¿Deberías sentarte, estar en cuclillas o inclinarte durante la defecación?

Rate Video

Acuclillarse e inclinarse puede ayudar a enderezar el ángulo anorrectal, pero una dieta que es lo suficientemente saludable debe hacer que los movimientos intestinales ocurran sin esfuerzo, independientemente de la posición en la que uno esté defecando.

Comenta
Comparte

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

En comparación con las poblaciones rurales de África que comen dietas tradicionales a base de plantas, los sudafricanos blancos, y los estadounidenses blancos y negros, no sólo tienen más de 50 veces más enfermedades cardiacas, 10 veces más cáncer de colon y sobre 50 veces más cálculos biliares y apendicitis, pero también tienen más de 25 veces las tasas de las supuestas enfermedades de presión- diverticulitis, hemorroides, venas varicosas y hernia de hiato.

Los movimientos intestinales deberían ser libres de esfuerzo. Cuando no lo son, y tenemos que hacer esfuerzo al defecar, la presión puede: hinchar los sáculos en el colon, causando diverticulosis; puede inflar las hemorroides alrededor del ano que hacen que las válvulas de las venas de las piernas fallen, causando venas varicosas; e incluso forzar que parte del estómago suba a través del diafragma, hacia nuestra cavidad torácica, causando una hernia de hiato, como explique anteriormente. Cuando esto fue propuesto por primera vez por el Dr. Burkitt, el sostuvo que estas enfermedades de esfuerzo eran causadas por una falta de fibra en la dieta, pero reconoció que habían explicaciones alternativas. Por ejemplo, en zonas rurales de África usaban una posición tradicional de cuclillas cuando defecaban, lo que puede haber eliminado un poco de presión.

Durante cientos de miles de años, todo el mundo uso la posición de cuclillas, la cual puede ayudar a enderezar el “ángulo anorrectal”. De hecho, hay un doblez justo al final del recto, a un ángulo de casi 90 grados que ayuda a evitar que nos hagamos en nuestros pantalones cuando estemos caminando. El ángulo se endereza ligeramente en la postura común de sentarse en el inodoro. El enderezamiento máximo de este ángulo ocurre en una postura en cuclillas, permitiendo potencialmente una eliminación intestinal más suave. (Recuerdo estar sentado en clase de geometría pensando si alguna vez iba a usar esto; no me imagine que un día estaría calculando ángulos anorrectales con eso- quédense en la escuela chicos).

Entonces, ¿cómo descubrieron esto? Llenaron tubos de látex con un líquido radiopaco, se los pusieron a algunos voluntarios, tomaron radiografías con sus caderas flexionadas en varios ángulos y concluyeron que flexionar las rodillas hacia el pecho, como haciendo cuclillas, puede enderezar ese ángulo y reducir la cantidad de presión requerida para poder vaciar el recto. Pero esto no fue puesto a prueba sino hasta el 2002. Cuando los investigadores usaron la defecografía, que son radiografías tomadas mientras la persona está defecando ya sea en una posición sentada o en cuclillas. Y de hecho las cuclillas incrementaron el ángulo anorrectal desde cerca de 90 grados hasta alrededor de 140.

¿Entonces, debemos todos conseguir uno de esos pequeños taburetes para el inodoro, como el Squatty Potty que se pone delante del inodoro para apoyar los pies? No, no parecen funcionar. Los investigadores trataron de añadir un taburete para disminuir la altura del sentado, pero pareció no afectar significativamente el tiempo que tomó vaciar el intestino, ni disminuyo significativamente la dificultad de defecar. Probaron taburetes aún más altos, pero la gente se quejó de incomodidad extrema al usarlos. Así que parece que nada se compara con las cuclillas, las cuales pueden dar el máximo beneficio, pero en países “civilizados”, puede que no sea conveniente. Sin embargo, un efecto similar puede lograrse si uno se inclina hacia adelante mientras está sentado, con las manos sobre o cerca del piso. Ellos recomiendan que todos los que sufren de estreñimiento deberían adoptar esta posición inclinada hacia adelante al defecar, como el peso del torso hace presión contra los muslos esto puede poner una presión adicional en el colon.

Pero en lugar de encontrar maneras de añadir aún más presión, ¿por qué no ir a la raíz del problema? La causa fundamental del esfuerzo, es la fuerza requerida para evacuar heces anormalmente firmes. Al manipular el ángulo anorrectal, mediante cuclillas o inclinándose, puede que ayude a evacuar más fácilmente heces anormalmente firmes; pero ¿por qué no tratar la causa, y comer suficientes alimentos integrales que contienen fibra para producir heces tan grandes y suaves, que se pueden evacuar sin esfuerzo en cualquier ángulo? El cardiólogo Dr. Joel Kahn dijo una vez: sabes que estás comiendo una dieta a base de plantas, cuando te toma más tiempo orinar que defecar.

Pero enserio, incluso ir al baño en cuclillas, no disminuye significativamente el gradiente de presión que puede causar la hernia de hiato. No impide la transmisión de la presión hacia abajo en las piernas, lo que puede provocar venas varicosas. Y esto no es sólo una cuestión de estética. El esfuerzo prolongado puede ocasionar alteraciones del ritmo cardiaco, reducción en el flujo sanguíneo hacia el corazón y el cerebro, a veces resultando en desmayos y muertes relacionadas con la defecación. 15 segundos de esfuerzo puede cortar temporalmente el flujo sanguíneo al cerebro por un 21%, y al corazón casi por la mitad, proporcionando de este modo, un mecanismo para el conocido síndrome de “muerte en bacinilla”. ¿Crees que tienes que hacer fuerza estando sentado? Trata de tener un excremento estando acostado. Hacer fuerza durante pocos segundos, puede subir tu presión arterial hasta casi 170 sobre 110, lo que puede ayudar a explicar la notoria frecuencia de muertes súbitas e inesperadas de pacientes durante el uso de bacinillas en los hospitales. Por supuesto, es de esperar que, si comemos lo suficientemente sano, no vamos a terminar en el hospital en primer lugar.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Katherine Silva

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a Shawn Campbell vía Flickr.

A continuación una aproximación al contenido del audio de este video. Para ver los gráficos, tablas, imágenes o citas a los que Dr. Greger se refiere, ve el video más arriba.

En comparación con las poblaciones rurales de África que comen dietas tradicionales a base de plantas, los sudafricanos blancos, y los estadounidenses blancos y negros, no sólo tienen más de 50 veces más enfermedades cardiacas, 10 veces más cáncer de colon y sobre 50 veces más cálculos biliares y apendicitis, pero también tienen más de 25 veces las tasas de las supuestas enfermedades de presión- diverticulitis, hemorroides, venas varicosas y hernia de hiato.

Los movimientos intestinales deberían ser libres de esfuerzo. Cuando no lo son, y tenemos que hacer esfuerzo al defecar, la presión puede: hinchar los sáculos en el colon, causando diverticulosis; puede inflar las hemorroides alrededor del ano que hacen que las válvulas de las venas de las piernas fallen, causando venas varicosas; e incluso forzar que parte del estómago suba a través del diafragma, hacia nuestra cavidad torácica, causando una hernia de hiato, como explique anteriormente. Cuando esto fue propuesto por primera vez por el Dr. Burkitt, el sostuvo que estas enfermedades de esfuerzo eran causadas por una falta de fibra en la dieta, pero reconoció que habían explicaciones alternativas. Por ejemplo, en zonas rurales de África usaban una posición tradicional de cuclillas cuando defecaban, lo que puede haber eliminado un poco de presión.

Durante cientos de miles de años, todo el mundo uso la posición de cuclillas, la cual puede ayudar a enderezar el “ángulo anorrectal”. De hecho, hay un doblez justo al final del recto, a un ángulo de casi 90 grados que ayuda a evitar que nos hagamos en nuestros pantalones cuando estemos caminando. El ángulo se endereza ligeramente en la postura común de sentarse en el inodoro. El enderezamiento máximo de este ángulo ocurre en una postura en cuclillas, permitiendo potencialmente una eliminación intestinal más suave. (Recuerdo estar sentado en clase de geometría pensando si alguna vez iba a usar esto; no me imagine que un día estaría calculando ángulos anorrectales con eso- quédense en la escuela chicos).

Entonces, ¿cómo descubrieron esto? Llenaron tubos de látex con un líquido radiopaco, se los pusieron a algunos voluntarios, tomaron radiografías con sus caderas flexionadas en varios ángulos y concluyeron que flexionar las rodillas hacia el pecho, como haciendo cuclillas, puede enderezar ese ángulo y reducir la cantidad de presión requerida para poder vaciar el recto. Pero esto no fue puesto a prueba sino hasta el 2002. Cuando los investigadores usaron la defecografía, que son radiografías tomadas mientras la persona está defecando ya sea en una posición sentada o en cuclillas. Y de hecho las cuclillas incrementaron el ángulo anorrectal desde cerca de 90 grados hasta alrededor de 140.

¿Entonces, debemos todos conseguir uno de esos pequeños taburetes para el inodoro, como el Squatty Potty que se pone delante del inodoro para apoyar los pies? No, no parecen funcionar. Los investigadores trataron de añadir un taburete para disminuir la altura del sentado, pero pareció no afectar significativamente el tiempo que tomó vaciar el intestino, ni disminuyo significativamente la dificultad de defecar. Probaron taburetes aún más altos, pero la gente se quejó de incomodidad extrema al usarlos. Así que parece que nada se compara con las cuclillas, las cuales pueden dar el máximo beneficio, pero en países “civilizados”, puede que no sea conveniente. Sin embargo, un efecto similar puede lograrse si uno se inclina hacia adelante mientras está sentado, con las manos sobre o cerca del piso. Ellos recomiendan que todos los que sufren de estreñimiento deberían adoptar esta posición inclinada hacia adelante al defecar, como el peso del torso hace presión contra los muslos esto puede poner una presión adicional en el colon.

Pero en lugar de encontrar maneras de añadir aún más presión, ¿por qué no ir a la raíz del problema? La causa fundamental del esfuerzo, es la fuerza requerida para evacuar heces anormalmente firmes. Al manipular el ángulo anorrectal, mediante cuclillas o inclinándose, puede que ayude a evacuar más fácilmente heces anormalmente firmes; pero ¿por qué no tratar la causa, y comer suficientes alimentos integrales que contienen fibra para producir heces tan grandes y suaves, que se pueden evacuar sin esfuerzo en cualquier ángulo? El cardiólogo Dr. Joel Kahn dijo una vez: sabes que estás comiendo una dieta a base de plantas, cuando te toma más tiempo orinar que defecar.

Pero enserio, incluso ir al baño en cuclillas, no disminuye significativamente el gradiente de presión que puede causar la hernia de hiato. No impide la transmisión de la presión hacia abajo en las piernas, lo que puede provocar venas varicosas. Y esto no es sólo una cuestión de estética. El esfuerzo prolongado puede ocasionar alteraciones del ritmo cardiaco, reducción en el flujo sanguíneo hacia el corazón y el cerebro, a veces resultando en desmayos y muertes relacionadas con la defecación. 15 segundos de esfuerzo puede cortar temporalmente el flujo sanguíneo al cerebro por un 21%, y al corazón casi por la mitad, proporcionando de este modo, un mecanismo para el conocido síndrome de “muerte en bacinilla”. ¿Crees que tienes que hacer fuerza estando sentado? Trata de tener un excremento estando acostado. Hacer fuerza durante pocos segundos, puede subir tu presión arterial hasta casi 170 sobre 110, lo que puede ayudar a explicar la notoria frecuencia de muertes súbitas e inesperadas de pacientes durante el uso de bacinillas en los hospitales. Por supuesto, es de esperar que, si comemos lo suficientemente sano, no vamos a terminar en el hospital en primer lugar.

La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Katherine Silva

Considera ser voluntario/a para ayudar en la página web.

Imágenes gracias a Shawn Campbell vía Flickr.

Nota del Doctor

En el video la dieta y la hernia de hiato, hablo del fenómeno que ocurre cuando parte del estómago es forzado hacia arriba a través del diafragma y llega a la cavidad torácica. La presencia de sacos hinchados que aparecen en el colon se llama diverticulosis. Hice un video sobre esto hace como unos seis años (diverticulosis & las nueces), y tengo unos videos nuevos y mejorados que se acercan pronto:

La diverticulosis: cuando el trastorno intestinal más común raramente existía y ¿la fibra realmente evita la diverticulosis?

Aquí hay más información sobre los datos africanos y extraordinarios:

  • Dieta de la palabra F de Dr. Burkitt
  • Nuestro asesino número uno puede ser detenido.
  • Una de cada mil: poniendo fin a la epidemia de las enfermedades del corazón

 Estoy muy entusiasmado de poder incluir el trabajo del Dr. Kahn. Su marca "interpreventional cardiology " se puede encontrar en http://www.drjoelkahn.com.

 Si te perdiste el último video de esta serie, consulta ¿cuántas veces al día deberías ir al baño a defecar?

Si no lo has hecho aún, puedes suscribirte a mis videos de forma gratuita haciendo click aquí.

Comment Etiquette

On NutritionFacts.org, you'll find a vibrant community of nutrition enthusiasts, health professionals, and many knowledgeable users seeking to discover the healthiest diet to eat for themselves and their families. As always, our goal is to foster conversations that are insightful, engaging, and most of all, helpful – from the nutrition beginners to the experts in our community.

To do this we need your help, so here are some basic guidelines to get you started.

The Short List

To help maintain and foster a welcoming atmosphere in our comments, please refrain from rude comments, name-calling, and responding to posts that break the rules (see our full Community Guidelines for more details). We will remove any posts in violation of our rules when we see it, which will, unfortunately, include any nicer comments that may have been made in response.

Be respectful and help out our staff and volunteer health supporters by actively not replying to comments that are breaking the rules. Instead, please flag or report them by submitting a ticket to our help desk. NutritionFacts.org is made up of an incredible staff and many dedicated volunteers that work hard to ensure that the comments section runs smoothly and we spend a great deal of time reading comments from our community members.

Have a correction or suggestion for video or blog? Please contact us to let us know. Submitting a correction this way will result in a quicker fix than commenting on a thread with a suggestion or correction.

View the Full Community Guidelines

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará Los campos obligatorios están marcados *

Pin It en Pinterest

Share This