema blanda, así como en tortillas cocidas y tostadas francesas y, tal vez incluso, en huevos hervidos hasta ocho minutos.

Independientemente de la inquietud por la Salmonella, algunos expertos sugieren que comer incluso un huevo al día puede exceder el límite máximo seguro para la ingesta de colesterol en términos de riesgo de enfermedad cardiovascular. El colesterol alimentario también puede contribuir a la enfermedad del hígado graso no alcohólico y el consumo de colesterol fue un fuerte predictor de cirrosis y cáncer de hígado. Quienes consumían la cantidad de colesterol que se encuentra en dos o más McMuffin de huevo al día parecieron duplicar su riesgo de hospitalización o muerte.

En comparación con los hombres que rara vez comen huevos, los hombres que comen menos de un huevo al día parecen tener el doble de riesgo de progresión del cáncer de próstata. Y los hombres que consumen dos huevos y medio o más por semana, básicamente un huevo cada tres días, pueden tener un 81% más de riesgo de morir de cáncer de próstata. ¿Cómo el comer menos de un huevo al día podría tener tal impacto potencial sobre el riesgo de cáncer? La respuesta puede ser la colina, un compuesto que se encuentra concentrado en los huevos. La colina en los huevos, como la carnitina en la carne roja, se convierte en una toxina llamada trimetilamina por acción de las bacterias existentes en los intestinos de los carnívoros. La trimetilamina, una vez oxidada en el hígado, parece aumentar el riesgo de ataque cardíaco, apoplejía y muerte prematura.

Traducción: Ana Victoria Esquivel. Edición: Viviana Garcia

Créditos de imagen: razahaza / Thinkstock. La imagen ha sido modificada.

Todos los videos de: Huevos

Pin It en Pinterest