Los suplementos de colágeno para la artritis

5/5 - (1 vote)

¿Funciona mejor el colágeno que un placebo para la osteoartritis de rodilla?

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Jon Aske voluntario activo en NutritionFacts.org.

Hace casi un milenio, una monja medieval sugirió comer gelatina para reducir el dolor en las articulaciones. Desafortunadamente, cuando se puso a prueba en un ensayo multicéntrico, aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo, no funcionó. Una docena de años después, analizando la osteoartritis de rodilla y cadera, todavía no había evidencia en general de que los suplementos de colágeno funcionaran mejor que el placebo. Sin embargo, la más reciente recopilación de estudios pretendía mostrar que existía un beneficio y que mejoraba los síntomas de la osteoartritis. En un índice de síntomas, pareció ayudar con la rigidez, pero no con el dolor o la discapacidad. Pero una mejora en los síntomas generales y un índice diferente de dolor sí fueron estadísticamente significativos.

Sin embargo, si se excluye el estudio más pequeño, cuyos autores eran empleados de una empresa de colágeno, todos los resultados perdieron importancia clínica, es decir que los efectos generales fueron imperceptiblemente pequeños. De hecho, todos y cada uno de ellos fueron financiados por empresas de colágeno o dirigidos directamente por empleados de las empresas.

Otra cosa que podemos notar acerca de estos datos es que, con esta única excepción, cuanto más pequeño era el estudio, mayor era el efecto. Este patrón es un signo común de sesgo de publicación: la tendencia a realizar un montón de ensayos pequeños, pero publicar sólo los que funcionan a tu favor y dejar de lado en secreto el resto. Esto, junto con todos los conflictos de intereses, plantea la preocupación de que se hayan realizado pequeños estudios adicionales que hayan convenientemente desaparecido. Y luego, otros hallazgos sospechosos son que dosis más pequeñas parecían tener efectos mayores Y lo mismo pasaba cuando se usaba durante un período de tiempo más corto.. De acuerdo, pero el último estudio se publicó en 2016. ¿Y qué ha pasado desde entonces?

Una revisión sistemática exhaustiva publicada en 2022 mostró sorpresa al observar que el último estudio realizado sobre suplementos de colágeno para la artritis reumatoide se publicó hace más de una década, y el último estudio sobre osteoartritis seguía siendo el de 2016. ¿Por qué? Bueno, una posible razón es la alta incidencia de efectos secundarios adversos reportados en quienes toman suplementos de colágeno. Otra razón puede ser que simplemente no funcionan muy bien.

Es decir que si los ejecutivos de las empresas de colágeno realmente creyeran que estaban vendiendo algo que funcionaba, ¿por qué no hacen más estudios? Si pensaran que el colágeno tenía buenas posibilidades de funcionar, podrían hacerse ricos. El hecho de que no hayan patrocinado un ensayo de este tipo sugiere que no están tan seguros de que realmente mostraría beneficios.

Un estudio que sí se ha publicado desde 2016, el más grande hasta el momento, con más de 150 personas, financiado por una empresa de colágeno. En él, los investigadores encontraron una disminución significativa en el dolor de rodilla y una mejora significativa en la función de la rodilla entre los asignados al azar a suplementos de colágeno. Pero también encontraron una reducción significativa en el dolor de rodilla y una mejora en la función de la rodilla en los asignados al azar al placebo, sin una diferencia real entre ellos. Entonces, el hecho de que una pastilla de azúcar haya funcionado tan bien como los suplementos de colágeno sugiere que el colágeno no funciona.

Pero eso plantea otra cuestión. Si nos fijamos en lo que se utilizó como control en los estudios de colágeno, vemos básicamente fue azúcar o aserrín. Y lo mismo con los estudios de piel de los que hablé en el último vídeo. Así que incluso si se descubriera que el colágeno es útil de alguna manera, no hay pruebas de que tenga ningún efecto, más allá de ser una fuente de aminoácidos como cualquier otra proteína. Así que, si cualquier supuesto efecto del colágeno es solo una cuestión de mayor disponibilidad de aminoácidos, entonces ¿por qué no simplemente tomar un poco de hummus extra o algo así?

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Jon Aske voluntario activo en NutritionFacts.org.

Hace casi un milenio, una monja medieval sugirió comer gelatina para reducir el dolor en las articulaciones. Desafortunadamente, cuando se puso a prueba en un ensayo multicéntrico, aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo, no funcionó. Una docena de años después, analizando la osteoartritis de rodilla y cadera, todavía no había evidencia en general de que los suplementos de colágeno funcionaran mejor que el placebo. Sin embargo, la más reciente recopilación de estudios pretendía mostrar que existía un beneficio y que mejoraba los síntomas de la osteoartritis. En un índice de síntomas, pareció ayudar con la rigidez, pero no con el dolor o la discapacidad. Pero una mejora en los síntomas generales y un índice diferente de dolor sí fueron estadísticamente significativos.

Sin embargo, si se excluye el estudio más pequeño, cuyos autores eran empleados de una empresa de colágeno, todos los resultados perdieron importancia clínica, es decir que los efectos generales fueron imperceptiblemente pequeños. De hecho, todos y cada uno de ellos fueron financiados por empresas de colágeno o dirigidos directamente por empleados de las empresas.

Otra cosa que podemos notar acerca de estos datos es que, con esta única excepción, cuanto más pequeño era el estudio, mayor era el efecto. Este patrón es un signo común de sesgo de publicación: la tendencia a realizar un montón de ensayos pequeños, pero publicar sólo los que funcionan a tu favor y dejar de lado en secreto el resto. Esto, junto con todos los conflictos de intereses, plantea la preocupación de que se hayan realizado pequeños estudios adicionales que hayan convenientemente desaparecido. Y luego, otros hallazgos sospechosos son que dosis más pequeñas parecían tener efectos mayores Y lo mismo pasaba cuando se usaba durante un período de tiempo más corto.. De acuerdo, pero el último estudio se publicó en 2016. ¿Y qué ha pasado desde entonces?

Una revisión sistemática exhaustiva publicada en 2022 mostró sorpresa al observar que el último estudio realizado sobre suplementos de colágeno para la artritis reumatoide se publicó hace más de una década, y el último estudio sobre osteoartritis seguía siendo el de 2016. ¿Por qué? Bueno, una posible razón es la alta incidencia de efectos secundarios adversos reportados en quienes toman suplementos de colágeno. Otra razón puede ser que simplemente no funcionan muy bien.

Es decir que si los ejecutivos de las empresas de colágeno realmente creyeran que estaban vendiendo algo que funcionaba, ¿por qué no hacen más estudios? Si pensaran que el colágeno tenía buenas posibilidades de funcionar, podrían hacerse ricos. El hecho de que no hayan patrocinado un ensayo de este tipo sugiere que no están tan seguros de que realmente mostraría beneficios.

Un estudio que sí se ha publicado desde 2016, el más grande hasta el momento, con más de 150 personas, financiado por una empresa de colágeno. En él, los investigadores encontraron una disminución significativa en el dolor de rodilla y una mejora significativa en la función de la rodilla entre los asignados al azar a suplementos de colágeno. Pero también encontraron una reducción significativa en el dolor de rodilla y una mejora en la función de la rodilla en los asignados al azar al placebo, sin una diferencia real entre ellos. Entonces, el hecho de que una pastilla de azúcar haya funcionado tan bien como los suplementos de colágeno sugiere que el colágeno no funciona.

Pero eso plantea otra cuestión. Si nos fijamos en lo que se utilizó como control en los estudios de colágeno, vemos básicamente fue azúcar o aserrín. Y lo mismo con los estudios de piel de los que hablé en el último vídeo. Así que incluso si se descubriera que el colágeno es útil de alguna manera, no hay pruebas de que tenga ningún efecto, más allá de ser una fuente de aminoácidos como cualquier otra proteína. Así que, si cualquier supuesto efecto del colágeno es solo una cuestión de mayor disponibilidad de aminoácidos, entonces ¿por qué no simplemente tomar un poco de hummus extra o algo así?

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Gráficos de Avo Media

Nota del Doctor

Si te perdiste el video anterior ve: ¿Funcionan los suplementos de colágeno para el envejecimiento de la piel?

En seguida veremos Cómo potenciar la síntesis de colágeno con la dieta.

Existen alimentos que pueden ayudar a disminuir el dolor de rodilla. Ve:

El tratamiento más poderoso es, la pérdida de peso, ve La mejor alternativa a la prótesis de rodilla para el tratamiento de la artrosis.

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí. Lee esta información importante sobre las traducciones aquí.

Sucríbete a nuestra newsletter gratuita y, además de mantenerte al tanto de la ciencia, recibirás de regalo la receta de wraps de garbanzos al curry del recetario de Comer para no morir.

Pin It en Pinterest

Share This